Entradas

CONDUCTAS QUE PUEDEN MATAR EL LIDERAZGO

¿Cómo líder eres capaz de matar el liderazgo?

En este artículo el tema central son aquellas conductas que asumes y que por lo tanto, son capaces de matar el liderazgo. Es decir, pierdes el rumbo de tu equipo y del trabajo, el mando te queda grande porque perdiste el control total de la situación.

Los líderes en la actualidad se enfocan en mejorar, desarrollarse y evitar aquello que pueda generar conflicto. Así, podrán mantener un nivel alto en todos los factores que promueven un buen liderazgo.

Ahora es el momento que pienses en cuáles de los siguientes errores cometes que te llevarán al fracaso. Todavía tienes tiempo de corregir.

Errores frecuentes en tu liderazgo

1.- No reconoces las fortalezas del equipo

Uno de los errores más frecuentes, tal vez por la falta de tiempo, es no tomarte aunque sea un minuto para aplaudir el talento y la fortaleza de la gente. Es normal que a cualquier persona le encante demostrar su talento y que el líder lo reconozca.

Cuando se vuelve un mal hábito no valorar a cada miembro de tu equipo y sacar su mayor potencial, el desánimo va creciendo. Un equipo descontento produce que los objetivos se pierdan en el tiempo y los resultados se han difíciles de alcanzar.

Matar el liderazgo

2.- Matar el liderazgo a través de la información

Si eres del tipo de líderes que para mantener el control y el poder hay que acumular información, además de restringirla siendo de interés para el equipo, cometes un gran error. Mientras más transparente seas mejor.

Un ejemplo claro, es cuando estableces desde el primer momento las normas de trabajo. Cada miembro del equipo de forma transparente debe conocer qué pasa si rompe esa norma.

Al ocultar información que tiene un valor importante para tu equipo, ya que puede afectarlo o beneficiarlo, se rompe la confianza. Cuando esta situación sucede en el clima laboral se vive un ambiente incómodo y todos comienzan a ocultar datos también.

El líder tiene que generar un ambiente de tranquilidad y confianza para que circule la información normalmente. De la misma manera, este liderazgo debe participar para que sea como un filtro y llegue los datos correctos, con la finalidad de obtener los resultados esperados.

3.- Gestiones para matar el liderazgo

Como líder puedes realizar varias actividades para tratar de mantener un ambiente armónico de forma incorrecta. Un ejemplo más concreto es:

Al realizar el proceso de selección del personal, desde ese primer momento no formulas las preguntas correctas para saber si se adaptará o no a la cultura empresarial. Por esta razón, el actual ingreso le cuesta adaptarse por desconocimiento y porque el líder no trabajó en su proceso de incorporación.

Es difícil que un nuevo integrante se adapte a una cultura de trabajo totalmente distinta a él, especialmente, cuando no está acostumbrado a lidiar con las normativas u otras circunstancias.

4.- Poca inteligencia emocional

Un líder que es incapaz de controlar sus emociones no podrá gerenciar a su equipo. La falta de autoconocimiento de quién eres como persona colabora a matar el liderazgo. Al dirigir conoces cuáles son tus puntos fuertes y débiles. Además, sabes qué actividades ejerces de forma excelente y en cuáles necesitas ayuda.

Un verdadero líder se conoce a sí mismo y por lo tanto, a los demás también. Igualmente, tiene que ser empático, un buen comunicador, respetuoso y extender los canales correctos para ganar la confianza. Todo esto forma parte de las características precisas de una persona que posee inteligencia emocional.

Si eres el tipo de persona que quiere tener la razón en todo y no dejas que otros participen con sus opiniones, cometes un grave error. En poco tiempo el equipo se desmotivará y la confianza estará por el suelo. Obviamente, cada integrante se desprende de la filosofía organizacional y dejan de compartir esos valores laborales.

5.- El tiempo que le ofreces al equipo

Así como planificas reuniones con todo el equipo, debes hacerlo con cada uno. Entonces, también toma en cuenta que necesitas tiempo para escuchar a todos sus miembros.

6.- Controlar los nervios

Otra manera de matar el liderazgo es no dominar los nervios especialmente en los momentos de tensión. Cuando se presenta las dificultades y te llenas de temor, lamentablemente pierdes la autoridad para dirigir.

7.- Rodearse exclusivamente de aduladores

Si te gusta nada más codearte de aduladores, te dedicas a escucharlos y evitas las críticas, cometes otro grave error. Este factor te llevará al fracaso como líder y a no lograr los resultados esperados.

La idea es que aceptes cuando te equivoques y tengas la capacidad de corregir lo más pronto posible.

8.- La insatisfacción personal

Cuando estás insatisfecho esto te puede llevar a la frustración. A veces pasa que el líder es insaciable, quiere ir más allá de las metas establecidas. Entonces, en el caso de que alcanzó el objetivo común, pero no traspasó aquella meta, tiende a no festejar ese logro.

Esta situación anterior genera en el equipo frustración también y por ende, un bajo nivel en sus actividades. El equipo necesita apoyo, reconocimiento y que lo animen al logro de los objetivos.

9.- No asumir las culpas

En el momento que no decides asumir tus equivocaciones y culpas a otros, sueles matar el liderazgo poco a poco. Tu equipo no te respetará y te dará la espalda en el momento que lo necesites.

Estos son algunos ejemplos claros de características que logran matar el liderazgo de una empresa. Por esta razón, si deseas mejorar como líder toma estos consejos y acude a las sesiones de coaching de El Trampolín para que superes tus propias expectativas empresariales.

,

¿CÓMO MULTIPLICAR TU ENERGÍA COMO LÍDER?

La energía como líder en el emprendimiento

Tu energía como líder es el principal recurso que posees. Tienes que cuidarla, no desgastarla en situaciones sin importancia o con personas que te la roban. Igualmente, al distraerte de alguna actividad donde necesitas estar enfocado, pierdes poco a poco energía.

Al comenzar una actividad evita distracciones, trata de mantener el ritmo. Cuando se pierde la continuidad de lo que se está haciendo cuesta muchísimo volver a recuperar la concentración.

Un líder influye en sus seguidores desde su energía para que los demás logren los resultados esperados. También anima a que cada miembro de su equipo trabaje con ánimo y centrado en la actividad.

La energía de un líder

¿Qué es aquello que hace que pierdas tu energía como líder?

Analiza qué hace que pierdas tu tiempo, te distraigas y por ende baje tu energía hasta llegar al punto de parar tu actividad. En definitiva piensa, qué tiene tanto poder para que determines dejar tu trabajo para mañana.

Una vez que identifiques los factores que te sacan energía, es hora de tomar el control. Por ejemplo, cuando éramos niños era difícil controlar nuestra energía.  Esto se debe a que nuestros padres o representantes jugaban un rol fundamental que nos permitía ahorrar y recargar energía.

Al ser niños obedecíamos y alguien controlaba nuestras horas de dormir, comer, distraernos, entre otras actividades. Si evaluamos este ejemplo notamos que estas son variables como dormir bien, comer, tomar decisiones, entre otras que permiten aumentar la energía en una persona.

¿Qué ocurre en la adolescencia?

En el momento que llegamos a la adolescencia comenzamos a tomar decisiones, y por lo tanto, estas variables se ven afectadas por la toma de decisión que tengas. Pasamos ese día decidiendo qué ropa me voy a colocar, si vamos a ir a la fiesta, entre otras cosas. Eso nos quita energía.

Durante la adolescencia somos presos de nuestras emociones, ellas son las que determinan qué vamos hacer. Por lo tanto, se deja de lado a la razón y nos dejamos llevar por nuestros sentimientos.

En la adultez

Se supone que ya quemamos la etapa de la niñez, donde no teníamos el control. En la adolescencia estábamos comenzando a tomar decisiones.

La energía como líder se ahorra a través del enfoque y de las tomas decisiones lógicas, se deja de un lado la emoción. Además, un verdadero líder se adelanta a los acontecimientos para tener una selección evaluada.

La diferencia entre un líder y un seguidor, es que este último vive un día a la vez. Es decir, cómo va el día, él toma de decisión de lo que hace. Al contrario, los líderes piensan por adelantado. La actividad que realizarán el día de mañana lo planea hoy.

Las indecisiones te quitan energía como líder

Si al levantarnos en la mañana caemos en la indecisión de no saber qué vamos hacer hoy, comenzamos a perder energía. Un líder ya tiene en su agenda las actividades de ese día. El asunto es que la mayoría de las personas carecen de la motivación para asumir el control.

Un líder que ya tiene planificado su día a día, no tiene que pensar desde que comienza la mañana. Esto lo ayuda a mantener sus niveles de energía altos. Una persona que se lidera a ella misma siempre tendrá niveles energéticos superiores a una que toma decisiones en el momento.

Síntomas de una persona con bajo nivel energético

  • Desinterés

Cómo reconoces a una persona con desinterés, cuando le presentas una idea y todo le parece mal. Vive en una nube negra, en un mundo lleno de negatividad.

Al permitirle al desinterés que entre en tu vida la energía como líder disminuye y el resto del equipo o seguidores se contagian. Ya es hora que te autoevalúes y por ende, te formules la siguiente pregunta:

¿A todo lo que te dicen le pones una objeción? Si esto es así, significa que tienes tu energía baja. Cambia, trata de analizar las propuestas y pensar en su lado positivo. Tal vez, en este momento tu energía como líder es pobre porque nunca amaste lo que haces.

  • Desmotivación

Ocurre cuando comenzamos emocionados con un proyecto, pero con el pasar del tiempo nuestro cerebro nos envía excusas para abandonar. Lamentablemente, esto es un mal que le ocurre a muchas personas inician cualquier cosa, sin embargo no la culminan.

Hazte la siguiente pregunta: ¿con qué frecuencia culminas tus proyectos?

Para sacar de nuestra vida la desmotivación, hay que cuidar los niveles de energía.

  • Desanimo

Este aspecto tiene fuerza para confundirnos, nos cuesta arrancar aunque no estemos desmotivados y ni desinteresados. Algunas personas se mantienen en un estado de confusión permanente. Vivimos pensando y no ejecutamos.

¿Con qué tanta frecuencia quieres hacer algo, pero no lo terminas de ejecutar?

Recupera tu energía como líder

1.- Vive el presente. Muchas personas se desinteresan, desmotivan y desaniman porque piensan en el futuro. Por lo tanto, ven la meta como inalcanzable, imposible, su energía como líder baja y sus seguidores también se desalientan. Trata de vivir el presente, disfruta el proceso para alcanzar tu meta.

No puedes amar el resultado sin enamorarte del proceso.

2.- Mantén tu visión. Recuérdate a diario lo que estás persiguiendo. Hay que refrescar el objetivo todos los días, así te mantienes motivado.

3.- Continúa estudiando. Si tú quieres mantener tu energía como líder también necesitas entrenar el cerebro. Al amar lo que haces será muy fácil leer o mantenerte informado sobre tu pasión. Al tener la información posees el poder. Actualízate constantemente.

Prepárate todos los días más allá de un título. Nosotros somos los responsables de cuidar nuestros niveles de energía. Controla todos estos aspectos a través de las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo estoy durmiendo?
  • ¿Cómo es mi alimentación?
  • ¿Estoy viviendo el presente?
  • ¿Cuál es mi visión?
  • ¿Adquiero una dosis diaria de información?

Si quieres ser un verdadero líder, te recomendamos que solicites apoyo en una sesión de coaching individual, en El Trampolín te transformamos de seguidor a líder.

, , ,

Coaching Empresarial:  una herramienta de apoyo a la gestión del CEO

Coaching empresarial - el coach ejecutivo

Coaching Empresarial:  una herramienta de apoyo a la gestión del CEO

Para que un CEO o un Director Ejecutivo brille con luz propia, debe tener una comunicación efectiva con sus públicos. Esto se logra con seguridad y confianza, cuando no se tienen ambas, es muy difícil que el negocio salga adelante. Por eso el coaching empresarial guía al CEO a puerto seguro.

En una sociedad globalizada con cambios económicos y tecnológicos tan fuertes, el CEO tiene que estar preparado. El ejecutivo de hoy desarrolla algunas competencias que le aporta características esenciales a su negocio en relación a:

  • Habilidad para tomar decisiones de forma rápida y con seguridad.
  • Lograr una comunicación efectiva con su público interno y externo.
  • Desarrollar políticas que favorezcan a los equipos de alto rendimiento.
  • Contar con la capacidad para resolver conflictos.
  • Impulsar a que el trabajo cotidiano esté acorde con el objetivo de la empresa.
  • Reconoce sus limitaciones y trabaja para superarlas.

Proceso de coaching empresarial

En los casos que el liderazgo actúe de forma negativa es recomendable vivir la experiencia de un proceso de coaching. Esta práctica sirve tanto para lo profesional como lo personal. Para el coach brasileño, José Marques, es fundamental tener un equilibrio entre ambos aspectos. Existen líderes de empresas que no consiguen, por ejemplo, administrar su tiempo, abandonando ciertos aspectos familiares.

Otro caso, es no saber separar la vida personal de lo laboral. Las pymes especialmente son empresas familiares que bien enfocadas terminan convirtiéndose en un éxito. El coaching empresarial ayuda a separar lo personal de lo laboral y a establecer prioridades.

En el proceso de coaching se busca que el cliente tenga más control de su tiempo y capacidades. De esta manera, no se separará de sus objetivos empresariales, así podrá liderar con más seguridad. Además, obtendréis resultados satisfactorios tanto en su negocio como en lo personal.

Trabajo del coaching empresarial sobre las creencias

Las creencias personales se van formando con las experiencias que se adquieren en el tiempo. Los principios de vida se convierten en accionar. Hay creencias que refuerzan el accionar de un líder, sin embargo, otras las limita. Algunas frases que automáticamente suelen limitar vuestras capacidades son:

  • No puedo lograr el objetivo.
  • Como siempre me quedo por fuera.
  • Esa actividad es imposible de lograr.
  • Es improbable lograr una comunicación efectiva con el equipo.

Estas frases bloquean al individuo en su desempeño y dificulta alcanzar los resultados esperados. Gracias a un buen proceso de coaching, el individuo puede elegir las creencias más convenientes. Lo importante es creer y confiar en vuestras capacidades para tener una excelente gestión de CEO. El CEO desarrolla equipos de alto desempeño.

Al ejercer el liderazgo de una forma adecuada, la comunicación efectiva entre todos se torna una prioridad. Además de generar aprendizajes que con el tiempo sean las consecuencias de buenos resultados y experiencias para la organización.

El coaching empresarial contribuye a que el líder genere un ambiente laboral lleno de energía positiva y retos constantes. El equipo en base a estos aspectos responderá con más atención a sus actividades y estará enfocado en resolver problemas. Para lograr que exista una armonía deseada en el proceso de coaching se recomienda hacer pausas en las actividades cotidianas. Interrumpir el tiempo laboral para una reunión de evaluación, permitirá la resolución de conflictos.

Cuando detectamos a tiempo cualquier situación irregular que afecte la armonía y la comunicación efectiva, evitamos malos resultados. Algunos CEOs principiantes consideran que paralizar las actividades un día a la semana puede generar pérdidas en el negocio. Todo lo contrario, se hace una pausa mediante una reunión para revisar la operatividad y buscar soluciones.

En estas reuniones que normalmente se realizan el último día de la semana laboral o del mes, se evalúa:   

  • Rendimiento del equipo.
  • Estado anímico del grupo.
  • Creatividad individual y grupal.
  • Relación de terceros como clientes, proveedores, entre otros con los miembros del equipo.
  • Autoevaluación del CEO como líder.

Coaching empresarial - el coach ejecutivo

La comunicación efectiva como herramienta para CEO

Así como el coach durante el proceso de coaching mantiene una conversación frontal, el CEO debe hacer lo mismo. Establecer un diálogo constante donde el CEO imparta respeto y admiración para todos sus públicos, lo llevará al éxito. El diálogo abre los caminos de la confianza y el compromiso con la organización.

Con el tiempo, un CEO puede sentir mucha confianza en sí mismo producto de sus buenas experiencias. Sin embargo, en circunstancias donde quedaron dudas y recelos siempre es bueno vivir un proceso de coaching para superarlos.

El coaching empresarial ayuda a los líderes a reflexionar sobre su accionar, los mensajes que se emiten, entre otros. La toma de decisión comienza a tomar más vida en la agenda del CEO. El tiempo para pensar y analizar la acción a elegir será fundamental para la dirección del negocio. Si eres de los CEOs que no pueden tomar decisiones solo, acude a las secciones de coaching empresarial. El coach ayudará a que por vosotros mismos encontréis la respuesta.

Estadísticas del coaching empresarial

Según la Escuela de Negocios de Stanford, dos tercios de CEOs en el mundo no cuentan con un coach. Pero el mismo estudio revela que la mayoría si desean contar con este apoyo durante su liderazgo.

Un artículo en Bloomberg BusinessWeek y Forbes revela que 100% de los CEOs encuestados en Estados Unidos desean un coach. Ellos ven el coaching empresarial como un apoyo para mejorar su accionar en los negocios. Además, opinan que les ayuda a tener una visión estratégica que motive a toda la organización.

También este estudio muestra que al no ocultar la preparación o el entrenamiento de un líder ayuda a su reputación. Por tal razón, el coaching empresarial representa una ayuda y apoyo en la gestión CEO.

, ,

Liderazgo responsable – fomenta una comunicación efectiva en las empresas

La figura del líder

La figura del líder para una comunicación efectiva en las empresas:

El líder de equipo es el encargado de llevar una comunicación efectiva en las empresas para que se genere un clima de confianza en el ambiente laboral. Consecuentemente debe expresar con claridad sus ideas. Las directrices para que su grupo pueda seguirlas deben ser claras con el fin de lograr un objetivo en común.

Esto nos lleva a valorar la diferencia entre un administrador y líder, marcada por la efectividad en la comunicación: el primero puede tener un cargo directivo y cierta autoridad ejecutiva, mientras que el líder se destaca por influir en la gente para que realicen ciertas actividades de manera voluntaria.

¿Cuáles son las características básicas de un líder?

Son aspectos conocidos que toman especial relevancia en esta función:

  • asumir la batuta colocándose al frente del equipo
  • inspirar o motivar
  • establecer estrategias que propicien un clima organizacional favorable
  • incorporar medios para motivar la productividad en los equipos

Se trata especialmente de sopesar las necesidades y deseos individuales y tenerlos en cuenta para ejercer las principales misiones.

¿Qué aspecto es fundamental para un líder del equipo?

  • Su actividad se genera de manera cotidiana:  el líder debe contar con una comunicación efectiva en las empresas o en el ámbito donde se desenvuelva.
  • Delega funciones de forma precisa: conoce qué debe decir y cuándo es el momento apropiado para pronunciarse.
  • Sabe corregir de forma adecuada:  evita reservar información que genere una barrera comunicacional. Corregir adecuadamente sirve para que exista una buena comunicación. Es producto de la planeación, no del azar.
  • El líder tiene que conocer la línea y estructura que conforma la directiva: saber cuál es el mensaje y cuáles son los canales para hacer llegar la información. Manejar el perfil del público y elegir el momento oportuno. Esto facilitará el entendimiento y minimizará los temores al cambio.

La figura del líder

Riesgos en la comunicación    

    Un riesgo comunicacional que se puede generar entre el emisor y el receptor del mensaje son las suposiciones no aclaradas. El liderazgo no se puede ejercer de una manera vaga o inapropiada, esto da lugar a que no se transmitan todas las instrucciones. Como resultado de esto se generan suposiciones que causan confusión, pérdida de tiempo o descrédito. Finalmente afecta directamente a la productividad en los equipos.

    Otro problema que puede surgir son los mensajes mal expresados, no utilizar palabras adecuadas, una falta de coherencia, no emplear una correcta estructura gramatical provista de precisión y claridad en la idea, o a la hora de delegar una tarea.

      Por ello una regla básica para todo líder del equipo es saber escuchar, aprender a interpretar los intereses, opiniones e ideas de su grupo al mando, para concertar uno o varios puntos en común, esto derivará en el beneficio de todos los involucrados. Un verdadero liderazgo es capaz de establecer una relación ganar – ganar.

    Para contar con una comunicación efectiva en las empresas se requiere establecer un ambiente de confianza y apertura. Se debe lograr que se cumpla dicha premisa. Establecer una comunicación directa, abierta, sincera y clara. Que exista un contacto cara a cara entre el superior y el subordinado.

¿Para tener una excelente comunicación, son necesarios medios costosos?

    La respuesta es un rotundo NO. Lo que se necesita es voluntad de todos los involucrados y la manera de cómo los líderes motiven a la productividad en los equipos es esencial. El uso de los canales corporativos que cuente la organización como un método formal es necesario; sin embargo, se puede generar un clima de confianza en lo cotidiano e informal.

¿Qué factores puede generar la desconfianza y el temor?

    La mayoría de las veces el líder para mantener su poder toma la decisión de contar con personal de confianza para ellos, en algunas ocasiones no tienen las capacidades para el cargo que ostentan y lo peor del caso, filtrar información de proyectos o tareas a realizar, dividiendo al grupo y creando un ambiente hostil.

    Además los supervisados pueden sentir temor cuando por una actitud consciente o inconsciente del líder del equipo tienden a causarle un trauma. El verbo que se puede emplear puede ocasionar un ambiente de desconcierto. La tensión en los subordinados tiende a ocasionar que se ignore información relevante. Por esta razón, es recomendable contar con una comunicación efectiva en las empresas que genere confianza en ambas direcciones.  

Liderar con información, no demasiada.

    Algunas personas ejercen su liderazgo con la sobrecarga de información. Probablemente porque el deseo de manifestar su gestión es tan fuerte que causan la saturación del receptor. Esto hace que el flujo de comunicación no sea constante.

Un ejemplo de esto es el envío constante de correos electrónicos puede causar que el receptor desatienda información importante. Puede retardar el procesamiento de datos y hace que se tienda a realizar primero actividades más fáciles, dejando a un lado las más complicadas, pero que pueden ser importantes.

    Concluimos en que es recomendable reducir el flujo de información que llegue a saturar, trabajando solamente lo esencial. Esto evitará datos distorsionados o confusiones para el destinatario del mensaje. 

Una buena comunicación.

    Para que exista una buena comunicación el líder del equipo tiene que comenzar a disipar en su mente el propósito del mensaje.  Crear un plan que favorezca a una comunicación efectiva en las empresas. Es necesario que el líder conozca el nivel de conocimiento de sus receptores y el clima organizacional. La finalidad es que el mensaje se adapte a ellos y que la idea sea fácil de manejar.

Resumiendo: un buen líder alcanzará la productividad en los equipos a su mando, buscando la transmisión de información (o datos) de forma apropiada.

, ,

Impactar a la opinión pública, una tarea de los portavoces

Oratoria - Impactar a la opinión pública

Impactar a la opinión pública

Los portavoces representan a una organización, son su imagen. Su reflejo y su constancia en el trabajo cotidiano modifican caracteres y logran consolidar estrategias empresariales. Impactar a la opinión pública de forma positiva es un mérito. Los portavoces abren los caminos de las relaciones empresariales a través de una buena oratoria.

La oratoria como principal herramienta.

Un ejemplo de un buen portavoz y de contar con entrenamiento, lo podemos apreciar en la película “Gracias Por Fumar”. Su protagonista Nick Naylor tomaba como una actividad cotidiana la oratoria. A la vez para él era un arte el convencer a la gente y tener una adecuada oratoria empresarial.

En sus inicios Naylor absorbía los conocimientos que otros profesionales de distintas ramas o de la misma jerarquía que él. De esta manera se preparaba antes de presentarse a la prensa o algún otro público. Su chispa para responder marcaba la pauta y buscaba siempre impactar a la opinión pública.

Su mensaje constante en la película era que lo más importante son las opiniones de las masas. Las grandes mayorías donde pueden existir divergencias, pero la mayoría es a quienes debes persuadir. Esta metodología de convencer formaba parte de su entrenamiento de portavoces.

Naylor buscaba convencer que existe el libre albedrío. El público puede escoger lo que desea y en el momento que quiera.

Ejemplo: El hecho de fumar cigarrillos está visto como un mal vicio. Sin embargo, los fumadores pueden estar conscientes de lo dañino que puede ser. La decisión de fumar o no es su asunto. Por esta razón, Naylor sigue una estrategia dentro de su oratoria empresarial ya prediseñada.

Las empresas tabacaleras existen por las mismas personas que no lo abandona. A pesar de leer información e incluso el punto de tener imágenes o un breve mensaje en la cajetilla. Por eso que su oratoria empresarial iba en esa línea para defenderse de las alianzas en contra de las empresas tabacaleras.

Oratoria - Impactar a la opinión pública

Hemos hecho énfasis en el término de opinión pública pero, ¿qué es la opinión pública?

Concepciones de la Opinión Pública.

Los portavoces representan a una organización, son su imagen. Su reflejo y su constancia en el trabajo cotidiano modifican caracteres y logran consolidar estrategias empresariales. Impactar a la opinión pública de forma positiva es un mérito. Los portavoces abren los caminos de las relaciones empresariales a través de una buena oratoria. La guía de los estados de opinión.

Durante el coaching de oratoria empresarial, saber qué decir cómo y cuándo es esencial para minimizar los rumores. Las opiniones negativas que se pueden generar pueden ser cruciales. Para ello, existen los estados de opinión como:

1.- Opinión pública matriz: es el primer estado de opinión que se produce por algún hecho social.  Por causa de las ideas, la cultura y los pensamientos sociales. Esto trae como consecuencia reacciones y actitudes iguales por grupos de interés.

2.- Opinión pública latente: cuando un coach llega a una empresa debe estar informado de toda la trayectoria de la organización. La finalidad es determinar conjuntamente con el portavoz las estrategias a tomar en caso de temas pasados. Los temas pasados no mueren, pueden estar latentes e impactar a la opinión pública de una manera negativa. La oratoria empresarial acompañada de un coaching en esa temática ayudará a la buena imagen de la empresa.

3.-Opinión pública activa: algunos problemas en la sociedad pueden generar ciertas opiniones que favorecen o no a una organización. Es por ello, que el entrenamiento de portavoces estudia la opinión pública. Esto se hace mediante el estudio de información para conocer las preocupaciones, necesidades y los temas de interés de la sociedad.

Cuando el estado de opinión es activo los habitantes de una comunidad no dejan de hablar sobre el tema y hasta se puede caer en el rumor. Este es el estado más difícil porque es un alerta que puede impulsar la crisis institucional.

4.- Opinión pública manifiesta: en este estado, se producen los pronunciamientos en los medios de comunicación por voluntad de los involucrados y de las otras personas que se sienten afectadas por el problema. Además se producen participaciones voluntarias en marchas pacíficas o violentas.

5.- Opinión pública eficaz: un portavoz con una oratorio empresarial adecuada puede manejar de forma idónea la situación. Y así controlar la crisis que se puede producir es las opiniones activas o manifiestas. Una adecuada expresión, acompañada de una buena estrategia logrará impactar a la opinión pública. Esto favorecerá a la institución y a todos los involucrados.  

Por estas razones, es importante conocer la opinión pública y contar con un entrenamiento de portavoces que se adapte a la actualidad. Que permita enfrentar los miedos individuales y colectivos. Te recomendamos que te asesores mejor sobre el tema con expertos y que te puedan ayudar como el caso de los diversos programas que cuenta El Trampolín.