Entradas

, ,

ARTE DE CONTAR HISTORIAS O STORYTELLING

Arte de contar historias o storytelling

Arte de contar historias para captar al público

Muchas veces os preguntáis que técnicas podéis usar para atrapar al público y que acepte el mensaje de vuestra empresa. El arte de contar historias o storytelling te da las herramientas para que el contenido a difundir sea más agradable.

El público está constantemente sometido a una gran cantidad de información que descartará lo más pronto posible al no tener impacto. En la medida que las personas dominen la técnica despertará mayor interés por sus mensajes.

Cuando buscáis vender algo podéis emplear una historia, no basta con vender el producto, tenéis que crear un vínculo. Las grandes marcas refuerzan sus mensajes a través de testimonios e historias que identifique a sus clientes o futuras audiencias. Esto se convierte en la mejor carda de presentación para dar a conocer un producto.

Arte de contar historias o storytelling

Dificultades del storytelling para conquistar a los públicos

Una de las grandes dificultades es que nuestros públicos todos los días están expuestos a una gran cantidad de mensajes. Según un estudio de Edelman Spain, el 70% del público considera que las empresas solamente quieren lucrarse. Ante este pensamiento es difícil lograr la empatía con cualquier tipo de mensaje.

Algunas veces la musa de la creatividad puede faltar y es allí, donde se pierde el poder de las historias. Las personas olvidan fácilmente campañas comunes donde presenta el producto y el precio. Otro error que se puede cometer y dificulta el desarrollo normal del storytelling es copiar la idea de los demás. Al cometer plagio, el público se dará cuenta en seguida de la similitud, el arte de contar historias se pierde. Hay que tener un estilo propio para narrar una historia.

Para algunas empresas resulta difícil crear y tener una estrategia de contenido interesante que enlace con el producto a vender. El simple hecho de desarrollar una narrativa, personas únicas y humanizar más la marca puede ser algo complicado.

Una forma que nos puede ayudar a sensibilizar más la marca son las historias de los propios clientes con el producto, ya que logran una conexión con posibles clientes que pasan por la misma circunstancia. Los públicos ven con muy buenos ojos las empresas que demuestran su filosofía de trabajo a través del storytelling. Otra forma de atrapar al publico, es defender y compartir causas comunes.

Ejemplo de un buen storytelling

Un ejemplo  de lo anterior, es el concepto de belleza, Dove, reflexiona sobre la verdadera belleza y la autoestima. El mensaje de esta empresa es que nos aceptemos como somos, de esta forma cala en el público. Por esta razón, tenéis que manejar estrategias en el arte de contar historias para entusiasmar y reforzar conductas. Una gran parte del público comparte que vale más la belleza internar que la exterior. 

Estrategias del arte de contar historias para las empresas

1) Sea auténtico:

Crea una historia que la gente sienta real y demuestre que a todos nos puede ocurrir como ensuciarnos la ropa por accidente. Esta realidad vuelve a la empresa en una organización más cercana con su público y más humana.

2) Seleccione el perfil de los personajes

Cuando nos adentramos al arte de contar historias, debemos seleccionar muy bien nuestros personajes. Cada historia tiene héroes y villanos, los primeros son las soluciones para enfrentar los problemas, y estas situaciones adversas serían los viles. Es importante que la figura del héroe represente muy bien los valores de la empresa.

3) Ganchos mentales

Podemos elegir símbolos, pero también palabras clave que haga que el cerebro recuerde más ese tipo de información. Cuando logras captar la atención es más fácil que las personas se enfoquen en el mensaje.

4) Estrategia para difundir la información

Cuando ya tiene su historia lista, ya sea audiovisual o su pequeño relato para contar a vuestros clientes, elija el medio para difundir el mensaje. Esto puede ser a través de una campaña en la televisión, en YouTube, blog, periódico, conferencias, entre otros. Vosotros tenéis que ahorrar tiempo y recursos al determinar los medios dónde se ubica vuestros públicos.

5) El arte de contar historias y su estructura

Toda historia tiene que contar con una estructura que cautive al público. La narrativa debe tener un inicio, un conflicto y una resolución. También necesita que el mismo narrador le otorgue un buen ritmo que capte la atención del público hasta el final.

Las empresas con un buen plan y creatividad pueden lograr posicionar su mensaje. El storytelling alcanza su objetivo de captar la atención cuando en su historia involucra a los consumidores.

Formas de emplear el storytelling

El arte de contar historias se puede utilizar en varios escenarios empresariales tales como:

  • Para explicar procesos y productos

Cuando transmitimos un concepto tal vez nos cuesta explicarlo y por ende, el receptor no capta nuestra oferta como quisiéramos. Al partir del storytelling para explicar nuestro producto o servicio, la gente puede entender mejor lo que deseamos vender.

  • Contar casos de éxito

Los clientes que ya experimentaron los productos y servicios de la empresa con su previa autorización, podemos difundir su historia con la empresa. Para que esa narrativa funcione tiene que contar el antes y después de utilizar el producto o servicio. Esto ayuda a despertar el interés de algunos clientes potenciales que se pueden identificar con la misma situación.

  • Contar vuestra propia historia

Al intentar conectarse con las personas, también podéis dar a conocer vuestra historia de cómo llegasteis a montar la empresa. De una manera, creativa y dinámica, sin ser distante  las personas llegan a sentirse identificadas. El arte de contar historias debe incluir emociones, valores, situaciones e ideales sobre lo que os llevó a crear un negocio engancha al público.

En el momento que logréis captar la atención de los clientes potenciales, se generan resultados positivos que fortalecen la decisión de compra del público. Por otro lado, los clientes sienten más empatía, comparten los mismos valores y por lo tanto, se establece una relación de lealtad.

Cualquier momento y oportunidad es excelente para contar esa historia. Esto lo podéis hacer a través de una presentación de ventas, artículos de blog, redes sociales, publicidad, entre otros recursos.

Con El Trampolín podréis conquistar el mercado, ya que os daremos con nuestro curso de storytelling las herramientas que necesitéis. Esta capacitación está se dirige a periodistas, directivos, estudiantes, profesores y emprendedores, así llegaréis a más clientes. 

, ,

¿Qué es el Storytelling? Cómo contar historias para conseguir nuestros objetivos.

storytelling

¿Qué es el Storytelling? Cómo contar historias para conseguir nuestros objetivos

 

¿Qué es el Storytelling? El storytelling es una práctica muy usada en la actualidad ya que permite contar historias y no solo eso, sino que quien lo hace deja una marca y en muchos casos puede persuadir a las personas a que actúen de una u otra manera. Este arte, aunque en los últimos años se ha venido estudiando con profundidad, data su origen a muchos siglos atrás, pues los humanos desde siempre hemos tenido esa sensibilidad por la comunicación creativa. En este artículo ahondaremos un poco más en el significado del storytelling y cómo ponerlo en práctica.

 

A lo largo de la vida, los seres humanos siempre hemos tenido la necesidad empírica de decir algo, ya sea con una sola dirección hacia otras personas o con la intención de recibir alguna retroalimentación porque somos seres comunicativos por naturaleza, así ha sido desde nuestra creación; es por ello que desde los inicios, las personas han optado por utilizar y crear estrategias que les permitiera ser escuchadas y hacerse entender; el problema en muchos casos es que la información que se quiere dar a conocer no queda marcada en los oyentes.

Resultados de estudios científicos han arrojado respuestas positivas al hecho de que los seres humanos, por naturaleza, retienen con mayor facilidad la información cuando esta proviene de un relato, historia o cuentos vivenciales; siendo menos productivo en este sentido, recibir ideas o conceptos de manera aislada.

Con las historias que cuentan nuestros abuelos, por ejemplo, entendemos muchos detalles de nuestro pasado, dibujando en nuestra mente la idea de haber vivido sin servicio eléctrico, sin agua directa a nuestras casas (sino tener que buscarla en un río, lago o manantial) y aún mas sorprendente que el transporte se limitaba al uso de caballos y asnos; resulta mas fácil de comprender de esa manera que si leyéramos un libro de historia, pues las vivencias perduran en nuestra mente y nos ayudan a aprender de una manera más efectiva, debido a que “todo aprendizaje es generado por una base emocional”, como dijo Platón.

¿Qué es el Storytelling?

Se define pues el storytelling como el arte de concebir y contar historias, utilizando lenguaje sensorial, de manera tal, que a través de las emociones que generan en esos relatos, se pueda llegar al cerebro y a lo mas profundo del público; es considerado como la forma más directa de conquistar el corazón de la gente.

Este arte busca principalmente tres cosas: captar la atención del público definido como objetivo, incitarlo al cambio y finalmente convencerlo mediante el uso de argumentos razonados y ejemplificados con vivencias.

No obstante, existen varios puntos a tomar en cuenta a la hora de aventurarse en el desarrollo de un storytelling, como, por ejemplo: definir claramente el mensaje que se desea transmitir, establecer una coherencia de la personalidad y la actitud que tiene definido tu relato y el público al que va dirigido tu mensaje, ya que en realidad no importa lo hermosa, chistosa o interesante que parezca la historia que vas a relatar, sino que sea de agrado para el público que quieras atrapar.

 

storytelling

El storytelling es una técnica ancestral

¿Por qué contar historias?

Una historia no solo cuenta algo interesante, sino que da a conocer aspectos desconocidos e íntimos y genera confianza.

Las historias en general son fáciles de recordar, con ella se logra plasmar una oleada de hechos pero que llevan una secuencia; lo que la hace fácil de recordar.

Considerando que son fáciles de recordar, son fáciles de transmitir. Tan sencillo como que, las historias se comparten, replicándolas a nuestras personas cercanas y así sucesivamente.

Nos fascina un buen cuento, y no nos cansamos de escucharlos mil veces. Hacen lo complejo simple y dan una dimensión diferente a lo que pudiera parecer rutinario.

A través de las historias se usa una conexión sensorial, lo que significa que intervienen las emociones, y ya que todos tenemos un corazón; una historia nos hace más humanos y cercanos. Convierte a un exponente frío en una persona en la cual se puede confiar.

Por todo lo antes expuesto, se puede decir que recurrir al storytelling marcará un antes y un después, siempre y cuando se manejen las ideas de manera correcta y se encamine la historia de acuerdo la lo que se quiere decir y a quiénes se lo quieres decir, tratándolo siempre como un proceso creativo sin despreciar las emociones que este pueda generar, porque es justo ahí donde encuentras la clave funcional de su aplicación; ya sea a la hora de encontrar un empleo, la presentación de un proyecto o una comunicación ya sea interna o externa.

Usos del Storytelling:

  • Puede usarse en mercadeo para el posicionamiento de una marca a través de una historia.
  • Para orientar estrategias, en recursos humanos,  de mejora continua, y transmitir los valores, sentido de pertenencia y en general, la cultura organizacional.
  • En finanzas puede utilizarse para visualizar el histórico de las crisis y errores propios o ajenos con el fin de aprender de las vivencias.
  • De manera muy general y de acuerdo a la formalidad que se amerite, en la presentación de algún proyecto, junta directiva y en otros casos, previo análisis del contexto.

Actualmente, conociendo todos los beneficios y ventajas que se obtienen del uso de esta herramienta super sencilla pero útil, las empresas la han adoptado como un mecanismo eficaz para buscar el posicionamiento de sus productos y/o servicios. Con lo que se ha generado la denominada storytelling digital que es el uso de mecanismos informáticos para narrar o contar historias con una variedad de multimedia, incluyendo gráficos, audio, video y/o publicación en la web.

Las marcas han entendido que los consumidores necesitan humanizar los productos para sentirse identificados o, por lo menos, sentir que esas marcas, “sus” marcas, tienen un valor emocional que las hace más valiosas. Es así como las empresas adoptan este término; basándose en que “el marketing ya no va de lo que haces sino de las historias que cuentas”. Y es que el storytelling engancha perfectamente en este concepto, pues llevándolo al marketing tiene como meta principal enfocarse en todo lo que tiene que ver en este caso con el consumidor o cliente, se basa en el hecho de que cuando una persona se identifica con el producto, logra generar una conexión emocional, de ahí pasa a usar el cuento, una historia para poder conectarse emocionalmente con una esa persona.

El storytelling hace además que el vendedor se ubique al lado del consumidor y no del lado del producto, lo que desde siempre da valor agregado al acercamiento de las personas con las marcas que les gusta, descubriendo su propia historia y lo emocional va a pasar a ser parte de su vida por lo que así verán a los productos que decidan promocionar usando esta herramienta. Y es principalmente por esta razón que se ha popularizado en el marketing como una herramienta que permite alinearse con las audiencias, salirse de la manera acartonada y fría de hablar de negocios, y así, lograr mayor empatía con posibles clientes, que pasarán a ser clientes potenciales.

Con el storytelling digital se han atravesado fronteras, con esta nueva era electrónica y sobre todo de las redes sociales, además de los principios descritos anteriormente, se consideran otros de suma importancia a la hora de impactar al público, por ejemplo:

  • Se debe contar una historia que emocione

El storytelling debe emocionar y sensibilizar al usuario, sin importar si se generan lágrimas de felicidad, miedo, tristeza, ¡algo! Eso significará que le ha llegado el mensaje y la persona realizará alguna acción (ya sea replicar el cuento, compartir el contenido, darle a me gusta, que visite nuestra web, etc)

Pues si se ha sensibilizado de alguna forma, es porque en algún momento del relato, hubo alguna palabra o frase que le recordó algo de su vida y lo trasladó al terreno personal y es ahí donde se quiere llegar.

  • La historia debe motivar

Sin motivación no hay emoción. Si al contar una historia no hay emoción, no hay reacción y la historia se convierte en un fracaso.

Deberás ingeniártelas con el storytelling digital para que el usuario cuando acabe de ver la historia, quiera saber más sobre tu marca. Dale razones para que vuelva.

  • La historia debe tener un inicio, dualidades o nudos y un desenlace

Se trata de conflictos, momentos de incertidumbre; si es una imagen debemos imaginarnos ese viaje a través de fotos y si es un vídeo, a través de una trama, que le de vida a los personajes, un tema principal y una moraleja.

  • Conversa y acércate a tu audiencia

No es suficiente con colgar la historia en redes sociales, con eso aún no tienes todo hecho, no te equivoques; a la gente le gusta opinar y contar sus propias vivencias. Debes gestionar un espacio para escucharlos y responderles.

  • Revela algo íntimo o personal de la marca

Ya sea mostrando quién está detrás de la marca, tal vez los usuarios quieren saber quién es esa persona o grupo de personas. A veces, mostrar a algún miembro del equipo puede suscitar interés y diversión. O en su defecto, revela algo muy puntual sobre la marca para no aburrir y caer en la monotonía.

  • Usa diversidad en los formatos

Ya sea vídeo, música, imágenes… así irás descubriendo lo que le gusta a los usuarios de tu producto y luego contarás tu historia en ese formato. Si la mayoría de ellos están en una red social en específico, por ejemplo, eso te da la pista de que les gusta el tipo de formatos que ahí se permiten. Así, que tu estrategia deberá enfocarse en contar una historia a través de ese formato.

  • Una historia debe dejar una promesa, como toda marca con su producto

Toda marca debe prometer algo a sus consumidores para emocionarles, para captar usuarios, y personas que no son usuarios, pero que al final se convertirán en fieles consumidores de acuerdo a la persuasión que puedas impregnarles

  • La historia debe finalizar con la imagen o mención de la marca

Llevándole a poner la guinda al contenido de esa historia y para que los usuarios presentes terminen por relacionar esa historia que ha logrado emocionarle con ese producto o marca.

 

Tipos de historias que podrías relatar a los consumidores o clientes de tu empresa:

¿Cómo hacen el producto?

 

Contar lo que pasa detrás de bambalinas; esos datos curiosos o interesantes detalles que aclaren un panorama complejo que los usuarios traen en la mente, hace la historia especial, puede ser la razón para atraer un cliente potencial que estás buscando.

 

 

¿Cuál es la inspiración de la marca?

 

A través de esta historia puedes comunicar la razón de ser de lo que hace y por qué lo hace. Es la esencia de lo que los mueve todos los días a producir; el significado que tiene trabajar por lograr algo que trascienda, y se podrían explicar detalles de cómo surgió la idea por primera vez; colocando siempre la satisfacción del cliente final como una inspiración relevante.

 

Durante la operación de la empresa, algunos obstáculos superados

 

Debido a que cada empresa en existencia, ha pasado por ratos no tan gratos. El haber superado estos obstáculos lo hace más cercano y apreciado y este siempre es un tema que interesa conocer, da a entender que la empresa depende de la lealtad de sus consumidores para surgir.

 

Definitivamente esta enriquecedora herramienta del storytelling invita, en cualquier ámbito a que hay que crear historias que cautiven para enamorar a los usuarios o al público, si no, la historia no funciona. Es imprescindible que una historia cautive y emocione para enamorar y, sobre todo, para ser difundida y que perdure en el tiempo.

Es el objetivo principal de esta técnica utilizar un carácter persuasivo y de convencimiento que le permita enganchar, bien sea a una audiencia de un público común o de usuarios de algún bien o servicio, o un equipo de trabajo; aprovechando la ventaja de que “El ser humano se mueve por emociones, por sensaciones y por necesidades. Herramientas que las marcas deben utilizar a favor de sus consumidores”.