Entradas

, ,

Desarrollo de Normativas en las organizaciones

Desarrollo de normativas en las organizaciones

Desarrollo de normativas, paso determinante en la cultura organizacional

La cultura organizacional forma parte de los elementos informales que se dan en la cotidianidad, pero también los aspectos formales. En relación a la formalidad, el desarrollo de normativas también constituye características esenciales para autorregular a la empresa.  En este artículo evaluaremos la convivencia entre políticas, normativas y estrategias para fomentar una cultura organizacional óptima.

Comprenda mejor estos términos y evite confusiones, revisemos sus conceptos a continuación:

  1. Política organizacional

    Son líneas de acción que todos los miembros deben acatar incluyendo los líderes que integran a la organización. En el momento que se decide comenzar con el desarrollo de normativas se tienen que ajustar a cada política.  Las normas respaldan a las políticas, y éstas a su vez guían las tomas de decisiones de los líderes. La sostenibilidad de una organización depende de sus políticas de calidad, seguridad, reducción del impacto ambiental, confidencialidad, entre otras.

  2. Normas

    Las normas son reglas que forman parte de unos parámetros establecidos por la empresa para cumplir con una política organizacional. Se logra la integración entre las políticas y las normas, al realizar un diagnóstico empresarial y un análisis de la situación.
    Cuando los líderes de la organización conocen sus necesidades y problemas, se establece una serie de pasos a cumplir. Uno de los objetivos organizacionales, es la confianza, por eso las empresas tienen que ganar terreno con sus públicos. Las normativas ordenan la casa y muestra la mejor cara de la empresa.

  3. Estrategias

    Son guías o cursos de acción que cuentan con una planificación antes, durante y después de ejecutarlas. En ellas se determinan con orden los pasos, recursos, acciones y objetivos que se deben alcanzar. Las estrategias forman parte de los procedimientos para ejecutar una acción previo diagnóstico empresarial.

La política organizacional, el desarrollo de normativas y las estrategias colaboran con el resultado de contar con un procedimiento operacional. Esto significa que estos elementos nos ayudan a crear un método para una o varias actividades en la organización. Con un buen diagnóstico empresarial se puede diseñar procedimientos que arrojen resultados esperados.

Una vez que tenemos claros estos conceptos, veamos cómo se dividen las políticas.

Tipos de política organizacional

Existe 2 tipos de políticas fáciles de identificar en las organizaciones como:

Políticas Generales

Nos referimos al desarrollo de normativas aplicables a políticas de gran impacto y a todos los niveles de la organización. Las políticas generales suelen determinar las conductas en todos los departamentos, es decir, son de forma global. Por ejemplo, podemos señalar las políticas de calidad o buen servicio, políticas de seguridad integral, entre otras.

Políticas Específicas

En un diagnóstico empresarial hay que analizar los problemas operativos de cada departamento para buscar soluciones en base a lineamientos. Por lo tanto, se trata de políticas limitadas con alcances únicamente para un área específica. Un ejemplo de esto es:  en el departamento de ventas, se implementan políticas de comisiones, precios e incentivos.

Beneficios en el desarrollo de normativas

  • Se establecen políticas generales y específicas para el funcionamiento de toda la organización
  • A todos los integrantes de la organización se les trata por igual, partiendo de unos lineamientos.
  • Facilita la toma de decisiones por parte de los líderes.
  • Representa una guía para los trabajadores tanto en su conducta como en las actividades a desarrollar.
  • El diagnóstico empresarial permite reajustar cada política organizacional en el tiempo.
  • Son un reflejo de la imagen institucional.
  • Fomenta la confianza, la honestidad y la delegación de actividades entre los líderes y sus subordinados.

¿Cómo comenzar a recibir estos beneficios?

Lo primero a realizar es seguir una metodología de trabajo para comenzar a desarrollar las políticas de la organización. Esas etapas se podrían ordenar de la siguiente manera:

Diagnóstico empresarial

Evaluar el funcionamiento de la empresa incluyendo los procedimientos de trabajo y sus resultados. También hay que determinar el clima organizacional y las motivaciones de los trabajadores.

Diseño de las políticas

Al analizar los resultados del diagnóstico empresarial, los líderes se ocupan del desarrollo de normativas para cada política organizacional. En este punto, las redacciones de las mismas deben quedar lo suficientemente explícitas.

Verificación de las políticas

En esta fase es fundamental la comunicación efectiva con las diferentes unidades de mando de la organización. Se efectúan las revisiones y ajustes correspondientes antes de dar el visto bueno.

Difusión de cada política organizacional

Un empleado que desconoce los cambios de su empresa, la ética institucional y los procedimientos a cumplir traerá problemas. Una consecuencia de esta situación es la reducción de la calidad y productividad de la empresa. Los trabajadores más experimentados y los nuevos egresos tienen que estar al tanto de las políticas de la organización.

Establece las agendas de revisión y actualizaciones

Cada año la organización está obligada a verificar la vigencia de las políticas y sus normas. Las actualizaciones que se realicen deben quedar por escrito y seguir un proceso de divulgación. Los integrantes de la empresa les incumbe saber qué cambios se realizaron y cuáles se mantienen.

Conclusiones

Las estrategias son inseparables de las políticas, ya que en el desarrollo de normativas figuran ciertas estrategias de mejora. Los líderes imparten políticas para controlar sus estrategias de rendimiento y gestión de personal. Ambas tienen que convivir para optimizar los resultados esperados y establecer un orden como parte de la cultura organizacional.

Estos aspectos formales integran la cultura empresarial, por lo tanto, el desarrollo de normativas, debe ser visto de manera normal. La organización puede tener aspectos informales que se vuelven cotidianos, pero también normativas a seguir todos los días. La estrategia ideal es que se cumpla cada política sin ninguna novedad.  De esta premisa, depende una buena comunicación y el compromiso del trabajador.

Bibliografía actual sobre normativas y métodos de trabajo.