,

CONQUISTAR EL ÉXITO A TRAVÉS DE LAS HABILIDADES SOCIALES

Habilidades sociales

Habilidades sociales que te llevan a tus objetivos

Sin duda alguna, tal vez te pasa que vas a una tienda más costosa, pero el trato es muy agradable. Quieres regresar siempre allí, eso ocurre porque ellos saben relacionarse muy bien con el público. Aquí entra en juego las habilidades sociales que les permite ser exitosos en su negocio.

Puedes poseer mucho conocimiento sobre un tema, pero si te cuesta relacionarte, no llegarás muy lejos. Para potencializar tu desarrollo personal y profesional necesitas fomentar también la inteligencia emocional y la capacidad de socializar.

Un individuo necesita de estas herramientas en las diferentes áreas de su vida tanto en lo personal como en lo profesional. Un ser que le cuesta estar en contacto con los demás se queda aislado y sin avanzar. Una persona con estos problemas tiene que buscar ayuda inmediatamente.

Habilidades sociales

Ventajas básicas para tener éxito en lo laboral

Las empresas esperan que sus trabajadores tengan y adquieran las habilidades necesarias para que sus resultados se transformen en éxito para la organización. Por eso, en el momento de seleccionar a tu personal debes contar con ciertas habilidades sociales como:

1.- Escucha actividad

Las organizaciones actualmente requieren de trabajadores que les importe la opinión de su entorno. Cuando conoces lo que requiere el mercado y las necesidades constantes del público, este punto es muy valorado en cualquier trabajo.

Al saber sobre el lenguaje no verbal, las emociones y escuchar atentamente a la otra persona, hace la diferencia sobre cualquier otro trabajador. Puedes dominar diferentes idiomas, pero si realmente no manejas este concepto, te servirá de nada.

Aunque te expreses muy bien, tal vez cuando alguien está dando su punto de vista inmediatamente comienzas a pensar lo que dirás. Allí está el error, pierdes el interés y a su vez la contundencia para emitir un argumento que a ambas partes le interese.

2.- Empatía

Cuando te conectas con el otro, te pones en su zapato y entiendes sus emociones, se produce la empatía. En el momento que demuestras tu cercanía con la otra persona y comprendes su situación generas un clima de confianza.

Si tu receptor confía en ti, ganas indudablemente su lealtad.

3.- Asertividad

La persona asertiva defiende su opinión con argumentos y respeta al otro. Se expresa en forma clara y es muy precisa al emitir cualquier opinión.

4.- Capacidad de negociación

En toda relación ya sea laboral o sentimental es necesaria la capacidad de negociación, ya que ayuda a evitar los conflictos. De esta manera, se fortalece los vínculos y se evita las rupturas que pueden afectar a las partes.

5.- Respeto

Otras de las habilidades sociales más comunes y que debiste aprender desde pequeño es el respeto. Sin embargo, cuando ya eres adulto conoces otras culturas, te adaptas a sus límites y a sus comportamientos sociales.

6.- Credibilidad

Ganar la confianza del público y su credibilidad es imprescindible. Tienes que ser coherente entre lo que dices y haces. Así ganarás la confianza y estrecharás nuevas relaciones que te ayuden alcanzar el éxito.

7.- Ser optimista

Dentro de las habilidades sociales se puede mencionar el optimismo como una manera de atraer más personas a tu vida. Cuando ves el mundo de forma negativa, atraes la oscuridad y alejas a personas valiosas de tu vida.

La mayoría de los seres humanos detestan aquellos que viven en la negatividad. Por ejemplo, si quieres emprender y estás en la búsqueda de un socio, será difícil, ya que nadie invertirá en un negocio con una persona negativa.

Deja de ver los problemas, aprovecha las oportunidades y sal a buscar las soluciones.

8.- Controlar las emociones

Regular tus propias emociones es clave al momento de convivir con otras personas. Esto te ayuda a favorecer el bienestar de los demás y el tuyo. Aprendes a valorar los sentimientos de las personas. Buscas el equilibrio.

9.- Mantén la mente abierta

Los prejuicios y los estereotipos impiden que te relaciones con diferentes personas. Esto dificulta el trabajo en equipo y un buen liderazgo te cuestionaría tu intolerancia. Además, perderías oportunidades a nivel profesional.

10.- Ser un buen orador

Saber expresarte, mantener un lenguaje verbal y no verbal hará la diferencia para que te comprendan. Una buena estrategia que forma parte de las habilidades sociales que puede poseer una persona es pronunciar correctamente y saber transmitir de una forma coherente su discurso.

11.- Paciencia

Otra condición que forma parte de las habilidades sociales, es la paciencia. Esta característica te ayuda a que te mantengas más relajado y baja el estrés en cualquier situación.

12.- Saber reconocer los errores

Aunque esta habilidad se encuentra de último es esta lista,  no es menos importante que las demás. Cuando reconoces tus equivocaciones, demuestras humildad y transparencia. El público busca profesionales reales, no alguien que tape sus errores con cualquier escusa.

Es de valientes aceptar que la perfección no existe. Sin embargo, hay que buscar cada día superarse a través de la constancia.

Estos son algunas de las habilidades que debes poseer para tener éxito en tus relaciones con los demás. Si leíste cada una y sientes que no posees alguna, no te preocupes, estás a tiempo de desarrollarla.

Tal vez pensarás que es tarde para ti, pero a través de este artículo te decimos que estás equivocado. No importa la edad que tengas, en El Trampolín te ayudamos a que crezcas como persona. Además, te apoyamos a que te conviertas en un comunicador eficaz, esa es la clave en el desempeño de nuestro equipo de trabajo.

 

 

,

HABILIDADES SOCIALES: APRENDE A DESARROLLARLAS

Habilidades sociales

Habilidades sociales para construir una red de contactos

Las habilidades sociales son todas aquellas herramientas comunicacionales verbales y no verbales, que empleas para relacionarte con los demás. Sin embargo, es el resultado de tu autoestima y el respeto que inspiras.

Si piensas que necesitas ser extrovertido o que naciste con estas habilidades, pues estás equivocado. En este artículo, podrás reaprender aquellas conductas que copiaste en tu infancia. Seleccionar aquellas habilidades que te funcionan más y borrar aquellas que te llevan a un puerto inseguro.

A veces en la vida pasas gran parte de tu tiempo preparándote profesionalmente. Pero resulta paradójico, y esto no quiere decir que no te formes. Tu educación debe ir acompañada de cómo te relacionas con las personas. Aquellos que generan una red de contactos significativos son los que tienen más opciones para llegar más lejos a nivel profesional.

Sin duda alguna una persona que posee habilidades sociales y mayor capacidad para comunicarse logra mejores resultados. Un estudio en la Universidad de Stanford, destacó que los trabajadores tímidos y menos comunicativos, terminan en puestos de trabajos mal remunerados.

Habilidades sociales

Clasificación de las habilidades sociales

Hay que dejar claro que las habilidades sociales van a depender de tu comportamiento. Por ejemplo:

  • Cómo te relacionas contigo mismo.
  • Autocontrol de tus emociones.
  • La manera de expresar tus emociones.
  • Tú forma de tratar a los demás.

Estas son las bases para clasificar las habilidades sociales en:

1.- Confianza:

Cuando estás seguro de ti mismo y te reconoces como persona, además de aceptarte, podrás reconocer a los demás.

2.- Comunicación

Al tener con confianza, te permite poseer mayor habilidad  para intercambiar mensajes a través de una buena conversación. De esta manera, logras ser asertivo y a su vez persuadir al receptor como parte del objetivo en la comunicación.

3.- Conexión

Durante la comunicación el emisor debe generar empatía con su receptor. Las emociones y la confianza que se generan por conexión darán resultados positivos a corto, mediano y largo plazo.

Aprende a desarrollar las habilidades sociales

Desde niño de forma inconsciente las aprendemos. Sin embargo, está demostrado que de adultos de manera empírica y voluntariamente la desarrollamos también.

Existen algunas estrategias que te ayudan a desarrollar habilidades sociales necesarias para potenciar tu actividad y generar buenos resultados. Así ganarás confianza y vencerás tu timidez.

En este artículo te presentamos 3 estrategias para que comiences a creer en ti mismo y salir del miedo.

1.- Estrategia para aumentar tu confianza

Cuando vengan pensamientos negativos no los niegues o ignores, acepta y trabaja en cambiarlos por aspectos positivos. Por ejemplo, “tengo miedo de hablar en público, pero sé que al prepararme y manejar toda la información que tengo, todo saldrá bien”.

Es normal sentir ansiedad ante cualquier situación, especialmente al relacionarte con otras personas. Está demostrado científicamente que las personas se sienten mejor cuando admiten este sentimiento. La idea es que no te paralices ante ello, hazlo saber en público y continúa sin parar para lograr tu objetivo.

Para que puedas ejercer un dominio de la situación, mantén una postura erguida. Esto te permite demostrar confianza y estabilidad sobre los demás. También hay que destacar que esta postura disminuye el estrés.

Si de verdad quieres desarrollar tus habilidades sociales, tienes que salir de tu zona de confort. No debes esperar sentir confianza para actuar, tienes que hacerlo. Recuerda que si tú no lo haces, vendrá otro y perderás la oportunidad.

¿Cuántas veces quisiste hablar con la persona que te gustaba y perdiste esa ocasión por temor? Entonces, despierta y actúa ya.

2.- Estrategia comunicacional

Hazle saber a la otra persona tus necesidades, tal vez tengan la misma o simplemente lleguen a un punto de acuerdo. Cuando expones tus necesidades te abres ante los receptores y esto a su vez te ayuda a ganar empatía. La gente te comienza a ver como una persona sincera que puede expresar sus sentimientos con total fluidez.

Para iniciar una conversación en dado caso de que no tengas un teme para conversar, puedes dejar que tu receptor se exprese. En el momento que tu receptor habla sobre él, siente placer y facilita las condiciones para una buena comunicación.

Otra forma de causar una buena impresión y que la otra persona sienta placer al hablar contigo, es mencionar su nombre algunas veces en la conversación. Esto también te permitirá mantener al receptor atento a lo que dices.

3.- Estrategia de conexión

Como parte de las habilidades sociales, existen estrategias para conectar con los demás. Las emociones son ideales para enlazar de una vez con tu público, busca que la gente se sienta identificada.

Consigue apoyo

Para reaprender tienes dos caminos, ser autodidacta o simplemente buscar ayuda. Si realmente te cuesta aprender a desarrollar las habilidades sociales que careces para lograr los resultados esperados, solicita ayuda.

Existen diferentes alternativas, pero lo mejor es que cuentes con un coach que te ayude a vencer tus temores. Por esta razón, en una entrevista a Sonia Jávaga, coach y experta en oratoria en Madrid,  define el coaching como una herramienta valiosa para empoderarte y alcanzar tus objetivos.

En España cuentas con varias opciones para salir adelante y enganchar a tu público. Sin embargo, en Madrid existe un equipo certificado, con experiencia y casos exitosos que espera por ti en El Trampolín. No te quedes en el lado de los que observan de forma inerte, ya es hora que entres en acción.

,

SECRETOS DE LA PNL APLICADOS A LA ORATORIA

Secretos de la PNL aplicados a la oratoria

Revelamos los secretos de la PNL aplicados a la oratoria

Lo primero que debes saber es que la Programación Neurolingüística es una herramienta muy potente para generar cambios en la gente. La idea con este artículo es que conozcas los secretos de la PNL aplicados a la oratoria para impactar en el público.

El término “programación” hace referencia a un plan de acción como parte de una estrategia estudiada. Al referirnos a “nero”, lógicamente son las neuronas y “lingüística” a través del lenguaje. Con este breve concepto, hay que entender que la PNL está compuesta por metaprogramas.

Los metaprogramas son filtros que emplean las personas para incorporar información. Para ello, es muy importante conocer a tu público, de aquí parte el éxito que tengas como orador.

Secretos de la PNL aplicados a la oratoria

¿Cómo comenzar tu discurso de forma exitosa?

Al conocer los intereses, los valores y la cultura de tu audiencia es más fácil dirigir un mensaje hacia esas personas. Esto te va a permitir incluso perder el miedo y hablar con propiedad.

Por ejemplo, una persona cristiana tendrá varios filtros que guardan relación con su religión. Tú puedes llamar su atención iniciando una conversación sobre Dios.

La respuesta que recibes de un determinado individuo es de acuerdo al modelo metal que tiene. Así que debes pensar en esas pautas que lo mueven a que realice determinada acción. Tu público elige de acuerdo a sus intereses y motivos.

Si logras conocer cómo elige y qué es lo que le motiva, podrás predecir el comportamiento de esa persona. Es un error creer que todos piensan igual que tú y cuando tu discurso parte de allí, no tiene el impacto deseado.

Para tener éxito tienes que descubrir cómo piensa y elige la otra persona.  Por ejemplo, si eres vendedor de automóviles buscas un auto de acuerdo a los gustos del cliente. Esto se logra a través de preguntas para encontrar cuáles son sus preferencias.

Las palabras generan programas mentales

Otro de los secretos de la PNL aplicados a la oratoria que debes comprender, es que las palabras generan creencias y a su vez pensamientos.  Si esa persona fue criada en un ambiente lleno de felicidad tendrá pensamientos positivos, que producirán sentimientos de alegría.

Por lo tanto, esos mismos sentimientos también generarán hábitos. Esos hábitos crean conductas positivas, que a su vez se traduce en carácter. Al final se obtiene como resultado el destino de la gente.  Si por el contrario la persona se crió en un ambiente triste todos estos aspectos serán tristes, incluyendo su destino.

Sin lugar a dudas, cuando esa persona decide cambiar su programación, es capaz de crear las condiciones para tener un destino diferente.

Tipos de filtro

Para reconocer los diferentes filtros que tiene esta persona y poder dirigir una estrategia adecuada de comunicación, toma nota de los siguientes:

1.- Filtros determinantes

Se dividen en Self y Other. El primero se refiere al tipo de personas que no te escuchan, les encantan imponer sus decisiones. No les gusta que los dominen, siempre quieren estar en posiciones de poder.

Al contrario de lo anterior, en el filtro Other, la persona se vuelve sumisa y se deja someter por los designios de los demás. Es incapaz de tomar sus propias decisiones.

2.- Filtros primarios

Estos filtros también forman parte de los secretos de la PNL aplicados a la oratoria para lograr buenos resultados. Se dividen en 6 aspectos que debes prestar atención a la hora de realizar alguna proposición.

  • Filtro gente

Es del tipo de individuo que le apasiona estar rodeado siempre de personas. No le gustan los lugares con poca gente. Así que cuando invites a este tipo de personas a un lugar con muchedumbre como un concierto, es probable que te diga sí.

  • Filtro lugar

Si quieres tener una reacción positiva del receptor del mensaje, tu propuesta tendrá que ir más allá de un único lugar.

Este tipo de personas no les gusta pasar mucho tiempo en un mismo sitio, tienen que conocer y estar en varias partes para no aburrirse.

  • Filtro actividad

Otros de los secretos de la PNL aplicados a la oratoria para captar la atención,  es la actividad. Este tipo de receptores esperan que tu proposición tenga un espacio que le permita estar en total movimiento. Además, siempre buscarán  realizar diferentes actividades.

Por ejemplo, esas personas que son designadas a trabajar en un lugar tranquilo con muy poca actividad, lógicamente se sentirán incomodas y te dirán que no. En los peores de los casos no será productivo o generará un clima de malestar que afectará el desarrollo normal de cualquier organización.

  • Filtro información

Son del tipo de personas que necesitan que le den constantemente información o lo eduquen sobre cualquier tema.

  • Filtro cosas

Esto se puede apreciar fácilmente en aquellos que tienen apego sentimental por algún objeto. Es muy difícil que se desprenda de lo material rápidamente.

  • Filtro tiempo

Tienen su vida programada para cumplir ciertas actividades en determinadas horas. Son personas que les encanta la rutina. Si te dicen que la reunión es a una hora específica, tienes que cumplir para que obtengas toda la atención de esa persona.

Estos son algunos secretos de la PNL aplicados a la oratoria para que entiendas más sobre los filtros que tienen las personas. Cuando posees conocimiento de las creencias de algún grupo es más fácil crear un mensaje que impacte. Además, desde el primer momento esos individuos prestarán atención a tu discurso.

Conoce a tu receptor y no impongas tus ideas, no todo el mundo piensa igual que tú. Antes de realizar cualquier plan para conquistar a tu público mantén presente este contenido.

Igualmente, si necesitas ayuda para dominar tu oratoria, te aconsejamos dirigirte con un equipo de expertos en PNL. El Trampolín es una buena opción en Madrid para que seas más asertivo al hablar en público.

 

 

 

 

,

EL ARTE DE HABLAR CON ELOCUENCIA ATRAE AL PÚBLICO

ARTE DE HABLAR CON ELOCUENCIA

Beneficios del arte de hablar con elocuencia

Los griegos se dieron cuenta que el arte de hablar con elocuencia genera una serie de beneficios para el orador. Esas ventajas que obtiene el emisor como respuesta del receptor son: la motivación y la total atención del público.

Existen casos donde tienes el conocimiento sobre un tema, pero no lo sabes expresar. En este particular es irrelevante ese aprendizaje cuando no lo puedes mostrar con la mayor claridad posible.

Hay diferentes formas de practicar tu claridad en la oratoria, especialmente en un debate. Si realmente buscas que tu opinión tenga un buen argumento tienes que practicar. De esta manera, podrás crear argumentos en tiempo real, rápidos y efectivos.

Los vídeos de debates sobre algún tema en especial son una buena fuente de inspiración. A través de ellos, puedes practicar las respuestas que darías de forma clara sin tartamudear cada palabra que digas.

ARTE DE HABLAR CON ELOCUENCIA

Propósito de la elocuencia

Por lo general, tiene dos propósitos, convencer y conmover. El orador por medio de un lenguaje adecuado y con su estilo para expresarse, emplea el instrumento de su voz para transmitir un pensamiento.

La elocuencia surge en lo que expresas del mensaje, cómo lo dices y el tipo de público que te escucha. Esto forma parte del conocimiento sobre el arte de hablar con elocuencia.

Desarrollar el arte de hablar con elocuencia

Para la mayoría de las personas no es tan fácil hablar en público con naturalidad y fluidez. Por ello, te damos algunas recomendaciones.

  • Exprésate con sencillez y humildad

Evita las palabras o construcciones rebuscadas, mientras te expreses con naturalidad mejor es para ti. La idea es que tu púbico te logre entender con claridad y sin inconvenientes. Al querer impresionar con palabras técnicas sin que te entiendan, muestra una imagen pedante.

  • Implica a tu público 

Es normal que el receptor algunas veces se pierda y por lo tanto, pierde parte del mensaje. Por esta razón, para conseguir que estén atentos, busca la información más importante y habla de forma directa. Cuando te diriges directamente a alguien ya sea para dar un ejemplo o compartir una opinión tu audiencia estará más pendiente.

  • Conciso

Si te vas por las ramas o titubeas fácilmente tu audiencia perderá la atención. Además, cuando ocurre esta situación suelen pensar que dudas de tus propios conocimientos o simplemente no tienes dominio del tema.

Igualmente, pasa con las muletillas, al emplearlas continuamente tu público pierde el hilo de la información. Esto también pone en evidencia que estás tratando de buscar que le sigue a la idea anterior.

  • Cambio de tono

Los oradores especialistas en el arte de hablar con elocuencia para no aburrir modulan su tono de voz. Sin embargo, esto no implica gritar ni hablar muy bajito. Lo importante es que la gente te pueda entender.

Por ejemplo, tener un tono normal y cuando sea necesario alzar la voz sin gritar para enfatizar algo importante. Así tu público no se aburre y está atento al mensaje que estás compartiendo.

  • Dominar el espacio

Para que tengas éxito como orador sería conveniente que conozcas y domines el espacio donde te vas a exponer. De esta manera, tendrás control del escenario y hasta incluso de las herramientas que posees para hacer más ameno tu discurso.

  • Prepara tu discurso

Busca un discurso coherente con ideas lógicas y evita las contradicciones. Por otro lado, transmite emociones y algún toque de humor. El humor ayuda amenizar y a crear momentos agradables. Sin embargo, no es conveniente exagerar con estos recursos

  • La presencia del orador

Un buen orador sabe mantenerse quieto con una «postura de poder»y sabe desplazarse por el escenario de forma relajada y fluida. Su mirada enfocada en su público y con un buen tono de voz modulado y tranquilo. Su presencia desde el primer momento que llega ejerce influencia en la audiencia.

El dominio de su presencia lo complementa muy bien con las emociones y respeto que infunde en el público. Cuando los asistentes se dejan seducir, tiene como resultado el arte de hablar en público con elocuencia.

  • Vocaliza correctamente 

Ensaya para que pronuncies correctamente cada palabra y así, el público te entienda. Si tienes problemas de dicción recurre a un coach o un profesor que te ayude a conseguir una pronunciación adecuada.

Si no vocalizas en tus presentaciones, aunque tengas conocimientos sobre un tema, el público desconectará o simplemente no prestará atención a tu discurso por falta de comprensión.

  • Utiliza pausas 

Utiliza las pausas para enfatizar, cambiar de concepto o  crear expectación en tu discurso. Al mismo tiempo las pausas te ayudarán a respirar y mantenerte tranquilo durante tu exposición.

  • Gestiona tus nervios 

Sentir nervios al hablar delante de un público es normal lo importante es aprender a gestionarlos. Existen herramientas para conseguirlo a través de la respiración y el control de tus pensamientos. Visualiza lo  que quieres conseguir y enfócate en lo que quieres producir en tu audiencia y en el mensaje que les quieres transmitir.

No debes tratar de imaginar lo que piensa tu público.Cuando tratas de pensar como ellos, buscando caer bien, el temor se apodera de ti. En todo momento sé tú mismo, deja que la gente vea tu esencia sin tratar de caer bien al público.

Estos consejos te pueden ayudar, pero cuando realmente quieres ser un buen orador dueño del arte de hablar, tienes que practicar y aprender de los expertos. Con los Cursos de Oratoria de El Trampolin aprenderás a hablar en público con elocuencia y éxito.

 

 

 

 

 

 

 

,

IMPACTO DE LA PROXÉMICA EN EL LENGUAJE CORPORAL

Cómo analizar la proxémica en el lenguaje corporal

¿Por qué estudiar la proxémica en el lenguaje corporal?

La proxémica en el lenguaje corporal puede hacer la diferencia en una conversación o en cualquier actividad a simple vista. La mayor parte del tiempo no te das cuenta, pero esto tiene distintas lecturas.

El término proxémica se refiere a la distancia o al espacio que separa a las personas cuando están interactuando entre ellas. Por ejemplo, tal vez en lo laboral la afinidad de algún compañero de trabajo con otra miembro del equipo, hace sospechar que tienen una relación íntima.

De la misma manera, puedes ser asertivo cuando conoces los límites para acercarte a una persona. Al ver a alguien alterado o de mal genio, lo más prudente es evitar invadir el espacio del otro. En caso contrario, te aproximarás más a una persona que solicite tu apoyo. Al solidarizarte con alguien,  tu lenguaje corporal también demostrará si realmente ese gesto es sincero.

Cómo analizar la proxémica en el lenguaje corporal

¿Cómo nace la proxémica?

El antropólogo estadounidense, Edward T. Hall, en los años 60 explicó que la proxémica en el lenguaje corporal trata de esa interacción que mantenemos con los demás al respetar ciertos acuerdos sociales.  Los estudios de Hall revelan que no es lo mismo la cultura latina donde se sienten más cómodos con la cercanía, que las nórdicas por ejemplo, donde existe más cuidado con la proximidad.

Formas en las que se puede generar la proxémica

Para conocer los márgenes de interacción toma en cuenta lo siguiente:

Distancia íntima:

Seguramente la empleas con tus seres más queridos o personas de confianza. Aquí puedes emplear varios recursos de comunicación como el habla, los gestos y el tacto.

Esta es la zona de los amigos y de la familia. Igualmente, se puede dar en el trabajo cuando hay más confianza con los compañeros. Aquí no importa si un hombre se choca con el otro en una reunión de trabajo, ya hay confIanza

Distancia personal

Por lo general, es la interacción que sucede entre dos personas conocidas, que se saludan con respeto.  La distancia se puede medir incluso con el brazo extendido, ya que no hay mucha confianza para un acercamiento más íntimo.

Un vivo ejemplo de lo anterior es la convivencia que existe entre los compañeros de trabajo. Sin embargo, esa distancia no es ni tan cercana ni tan lejana, al extender el brazo se puede tocar a la otra persona.

Distancia social

Se refiere a esa interacción que mantienes con una persona desconocida, debido al interés por un servicio o por un simple saludo cordial. Por esta razón, ambos tienen una distancia prudencial donde no hay mayor conversación. Por ejemplo, al solicitarle un servicio a un mesero, a la cajera del supermercado, entre otros.

Distancia pública

Se entiende para la distancia entre una o varias personas y un grupo reunidos por algún interés en común. Para poder escucharse emplean un micrófono.  La distancia es de un aproximado entre 3 metros y medio en adelante.

Esta es la clasificación sobre la proxémica en el lenguaje corporal según Edward T. Hall. Sin embargo, cabe la pregunta, por qué en algunas ocasiones se rompe este parámetro. Si quieres que el público te perciba con una imagen amigable lo más probable es que intentes acercarte a ellos. Entonces, dejarás a un lado el concepto de la distancia pública y aplicarás la proximidad en la distancia íntima.

Un político si quiere ganar la simpatía del público muestra esa imagen de que es una persona cercana. Si mantiene una distancia social y pública, es probable que los votantes no lo sientan como una persona amigable. Así que estas teorías se pueden romper según el objetivo que se tenga.

Factores a evaluar con la proxémica en el lenguaje corporal

Cada persona tiene su modo de comunicarse y de respetar el espacio. Así que debes aprender analizarlas para que puedas entablar una mejor relación en los diferentes ámbitos.

Perspectiva del espacio de la otra persona

Cuando estás interactuando con alguien y apenas se están conociendo, puedes notar varios aspectos. Algunas personas pueden romper con la distancia prudencial y tener una actitud más cercana independientemente en el ámbito donde se desenvuelva. Esto significa que suele confiar más en los demás.

En cambio, una persona que mantiene por lo general cierta distancia con cualquier tipo de persona demuestra que es desconfiado. A través de la proxémica en el lenguaje corporal se estudia la manera en piensa una persona.

La mirada

Al momento que interactúas con alguien puedes evaluar si esa persona es tímida o está segura de ella misma. Esto se logra, a través de la mirada, en la mayoría de las ocasiones si su mirada es fija significa que es confiada; cuando no la mantiene, desconfiada.

El tacto

Esto también puede revelar aspectos de la personalidad de una persona. Cuando alguien es reacio al roce o a un cariño solamente de amistad, eso puede significar que quizás no es cariñoso y siempre debes respetar su espacio.

Proxémica ideal

Para que la proxémica en el lenguaje corporal tenga los resultados esperados, aprende a leer la comunicación gestual. Al determinar la postura de la gente, sabrás que posición debes tomar para adaptarte de acuerdo a tus propósitos.

¿Quieres alcanzar tus metas en la parte comunicativa?

Si la respuesta es sí, entonces consulta con expertos. En El Trampolín, te ayudamos a que seas capaz de evaluar la proxémica en el lenguaje corporal a través de nuestras  Sesiones Individuales de Oratoria . El objetivo principal, es que le puedas sacar el mejor provecho a tu comunicación.

 

 

 

 

 

,

VÍDEO TUTORIAL FÁCIL DE COMPRENDER: APRENDE CÓMO

Vídeo tutoria fácil de comprender

Anímate con un vídeo tutorial fácil de comprender

Si piensas que ya es hora de mostrarle al público tus conocimientos a través de las pantallas de cualquier dispositivo, llegaste al artículo correcto. Para realizar un vídeo tutorial fácil de comprender lo primero que necesitas es contar con la voluntad de salir en cámara.

El vídeo tutorial tiene como finalidad un enfoque pedagógico y de enseñanza. Se consume mejor que un texto y es económico. Además, te ayuda a posicionarte como experto en un tema y le agrega valor a tu marca.

Al demostrar tus conocimientos obviamente, el público capta tu experiencia y eso se transforma en más visitas a tus redes sociales o portal web. Esto a su vez representa a un posible nicho de potenciales clientes. Simplemente es una manera de promocionarte, ya sea con poca o casi con ninguna inversión.

Vídeo tutorial fácil de comprender

¿Cómo hacer un vídeo tutorial fácil de comprender?

Antes que nada, debes estar seguro y tener la voluntad de que quieres salir en cámara porque tienes una finalidad. Piensa en ese objetivo, en el porqué necesitas grabar un vídeo y hacerlo viral en internet. Luego que tienes claro este punto sigue estos breves pasos:

1.- Conoce a tu público objetivo

De este modo podrás decidir a quién va dirigido el mensaje y la forma en que debes expresarte. Si tu público tiene conocimiento del tema, debes dirigirte de una manera más técnica. Por lo contrario, te tocaría hablar más coloquial.

2.- Delimita el tema

Al estar claro del tema que vas a exponer y un punto específico para que no se haga tan tedioso ni largo, realizas un guión. Una vez que ya estás conforme con el guión que redactaste, comienzas a ensayar.

La duración de un vídeo tutorial, debe estar entre 5 a 10 minutos, no es un vídeo con curso, ya que estos son más extensos.

3.- Ejercita

Practica tu presentación hasta que sientas que lo haces de forma natural. Toma en cuenta que es probable que existan vídeos con el mismo tópico, la idea es que lo hagas diferente. El público quiere contenido de valor donde realmente pueda aprender.

Para que el vídeo tutorial sea fácil de comprender necesitas ensayar, probar la cámara y las otras herramientas que te permitirá llegar con más claridad. Por otro lado, investiga sobre la mejor aplicación que sea sencilla para editar en la computadora o desde el mismo celular.

En las tiendas de aplicaciones tanto para iOS como Android, existen diferentes aplicativos que puedes usar para editar vídeo. Prueba con varias y cuando te sientas cómodo procedes a realizar la postproducción.

Existen otras herramientas que te permiten grabar desde la pantalla de tu ordenador como Aviscreen y Screencast.

4.- Promoción

Una vez que grabaste tu vídeo tutorial fácil de comprender podrás dedicarte a su promoción. Puedes centrarte en una pequeña comunidad que tengas o dirigirlo a tu público en las redes sociales.

Consejos

Para realizar un vídeo tutorial fácil de comprender y que impulse tu marca, es recomendable que sigas estos breves consejos.

1.- Decide si apareces en el vídeo o no

Puedes realizar una presentación sin aparecer, pero es ideal que salgas en cámara. Es importante que tengas una ropa adecuada en el momento de grabar el vídeo. Una buena imagen demuestra profesionalismo y seriedad.

Evita la ropa con colores estridentes y que no guarden relación con el fondo para que no exista confusión. Hay personas que eligen salir en cámara siempre con un mismo color de ropa, ya que forma parte de su marca.

2.- Durante la grabación

Al grabar un vídeo tutorial fácil de comprender lo primero que debes hacer es presentarte y  a su vez hacer una breve introducción del tema. Mantén contacto visual con la cámara.

Intenta no leer porque el público se daría cuenta, además, le baja la calidad al contenido que estás presentando. En esta situación, tu imagen queda como poco profesional y entra en tela de juicio tu conocimiento como experto.

3.- Usa luz natural

No tienes que gastar en una buena luz artificial para realizar el vídeo. Así que no es excusa para no comenzar a mostrar tus conocimientos.

4.- La música

Hay casos de acuerdo al tema y su complejidad, donde es preferible no colocar nada de música como fondo. Si decides incorporar música trata de que esté muy bajito el volumen, con la finalidad de que se pueda escuchar mejor el audio del tutorial.

5.- Interactúa con tu público

En la actualidad, es recomendable que realices un llamado a la acción para tu público objetivo. Pídele que te siga, que esté atento a tus nuevas publicaciones. Hazle saber que te importa sus opiniones. Por esta razón, debes contestar sus preguntas que sepan tus seguidores que los lees.

¿Cómo influye el vídeo tutorial?

El vídeo influye en la conducta de los usuarios, pueden aprobarte o todo lo contrario. Si haces un vídeo tutorial fácil de comprender, dinámico, interactivo y con diferentes tonos en el discurso, es probable que captes la atención.

También es importante que demuestres tus conocimientos, consejos y aquellas formas que te han funcionado según tu experiencia.

Cuando presentas un vídeo tutorial fácil de comprender que tiene un buen contenido, el público comienza a buscar más información. Si tienes una web se dirige a tu portal y es probable que acuda para adquirir tu producto o servicio.

Esto sucede porque el vídeo le permite a los usuarios retener por más tiempo la información. Estudios demuestran que existe un 41% de probabilidades que un internauta haga clic en un audiovisual que en un texto.

Por eso, te recomendamos que dejes el miedo de salir en cámara y des a conocer tu marca. Para afrontar ese temor puedes buscar ayuda con especialistas en coaching individual y fortalecer tu oratoria a través de la metodología que tiene El Trampolín para ti.

 

 

 

,

10 ETAPAS PARA MEJORAR LA COMUNICACIÓN EN TU EQUIPO

Mejorar las comunicaciones

Sugerencias para mejorar la comunicación

Para que cualquier actividad funcione entre los participantes tiene que existir entendimiento. Por eso, es importante mejorar la comunicación para lograr el objetivo que comparten todos los miembros del equipo.

Si bien es cierto que a la hora de formar un equipo las actitudes y capacidades de sus miembros también cuentan. Mucho de los conflictos parten de esta raíz, pero hay que considerar que existe otro factor, nos referimos a la comunicación.

La coordinación y el desempeño dependen de mejorar la comunicación entre todos los miembros del equipo. Así, evitamos malos entendidos y contradicciones en el momento de realizar alguna actividad.

Etapas para mejorar la comunicación en equipo

En este artículo te presentamos 10 etapas como consejo para mejorar la comunicación en un equipo.

1.- El equipo debe conocerse

A veces te puedes encontrar en la situación de que independientemente que seas el líder o te incorpores a un equipo tienes que conocerlo. Es recomendable que te tomes el tiempo para identificar las herramientas que usan, la cultura que poseen y sus métodos de trabajo. Este primer paso hará la diferencia de forma positiva.

2.- Tres sencillas características del mensaje

Procura como líder que los mensajes sean claros, directos y específicos entre los miembros de todo el equipo. De esta manera, no existirá espacio para dudas ni mucho menos malas interpretaciones.

Como equipo deben evitar caer en el error de pensar que su compañero sabe x procedimiento, y resulta que no se realizó con éxito porque la persona lo desconocía. Actúa con inteligencia, nunca des por sentado de que ya se maneja ese conocimiento. Es preferible tomarse unos minutos en recordar o repasar algo en específico que el trabajo quede mal.

Merar la comunicación

3.- Mejorar la comunicación con reuniones

Realizar reuniones regularmente ayuda a mantener al equipo informado de todo lo que sucede con la empresa.

4.- Al transmitir el mensaje

Lo más recomendable es que todos hablen de forma simple, sin usar palabras técnicas. Además, implementar herramientas de comunicación interna fomenta la transmisión rápida del mensaje. Establece la estrategia más precisa para cada canal que posee la empresa.

Considera dejar los mensajes por escrito, la mayoría de las veces las personas tienden a olvidar lo que se le dice verbalmente. Igualmente, no te olvides de utilizar los recursos tecnológicos como como enviar e-mails y hacer videoconferencia.

5.- Determina los roles del equipo

Es válido que todo el equipo conozca las funciones a nivel general de la empresa. Sin embargo, es fundamental que cada área cuente con una definición estructurada por escrito de dichas funciones. Cada miembro del equipo debe conocer las responsabilidades de sus compañeros y logicamente las suyas.

Estas características que mencionamos anteriormente ayudan a mejorar la comunicación y evitan confusiones. De igual manera, cada miembro del equipo comprenderá como engrana su trabajo con la actividad de la empresa. Los empleados cuando entienden como afecta de forma positiva su desempeño, sienten un mayor compromiso con la organización.

6.- Los miembros del equipo deben saber cuándo responder el mensaje

Tomarse el tiempo para responder un correo de un cliente, por ejemplo, es una excelente estrategia. No es la idea que se tomen a la ligera la respuesta a tu público. Para mejorar la comunicación, todos deben comprender que tienen que pensar una buena respuesta para dar una excelente impresión.

También sucede cuando tenemos que resolver un conflicto, hay que tener mucho tacto y utilizar las palabras correctas para no complicar la situación. Es decir actúa con diplomacia y no te precipites para decir cualquier cosa. Reflexiona y luego emites una opinión.

7.- Generar un ambiente de confianza

El liderazgo es la clave para que los miembros del equipo se expresen con confianza. Al mover las barreras jerárquicas, es más fácil que todos se sientan libres para emitir sus puntos de vista.

8.- Aprender de los errores

Al mejorar la comunicación los errores que se evidencian y se conversan se pueden resolver de una buena forma o simplemente tener más prudencia para no toparse nuevamente con la misma piedra.

Existe una estrategia que ayuda a asimilar los errores, “la gestión del conocimiento”.

La gestión del conocimiento

Se refiere a los mecanismos que posee una organización para potencializar su capital intelectual. El fin de estos procesos es crear desarrollo de ventajas competitivas.

La gestión del conocimiento implementa un sistema de documentación y otras alternativas de la empresa para que no se pierda la información. La mejor comunicación parte de enseñar, pero también tener un respaldo de esas experiencias. No permitas que un empleado se lleve ese conocimiento sin compartirlo.

9.- Generar capacidad de escucha

El saber escuchar no depende únicamente del líder todo el equipo tiene que dominar esta habilidad. Por su parte el líder debe evaluar que los empleados realmente estén atentos. Por ejemplo, en una reunión preguntarle a cualquier miembro del equipo que repita lo que dijo su compañero o que simplemente de su opinión.

La falta de atención en vez de mejorar la comunicación la empeora. La tarea del líder es salvaguardar que esto no suceda para evitar errores y conflictos.

10.- Evaluación y control

Crea como líder la estructura de evaluación y control para determinar si funciona la estrategia. Esto lo puedes hacer a través de diferentes instrumentos como una encuesta, entrevista o cualquier otro sistema.

Si en su equipo no existe la comunicación, es preferible que acudan a un tercero que los saque de ese abismo. No pienses tanto, busca expertos en coaching de equipo como es el caso de El Trampolín, afianza la productividad de tu empresa.

 

 

 

 

 

 

TOMAR DECISIONES ASERTIVAS EN LO PROFESIONAL

Tomar decisiones asertivas de forma profesional

Tomar decisiones asertivas ayuda a lograr objetivos

En el ambiente profesional tomar decisiones asertivas transforma hasta los resultados que están más por el suelo. Hay que partir del compromiso que tengas contigo para alcanzar una meta. De esta forma, la elección será más responsable.

Desde el primer instante que decides, es más fácil dar el primer paso para la acción. Sin embargo, el camino de la elección a veces es difícil por eso es importante que te preguntes: ¿qué deseo yo realmente?

Las condiciones de tu entorno no deben controlar tu destino. Enfócate en el resultado que esperas y deja los temores atrás. Aunque los factores externos no sean favorables tú puedes tomar decisiones asertivas.

Tomar decisiones asertivas de forma profesional

Los hemisferios cerebrales canalizan la elección

El hemisferio izquierdo es analítico y el hemisferio derecho se caracteriza por ser creativo e intuitivo. Ambos son necesarios para tomar decisiones afectivas, ya que requieres de la razón para comprender si es conveniente para ti, pero también de la creatividad para resolver.

Según lo anterior tienes que sentarte y definir qué realmente quieres y para qué, cuáles son su ventajas y desventajas. De igual manera, necesitas determinar qué recursos requieres para alcanzar tu objetivo.

Por otro lado, hay que visualizar cuáles son los sentimientos que vas a experimentar al lograr ese objetivo. Además, de los beneficios que obtendrás y el estatus que aspiras llegar. Al pasar la decisión por los dos hemisferios tomas en cuenta la estrategia que tienes que agregar o modificar.

Tomar decisiones asertivas en el momento preciso

Hay que saber esperar y no adelantarse a los hechos. Para dilucidar cualquier situación ten presente lo siguiente:

1.- Definir los objetivos

Es normal que en tu vida profesional atiendas muchos asuntos a la vez. Sin embargo, ninguna otra actividad debe afectar el resultado que quieres alcanzar. Mantén los objetivos claros, para que no te salgas del rumbo.

Investiga sobre los objetivos que quieres lograr

Antes de decidir sobre cualquier circunstancia o sobre lo que quieres, conoce más sobre el área a desempeñarte. Emplea diferentes métodos, ya sea encuestas o hasta incluso las métricas de las redes sociales.

Lo anterior permite eliminar la incertidumbre y, distribuir el tiempo y los recursos de una mejor forma.  Por eso, podrás tomar decisiones asertivas con un mayor criterio de la situación para que sea favorable.

2.- Evalúa las consecuencias

Al tomar decisiones asertivas lógicamente como toda causa y efecto, existen unas consecuencias. Para ello, realiza una matriz que indique los efectos y el impacto de tu elección. Si tienes varias alternativas para llegar a un fin, analiza cuál de ellas te ahorra tiempo, recursos o simplemente es la mejor forma de alcanzar la meta.

3.- Replantear decisiones

En el transcurso de la vida profesional, algunas veces aquellas decisiones que en algún momento eran asertivas, terminan por convertirse en todo lo contrario. Así que conviene analizar nuevamente las decisiones tomadas y cambiar las estrategias si es necesario.

4.- Arriésgate

Si realmente quieres alcanzar una meta a nivel profesional tienes que asumir riesgos y sacrificar algunas veces tu vida personal. Al tomar decisiones asertivas para crecer en lo laboral, tienes que elegir entre la diversión o el trabajo.

Para que puedas alcanzar lo que quieres, te toca dejar de un lado tu vida personal y colocar más empreño en lo profesional.

5.- Consulta otras opiniones

Cuando solamente tu criterio es aquel que importa, cometes un tremendo error, ya que limitas tu punto de vista. Si realmente quieres que tu trabajo cause el impacto esperado, aprende a escuchar otras opiniones muy diferentes a la tuya.

Pensar que eres el único experto sobre un tema te deja en desventajas sobre otros que trabajan para mejorar. Escuchar otras opiniones te ayudará a resolver aquellas debilidades que ni cuenta te das.

6.- No le tengas miedo a equivocarte

En algunas ocasiones asumir riesgos representa una ganancia. Sin embargo, esto te puedo jugar en contra cuando la decisión es tomada de forma apresurada.

Analiza las consecuencias de tus elecciones y toma la batuta de tu vida profesional.

7.- Cuenta con un plan B

Tomar decisiones asertivas parte de contar con un plan B para que tengas más oportunidad por si algo sale mal con el plan principal. Piensa que toda circunstancia puede cambiar y necesitas contar con otros recursos.

En el caso de que el plan A no funcione, tienes la oportunidad de elegir otra vía que te lleve al triunfo que esperas.

8.- Mejora tu propia comunicación

Fortalece la comunicación contigo mismo. Trate de estar en paz contigo y acéptate como eres. Si fallas en esa comunicación interior ya desde el inicio para elegir tus objetivos estarás en conflicto. Lo ideal es que tanto la mente como el corazón estén sincronizados con lo que deseas.

De nada te vale dejarte llevar por tendencias o por la lógica, cuando tu corazón y emociones se apasionan por otra cosa.

9.- No dejes que otro tome decisiones

Cuando eres el líder de un equipo, tienes que asumir las riendas y algunas veces mostrar tu dominio. De la misma manera pasa con tu vida profesional, no dejes que otro tome el mando por ti.

La mejor forma es que seas tu propio juez al evaluar tu gestión. Evita frustrarte por las opiniones de los demás, tienes que salir adelante.

En El Trampolín evaluamos contigo el tomar decisiones asertivas que repercutan de forma positiva en los resultados. A través de nuestras sesiones de coaching podrás dilucidar mejor tus alternativas.

 

 

 

 

 

CÓMO DECIR NO SIN TEMOR NI ARREPENTIMIENTOS

Cómo decir no

¿Cómo decir no cuando pensamos que nos convertimos en malas personas?

A veces la negativa ante cualquier pregunta o favor solicitado por algún jefe, amigo y familiar, te define ante la sociedad como mala persona. Sin embargo, cómo decir no ante esta tendencia, tienes que saber que es una postura y no significa que seas una mala persona.

Hay que aprender a negarse ante ciertas circunstancias que te pueden incomodar, sin sentir culpa. Piensa en las consecuencias que puede tener tal decisión en tu salud mental. Cuando cedes a los deseos de los demás sin importar lo que quieres te ofendes a ti mismo.

Al decir no, es valorarte y respetarte. Igualmente, cuando dices sí, hay unas consecuencias. Al tomar tales determinaciones analiza si realmente te sientes cómodo o te hace feliz.

Cómo decir no

¿Por qué debo aprender a cómo decir no?

Se trata de defender tu libertad de decidir sin dejar que tus decisiones dependan de la influencia de los demás. Por eso, debes estar preparado psicológicamente para expresar una negación en cualquier situación.

Cuándo antepones la agenda de los demás a la tuya piensa en qué pierdes o ganas. Al decir sí, marcas como prioridad las necesidades externas y dejas a un lado las tuyas. Al mantener esta actitud de la persona que no se niega a nada te llenas de tareas e incumples las tuyas.

Si quieres lograr ser una persona productiva define tus prioridades. Esto no significas que seas egoísta, pero piensa en que los demás cumplen sus metas a través de tu ayuda. En cambio, tú incumples los objetivos trazados.

Establece límites al decir no

Puedes tener el control de tus actividades cotidianas cuando aprendes a cómo decir no de una forma asertiva. Por tal motivo, en El Trampolín te mostramos algunos consejos que debes tomas en cuenta:

1.- Conoce tus valores y quién realmente eres

No digas que sí o no sin saber de qué se trata o si tenga relación con tu esencia como persona. Por ejemplo, si en tu agenda contempla realizar actividades altruistas entonces hazlo.

Lógicamente, existirán otras tareas o solicitudes que no tienen nada que ver contigo. Entonces, se sincero contigo mismo y con la persona que demanda tu favor. Así que este es el momento oportuno para decir no.

2.-  La ansiedad

Al decir no, es normal que la ansiedad se apodere de ti y tengas la sensación de malestar. Es importante que aceptes la ansiedad como parte del proceso y debes controlarla. Evita para salir del paso decir sí, después te puedes arrepentir.

3.- Las consecuencias

Si tu mente mantiene las consecuencias negativas que ese sí puede acarrear será más difícil ceder ante tal petición.

4.- Decir no de forma clara

¿Cómo decir no de forma directa? Evita las explicaciones, mientras más argumentes es peor para ti. Cuando explicas das espacio para que la otra persona comience a debatir tu opinión.

5.- Elabora una lista

Hay circunstancias que por algún motivo no encuentras la manera de decir no. Para que puedas mejorar este punto, te sugerimos que hagas una lista y luego las ordenes. Coloca aquellas situaciones que más te cuesta en los primeros lugares. Luego, medita cuál es el motivo que te lleva a aceptar siempre y con quién te sucede.

Al contar con esta lista se te hará más fácil el camino para que modifiques tu conducta. Así, no caerás en la misma situación una y otra vez.

5.- Practica en el espejo

Una vez que tienes estos consejos claros, procede a la práctica. Párate frente al espejo y comienza a entablar un diálogo contigo mismo donde imagines esa situación, además de la respuesta que le darás a la otra persona.

Verifica que cada vez que practicas tu postura corporal va acorde con lo que expresas. Mantén un tono de voz claro, firme, pero a la vez amable.

Estrategias para responder al cómo decir no

A través de diferentes estrategias podrás ser amable, pero no dejarte llevar por un sí. Algunas de estas estrategias son:

1.- La asertividad elemental

Se trata de dar una explicación de esa respuesta negativa de una manera breve y simple. Un ejemplo, es cuando te invitan el fin de semana a una fiesta. Rápidamente, respondes que no puedes ir porque debes hacer ciertas tareas domésticas.

2.- La asertividad empática

Se trata de que te pongas en el lugar de la otra persona y escuches atentamente su punto de vista. Una vez que la otra persona culmine, te toca manifestar el tuyo.

3.- Aplazamiento asertivo

Si eres del tipo de personas que la ansiedad lo ataca de forma permanente, considera tomarte el tiempo para ofrecer luego una respuesta. Esto te evita decir cualquier cosa sin pensar ni medir las consecuencias.

4.- Estrategia ante la insistencia

Hay personas que no se cansan de tratar de complicarte la vida para ver si obtienen de ti un sí. Por ello, puedes emplear la técnica de repetir lo mismo y mantenerte firme.

Cuando mantienes tu postura y le dices a la otra persona que no insista, ya que no vas a cambiar, desarmas a tu receptor.

Si sientes que estas recomendaciones son excelentes y la puedes llevar a la práctica, empieza desde ya. Sin embargo, en la cotidianidad te cuesta manifestar ese “no”, entonces, ingresa a El Trampolín y revisa los cursos, además de las sesiones para que tomes el control.

Cuando tienes el control y no te dejas influenciar por el entrono, lograrás mejores resultados y mayor productividad.

 

 

 

 

, ,

HABLAR CON NATURALIDAD FRENTE A LA CÁMARA HACE LA DIFERENCIA

Hablar con naturalidad frente a la cámara

¿Cómo debes hablar con naturalidad frente a la cámara?

No necesitas ser un periodista, un actor de cine o tv para hablar con naturalidad frente a la cámara. Con el pasar de los años, este hecho se convirtió en un factor importante para muchas personas que desean presentar algún proyecto.

El emprendedor actual, sabe que tendrá más auge cuando se expone ante las cámaras y difunde sus ideas. Es normal que el temor se apodere de ti por no estar acostumbrado a este tipo de actividad.

No dejes que el miedo te paralice y la duda te invada. Cuando decides no salir en cámara, tus otros competidores lo harán por ti. Entonces, tu competencia tendrá más seguidores o subscriptores, además de la posibilidad de tener más ventas.

En El Trampolín conocemos la importancia que tiene hablar con naturalidad frente a la cámara. Por esta razón, te traemos un artículo dónde encontrarás tanto los beneficios y los consejos para que realices esta actividad.

Hablar con naturalidad frente a la cámara

Beneficios poderosos

Cuando conozcas estos beneficios, dejarás la vergüenza y el temor a un lado. Igualmente pasa con las personas que toman la decisión de seguir una dieta. Al principio cuesta seguir un régimen alimenticio, pero con voluntad al pensar en los resultados lo hacemos.

1.- Creas vínculos

Independientemente del trabajo que realices, el vídeo marketing te permite generar una conexión fuerte con tu público. La gente prefiere conocer quiénes son las personas que ofrecen un determinado producto o servicio. Es decir,  tu marca gana valor frente a otras.

2.-  Estableces diferencias

Existen personas que no se atreven a hablar con naturalidad frente a la cámara, así que es un punto a tu favor. Tu contenido, si es de calidad hará la diferencia ante los demás.

3.- El público te ve como experto

Al hablar con naturalidad frente a la cámara, las personas automáticamente lo asocian con un experto. Se supone que cuando tomas la decisión de grabar un vídeo y lo subes en cualquier plataforma es porque tienes algo importante que decir. De la misma manera, cuando te realizan una entrevista es porque la producción te considera un experto sobre un tema en particular.

Las dos situaciones te ayudan muchísimo para captar más clientes. Además, que servirá de guía para nuevos emprendimientos.

4.- Te posicionas en las redes sociales

Cuando colocas vídeos en tus redes sociales y hasta en tu blog la reacción de las personas es mayor. Esto te ayuda a que  vean tu publicación, también a que estés mejor en el ranking de Google o incluso cualquier red social valorará más tu contenido.

5.- Manejo profesional del contenido

Tus seguidores valoran más el tiempo que te tomas para estructurar el contenido, crear el vídeo y luego editarlo. Tu público tiene la percepción que eres una persona profesional y más dedicada. Estas características atraen más al cliente.

Estrategia para hablar en público con naturalidad

A continuación tendrás de forma ordenada los pasos que debes seguir para dejar las excusas y comenzar a producir.

1.- ¿A quién te diriges?

Define y describe a tu público, al conocer quiénes son es más fácil impulsar un buen contenido. De la misma manera, que escribes un contenido para algún público, pasa con los vídeos. Cuando inicias una grabación de antemano sabes quiénes les va a interesar. Además, conoces sus necesidades, así que es más fácil engancharlos.

2.- Planifícate antes de montar un vídeo

Si te dedicas solamente a improvisar, es difícil que pierdas el miedo ante la cámara. Lo mejor que puedes hacer es mantener un orden. Para que logres una buena planificación sigues estos pasos:

  • Busca ideas para tus vídeos
  • Realiza un guión básico y toma en cuenta la siguiente estructura: introducción, cuerpo y despedida.  Cuando comiences a redactarlo recuerda de que debes hablar con naturalidad frente a la cámara.
  • Al comenzar a grabar por primera vez indica de qué se trata tu perfil. Igualmente, todo vídeo debe comenzar con una breve introducción que despierte el interés por el tema. En el cierre, indica una llamada de acción, ya sea para compartir el vídeo o comentar.
  • Para hablar con naturalidad frente a la cámara estructura esquemas, escribe el contenido y estudia lo que vas a decir. En el momento que practiques trata desde el primer instante de expresarte con naturalidad.

Hablar con naturalidad frente a la cámara ¿Cómo lo logras?

1.- Libera la tensión

Si estás tenso, se notará rápidamente en la grabación. Relaja los músculos y toma agua para que no se te seque la boca. Cuando comienzas las primeras veces debes grabarte solo. Evita repetir constantemente una toma, porque esto  genera ronquera, estrés y ansiedad.

2.- Encuadre

Un buen encuadre te hará más fácil el trabajo para hablar con naturalidad frente a la cámara. Esto se debe a que te sentirás mejor porque estás en armonía con tu espacio y contigo mismo.

Cuando elijas el fondo trata de tener una pared blanca para que las personas se centran nada más en ti. Busca un sitio con buena claridad.  Determina el plano que deseas aparecer, ya sea plano medio (por la cintura), plano americano (sobre las rodillas) o si estás sentado en el escritorio trata de que se vea la mesa.

Al encontrar el encuadre ideal para ti tenlo presente para próximas grabaciones. De esta manera, ganarás tiempo en esta actividad.

También es aconsejable que dejes aire o espacio entre tu cabeza y la parte superior del encuadre. Así, evitas que tu cabeza se vea corta o muy pegada al lado superior.

Mantén una postura correcta y derecha ante la cámara. Para hablar con naturalidad frente a la cámara y mostrar tranquilidad mira hacia ella como si conversaras con un amigo.

3.- Acéptate como eres

Una vez que finalices la grabación, tienes que preparar tu cerebro para que te puedas ver. Lo primero que tienes que hacer es aceptar tu imagen y tu voz. Algunas personas no suben el vídeo a internet porque no están conformes con su modo de ser.

Esto no es un concurso de belleza, se trata de presentar tus conocimientos, experiencia o proyectos. Para conseguir estar en el mercado debes dejar tu miedo y salir en cámara.

Si tartamudeas y por más que trates no logras pasar de la primera toma o de tu primer vídeo, necesitas ayuda. En El Trampolín nuestro equipo de experto te puede ayudar a hablar con naturalidad frente a la cámara.