Entradas

,

La comunicación efectiva determina el resultado en las entrevistas de trabajo

El arte de convencer

El arte de convencer

La comunicación efectiva determina el resultado en las entrevistas de trabajo

Para conseguir un empleo no basta con contar con un currículo adecuado a ese puesto de trabajo que tanto esperas. Los reclutadores se fijan en la experiencia y el conocimiento que posees, también en la comunicación efectiva que se genere. El “arte de convencer” y persuadir a tu interlocutor determinará los resultados.

Durante la entrevista laboral pueden ocurrir diferentes situaciones: Desconfianza de ti mismo, temores, titubear y hasta sudar. El entrevistado evaluará la forma como te expresas, tu postura corporal y la seguridad que puedes mostrar.

Según la conferencista motivacional, Jacqueline Betancourt, la comunicación efectiva representa 99% del éxito de las entrevistas en algunas empresas. Esto depende del proceso de selección y del área donde esté la vacante disponible en la organización. En caso de que su carrera sea más afín al área humanística mayor será la importancia de la entrevista.

Para causar una buena impresión y poner en práctica algunas herramientas relacionadas al arte de convencer te ofrecemos algunos consejos:

  • Realiza un guión de su propia historia

Ten preparado un breve discurso sobre su experiencia y los conocimientos que posee en el área para la que postulas. Probablemente, el reclutador te pida que le cuentes rápidamente su experiencia, allí evaluará tu habilidad de ser conciso. Por tal motivo, se tiene que enfocar en tu experiencia, habilidades y conocimientos más relevantes para esa vacante.

  • Seguridad ante el entrevistador

Demuestre en la entrevista su seguridad teniendo una comunicación efectiva, donde no tartamudee y mantenga la coherencia en sus ideas. Igual ayuda realizar ejercicios vocales antes de entrar a la entrevista para tener más fluidez  y mejor dicción.

En el primer momento que inicia la entrevista laboral toma en cuenta tu postura, su espalda debe estar recta. Salude a su entrevistador apretando su mano con seguridad. No mires hacia abajo mientras conversas, mira a la cara de tu interlocutor.

  • Relájate

Prepárate para tu entrevista llegue por lo menos con 15 minutos de anticipación, solicita ir al baño y relájate con ejercicios. No te estamos pidiendo que trotes, simplemente estírate un poco y escucha algo de música para centrarte. Una vez que sientas que estás relajado podrás salir a su entrevista. El cerebro captará que tu cuerpo está tranquilo, en consecuencia tendrá más seguridad con tu lenguaje corporal y verbal.

  • Conoce tus valores y prioridades

Antes de postularte para cualquier vacante evalúa cuáles son tus intereses para desarrollarte en ciertas áreas o tu horario laboral. De esta manera, evitarás que tú y el entrevistador perdáis el tiempo. Revisa bien los tipos de trabajos que te interesan para que no pases malos ratos.

  • Investiga sobre la empresa

Cuando te llaman para una entrevista laboral indaga sobre la empresa, lee las diversas informaciones digitales e impresas. Conoce a que se dedica, sus nuevos proyectos y los valores que posee, así entenderás su filosofía de trabajo. (Aquí tienes un listado de preguntas básicas desarrolladas por la revista Forbes -en inglés- para prepararlas).

Establece un guión con la información de la empresa y el perfil vacante, esto será parte del arte de convencer. Demuestra que eres la persona indicada para ese puesto.

  • Practica la comunicación efectiva

Hay personas que les gusta improvisar pero hay otras que se les dificulta más, para estos últimos se recomienda practicar. Efectúa un cuestionario con posibles preguntas que en la entrevista laboral te puedan formular. Practica frente al espejo respondiendo con prontitud y una buena postura como parte una comunicación efectiva persuasiva.

  • Impresiona

Escoge tu ropa para la entrevista de acuerdo a la ocasión busque verte bien y sencillo al mismo tiempo. Puedes utilizar el color negro para verte elegante y sobrio. Evita ir muy llamativo, recuerda que menos es más, intenta ir lo más combinado posible.

Al comenzar la entrevista laboral sonríe. Tanto la forma de vestir como la seguridad en tus gestos formarán parte de la primera impresión del entrevistado. Logra una comunicación efectiva desde el principio con tu forma de ser, actuar y tu oratoria.

El arte de convencer

Errores comunes en la comunicación

Durante la entrevista impide ser víctima de tu ansiedad, en consecuencia podrías cometer errores como los siguientes:

    1. Muletillas :En tu búsqueda de técnicas aplicables al arte de convencer puedes usar palabras muy escrutadas y comenzar a decir muletillas. El reclutador probablemente piense que el entrevistado tiene un vago vocabulario, ausencia de argumentos y está pensando mucho la respuesta. Para tener una comunicación efectiva evita las muletillas y respira profundo antes de responder. Así se tendrá mayor facilidad para organizar las ideas y poner su cerebro a funcionar.
    2. Hablar muy lento o muy rápido: Exprésese de forma natural, cuando apliques el arte de convencer utiliza adecuadamente las palabras para vender tu perfil. Mantén un ritmo normal ni muy lento ni muy rápido. Cuando es muy lento el entrevistado se impacientará y no dejara que termines tu respuesta. Por el contrario, si es muy rápido no entenderá nada y deducirá que estás nervioso.
    3. Utilizar palabras sin convicción: Durante la entrevista laboral elimina de tu vocabulario palabras o frases que demuestran inseguridades como, “yo creo que es así”. Es mejor que cambies esas expresiones por “según mi experiencia” o “yo lo haría de esta manera”.

Para que el arte de convencer rinda sus frutos cuando el entrevistado te pida una opinión destaca con argumentos. Demuestra firmeza en tus palabras, imagina que eres un consultor con experiencia y estás llevando tu conocimiento a la práctica. El otro punto importante es no inventar más de la pregunta formulada, responde puntualmente, sin divagar.

También debes tener en cuenta:

  • Evita ser demasiado formal o informal al extremo: Actúa con mesura en tu entrevista laboral, no forma parte del arte de convencer pensar en ser informal al extremo. Llegar con el entrevistador como si fuera un amigo de años es un error o estar muy formal no funciona. Lo mejor que puede hacer es mostrar naturalidad.
  • No asesines el castellano: Ten cuidado con las palabras que utilices, incluso al conjugar los verbos, mantén una buena dicción.
  • Cuida el lenguaje no verbal: Trata de controlar tus gestos y movimientos con las manos, a veces pueden ser desproporcionados. Busca la armonía entre tus gestos y tu discurso.

Con estos simples consejos y unas pocas dotes de habilidades sociales podrás ir a una entrevista de trabajo sin ningún problema. También puedes solicitar ayuda a un experto para mejorar la oratoria y contar con varias secciones individuales en El Trampolín.