Entradas

, ,

Brilla en tu equipo de trabajo a través del dominio de la oratoria

Dominio de la oratoria para todos

Contar con un dominio de la oratoria de forma clara te permitirá encontrar un empleo y mantener el mismo.  Algunos profesionales no logran causar el impacto que desean, debido a su temor de hablar en público.

No importa la carrera que tengas y los conocimientos que poseas cuando te cuesta expresarte antes los demás. Muchos se preguntan cuál es la clave del éxito de algunos profesionales, pues hoy te diremos una.

Sin lugar a dudas, cuando existe un dominio de la oratoria te destacas más sobre otros profesionales. Puedes tener mucho conocimiento y capacidades, pero si tú no sabes transmitirlo a través del lenguaje estás en desventaja.

Las empresas valoran en un alto porcentaje a aquellas personas que saben comunicar sus ideas de forma eficaz. Además, de incentivar con sus dotes de orador a los demás miembros del equipo de trabajo.

Al tener una excelente capacidad para hablar en público podrás alcanzar el éxito en tu carrera. Esto te permitirá obtener mejores puestos de trabajo y hasta incluso avanzar profesionalmente. Por eso, tienes que saber algunos consejos para ser un estupendo orador.

Característica principal que buscan los reclutadores laborales

La mayor parte del tiempo el departamento de recurso humano busca para ocupar una vacante un buen orador. Es decir, una persona que se presente y sepa difundir de forma coherente y sin nervios sus ideas.

En el año 2016 la Comisión para el Empleo del Gobierno Británico realizó un estudio que demostraba la perspectiva anterior. De una muestra de 91 mil empleadores, todos señalaron que la mayor parte de los candidatos carecen de habilidades comunicativas.

La oratoria forma parte de una disciplina para aprenderla y con el pasar del tiempo la misma evoluciona. Lo mejor que puedes hacer es prepararte cada día más para que seas un orador exitoso.

Dominio de la oratoria

¿Cómo destacar en oratoria?

Es normal sentir miedo hasta el punto de querer huir de ese momento, además de los sudores que nos produce hablar en público.  Según un estudio reciente de Adecco Profesional, 75% de la población española sufren de glosofobia, es decir, de ansiedad.

Para tener dominio de la oratoria, en El Trampolín pensamos que se necesita conocimiento y entrenamiento. Al no contar con estos dos elementos es normal que tú sientas temor. Esto se debe porque sabes que no estás preparado para enfrentarte al público como quisieras.

Para hablar en público hace falta conocer las técnicas y practicarlas, al igual que alguna actividad cotidiana. Cualquier persona puede estar apta para ser un buen orador, lo único que tiene que hacer es seguir algunas instrucciones. Nos referimos por ejemplo a:

1.- Seleccionar lo que vamos a decir y la forma de expresarlo

En este punto es importante que tengas claro qué deseas decirle a tu público de acuerdo al tema y a sus intereses. Para ello, debes estructurar una presentación y te recomendamos que emplees  la técnica de contar una historia para que sea más atractivo.

2.- Conoce a tu público

Para que tú presentación sea más interesante y tengas un mayor dominio de la oratoria es importante identificar el perfil de tu público. De esta manera, sabrás los intereses de tu audiencia y podrás dirigir un mensaje con mayor propiedad.

3.- Anécdotas o preguntas

Por lo general, se recomienda como parte del discurso comenzar con una anécdota o una pregunta en relación al tema. Esto nos servirá para captar la atención del receptor desde el primer momento.

4.- Los silencios

Este recurso lo podemos utilizar para enfatizar algún punto importante o para que la audiencia reflexione. A su vez, nos permite descansar, tomar aire y que nuestro público puede asimilar mejor la información.

5.- Selecciona un final impactante

Tu intervención puede finalizar con una frase o cita para la reflexión. Además, otra opción es formular una pregunta. También puedes dejar una tarea pendiente para que el público tenga presente el tema al terminar la exposición.

6.- Prepara tu discurso

No dejes que el tiempo se adueñe de ti. Lo más recomendable es que prepares tu discurso con anterioridad. Así podrás practicar y sentirte cómodo con lo que expresarás ante tu audiencia. Esto es uno de los secretos fundamentales para el dominio de la oratoria.

¿El orador nace o se forma?

Definitivamente, el dominio de la oratoria es un verdadero arte, que se aprende y se entrena. Hay que resaltar que estudios recientes demuestran que 90% de los oradores, deben su éxito al método que emplearon. Es decir, que nada más un 10% nació con este don para la palabra.

En la educación desde temprana edad, lamentablemente no nos enseñan a debatir, argumentar, en fin a expresarnos. Crecemos, nos convertimos en adultos y continuamos con esa deficiencia. Incluso al realizar estudios superiores no nos enseñan a comunicarnos para persuadir y lograr nuestros propósitos.

Entonces, es posible aprender a tener dominio de la oratoria de la mano de una buena capacitación. Por eso, en El Trampolín  te ofrecemos diferentes posibilidades con excelentes profesionales.

Nosotros te ayudamos a enfrentar tu reto comunicativo, gestionar tus nervios, ganar confianza y contar con un estilo propio. Además, de estructurar el contenido de tu presentación.  Puedes tener sesiones individuales de oratoria o también elegir nuestros cursos. Tú escoges el mejor método de acuerdo a tus necesidades y el tiempo que dispongas.

Oratoria anglosajona en el marco de la educación anglosajona

Oratoria anglosajona

La oratoria en el marco de la educación anglosajona

En todos los ámbitos de la vida es esencial dar un buen uso a las palabras, por eso la oratoria es fundamental para lograr el éxito.

Oratoria Anglosajona: El orador debe tener la capacidad de convencer a un público, sin importar lo grande o pequeño que sea. A continuación conoceremos más sobre lo que esto significa en la educación anglosajona.

En la actualidad son muchos los egresados de reconocidas escuelas de habla inglesa que ocupan posiciones importantes dentro del mundo de la política y los negocios. Si lo pensamos bien, parece que no han llegado allí por casualidad. La mayoría de estas personas son expertas en hablar en público y por lo tanto tienen buenas conexiones interpersonales.

Millones de estudiantes alrededor del mundo aún no conocen lo que es la oratoria. Curiosamente, será lo primero que evaluarán sus futuros empleadores una vez que culminen sus estudios y salten al mercado laboral. En el Reino Unido, lo que la gran mayoría de los patronos toma en cuenta a la hora de contratar a algún trabajador, es su forma de expresarse y si pueden transmitir un mensaje de manera efectiva.

Oratoria anglosajona

La educación anglosajona da una gran importancia a la oratoria

Oratoria Anglosajona

A diferencia del modelo continental, el modelo asiático y el escandinavo, los educadores anglosajones se caracterizan por incentivar la creatividad de sus alumnos. Este modelo busca aminorar la exigencia durante las horas de clase y dar mayor importancia a las actividades escolares realizadas en casa. Disminuye la carga académica y se distribuyen las horas educativas entre la institución y las tareas para el hogar.

Este modelo educativo fomenta la competencia mediante la creatividad. Tiene como premisa lograr no solo adquirir el conocimiento, sino enseñar cómo aplicar el conocimiento rompiendo los estándares sistematizados. Buscando resaltar el ingenio de los estudiantes con ideas frescas e ideas nuevas.

De esta forma, el modelo educativo anglosajón se considera que podría ser uno de los más eficaces. Incentiva a las personas a adaptarse siempre a los cambios. Con la práctica frecuente de técnicas de oratoria las personas adquieren la capacidad de pensar con rapidez y creatividad. Buscarán siempre los métodos de acercamiento más adecuados para persuadir al público en cuanto lo tengan en frente, en el futuro.

La oratoria en la actualidad y el modelo de oratoria anglosajón

Anteriormente, la principal manera de convencer al público era a través de la divulgación de los conocimientos que alguien poseía. Este modelo se ha transformado de alguna forma para empezar a convencer a la gente mediante el uso de la inteligencia emocional, es decir, si el emisor tiene la capacidad de brindar algún tipo de información y logra conmover al receptor, sea o no cierta la información que se está ofreciendo, el público quedará convencido de que sí lo es.

La naturalidad y la brevedad son características claves para lograr una buena oratoria en la actualidad. El público contemporáneo busca ser convencido y la única manera de lograrlo es que el orador logre conectar con las emociones de sus receptores.

La capacidad que estos dos modelos facilitan las posibilidades de crecimiento en todos los ámbitos de la vida. No existe poder más fuerte que el de convencer y mover a las masas. En este sentido no calará en las mentes de las personas lo que se expresa, sino cómo se expresa.

Pero… ¿Qué es la oratoria?

Como su nombre lo indica, es hablar en público elocuentemente logrando al mismo tiempo persuadir al público que está recibiendo la información. También puede realizarse mediante sermones o discursos.

La oratoria también es conocida como una forma de “marketing personal”. Busca la forma de vender cualidades propias de una manera natural para brindarle seguridad y confianza a un púbico en específico y lograr así convencerlos de algún mensaje o propuesta que se esté exponiendo.

Muchos oradores suelen realizar escritos antes de dar algún discurso. Complementan dicha información con el conocimiento que poseen. Sin embargo, un verdadero orador debe tener la capacidad de improvisar tales discursos. Deben tener amplio conocimiento sobre infinidad de temas y saber cuáles temas podrán tocar y cuáles no.

Las cualidades de un buen orador deberán ser: buena dicción. Utilizar frases conocidas que logren conectar con el público receptor. Mantener un buen tono de voz para dejar un mensaje claro en la mente del espectador. Y mantenerse bien informado sobre cualquier tema para expresarse con total seguridad y firmeza.

Importancia de saber expresar ideas

Es el arte de convencer con las palabras. En algunas ocasiones pasa a ser menos importante que la información ofrecida sea verdad. Siempre y cuando el orador logre convencer al público de lo contrario.

Mediante la oratoria podrá obtenerse la capacidad de motivar. Hasta de incentivar emociones y sentimientos de un público específico. Haciendo el uso correcto de las palabras el orador podrá persuadir, conmover, convencer, enseñar y agradar a las personas. O simplemente… causar un efecto contrario y negativo.

Cuál sería el impacto que tendrían las comunicaciones en un futuro no muy lejano si más sistemas educativos incluyeran en sus programas la enseñanza de la oratoria a las nuevas generaciones. La respuesta es simple y todos la conocemos. Si quieres saber como adquirir estas habilidades con un método práctico, intuitivo y eficaz puedes contactarnos sin compromiso.

 

Logotipo de "El Trampolín Coaching y Comunicación"

 
Avenida de Nazaret 13A
28009-Madrid
Telf contacto: +34910757492

 

, , ,

5 claves para perder el miedo escénico

5 claves para perder el miedo escénico

El miedo escénico es parte del proceso y desarrollo de una persona. Algunos lo dominan de una forma rápida a otros ni siquiera les afecta pero a la mayoría de los mortales nos supone un proceso llegar identificar y superar el miedo escénico. En cualquier caso sabemos que es uno de los problemas más frecuentes cada vez que nos encontramos en un escenario o ante el compromiso de hablar ante una audiencia.

Que es el miedo escénico?

El miedo escénico o pánico escénico es uno de los padecimientos mas frecuentes. Se conoce como un estado que reduce la efectividad con la que nos comunicamos, bloqueando las actividades expresivas. Es considerado incluso como una enfermedad que tiene tratamiento y por supuesto hay formas de evitarlo o superarlo.

Muchos asocian el miedo escénico a una fobia social, ya que no son capaces de presentarse y hablar en público. También es un trastorno de ansiedad y podría ser un indicador de baja autoestima, ya que algunos de los que lo padecen no son capaces de valorar positivamente lo están haciendo en ese momento.

El miedo escénico tiene mucho que ver con el nivel de seguridad y confianza de la persona. Por lo que se imaginan sobre lo que dirán otras personas e incluso por lo que piensan ellos mismos. Pero todo tiene solución, sigue de cerca nuestros puntos claves y aprenderás a dominar el miedo escénico o contrata ya una sesión individual de oratoria y estaremos encantados de ayudarte a superarlo.

5 claves para dominar el miedo escénico

Identificar el miedo escénico

Puntos clave

Perder el miedo escénico no es tan fácil, pero no significa que sea imposible. Ya lo dijimos, es una condición que se puede superar, siempre y cuando se tenga voluntad para ello y se pongan los medios y el trabajo. A continuación te vamos a presentar 5 puntos clave para perder el miedo escénico:

  • Relaja el cuerpo

Antes de cada presentación, debes tener algún método de relajación. Puede ser yoga o puede ser tomar jugos cítricos (disminuye la presión arterial), pero que sea algo que te funcione. Tanto el cuerpo como la mente se relajarán y tendrás más frescura ante el público.

No sirve de nada preocuparse todo el día porque te vas a parar en público, esto genera nervios. Cuanto más despejes tu mente y tu cuerpo y te sientas en paz, todo saldrá bien. No todos los métodos funcionan con todas las personas, debes encontrar la forma de relajarte que mejor te funcione a ti.

  • Conoce y domina el tema

Uno de los errores más frecuentes al exponernos en público, es no saber que decimos realmente. Ocurre mucho en las personas que se sienten seguros de ellos mismos, pero no conocen el tema. Si dominas el tema, te expresas con más confianza.

Si se trata de un tema nuevo y abstracto para ti, investiga lo que sea necesario. Cuando te pones frente a un público que si conoce del tema si crees que tú no, vas a sentir tanto pánico que te va a temblar la voz, asegúrate de lo que dices, trabaja… estudia.

  • Encontrar puntos focales

Cuando padeces de miedo escénico y te pones frente al público, probablemente mirar fijamente a ciertas personas sea la peor decisión que hayas tomado. Mirar fijamente a alguien te puede provocar desconfianza, nervios y según los gestos o reacciones… hasta pensar que lo haces mal.

La mejor forma de evitar esto es encontrar puntos focales, a donde mirar mientras estamos en un escenario. Tampoco debemos mirar siempre a la nada, ya que podría interpretarse como una falta de respeto a los que te ven. Pero siempre debes encontrar esos puntos donde ganas más confianza contigo mismo.

  • Grábate a ti mismo

También puedes decirle a alguien que te grabe, la idea es poder visualizar como lo hiciste. No va a ser ni la primera ni la ultima vez, debes aprender de los errores. Si lo hiciste mal, sabrás en que te equivocaste observándote a ti mismo.

Cuando te ves a ti mismo, puedes identificar como te mueves, como hablas e incluso que gestos haces. De esta manera, puedes ver tus particularidades para que te ayuden a perder el miedo escénico. Puedes repetirlo tantas veces como quieras, así irás mejorando  cada vez que lo intentes y fijando lo que hacer bien.

  • Pregunta después de hacerlo

Ya sea una conferencia, el público de una obra de teatro o un par de personas, pregunta siempre como lo hiciste. Tampoco le preguntes a todo el mundo ?  debes saber de quién tomar sugerencias. Tienes que preguntarle a personas que sean capaces de dar una crítica constructiva para mejorarte a ti mismo.

También puedes preguntarles a otras personas “¿Cómo lo hacen?” y aprender de ellos. Incluso es recomendable invitar a personas que son capaces de ayudarte a mejorarte a ti mismo. Siempre y cuando tengan la capacidad, el conocimiento y la experiencia para dar una crítica efectiva para perder el miedo escénico. Si quieres avanzar no dejes de preguntar!

Recuerda que no todos somos iguales y probablemente alguna de estas claves no van a funcionar. Toma lo que te sirva y deshecha el resto. O también puedes aplicar las mismas claves pero utilizando otros métodos. Por ejemplo alguien puede decirte: «porqué no intentas relajarte con yoga?» Esto sería una buena sugerencia pero quizá ya lo hayas intentado y no te ves a ti mismo haciendo yoga… entonces en lugar de relajarte con yoga, puedes relajarte escuchando tu música favorita y estimulándote con algo alegre y positivo.

Prueba estas claves y si aún así crees que puedes necesitar ayuda profesional no dudes en contactarnos.

logotipo El Trampolin Coaching y Comunicación

 
Avenida de Nazaret 13A
28009-Madrid
Email contacto: contacto@eltrampolin.es
Telf contacto: 910757492