,

DESARROLLO PROFESIONAL: COACHING PARA CONSEGUIR EMPLEO

Coaching para apoyar el desarrollo profesional

Existen momentos que a nivel laboral te pueden ir terrible, te quedaste sin empleo o simplemente te urge un cambio. Para poder tener el desarrollo profesional esperado, necesitas tener la mente clara. Por esta razón, el coaching laboral se convierte en tu mejor aliado para  contar con una mente organizada y enfocada.

Antes de seguir con la lectura de este artículo debes comprender que al mencionar el término de “mente clara”, nos referimos a conocer los siguientes aspectos:

  • Saber quién eres como persona
  • Hacia dónde quieres ir
  • Conocer las capacidades y talentos que posees

En pocas palabras debes autoconocerte para saber que deseas de ese nuevo empleo. La idea es que el coachee tenga la capacidad de responder cómo, dónde y cuándo te gustaría conseguir empleo.

A veces no tienes el empleo soñado por culpa de ti mismo que no te valoras como personas. Prefieres querer más a una empresa que a ti. Desde que en un primer momento cuentas con un objetivo profesional, es allí donde comienza tu búsqueda.

Desarrollo profesional

¿Qué es el coaching para el desarrollo profesional?

El coaching contribuye a que las personas puedan sacar el mayor provecho a las posibilidades que tienen como individuo. Por lo tanto, el coaching te ayuda a superar tus barreras y limitaciones.

Es un proceso de crecimiento que se alcanza a través de la reflexión y acciones a realizar. Se adquieren compromisos y responsabilidades con uno mismo. Este tipo de cambio vincula el autoconocimiento que debes poseer para modificar conductas y comportamientos.

Cuando nos referimos a coaching para el desarrollo profesional, se extiende a un proceso de entrenamiento personalizado y confidencial. Se trabaja a través de ciertas herramientas que ayudarán a detectar dónde estamos y dónde deseas ir.

¿Cómo puede ayudar el coaching para el desarrollo profesional?

El coaching para el desarrollo profesional también se le puede llamar coaching laboral o job coaching. El coach acompaña al cliente a conocerse tanto a nivel personal como profesional. Durante este proceso afloran conocimientos, competencias, habilidades, valores, entre otros aspectos, también destacan aquellas actividades cuyo desarrollo se realizan con fluidez.

El proceso de autoconocimiento favorece a que el coachee salga a relucir sus mejores talentos. Así podrás centrar tu esfuerzo en modificar las debilidades que no te permiten alcanzar los objetivos.

Al reconocer tus talentos, te permitirá destacar sobre otros profesionales o candidatos. De esta manera, tendrás un mejor posicionamiento y mayor probabilidad de ser seleccionado.

Igualmente, el coaching para el desarrollo profesional apoya a aquellas personas que por alguna circunstancia perdieron su trabajo.  Además, ayuda a los coachees que atraviesan cambios o conflictos laborales.

Por otro lado, facilita la comunicación entre tus compañeros. También te guía para que puedas buscar empleo por primera vez. Es una herramienta fundamental para que te enfrentes al mundo laboral con optimismo.

Posibles preguntas para el coaching laboral

El coach durante tu proceso te formulará algunas preguntas que tendrás que responder con la mayor sinceridad. Estas preguntas te conectarán con tus pensamientos, con tu interior y reconocerás qué deseas alcanzar. Algunas de estas preguntas pueden ser:

  • ¿Qué actividades debes mejorar en tu búsqueda de empleo?
  • ¿Para quieres trabajar en determinada organización o sector?
  • ¿Cuáles son tus talentos a nivel profesional y personal?
  • ¿Cómo te visualizas en dos, tres o cuatro años?
  • ¿Dónde puedes buscar más oferta de trabajo?
  • ¿Cuál es tu plan para conseguir el empleo deseado?

Estas son algunas preguntas que te ayudarán a tener un mejor enfoque en tu objetivo profesional.

Proceso de coanching para desarrollo profesional

Por lo general un programa de coaching contempla:

1.- Identificar la situación actual en la que se encuentra el coachee, tanto su punto de partida como su meta.

2.- Establecer técnicas para mejorar las habilidades comunicativas.

3.- Replantear la forma de relacionarse con los demás.

4.- Conocer las habilidades del coachee y qué conocimientos nuevos debe adquirir.

5.- Enseñarle al coachee a aprovechar las oportunidades.

6.- Canalizar una estrategia efectiva de acuerdo a las condiciones y aspiraciones del coachee. Esto facilitará la forma de venderse como candidato.

5.- Apoyar al coachee en la creación de su marca personal.

6.- Gestionar las conductas negativas que deben ser modificadas. Por ejemplo, la frustración, la incertidumbre y la falta de objetivos.

¿Por qué invertir en un programa de coaching para el desarrollo profesional?

Sin duda alguna, no te arrepentirás en forma parte de este tipo de programas, ya que los beneficios serán mayores. Sin embargo, para que esto resulte tienes que tener la mente abierta, debes dejarte aconsejar. Además, es recomendable que mantengas una actitud proactiva.

Para que puedas experimentar esta experiencia puedes comenzar a leer sobre el tema. Por ejemplo, consulta el portal web y las entradas de un blog referente a coaching, uno de ellos, es El Trampolín.

Realiza sesiones de coaching, serán de mucha ayuda para que te puedas encontrar como persona. Pero, si tienes dificultad para tener sesiones presenciales podrás solicitar un asesoramiento online, que de igual forma te ayudará.

También para saber más sobre este tema puedes leer algunos libros escritos por coachee. Este será un paso más para transformar tu vida.

Conclusiones

El coaching para el desarrollo profesional fortalece tu objetivo, ya que aceptas lo que realmente deseas. Al trabajar en tu propio autoconocimiento, eres capaz de realizar los cambios que necesitas.

Cualquier profesional puede reinventarse y encontrar otras vocaciones. Planifica y arma una hoja de ruta a nivel profesional. Es decir, traza una guía con tu coach para que no estés sin rumbo.

Estas son algunas ventajas que te hará un profesional más atractivo en el mundo laboral. No pierdas, la oportunidad de crecer como persona.

,

¿CÓMO MULTIPLICAR TU ENERGÍA COMO LÍDER?

La energía como líder en el emprendimiento

Tu energía como líder es el principal recurso que posees. Tienes que cuidarla, no desgastarla en situaciones sin importancia o con personas que te la roban. Igualmente, al distraerte de alguna actividad donde necesitas estar enfocado, pierdes poco a poco energía.

Al comenzar una actividad evita distracciones, trata de mantener el ritmo. Cuando se pierde la continuidad de lo que se está haciendo cuesta muchísimo volver a recuperar la concentración.

Un líder influye en sus seguidores desde su energía para que los demás logren los resultados esperados. También anima a que cada miembro de su equipo trabaje con ánimo y centrado en la actividad.

La energía de un líder

¿Qué es aquello que hace que pierdas tu energía como líder?

Analiza qué hace que pierdas tu tiempo, te distraigas y por ende baje tu energía hasta llegar al punto de parar tu actividad. En definitiva piensa, qué tiene tanto poder para que determines dejar tu trabajo para mañana.

Una vez que identifiques los factores que te sacan energía, es hora de tomar el control. Por ejemplo, cuando éramos niños era difícil controlar nuestra energía.  Esto se debe a que nuestros padres o representantes jugaban un rol fundamental que nos permitía ahorrar y recargar energía.

Al ser niños obedecíamos y alguien controlaba nuestras horas de dormir, comer, distraernos, entre otras actividades. Si evaluamos este ejemplo notamos que estas son variables como dormir bien, comer, tomar decisiones, entre otras que permiten aumentar la energía en una persona.

¿Qué ocurre en la adolescencia?

En el momento que llegamos a la adolescencia comenzamos a tomar decisiones, y por lo tanto, estas variables se ven afectadas por la toma de decisión que tengas. Pasamos ese día decidiendo qué ropa me voy a colocar, si vamos a ir a la fiesta, entre otras cosas. Eso nos quita energía.

Durante la adolescencia somos presos de nuestras emociones, ellas son las que determinan qué vamos hacer. Por lo tanto, se deja de lado a la razón y nos dejamos llevar por nuestros sentimientos.

En la adultez

Se supone que ya quemamos la etapa de la niñez, donde no teníamos el control. En la adolescencia estábamos comenzando a tomar decisiones.

La energía como líder se ahorra a través del enfoque y de las tomas decisiones lógicas, se deja de un lado la emoción. Además, un verdadero líder se adelanta a los acontecimientos para tener una selección evaluada.

La diferencia entre un líder y un seguidor, es que este último vive un día a la vez. Es decir, cómo va el día, él toma de decisión de lo que hace. Al contrario, los líderes piensan por adelantado. La actividad que realizarán el día de mañana lo planea hoy.

Las indecisiones te quitan energía como líder

Si al levantarnos en la mañana caemos en la indecisión de no saber qué vamos hacer hoy, comenzamos a perder energía. Un líder ya tiene en su agenda las actividades de ese día. El asunto es que la mayoría de las personas carecen de la motivación para asumir el control.

Un líder que ya tiene planificado su día a día, no tiene que pensar desde que comienza la mañana. Esto lo ayuda a mantener sus niveles de energía altos. Una persona que se lidera a ella misma siempre tendrá niveles energéticos superiores a una que toma decisiones en el momento.

Síntomas de una persona con bajo nivel energético

  • Desinterés

Cómo reconoces a una persona con desinterés, cuando le presentas una idea y todo le parece mal. Vive en una nube negra, en un mundo lleno de negatividad.

Al permitirle al desinterés que entre en tu vida la energía como líder disminuye y el resto del equipo o seguidores se contagian. Ya es hora que te autoevalúes y por ende, te formules la siguiente pregunta:

¿A todo lo que te dicen le pones una objeción? Si esto es así, significa que tienes tu energía baja. Cambia, trata de analizar las propuestas y pensar en su lado positivo. Tal vez, en este momento tu energía como líder es pobre porque nunca amaste lo que haces.

  • Desmotivación

Ocurre cuando comenzamos emocionados con un proyecto, pero con el pasar del tiempo nuestro cerebro nos envía excusas para abandonar. Lamentablemente, esto es un mal que le ocurre a muchas personas inician cualquier cosa, sin embargo no la culminan.

Hazte la siguiente pregunta: ¿con qué frecuencia culminas tus proyectos?

Para sacar de nuestra vida la desmotivación, hay que cuidar los niveles de energía.

  • Desanimo

Este aspecto tiene fuerza para confundirnos, nos cuesta arrancar aunque no estemos desmotivados y ni desinteresados. Algunas personas se mantienen en un estado de confusión permanente. Vivimos pensando y no ejecutamos.

¿Con qué tanta frecuencia quieres hacer algo, pero no lo terminas de ejecutar?

Recupera tu energía como líder

1.- Vive el presente. Muchas personas se desinteresan, desmotivan y desaniman porque piensan en el futuro. Por lo tanto, ven la meta como inalcanzable, imposible, su energía como líder baja y sus seguidores también se desalientan. Trata de vivir el presente, disfruta el proceso para alcanzar tu meta.

No puedes amar el resultado sin enamorarte del proceso.

2.- Mantén tu visión. Recuérdate a diario lo que estás persiguiendo. Hay que refrescar el objetivo todos los días, así te mantienes motivado.

3.- Continúa estudiando. Si tú quieres mantener tu energía como líder también necesitas entrenar el cerebro. Al amar lo que haces será muy fácil leer o mantenerte informado sobre tu pasión. Al tener la información posees el poder. Actualízate constantemente.

Prepárate todos los días más allá de un título. Nosotros somos los responsables de cuidar nuestros niveles de energía. Controla todos estos aspectos a través de las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo estoy durmiendo?
  • ¿Cómo es mi alimentación?
  • ¿Estoy viviendo el presente?
  • ¿Cuál es mi visión?
  • ¿Adquiero una dosis diaria de información?

Si quieres ser un verdadero líder, te recomendamos que solicites apoyo en una sesión de coaching individual, en El Trampolín te transformamos de seguidor a líder.

, ,

CONSEJOS PARA LAS EXPOSICIONES EN OPOSICIONES

Prepárate para las exposiciones en oposiciones

Si estás en la búsqueda de un trabajo estable ser funcionario público es una excelente opción. Sin embargo, tienes que prepararte para diferentes pruebas de acuerdo a la plaza que optes. Sin duda alguna, una de los exámenes que no faltan son las exposiciones en oposiciones.

Cuando se abren estas vacantes se buscan empleados que puedan cubrir con una serie de requisitos como:

  • Poseer nacionalidad española.
  • Tener la capacidad y los conocimientos para ocupar el cargo.
  • Contar con 16 años de edad y no pasar el límite de edad de jubilación.
  • No estar inhabilitado para optar a cualquier cargo público.
  • Gozar de la titulación requerida para ocupar la vacante.

Estos son algunos de los requisitos, pero tenemos que evaluar nuestra capacidad en todos los ámbitos. Entonces, debemos formularnos la siguiente pregunta: ¿Cómo estamos en las pruebas orales?

Las exposiciones en oposiciones también forman parte de los exámenes que tenemos que presentar. Una vez que pasemos la prueba escrita vendrá la oral, que para algunos se convierte en una tortura.  Por esta razón, tienes que dejar los nervios de lado y demostrar tus conocimientos, además de tu seguridad. Toma nota de algunos consejos.

Exposiciones en oposiciones

Tips para las exposiciones en oposiciones

Estrategias de preparación

Antes de presentarte tienes la oportunidad de prepararte de forma adecuada, para que tu examen oral ante el tribunal de profesionales de tu especialización sea un éxito.

Desarrolla el contenido que vas a presentar de forma ordenada, esquematizada y que tenga una secuencia coherente. De igual modo, tienes que ensayarlo en tu casa, ya sea frente al espejo y con tus familiares o conocidos. Ellos te dirán que errores estás cometiendo. También puedes grabarte para que detectes los fallos y en qué aspectos debes mejorar.

Al grabarte puedes ver si la expresión corporal de tu cuerpo va de la mano con el contenido de la presentación. Esto te permite mejorar tu postura y tu lenguaje gestual para que seas más convincente ante el tribunal evaluador.

Elabora una lista de posibles preguntas que te puedan hacer y a su vez práctica sus respuestas. Este simulacro te ayudará a defender tu exposición, igualmente si tienes a unos colegas pídeles que te formulen posibles interrogantes. De esta forma, estarás más preparado para cualquier tipo de duda que pueda surgir.

Durante las exposiciones en oposiciones

1.- Entrada

Toma en cuenta el esquema anterior, comienzo, contenido, cierre y no olvides la ronda de preguntas.

Al iniciar la prueba oral, recuerda que la primera impresión es la que revelará si reúnes las condiciones para optar al cargo. Por eso, enfócate en tener una actitud positiva y presta a la resolución de problemas. Además, de poseer una buena entonación, pronunciación, tienes que hilvanar de forma clara las ideas. También te sugerimos que cambies de volumen y ritmo en los momentos clave de tu presentación.

No demores en iniciar tu exposición, saluda al jurado y preséntate. Evita dar rodeos sobre alguna idea en específico.

2.- La imagen y la expresión corporal

Igualmente, debes tener una imagen sobria y para ello necesitas ropa adecuada. No uses prendas que llamen la atención, la idea es que el tribunal se fije en tu exposición y no en tu atuendo.

Otro factor importante es la posición que debes adoptar de tu cuerpo. En las exposiciones en oposiciones y en otras situaciones de la vida, tienes que estar firme. Demuestra seguridad y confianza en ti mismo. Tu cara debe estar de forma lineal ante el tribunal, si miras hacia abajo muestras inseguridad. Cuando mantienes tu mentón hacia arriba muestras una actitud desafiante, así que lo mejor es actuar con normalidad.

Cuando estés presentando tu prueba oral tienes que dedicarle con la mirada tiempo a cada uno de los jurados. Mientras te expresas vas mirando a los ojos uno por uno.

3.- Pausas

Aprovecha las pausas para tomar agua, coger aire y renovar fuerzas para seguir con la exposición en oposiciones.

4.- Cierre

El final de la presentación es igual de importante que el inicio. Cierra con una frase o un mensaje que impacte al jurado. Un mal final puede echar al traste tu examen oral. Deja espacio para las preguntas.

Errores más frecuentes en las exposiciones en oposiciones

Trata de evitar las muletillas, ya que eso demuestra inseguridad y algunas veces falta de dominio del tema. Por ejemplo, vale, bueno, entonces, continuemos, entre otras.

Los tics nerviosos pueden ser gestos bruscos con las manos, mover los pies de forma descontrolada o el guiño. Para evitar esta situación puedes transmitir toda esa energía a través de un objeto que puedes tener en tu mano como por ejemplo un apuntador o marcador.

Otro error muy frecuente es quedarte de pie sin moverte. Trata de soltarte más y utiliza el escenario que tienes de forma adecuada y con pequeños desplazamientos. Esto ayudará a que el jurado te pueda seguir y preste más atención a lo que dices. Además, que te cansas menos y visualmente refresca la vista al jurado para que esté centrado en el contenido.

Es recomendable que la teoría no sea estudiada al caletre. El jurado en las exposiciones en oposiciones valora las definiciones, objetivos y hasta incluso métodos propios, pero que partan de conocimientos previos.

Aprovecha los recursos y evita las discusiones 

Si te permiten llevar algún tipo de material de apoyo, aprovecha. Utiliza la pizarra para esquematizar o argumentar algún punto. Entrega algún material por escrito que te facilite la interacción con el jurado.

Evita enfrentarte con el jurado ante las críticas que puedas recibir, explica de forma educada tu punto de vista. No entres en diatribas o discusiones que muestren una mala imagen de ti.

Para tu defensa, podrás actuar de forma estratégica al decir que aceptas la sugerencia y se puede rescatar algún punto donde te hayan felicitado o sepas que es tu fortaleza. De esta manera, tratas de finalizar la exposición con un aspecto positivo, dejando atrás lo negativo.

Si presentas problemas para la oratoria y quieres destacar, la mejor forma es buscar ayuda. Capacítate con nuestros cursos o participa en secciones de coaching para que puedas resolver las dificultades que tienes al hablar en público. El Trampolín, cuenta con profesionales que te pueden brindar todo el apoyo que necesitas.

,

Enemigos que amenazan la gestión de tiempo y la productividad

Factores internos y externos que interfieren en la gestión de tiempo

Un día tiene 24 horas que no se podrán recuperar ni retroceder cada minuto, así que no hay vuelta atrás. Nuestra gestión de tiempo se ve afectada cuando no logramos los resultados esperados por no saber administrar el desarrollo de cada tarea.

Para todos la cantidad de tiempo disponible es el mismo. Entonces, tenemos que formular la siguiente pregunta: ¿por qué para otros el tiempo es más fructífero?

Es posible que estas personas sepan identificar cuáles son esos factores que les impiden aprovechar su tiempo. Esto significa que estas personas saben emplear bien cada hora y además, no se dejan dispersar por los ladrones del tiempo.

Diferentes estudios determinan que los ladrones del tiempo pueden robarnos entre 50% y 70% de horas efectivas de trabajo. A veces sentimos que trabajamos mucho, pero conseguimos muy poco. Es decir, empleamos más tiempo en una actividad cuando otras personas la realizan en menor tiempo posible. En tal sentido tenemos que autoevaluarnos.

Gestión de tiempo

Identifica tus ladrones del tiempo

La gestión del tiempo se convierte en nuestro mejor aliado cuando identificamos cuáles son los factores que interrumpen el desarrollo correcto de cualquier actividad.

Factores externos

Algunos factores externos pueden generar que no seamos capaces de ejercer una buena gestión de tiempo. Tal vez algunos de estos elementos te logran distraer como:

  • El móvil:

Una llamada o un mensaje de voz que podemos realizar como emisores ayuda ahorrar tiempo. Sin embargo, también logra distraernos o interrumpir cuando atendemos una llama muy larga. De igual forma, pasa con la mensajería y en especial con las redes sociales.

Si este es tu caso tienes que aprender a desconectar el teléfono cuando sea necesario. Tener el móvil activo genera desconcentración y nos desliga de la actividad que ejecutamos en ese momento.

  • El correo electrónico

Mantener el correo abierto todo el día con ventanas emergentes que nos avisan la llegada de nuevos mensajes, es un error que nos distrae constantemente. La tendencia es que paremos lo que estamos haciendo y procedamos a revisar el correo.

Desconecta la mensajería de correo de cualquier equipo electrónico para que no te distraigas. Es mejor que establezcas horarios para chequear el correo y de una vez responder los mensajes. Te aconsejamos que no revises el correo más de tres veces al día especialmente cuando tienes múltiples ocupaciones.

Programa tus horarios para revisar los correos electrónicos. Para ello, puedes configurar el correo para que te avise los nuevos mensajes en un espacio determinado de tiempo. Así realizarás tus actividades de forma normal y tendrás una gestión de tiempo fructífera.

  • Las reuniones

Cuando en nuestra agenda las reuniones son frecuentes, debemos planificar nuestro tiempo en función de ello. De nada te servirá asistir a una reunión sin el trabajo previo realizado o por lo menos adelantado.

Si eres el encargado de presidir la reunión trata de ser lo más conciso posible, según lo a merite el tema de la misma. Valora el tiempo de los demás también. Igualmente, al tener un horario programado trata de respetarlo.

En el caso de ser asistente a la reunión,  te recomendamos que organices adecuadamente tu agenda. Toma las previsiones ese día y si es posible adelanta las actividades que tienes programadas. La idea es que puedas participar sin ningún inconveniente.

La gestión de tiempo en una reunión de trabajo es fundamental para alcanzar el objetivo de la misma. Por otro lado, evita las interrupciones y la mala organización.

  • La televisión

También es otro instrumento que nos puede entretener y sacar de la concentración que necesitamos en nuestra cotidianidad. Si tú eres del tipo de persona que se acostumbró a tener el televisor prendido la distracción será una constante.

Es preferible que pongas a grabar tu serie favorita a que estés trabajando mirando la televisión.  Si eres un trabajador independiente tú sabrás administrar tu tiempo para terminar tu trabajo y luego ver tv.

Factores internos

  • Falta de planificación

La gestión de tiempo es afectada por la desorganización que podamos tener en nuestra cotidianidad. Cuando no sabes cuánto te demoras en hacer una tarea, tú día será menos productivo.

Al conocer cuánto tardas en desarrollar mejor una asignación tendrás una agenda más coordinada. Además, sentirás que con las 24 horas bastará para realizar todos tus pendientes.

  • La multitarea

Realizar varias tareas a la vez nos quita tiempo para aquellas que son imprescindibles. Evita pensar que eres un ordenador o una persona guay que puede con todo. Pregúntate: ¿qué es más importante? Al responder esa pregunta podrás clasificar mejor las actividades a realizar.

  • La concentración

Esto es un elemento vital para tener eficiencia en la gestión del tiempo. Tienes que decidir entre estar centrado en aquella actividad que te roba minutos valiosos o la tarea que debes hacer. Esto depende exclusivamente de ti. Tú eres la única persona que puede controlar esta situación, aunque también podrías solicitar ayuda con un terapeuta o un coaching para que puedas dominar esta debilidad.

Para algunas personas resulta imposible mantener la concentración en alguna actividad, se distraen fácilmente, así que no te sientas mal si es tu caso. Por eso, cuando se te es imposible, solicita apoyo.

  • La impuntualidad

Al llegar a una reunión con impuntualidad, pierdes el hilo de la conversación, además afecta tu imagen. Igualmente, cuando entregas trabajos a destiempo. A su vez esto puede producir hasta retraso en otras actividades.

  • El perfeccionismo

Si eres este tipo de persona pierdes tiempo en buscar constantemente la perfección. Nunca estás conforme con tu trabajo. Al dedicarle minutos a una tarea y finalizarla, es un error retroceder constantemente porque no estás conforme.

Combate los enemigos de la gestión de tiempo

Determina el tiempo que le debes dedicar a las diferentes tareas cotidianas. Esto es lo primero que debes realizar antes de comenzar a laborar. Si es necesario y estás en la línea de mando aprende a delegar.

También es importante que reconozcas cuáles son los factores que te quitan tiempo. De igual manera, aprovecha en poner en práctica algún método para combatirlo.

Si te cuesta por ti mismo cambiar los hábitos, te aconsejamos pedir ayuda. En El Trampolín nuestras secciones de coaching te pueden facilitar y guiar para que alcances tus metas sin perder ni un minuto más.

,

MOTIVACIÓN PERSONAL AL CAMBIO PARA AVANZAR EN LA VIDA

La motivación al cambio trae crecimiento personal

Para que esta motivación personal al cambio se produzca de forma positiva primero debes entender que significa estos términos. Por lo tanto, nos indica que el individuo iniciará un proceso de transformación que modificará su modo de vida.

La finalidad de este cambio de vida es pensar en el desarrollo personal del individuo y aplaudir su crecimiento. Todo cambio requiere compromiso, ya sea de comportamiento o de tomar acciones de aquello que no nos deja avanzar.

Necesitamos evaluar nuestro día a día para que podamos modificar las conductas que evitan que alcancemos el éxito. En este sentido, los objetivos que desean obtener en cualquier sección de coaching motivacional son:

1.- Incitar al cambio para lograr las metas que cada uno como persona individual tiene.

2.- Superar la resistencia al cambio de vida y de conducta.

El cambio hay que analizarlo como un sentimiento y a su vez un pensamiento. Es decir, la persona debe tener el deseo o la intensión de mejorar, además de reflexionar en ello. Esto sería lo primero que hay que tomar en cuenta para que realmente la persona esté motivada.

Si realmente quieres crecer en la vida, debes comprender que tienes que adaptarte al entorno y mirar hacia el futuro. El cambio real se produce con la voluntad que incentiva a que la acción sea contundente para lograr la meta.

Motivación al cambio

¿Por qué modificar nuestro comportamiento?

En la vida suceden dos situaciones importantes, la primera se produce por el propio devenir de los acontecimientos. Muchas veces las situaciones nos obligan a generar cambios en nuestras vidas. La segunda opción, es el deseo que tengamos por modificar aquello que no nos agrada.

La toma de decisiones es fundamental para realizar los cambios necesarios y determinar el plan a seguir. Cuando ya estamos seguros y tenemos idea de nuestra realidad, lo único que nos queda es ejecutar.

Al producirse un conflicto que te exija que realices cambios a un corto, mediano y largo plazo, se pueden clasificar de la siguiente manera:

Por aproximación-aproximación:

En este caso existen dos alternativas que pueden ser muy favorables y en ambas se obtendrán resultados maravillosos. Por ejemplo, elegir entre dos ofertas de trabajo geniales. También otro caso podría ser, tener dos opciones geniales para pasar vacaciones. En la realidad muy pocas veces ocurren estas situaciones. Sin embargo, la vida sería más fácil ante estas circunstancias tan positivas.

La motivación personal al cambio, se daría sin estrés de ningún tipo porque cualquier decisión sería favorable. La elección partiría de lo que nos agrada más y algunas veces el entorno podría justificar la selección.

Por evitación-evitación:

Este es el punto que ninguno de nosotros quisiera llegar, ya que hay que escoger entre dos alternativas igual de desagradables. Aquí sucede todo lo contrario a la anterior circunstancia, debido a que nos encontramos con dos situaciones igual de negativas. Un ejemplo de ello sería, solicitar un crédito al banco para pagar el alquiler de una propiedad. Sin embargo, podemos decidir no endeudarnos y vivir en casa de un familiar depresivo.

Las circunstancias tan negativas dificultan que tengamos una motivación personal al cambio. Es difícil tener el deseo o la voluntad de cambiar cuando en el momento no hay elección. Entonces, seleccionamos la alternativa menos dolorosa o que representa mayor dificultad para nosotros.

Por aproximación y evitación

Las personas se sienten atraídas por una opción y a su vez tienen una conducta negativa. Este tipo de comportamiento condena el logro de los objetivos propuestos. Un caso específico sería querer adelgazar, entonces vas con un nutricionista, pero la tentación por la comida indebida es mayor. Quieres llegar a la meta, aunque es difícil de alcanzar porque tú mismo te saboteas.

Todas estas situaciones nos pueden ayudar o presionar para la toma de decisiones. Lo ideal es que se produzca la motivación personal al cambio en cualquier circunstancia de nuestras vidas, especialmente en los momentos más complicados que nos cuesta tener una actitud positiva y se producen ambivalencias.

¿Qué entendemos por ambivalencia?

Es un estado en que la mente en relación a un tema en específico presenta un conflicto con ambigüedades. Por ejemplo, una persona con agorafobia que desea afrontar ese problema en su vida. Sin embargo, el mismo individuo prefiere huir del conflicto antes que enfrentarlo.

La motivación personal al cambio depende tanto de la persona como de las circunstancias. También hay que mencionar que los demás pueden colaborar para favorecer o no una conducta adecuada. Evalúa si en tus relaciones con las otras personas practicas los siguientes estilos:

Estilo de acomodación:

Tal vez pasa que buscas la aprobación de los demás y haces actividades donde olvidas hasta tus propios objetivos. Te desapareces del conflicto para no defender tu postura porque no quieres que la relación se dañe.

Estilo de competencia:

Este tipo de individuo lo único que busca es ganar, sin importar la motivación personal al cambio de los demás. La meta es obligar a que las personas acaten sus posiciones y pierdan el conflicto mediante el dominio.

Estilo de evasión:

Por lo general, son personas que se apartan del conflicto o de todo aquel que genere problemas. Su tendencia es a no tener relaciones duraderas y muy pocas veces alcanzan sus objetivos de motivación personal al cambio.

Estilo de avenencia:

Son personas que les encanta preservar las relaciones ya establecidas. Sin embargo, son capaces de negociar sus metas si los demás también están dispuestos a hacer sacrificios.

Estilo colaborativo:

Nos referimos a aquellas personas que mantienen un equilibrio entre las relaciones personales y sus propias metas. Su ideal es que todas las partes estén realmente satisfechas.

En conclusión, el cambio será determinante cuando la persona esté comprometida a realizar las modificaciones necesarias en cualquier aspecto de su vida. Además, la motivación personal al cambio ayuda a mejorar ciertos comportamientos.

Si deseas avanzar en la vida para lograr tus objetivos y no puedes solo, debes solicitar ayuda. La mejor manera para vencer y crecer de forma personal es a través del coaching. En El Trampolín te ayudamos afrontar los cambios.

, ,

EQUIPOS DE ALTO RENDIMIENTO PROVIENEN DEL LIDER-COACH

El líder en la formación de los equipos de alto rendimiento

Los jefes tienen que aprender a ser un líder, coach y preocuparse por tener equipos de alto rendimiento. Se dice fácil, pero no lo es. Para llegar al punto de entablar esta relación se debe pasar por un proceso que lleve al éxito.

Lo primero que hay que cuestionar para alcanzar los resultados es el trabajo del equipo. Hay preguntas poderosas que como líder tienes que formularte, tales como:

  •  ¿Cuáles son los hábitos que nos limitan como equipo?
  • ¿Qué tipo de liderazgo destaca en la dirección del equipo de trabajo?
  • ¿Ese tipo de liderazgo afecta el desenvolvimiento de los trabajadores?
  • ¿Cómo líder asumo el acompañamiento en el desarrollo de las actividades diarias del personal a mi cargo?

Si estas respuestas son negativas y al evaluar los resultados no son los esperados. Necesitaremos de ayuda profesional para contar con equipos de alto rendimiento.

Coaching de equipos

Cuando nos referimos al coaching de equipos su finalidad es acompañar las actividades diarias de sus integrantes. Para poder integrar el liderazgo al coching y crear equipos de alto rendimiento se necesita entrenamiento. Los superiores con personal a su cargo pueden asumir estas tres funciones a través de la capacitación.

De acuerdo al planteamiento anterior, los superiores se convierten en líder-coach de equipos para impulsar la productividad de la empresa.

Equipos de alto rendimiento y el liderazgo

Funciones del líder-coach

Si tu eres un líder también puedes ser coach de tu equipo, para ello necesitas las siguientes funciones:

  • Una de de tus tareas será alcanzar la reflexión colectiva, sin involucrarte en la intimidad de nadie.
  • Deja que el equipo viva su propio proceso de aprendizaje.
  • Alienta a la formación de nuevos métodos para operar con más fluidez en la cotidianidad.
  • Incentiva una comunicación más activa.
  • Fomenta la toma de decisiones del equipo.
  • Promueve la transparencia en el accionar de todos los miembros. Igualmente, se crea un ambiente propicio para preservar los valores de la solidaridad y el respeto.
  • Capacidad de mantener el foco en cada uno de lo miembros del equipo. En pocas palabras, estar al servicio de la otra persona.
  • El líder como coach tiene que sacar de la zona de confort a su equipo. Por eso, tiene que existir un equilibrio entre aceptar las capacidades de cada persona y a la vez retarlo de acuerdo a su potencial.
  • Establece líneas de acción para crear equipos de alto rendimiento comprometidos con la empresa.
  • Hacer feedback significa reconocer el potencial de la otra persona, destacar sus puntos fuertes y resaltar las áreas que debe mejorar. Por ello, el líder–coach tiene que demostrar respeto, sinceridad y aceptación por el otro.
  • Como líder-coach tienes que dominar la inteligencia emocional.

Crear equipos de alto rendimiento con el líder-coach

Un líder-coach tiene momentos en los que puede actuar de forma muy efectiva. Algunos de estos instantes que forman parte del liderazgo de un equipo son:

1.- Desempeño individual

Cuando un trabajador nos pide apoyo y al conocer sus capacidades, sabemos que lo puede solucionar por sí mismo. Es allí, donde sutilmente entra en acción la autoridad para convidarlo a que realice la actividad a través de su propio desempeño.

2.- Reuniones one to one

Permite que tu liderazgo se concentre en cada miembro del equipo para conocer sus inquietudes y cualquier otra situación. Esa breve comunicación entre ambas partes logra la reflexión y potencia el desarrollo individual.

3.- Creatividad en el ambiente laboral

Cuando incentivas la creatividad como líder-coach, contar con equipos de alto rendimiento está garantizado. Esto se debe a que induces a las personas a que saquen lo mejor de ellos mismos.

4.- Vinculo emocional y racional

Si deseas puedes crear un vínculo emocional entre tu equipo con la empresa, sin que afecte los resultados. Esta situación fomenta un compromiso tanto con la organización hasta con ellos mismos como trabajadores.

5.- El personal con foco en su labor

Para que exista equipos de alto rendimiento, sus miembros tienen que estar centrados en la meta. En caso contrario, el líder-coach tiene que llamar la atención del equipo a través de la indignación. Así que cada miembro podrá autoevaluarse para saltar sus propios obstáculos.

6.- Momentos de mucho estrés

Este tipo de líder es estupendo para orientar y ofrecer apoyo a su equipo en momentos de mucha presión.

Lider-coach en momentos inadecuados

Hay instantes que no son propicios para esta figura. Nosotros te mostramos algunos ejemplos como:

  • Cuando no tenemos tiempo como líder para cumplir con nuestras obligaciones. Además, en situaciones críticas y que hay que resolver de forma urgente es preferible ser un líder autoritario.
  • Para corregir la conducta reiterativa de alguna persona, lo mejor es ser directo y claro.
  • Igualmente a la hora de establecer las normas que se adecuan a la filosofía de la empresa y al logro de los resultados, tienes que dirigir con firmeza.

En esos momentos de crisis organizacional es preferible que seas un líder autoritario y que tomes las riendas de la empresa con respeto. Sin embargo, como todo en la vida tiene su momento para alcanzar el equilibrio.

Hay circunstancias que te obligarán a ser dictatorial y otras donde tendrás que ser un buen líder-coach. El autoritarismo genera con el tiempo una inestabilidad en el clima laboral. Al contar con un líder-coach en ciertos momentos liberas estrés y estarás en un ambiente laboral menos tenso.

Las empresas prefieren contar con empleados sanos para que sean más productivos y a su vez traigan nuevos escenarios. En un ambiente crítico hasta la salud se afecta. También el compromiso que puedan tener facilitará las tareas diarias. Si quieres ser un líder-coach consulta los diversos programas que tiene El Trampolín en esta materia.

,

APRENDE A TENER UN EQUIPO DE ALTO RENDIMIENTO

Equipo de alto rendimiento una necesidad 

Ciertos líderes, empresarios o responsables no cuentan con las herramientas para formar un equipo de alto desempeño. Cuando esta situación pasa, el resultado es totalmente destructivo para cualquier organización.

Los equipos suelen desmotivarse, ya que no cuentan con metas ni una guía establecida. Un ambiente laboral con estas características merma las ganas de seguir adelante.

Imagina que tu empresa es un avión bimotor, es decir, tiene dos potentes motores. Significa de forma figurada que lo conforman el cuerpo y la mente. Por lo tanto, posee conocimientos, habilidades, preparación, experiencia, entrenamientos y demás aportes de todos sus integrantes.

Sin embargo, para que este avión pueda funcionar no es suficiente la capacitación técnica del piloto y del personal abordo. Ellos necesitan estar preparados emocionalmente para enfrentarse a cualquier emergencia.

Las empresas suelen centrarse en esos dos motores. Sin embargo, existan otros pilares importantes y a considerar. Nos referimos al corazón y al espíritu. Esto se traduce en actitud, pasión, lealtad y sentido de pertenencia.

Para que se pueda obtener un equipo de alto rendimiento es fundamental que cada miembro cuente con aspectos de estos 4 pilares. Al llevarlos a la práctica, si eres líder formúlate una pregunta poderosa, ¿cuento con estos pilares en mi trabajo?

Pasos para crear un equipo de alto desempeño

1.- Establece la meta del equipo en relación a la actividad del negocio o proyecto.

2.- Diseña las estrategias para alcanzar el resultado.

3.- Forma una estructura organizativa en relación a esa estrategia. Es decir, adapta los lineamientos y directrices que facilite la actuación de tu equipo.

4.- Selecciona a las personas adecuadas según los resultados deseados.

5.- Piensa a quiénes les interesa tu plan, lo importante es que tenga vínculo con el trabajo cotidiano. También las jerarquías suman para involucrarlos al proceso.

6.- Selecciona la información más importante que vas a difundir. Debe responder a las siguientes preguntas: qué, cómo, cuándo y para qué.

7.- La empresa se tiene que preocupar por la capacitación de todos sus líderes.

8.- Para delegar hay que tomar en cuenta cuáles son esos criterios que acompañan la decisión. Además, hay que saber explicar cada función o las actividades a realizar.

9.- Por último, pero no menos importante, reconoce a tu equipo y a cada miembro.

Equipo de alto desempeño

La evaluación y el control

Para contar con un equipo de alto desempeño debes evaluar sus necesidades. Esto te permitirá como líder conocer que requieren y diseñar un plan para que sus integrantes también alcancen sus propios objetivos.

Conoce las habilidades, fortalezas y debilidades de tu colectivo y dedícate un tiempo para compensar esas carencias. Al formar equipo, se crean estrategias que ayudan a disipar esas ausencias con las fortalezas de sus compañeros.

Controla los canales de comunicación, las barreras que pueden existir en el ambiente de trabajo destruyen la formación de un equipo de alto desempeño.  Evalúa el feedback positivo y el negativo para que sea constructivo. De esta manera, la información llegará según lo previsto.

Como líder para obtener un equipo de alto desempeño es indispensables que presentes tu experiencia. Analiza si tus contribuciones son positivas o por el contrario son dañinas para sus miembros.

Errores comunes de principiantes

Cuando tenemos un emprendimiento, muchas veces colocamos en el papel de líder a alguien que estaba en un nivel bajo o intermedio. Esta circunstancia ocurre en empresas tradicionales o familiares donde no hay un sistema de inducción para que esa persona seleccionada pueda realizar una gestión eficaz.

Otro error muy frecuente es no preguntar cómo se sienten los miembros del equipo. Para descubrirlo como lider, tienes que generar algunas preguntas como:

  • ¿Te sientes parte del equipo?
  • ¿Conoces cómo está conformado el equipo y quiénes lo integran?
  • ¿Están de acuerdo con los objetivos?
  • ¿Qué expectativas tienes de los objetivos trazados?
  • ¿Qué le pueden ofrecer al grupo?

Al no saber escuchar caemos en el error de que los miembros se sientan lejanos al resto del equipo porque no tienen sentido de pertenencia. Peor es cuando trabajan juntos y ni se conocen. También pasa cuando no alineamos los objetivos con los intereses del colectivo.

Un error frecuente es cuando no establecemos las funciones y ni dejamos las normas claras. En esta tendencia el ambiente laboral se torna un caos y cada uno hace lo que mejor le parece. Algunos no saben cuál es la función del líder, de los otros miembros del equipo y mucho menos las suyas.

El líder cómo garante del equipo de alto desempeño

Para poder  obtener y mantener como líder un equipo de alto rendimiento tienes que seguir estos breves pasos:

1.- Buscar un coach

Como todos los atletas necesitamos de un coach, que nos ayude a visualizar el camino que debemos seguir. También hay que tomar en cuenta que necesitamos un mentor, incluso para aprender con el ejemplo de los demás.

2.- Leer

Apóyate en libros relacionados al liderazgo, directrices, integración del personal, entre otros. Así tendrás un conocimiento más amplio para que puedas comenzar tu accionar.

3.- Pedir feedback

Una manera fácil de saber si como líderes encaminamos a los demás a ser un equipo de alto desempeño es al rectificar. Tú debes preguntarle a tu equipo qué aspectos le agrada y cuáles detesta de tu directriz.

La idea es que logres realizar los cambios que te ayuden a fomentar un ambiente de paz y empatía con tu público interno. De esta forma, será más fácil integrar a todos con el equipo y que puedan compartir la misma dirección.

Si tienes dudas con este tipo de temas o simplemente requieres un coach para ayudar a formar un equipo de alto desempeño, consulta con nosotros. Contarás con profesionales que los guiará a realizar ese sueño en realidad.

,

COACHING DE EQUIPOS MÁS ALLÁ DE UNA MODA

Aprende más sobre el coaching de equipos

El coaching de equipos es una disciplina que cada día crece más. Las empresas buscan desarrollarse a través de la productividad de su capital humano.

Por lo tanto, alguna vez pensaste que el coaching sería una moda. Sin embargo, con el correr del tiempo esta modalidad de aprendizaje y de superación se quedó en la sociedad.

Desde el primer momento que esta disciplina surgió en el campo deportivo, demostró que aporta a sus participantes excelentes resultados. En tal sentido, su filosofía en cualquier actividad de entrenamiento físico se implementa a nivel organizacional. La idea es contar con equipos más motivados, unidos y capaces de superar sus temores o cualquier meta que trace la empresa.

En otros artículos ya tocamos el tema de la definición del coaching. Vale la pena recordar que el coach es la persona capacitada para guiar todo el proceso como un entrenador. En cambio, el coachee es la persona que participa de forma activa en la etapa de aprendizaje. Cuando nos referimos al coaching es el término que nos permite materializar la práctica de esta actividad.

Objetivo del coaching de equipos como disciplina

En el coaching de equipos para lograr los objetivos se necesita constancia tanto del coach como del coachee. Al partir de esta premisa, podemos entender porque es una disciplina, debido a la dedicación y al trabajo por la superación personal.

El objetivo principal es asistir a los individuos del equipo para que mejoren sus niveles de desempeño laboral. Igualmente, trabaja en enfocar las conversaciones de sus miembros en buscar nuevas oportunidades. A su vez trae como consecuencia, la definición de las acciones a considerar en el proceso.

Un coach trabaja con el equipo a través de las sesiones y un período de tiempo acordado por todas las partes.  La actividad se centra en la escucha activa entre todos los miembros del equipo. Al igual que profundiza en los aspectos emocionales para que se ajusten a los objetivos.

En fin, como bien lo especifica el autor Alain Cardon en su libro “Coaching de Equipos”, el coach acompaña el rendimiento colectivo e individual, la autonomía y la responsabilidad que tenga el colectivo.

Coaching de equipos

Paradigmas en el coaching de equipos

Las organizaciones suelen trabajar con algunos paradigmas que limitan sus acciones. Este hecho se da en las interpretaciones de las personas que allí laboran. Por ejemplo, lo que para algunos puede ser un problema, para otros puede ser una oportunidad.

Un equipo defenderá su posición y ejecutará acciones planificadas de acuerdo a cómo vea e interprete la situación. Cuando todos siguen un mismo destino a pesar de sus diferencias y maneras de hacer las cosas, todo es posible.

En el momento que como equipo trabajan en una comunicación productiva su actuación será coordinada. En caso contrario de que exista falta de coordinación, le restará a la empresa obtener excelentes resultados.

Por otro lado, hay que tomar en cuenta que para avanzar como individuos independientes, debes tener buenas relaciones. Al aprender con coaching de equipos a administrar y tener buenas relaciones llegaremos lejos. Las personas crecen en su desarrollo profesional y laboral de acuerdo a las relaciones que pudo alimentar.

Estructura para un proceso de coaching de equipos

Los equipos son un sistema y por lo tanto, no pueden ejercer su actividad con sus miembros aislados. La manera de comportarse del conjunto refleja la forma en que actúa y funciona la organización. Por ende, es probable que el comportamiento se repita desde el equipo de la dirección hasta la base.

Aunque esta circunstancia puede ser común para cualquier coach, su proceso tiene que ser flexible y adaptable. Cada situación permite implementar contenidos y fases diferentes de acuerdo al equipo.

Por lo general, una estructura básica para el proceso de coaching de equipos sería:

  • Diagnóstico

El coach evaluará la realidad del equipo mediante diferentes dinámicas. Una de ellas, es formular preguntas valiosas como: ¿qué falta para mejorar el rendimiento del equipo?

Durante esta etapa hay que destacar que el coach se comprometa a mantener la confidencialidad en relación a la información que surja. Además, es fundamental que el líder del equipo admite los resultados del diagnóstico para que las sesiones tengan los efectos esperados para todos sus miembros.

  • Objetivos

Otro aspecto, es que luego de contar con un diagnostico hay que definir los objetivos. Esto permitirá que trabajen en colectivo para avanzar, aunque existan diferencias notables entre todos sus miembros.

  • Intervención

El coach colabora y facilita el proceso para que los individuos realicen los cambios necesarios para consolidar mejor relaciones.

  • Feedback

Se busca modificar la metodología que utiliza el equipo para resolver problemas y que no da el efecto deseado. También, se enfoca en los intereses del público interno, externo y de ellos mismos para la mejor resolución de conflictos que involucre al colectivo.

Los resultados se tienen que demostrar con hechos no con palabras, y ese feedback, proviene de acciones concretas.

  • Cierre

Al finalizar las secciones de coaching de equipos se establecen compromisos, que tienen que cumplir sus miembros. El líder tiene que ser capaz de monitorear que se cumplan todos los aspectos evaluados.

Situaciones útiles para el coaching de equipos

  • Cuando se constituye por primera vez un equipo de trabajo. Esto ayudará a que sienten las bases para su funcionamiento y además, como entrenamiento de sus competencias.
  • Al salir o entrar algún nuevo miembro del equipo. Es la oportunidad perfecta para renovar las relaciones y asignar roles dentro del equipo.
  • En los conflictos que son imposibles de solucionar por el liderazgo.
  • Al perder el propósito de las tareas diarias.
  • Las individualidades que  no permiten la consolidación de un trabajo en equipo.
  • En el momento que se fusionan empresas o cuando existe un cambio generacional. En estas situaciones el coaching de equipos logran que el colectivo habrá su mente y proceda a realizar los cambios necesarios.

Sin duda alguna están son las situaciones más típicas, pero hay otras que también pueden surgir. Por eso, el coaching de equipos se convirtió en una excelente alternativa para que un asesor externo acompañe las transformaciones.

Si deseas tener un equipo sólido y con compromiso en su labor, te recomendamos que consultes con expertos. En El Trampolín los podemos ayudar, consulta nuestro portal.

, ,

FELICIDAD ORGANIZACIONAL: PRINCIPIOS DE LOS EQUIPOS SANOS

Secretos de los equipos laborales felices

Hoy te revelaremos el secreto de las empresas exitosas especialmente con su público interno como su principal audiencia clave. La felicidad organizacional parte de la estructura que creamos y por ende, del sistema que arroja como resultado.

Cuando pertenecemos a una x organización debemos evaluarla como un todo. Lo importante es que tomemos en cuenta diferentes elementos como:

  • Políticas
  • Reglas
  • Filosofía empresarial
  • Procedimientos
  • Recursos humanos y materiales
  • Objetivos
  • Clientes

Todos estos aspectos entre otros más generan un vínculo con la organización. También, su interacción entre sí, forman un sistema.

Se entiende como sistema aquellos elementos que dependen de otros para funcionar. Por lo tanto, no se mantiene estático porque en su interior surgen nuevos cambios que afectan a otros elementos también. Por ejemplo, el ingreso y despedida de algún personal.

En tus relaciones personales existen reglas que aunque no están escritas, la entendemos perfectamente en la sociedad y en la generación que cada uno de nosotros le toco vivir. Igualmente, pasa en los equipos de trabajo existen unos principios que nos permiten construir la felicidad organizacional.

Felicidad organizacional

Principios para tener equipos saludables

Nos referimos a los órdenes o principios sistemáticos que cuando son acatados por todos sus miembros las organizaciones crecen. La mayoría de los conflictos que afectan el clima laboral, se producen por el desconocimiento de estos principios.

Algunos de estos principios para generar felicidad organizacional son:

Principio de pertenencia

Cuando perteneces a una organización tienes el derecho y el deber de interactuar con tus demás compañeros. Esta relación laboral se mantiene mientras dure el contrato, decidas renunciar o que la empresa te solicite que ceses tus funcionas. En estos casos, el principio de pertenencia tendría una duración temporal.

Principio de antigüedad

Normalmente, en las empresas los empleados con mayor antigüedad tienen más prioridad que los trabajadores con menor tiempo. Esto no quiere decir que en todas las organizaciones este principio se cumpla a cabalidad.

Principio de equilibrio

Para que exista una armonía en el clima laboral es necesario que exista un equilibrio entre dar y recibir. Si tú entregas más a la empresa de lo que recibes se rompe la felicidad organizacional.

En el momento que ya no eres valorado por la organización a la medida que das todo tu esfuerzo por ella, crece también la insatisfacción. Otros factores que suelen afectar este equilibrio es cuando el líder se toma méritos que no le corresponde. También sucede, si el jefe hace distinciones de forma permanente entre los miembros del grupo.

Uno de los problemas más frecuentes en los empleos precarios, es la cantidad de trabajo y sus exigencias, ya que no son proporcionales al salario que ofrecen. Si eres empleado y tienes este tipo de trabajo, ya sabes que la infelicidad laboral tocará tu puesta.

Principio de jerarquía

Nos referimos a respetar la estructura de la organización por cada uno de sus miembros. Si conoces tus responsabilidades y tienes un conocimiento básico de la estructura departamental no presentarás problemas.

Estas estructuras permiten la colaboración, el apoyo y la transmisión de información entre un departamento y otro. La idea es que la actividad de la organización en su cotidianidad se realice de acuerdo a lo esperado.

Principio de reconocimiento

El trabajador espera una compensación de acuerdo al trabajo que realizó.  Al no recibir un reconocimiento que incluso aumente su autoestima personal, puede producir insatisfacción.

Para fomentar la felicidad organizacional, es necesario que el empleador cree las políticas de reconocimiento necesarias. De esta manera, el empleado estará más motivado para hacer sus actividades cotidianas.

Principio de aceptación

En este aspecto, debe existir una relación de tolerancia y de respeto entre el trabajador y el liderazgo. Todos los miembros de una empresa tienen que asimilar sus normas, políticas y la filosofía de trabajo de una empresa.

El rechazo de la personalidad y de la manera de hacer las cosas de una organización garantiza la infidelidad. Por eso, es tan importante aceptar las condiciones y conocer muy bien a la organización.

¿Cómo apoya el coaching de equipos estos principios?

El coaching de equipos busca mayor rendimiento del capital humano de cualquier organización. Esta práctica permite incentivar a que los miembros de la empresa demuestren su potencial.

Con la ayuda de un coach el equipo podrá estructurar un plan de acción para mejorar sus resultados. Además, pueden trazar objetivos y tareas para afrontar cualquier inconveniente que surja en el equipo.

El coanching de equipo tiene como filosofía incentivar la felicidad organizacional a través del aporte de todos sus miembros. Fomenta el trabajo en equipo y se enfoca también en las individualidades de cada uno.

Cada miembro del equipo debe asumir el objetivo de la empresa como suyo. Es decir, los trabajadores comparten objetivos en común, el coach aporta un ambiente ideal para una comunicación efectiva. Como consecuencia se logra un clima más afable entre los compañeros.

El liderazgo parte importante para la felicidad organizacional

Si tú lideras algún equipo, debes conocer ciertas técnicas de coaching para limar asperezas y mejorar la convivencia.  Además, de que puedes preparar a tus subordinados a enfrentarse a nuevos cambios.

Otro punto  a favor, es la confianza que se crea entre los miembros del equipo. Esto es posible porque durante el proceso de coaching se aprenden herramientas fundamentales de la comunicación. Esto permite que el liderazgo sea cada vez más cercano al personal y por lo tanto, más amigable y respetuoso.

En los actuales momentos la presencia de un coach en el ámbito empresarial es una buena inversión. Al centrar parte de tu capital en el recurso humano, obtienes más resultados, producto del sentido de pertenencia que adquieren los trabajadores.

Consulta nuestras sesiones de coaching de equipos para que todos los miembros de tu empresa o departamento hagan la diferencia. El Trampolín, ofrece un programa de acuerdo a las necesidades corporativas.

, ,

Sesiones de Oratoria: traspasa las barreras comunicacionales

Vence tus miedos con las clases individuales de oratoria

La oratoria es la capacidad de hablar con elocuencia, con fluidez y con eficacia. En general, todos tenemos esa habilidad, pero ¿qué nos pasa cuando estamos ante un público? ¿cuando nos ponemos nerviosos ante nuestra audiencia? Parece como si perdiéramos esa capacidad para comunicarnos: nos bloqueamos, sudamos, la respiración se nos altera, nos aumenta el ritmo cardiaco, etc…son muchos y variados los síntomas fisiológicos que nos pueden aparecer.

Por tanto, parte de nuestro éxito al hablar en público será la habilidad que tengamos para vencer nuestros miedos y superar los nervios ante nuestra audiencia. Así que cada vez que nos enfrentamos a un público estamos haciendo  un ejercicio de autocontrol.

Algunas personas, diría que la mayoría, piensan que la capacidad de hablar en público es un privilegio de unos pocos, un don con el que algunas personas han sido bendecidas. Eso es una creencia absolutamente incierta. Hablar en público y gestionar los nervios para hacerlo, es realmente una habilidad que se aprende, se entrena y se desarrolla. Y ese es el objetivo de las sesiones de oratoria. Que el orador aprenda y ejercite el dominio absoluto del escenario, gane confianza y sea persuasivo.

Sin lugar a duda la comunicación forma parte de nuestra día a día y el dominio de la misma es un punto a favor que nos hace ganar valía ante los otros y conseguir autoestima. Si mantenemos un mensaje que capte la atención, que sea claro y sin dar hechos por sentados lograremos comunicarnos más eficazmente.

¿Porqué hacer una sesión individual de oratoria?

La necesidad de dominar la oratoria ya no es solo para conferenciantes, formadores o incluso presentadores…cada día son más los trabajos en los que se requiere hablar en público: ingenieros, arquitectos, publicistas, diseñadores, economistas, etc… deben vender un producto, un proyecto o una idea. Opositores que tienen que cantar los temas ante un tribunal, estudiantes que deben exponer sus trabajos. El hacer presentaciones está al orden del día.

El dominio de tu lenguaje verbal y no verbal es lo que marcará la diferencia de tus presentaciones. En todo momento estamos comunicando algo, incluso cuando no queremos comunicar nada estamos comunicando que no queremos comunicar nada. El ser conscientes de lo que verdaderamente transmitimos y como lo podemos mejorar será el primer paso. A través de un feedback constante, la persona durante las sesiones va dominando su postura, sus gestos, expresiones para comunicar de manera más eficaz y sentirse segura.

A través de técnicas y de sus ganas de mejorar la persona irá adquiriendo la capacidad necesaria para improvisar e irá dominando el arte de la oratoria pudiendo aplicarlo en los retos comunicativos que tenga en ese momento, ya sea una presentación, una charla, una reunión, etc..

Para que realmente la persona pueda dominar el escenario mientras habla con el público, debe pasar por un proceso evolutivo. Para que se pueda desarrollar esta capacidad, es necesario invertir también en el tiempo de dedicación a esta actividad. Igualmente, como oradores tenemos que reconocer nuestros errores  y abordar la posibles mejoras.

Sesiones de oratoria

Fundamentos de las clases de oratoria

Un orador se destaca por controlar sus emociones, tener conocimiento del tema, una postura adecuada que le haga sentirse seguro y transmita seguridad y un tono de voz adecuado y brillante. Teniendo siempre muy claro el objetivo que quiere conseguir.

La personalidad del orador facilita que aproveche sus propios recursos. Además, la integración del lenguaje verbal como no verbal juega un papel muy importante. Estos elementos ayudan a fortalecer las presentaciones eficaces, al igual que la comunicación con el público.

La preparación y el conocimiento previo del tema forman parte también de estos fundamentos. Sin embargo, a veces también tenemos que estar preparados para improvisar o salir de lo previsto ya que hoy en día cualquier persona está expuesta a hablar en público ya sea en lo académico o empresarial.

Elementos en las clases de oratoria

Durante las sesiones de oratoria existen diferentes elementos que el coach observa en el alumno con el fin de que su comunicación sea eficaz. Esos aspectos son:

La escucha activa

En el momento que el orador se encuentra expuesto ante el público debe aprender a escuchar. Mirar a los ojos al público es importante para calibrar como está dicha audiencia. Además, también hay que darles una oportunidad para que la audiencia pueda participar con sus opiniones o dudas.

Por ello, es importarte potenciar en las sesiones de oratoria el desarrollo de la escucha activa por parte del orador. En una presentación lo importante tiene que ser el público. Se parte de la premisa que si eres un buen oyente también serás un buen orador.

El mensaje

Antes de construir cualquier contenido, debes tener claro que quieres contar y a quién te diriges. Cuando identificas al público puedes estructurar con mayor propiedad el mensaje. De esta manera, la información puede ser más técnica o más digerible para cualquier tipo de persona que desconoce del tema.

Evaluar la compresión del mensaje

El coach juega un papel muy importante durante el entrenamiento en este punto, ya que hace de receptor del mensaje. Si el mensaje está claro se comprenderá sin problemas, de lo contrario hay que reestructurarlo.

También durante las sesiones de oratoria el coach enseña al cliente estrategias para evaluar al receptor. La idea es alcanzar el objetivo de que el público comprenda la información que el emisor quiere transmitir.

Ser directos como oradores

En las sesiones de oratoria también se aprenden a captar la atención del público. La finalidad, es ayudar al coachee a expresar las ideas más importantes y no divagar durante su discurso. La claridad y concreción  en lo que decimos determina que el público capte la información y al mismo tiempo esté atento.

Sesiones de oratoria en El Trampolín

Con El Trampolín aprenderás hablar en público de forma fácil y personal con coaches expertos en comunicación con muchos años de experiencia y una gran formación. Son sesiones con una duración de 55 minutos y el número de sesiones lo determinan conjuntamente el cliente con el coach. Desde la primera sesión de oratoria empezarás a sentir y ver tu mejoría  y ganar esa confianza que se necesitas para hablar en público. 

Nuestro equipo se centra en que cada persona gane la confianza que necesita como orador. Además, aplicamos técnicas de Programación Neurolingüística e Inteligencia emocional para conseguir mejores resultados en el menor tiempo posible.

Se trabaja en conjunto tanto la estructura de contenido y el estilo del orador. Por todas estas razones, si tienes problemas para hablar en público nuestras sesiones de oratoria te pueden ayudar.