TOMAR DECISIONES ASERTIVAS EN LO PROFESIONAL

Tomar decisiones asertivas de forma profesional

Tomar decisiones asertivas ayuda a lograr objetivos

En el ambiente profesional tomar decisiones asertivas transforma hasta los resultados que están más por el suelo. Hay que partir del compromiso que tengas contigo para alcanzar una meta. De esta forma, la elección será más responsable.

Desde el primer instante que decides, es más fácil dar el primer paso para la acción. Sin embargo, el camino de la elección a veces es difícil por eso es importante que te preguntes: ¿qué deseo yo realmente?

Las condiciones de tu entorno no deben controlar tu destino. Enfócate en el resultado que esperas y deja los temores atrás. Aunque los factores externos no sean favorables tú puedes tomar decisiones asertivas.

Tomar decisiones asertivas de forma profesional

Los hemisferios cerebrales canalizan la elección

El hemisferio izquierdo es analítico y el hemisferio derecho se caracteriza por ser creativo e intuitivo. Ambos son necesarios para tomar decisiones afectivas, ya que requieres de la razón para comprender si es conveniente para ti, pero también de la creatividad para resolver.

Según lo anterior tienes que sentarte y definir qué realmente quieres y para qué, cuáles son su ventajas y desventajas. De igual manera, necesitas determinar qué recursos requieres para alcanzar tu objetivo.

Por otro lado, hay que visualizar cuáles son los sentimientos que vas a experimentar al lograr ese objetivo. Además, de los beneficios que obtendrás y el estatus que aspiras llegar. Al pasar la decisión por los dos hemisferios tomas en cuenta la estrategia que tienes que agregar o modificar.

Tomar decisiones asertivas en el momento preciso

Hay que saber esperar y no adelantarse a los hechos. Para dilucidar cualquier situación ten presente lo siguiente:

1.- Definir los objetivos

Es normal que en tu vida profesional atiendas muchos asuntos a la vez. Sin embargo, ninguna otra actividad debe afectar el resultado que quieres alcanzar. Mantén los objetivos claros, para que no te salgas del rumbo.

Investiga sobre los objetivos que quieres lograr

Antes de decidir sobre cualquier circunstancia o sobre lo que quieres, conoce más sobre el área a desempeñarte. Emplea diferentes métodos, ya sea encuestas o hasta incluso las métricas de las redes sociales.

Lo anterior permite eliminar la incertidumbre y, distribuir el tiempo y los recursos de una mejor forma.  Por eso, podrás tomar decisiones asertivas con un mayor criterio de la situación para que sea favorable.

2.- Evalúa las consecuencias

Al tomar decisiones asertivas lógicamente como toda causa y efecto, existen unas consecuencias. Para ello, realiza una matriz que indique los efectos y el impacto de tu elección. Si tienes varias alternativas para llegar a un fin, analiza cuál de ellas te ahorra tiempo, recursos o simplemente es la mejor forma de alcanzar la meta.

3.- Replantear decisiones

En el transcurso de la vida profesional, algunas veces aquellas decisiones que en algún momento eran asertivas, terminan por convertirse en todo lo contrario. Así que conviene analizar nuevamente las decisiones tomadas y cambiar las estrategias si es necesario.

4.- Arriésgate

Si realmente quieres alcanzar una meta a nivel profesional tienes que asumir riesgos y sacrificar algunas veces tu vida personal. Al tomar decisiones asertivas para crecer en lo laboral, tienes que elegir entre la diversión o el trabajo.

Para que puedas alcanzar lo que quieres, te toca dejar de un lado tu vida personal y colocar más empreño en lo profesional.

5.- Consulta otras opiniones

Cuando solamente tu criterio es aquel que importa, cometes un tremendo error, ya que limitas tu punto de vista. Si realmente quieres que tu trabajo cause el impacto esperado, aprende a escuchar otras opiniones muy diferentes a la tuya.

Pensar que eres el único experto sobre un tema te deja en desventajas sobre otros que trabajan para mejorar. Escuchar otras opiniones te ayudará a resolver aquellas debilidades que ni cuenta te das.

6.- No le tengas miedo a equivocarte

En algunas ocasiones asumir riesgos representa una ganancia. Sin embargo, esto te puedo jugar en contra cuando la decisión es tomada de forma apresurada.

Analiza las consecuencias de tus elecciones y toma la batuta de tu vida profesional.

7.- Cuenta con un plan B

Tomar decisiones asertivas parte de contar con un plan B para que tengas más oportunidad por si algo sale mal con el plan principal. Piensa que toda circunstancia puede cambiar y necesitas contar con otros recursos.

En el caso de que el plan A no funcione, tienes la oportunidad de elegir otra vía que te lleve al triunfo que esperas.

8.- Mejora tu propia comunicación

Fortalece la comunicación contigo mismo. Trate de estar en paz contigo y acéptate como eres. Si fallas en esa comunicación interior ya desde el inicio para elegir tus objetivos estarás en conflicto. Lo ideal es que tanto la mente como el corazón estén sincronizados con lo que deseas.

De nada te vale dejarte llevar por tendencias o por la lógica, cuando tu corazón y emociones se apasionan por otra cosa.

9.- No dejes que otro tome decisiones

Cuando eres el líder de un equipo, tienes que asumir las riendas y algunas veces mostrar tu dominio. De la misma manera pasa con tu vida profesional, no dejes que otro tome el mando por ti.

La mejor forma es que seas tu propio juez al evaluar tu gestión. Evita frustrarte por las opiniones de los demás, tienes que salir adelante.

En El Trampolín evaluamos contigo el tomar decisiones asertivas que repercutan de forma positiva en los resultados. A través de nuestras sesiones de coaching podrás dilucidar mejor tus alternativas.

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

49 − 43 =