Entradas

, ,

El atleta corporativo

Atleta corporativo: Impacta positivamente en el resultado de la organización

El mercado laboral en la actualidad es muy competitivo, el capital humano tiene que aprender a luchar con algunas dificultades. Cada vez más se exige mayor rendimiento, constancia y dedicación, de ahí el concepto de atleta corporativo. Las empresas buscan personal que les genere aportes y efectividad en todos los sentidos.

Un atleta deportivo utiliza algunas técnicas que se pueden adaptar a las organizaciones. Según el psicólogo Jim Loehr, especialista en rendimiento deportivo, un individuo obtiene un alto potencial enfocado en su objetivo corporativo. Se necesita personas con un espíritu competitivo, capaz de liderar y gestionar grandes batallas que influyan en la productividad empresarial.

Conviértase en un atleta corporativo

Para que usted puede arrojar resultados positivos en la productividad empresarial, tiene que conocerse a sí mismo en primer lugar. Al igual que un atleta deportivo necesitará un entrenamiento, pero en esta oportunidad nos referimos al coaching individual. Un coach le ayudará a dirigir sus energías y potencialidades para lograr un objetivo común con los compañeros del equipo.

Algunas técnicas que utiliza el deportista y que se puede llevar a lo laboral son:

  • Reducir el estrés en momentos de descanso.
  • Participar en programas de coaching individual para tener un mayor autoconocimiento como persona y profesional.
  • Nutrirse con lecturas de desarrollo humano y profesional.
  • Contar con una alimentación saludable y balanceada.
  • Dormir 7 u 8 áreas diarias.
  • Practicar regularmente actividades deportivas para relajarse, aprender a respirar y oxigenar su cerebro.
  • Mantener un equilibrio entre el trabajo y las relaciones interpersonales, lo ayudará a bajar el estrés. No sea de las personas que para evitar lo afectivo, se sumergen en el trabajo, busque el equilibrio.

Contar con un equilibrio tanto en lo profesional como en lo personal permitirá que la persona tenga paz. También nos referimos a la salud, estar en unas buenas condiciones físicas hará más placentero el trabajo. Estos factores son esenciales para que el personal esté creativo, concentrado e impacte positivamente en la productividad empresarial.

Programa de coaching individual para el atleta corporativo

El atleta deportivo le puede resultar complicado encontrarse a sí mismo, reconocer sus potencialidades y las habilidades para la victoria. Existen deportistas que pueden durar horas concentrados en un mal momento, por ejemplo, fallar un penalti. El jugador se centra tanto en ese error que puede pasar minutos perdidos sin marcar. La idea es que se levante y continúe intentándolo, vale la pena luchar que lamentarse por no haber hecho nada.

Durante las secciones de coaching individual se puede revelar lo siguiente:

  • Bloqueos emocionales
  • Creencias falsas sobre algunas limitaciones
  • Sabotear sus propias actividades
  • Frustraciones y miedos
  • Su misión o propósito en la vida no está claro
  • Autoestima baja
  • Experiencias negativas o apegos al pasado

El coach tratará de ubicar al atleta corporativo a que se conecte con un objetivo específico y con su esencia. Durante el coaching individual se realizan preguntas por parte del coach capaz de llevar al análisis del coachee.

El atleta corporativo

Resultados esperados durante el coaching individual

Se espera que el atleta corporativo asuma lo siguiente:

  • Aumente su compromiso con la empresa y su equipo de trabajo.
  • Defina sus objetivos.
  • Elabore un plan orientado a lograr los objetivos e impacte positivamente a la productividad empresarial.
  • Disposición de generar más acciones con los recursos disponibles.
  • Cambiar su estado emocional y elevar su energía enfocándose en alcanzar el objetivo.

Estos son algunos de los resultados positivos que un atleta corporativo experimenta al vivir un proceso de coaching individual. El coach realiza algunas preguntas básicas que reforzarán el comportamiento y las aptitudes ante los retos.    

Preguntas poderosas que transforman al individuo en un atleta corporativo

El coach tiene la facultad para formular preguntas que generen cambios positivos en el coachee. De esta forma, la productividad empresarial puede dar un giro de 360° cuando su público interno comienza a transformarse. 

Algunas de estas reflexiones podrían ser:

  • ¿Qué desea lograr al culminar el proceso de coaching individual?

Con esta pregunta el coach sabrá cuál es el objetivo del coachee. Tomando en cuenta lo que se desee alcanzar, tanto el coach como el coachee trabajarán en función de ello.

  • ¿Qué lo inspira a vivir?

Más allá de la productividad empresarial, el atleta corporativo debe reflexionar sobre sus anhelos y aspiraciones en la vida. Contar con una motivación profesional y hasta emocional ayudará a que el mismo coachee valoré más el proceso de coaching.

  • ¿Cómo transformar esa experiencia negativa en aprendizaje?

Existen momentos de la vida que un individuo al igual que los deportistas puede entrar en una etapa de frustración. Lo importante es que durante el proceso de coaching pueda reflexionar y pensar en la lección aprendida. Como lo dijimos al principio cuando nos enfocamos en el fallo que tuvimos no podremos alcanzar el gol de oro.

  • ¿Cómo puede impactar positivamente aquel momento negativo?

Siguiendo con la pregunta anterior, se busca que acepte el desafío de sacar algo positivo de esa experiencia negativa. El verdadero atleta corporativo es quien enfrenta situaciones negativas, aprende de ellas, ve lo positivo y se renueva. Un ejemplo que vale la pena destacar es el siguiente:

La experiencia de Drew Houston, el fundador de Dropbox en 2007 comenzó con Bit9 apuestas de póker automatizadas mientras estudiaba en el MIT. Resultó ser un absoluto fracaso en programación ya que en un momento dado las jugadores no podían apostar y perdían todo su dinero.

Ahora con Dropbox tiene en torno a 300 millones de usuarios en todo el mundo, a los que ha llegado a través de diferentes tipos de estrategias y alianzas.

  • ¿Qué realizará en la práctica para no perder su foco?

El coach invitará a su coachee a comprometerse con acciones que pueda enumerar para no perder su foco. Un atleta corporativo tiene que ser perseverante, constante y ajustarse responsablemente con sus obligaciones. Cada actividad lograda suma puntos para alcanzar el objetivo.  Evita quedarse en tu zona de confort asuma riesgos.

Para concluir, el lector debe saber que cada proceso de coaching es diferente porque cada atleta corporativo también lo es. Cada persona tiene sus propios temores y sus propios objetivos. Gracias a esas preguntas poderosas el coachee puede reflexionar y encontrar la respuesta en su propio yo. La productividad empresarial se alcanza con un verdadero equipo de atletas corporativos con una buena formación en la empresa. 

Tal es la relevancia que está tomando este tipo de formación que existen aplicaciones para poder describir las acciones y la línea de ejecución. Sólo a título de curiosidad existe esta aplicación para iOS.

,

Visibilidad Notoriedad y Reputación

Visibilidad, notoriedad y reputación en la empresa

Visibilidad, Notoriedad y Reputación

Comunicación, estrategia y emisores inteligentes

Visibilidad, Notoriedad y Reputación. Estamos inmersos en un mundo interconectado, global, con sobreabundancia de información. Somos testigos o protagonistas de numerosas actividades relacionadas con la producción y transmisión de símbolos o contenidos. Marcamos una diferencia frente a las sociedades agrarias,  industriales o de servicios. Y el progreso no cesa. Por ejemplo, primero se habla de big data, y sus jotabites (MB elevado a 5). Ahora se evoluciona de cara a poner en valor el concepto del smart data: sacar evidencias y conclusiones de estos datos.

Como anécdota, situémonos hace ya bastantes años antes del boom de Internet. Entonces se calculó que se necesitarían varias vidas humanas, con sus noches incluidas, para leer todo lo que se escribía en el mundo en 24 horas. El fenómeno de Internet y la revolución digital han acelerado sin remedio este proceso. Hoy en día tiene unas proporciones inimaginables.

Multitud de canales para difundir información, y democratización del fenómeno del emisor, al menos en cuanto a posibilidad de comunicar mensajes, han transformado nuestro modo de vivir y de entender el mundo. Estos hechos, unidos a las últimas crisis económicas, y a la quiebra de los modelos de negocio tradicionales de la industria de la comunicación, nos han introducido en una nueva era de relaciones e interacción social. ¿Mejor, peor? Cuando menos, diferente.

 

Concentración multimedia (Visibilidad)

Las reacciones de las empresas inmersas en el panorama profesional de la comunicación no han dejado de producirse ante estos fenómenos. La consecuencia ha sido clara: unificación de los recursos, concentración multimedia. Los emisores suman sinergias en función de todo tipo de intereses, sobre todo el de la supervivencia. En el contexto de la industria se han reducido los espacios desde los que difundir mensajes.

Como avisaba ya hace casi dos décadas uno de los expertos más destacados en Comunicación de nuestro país, Eduardo García Matilla:

En Estados Unidos ya se hablaba en los noventa de conglomerados industriales-militares-mediáticos-financieros.

En España se puede excluir lo militar, pero sí se manifiesta en la unión de:

  • la industria (eléctricas y telecomunicaciones),
  • lo mediático (medios de comunicación)
  • y lo financiero (bancos y fondos de inversión).

La realidad ha venido para quedarse. ¿Quién iba a pensar, hace tiempo, que el Grupo Prisa y el canal de Comunicación de Telefónica pudieran llegar a necesitarse para continuar con sus respectivos devenires profesionales?

contenido en la empresa

La reacción de organizaciones y ciudadanos (Notoriedad)

Pues bien ¿cómo afecta esta realidad a todos aquellos que desean canalizar sus mensajes a la sociedad? Es decir, empresas, instituciones, ciudadanos… Como se ha apuntado, se viven realidades contradictorias. Por un lado, la concentración multimedia ha restado espacios en la “plaza pública”. Sin embargo por otro, la revolución digital ha democratizado el acceso a canales de comunicación que antes no existían. Ahora permiten una interlocución directa entre los emisores y los receptores, junto con un feed back completo. Esto se traduce ahora en la era de los mass media lo que antes resultaba imposible.

Todo se ha tornado mucho más complejo. En la década de los noventa, la televisión reinaba en el escenario de los medios de comunicación, y representaba el canal por excelencia para impactar a audiencias masivas. Hoy en día, hay que tener en cuenta que el target, el público objetivo, no solo no es un ente pasivo, sino que puede erigirse en emisor a la vez. Si se desea llegar con mensajes a los públicos que interesan, ya no se encuentran concentrados ante una pequeña pantalla. Lo que hay que hacer es desarrollar estrategias inteligentes para identificar los “nichos”, seleccionar los canales, definir los mensajes, segmentar los acciones…

Un nuevo contexto que exige redefiniciones y nuevos modelos de actuación que están poniendo a prueba. También a los profesionales del marketing, la comunicación, la información… Y como cabía esperar, cada uno encuentra su camino en función de aquella especialización que mejor domina.

 

Visibilidad, notoriedad y reputación

En este marco coyuntural, las empresas e instituciones, organizaciones y ciudadanos, mantienen su necesidad vital. Todas las marcas, sean corporativas o personales, pretenden fomentar su visibilidad, notoriedad y reputación en su ámbito de actividad. Porque existe una realidad indiscutible:

El valor intangible de la proyección de la imagen corporativa, institucional o personal, bien optimizado, se traduce en el incremento de los parámetros de negocio.

Pero el panorama descrito con anterioridad obliga a ejercer la creatividad e inteligencia para operar con efectividad entre tanto “ruido” comunicacional. Las fórmulas tradicionales de promoción, además de costosas, están en crisis. El boom de las redes sociales ha consolidado un sueño deseado desde hace tiempo: la interactividad, y la capacidad de usuarios, consumidores y ciudadanos, de protagonizas las relaciones de comunicación. Con todo, es un marco de acción complementario, que ha de sumarse a muchos otros como se empieza a evidenciar. De esta manera se conocen mejor los riesgos que conllevan muchas veces para la reputación de la marcas.

Las empresas e instituciones, los ciudadanos, las marcas en definitiva, desean adaptarse a estas nuevas reglas del juego. Los objetivos son los mismos de siempre: reconocimiento público, y desarrollo de su crecimiento y de sus resultados de actividad. En consecuencia rentabilidad, económica y de imagen.

La “destrucción” de las certidumbres del pasado obliga a poner en valor el talento de los emisores de cara al futuro. Y si pensamos en actividades promocionales o de comunicación, bien es cierto que la publicidad tradicional sobrevive. El marketing se hace digital, las relaciones públicas innovan y se refuerzan. Los medios de comunicación convencionales, a su manera, se mantienen, y con ellos las estrategias de publicidad… Pero nadie sabe qué va a hacerse presente en el futuro.

 

El valor de ser fuente de información (Reputación)

No obstante, sí cabe remarcar un argumento que, producto de la propia necesidad del ser humano, podrá acompañarle en su destino:

La exigencia de difundir y recibir información, información de valor para la supervivencia o el desarrollo como especie.

No parece equivocado, por tanto, pensar que todas aquellas organizaciones o individuos que refuercen sus competencias. Que se presenten como emisores de contenido de relevancia para los demás. Estos tendrán éxito en sus trayectorias vitales. Y si ello los posiciona como referentes en su ámbito de actividad, el interés hacia su marca (corporativa o personal) parece garantizado.

Una referencia a tener en cuenta y que puede resultar clave en los próximos años. Y los que antes se posición en en este esquema de trabajo, antes pueden ganar la partida. Al final, los seres humanos parecemos empeñados en repetir la historia. Al fin y al cabo, Steve Jobs ya lo hizo en su época…

, ,

Expansión a nuevos mercados – El plan de negocio

Cierre de ventas

Ventas internacionales – La expansión a nuevos mercados

Las ventas internacionales cambian los estilos de planificar los negocios y se convierten en excelentes oportunidades de crecimiento empresarial. Hay un mercado emergente que demanda nuevos servicios y productos, cada vez más ansioso por más calidad.

Como emprendedor es importante que tengas una guía sobre todo en el posicionamiento de marca en el exterior. Del mismo modo, por conveniencia de tu bolsillo tienes que evaluar si el negocio es factible en ese lugar. Tomando en cuenta las consideraciones anteriores y estos pasos que desde El Trampolín recomendamos, podrás alcanzar el éxito del negocio.

 

Pasos para la expansión del negocio

1. Análisis de la empresa

En un plan de negocio internacional, determina cuál es tu estructura legal y las características del producto para la expansión a nuevos mercados.  Para obtener como resultado un buen posicionamiento de marca los autores Koontz y Weihrich recomiendan hacer un análisis DAFO.

La letra D a las debilidades, A amenazas, F se refiere a las fortalezas y O a las oportunidades. Todos estos factores forman parte de un análisis del entorno de una empresa para que sus ventas internacionales rindan frutos.

Koontz y Weihrich, afirman que el factor interno fortalezas y debilidades van más allá de sus operaciones. Se refieren a que abarca los valores, la filosofía de trabajo, la calidad, su recurso humano, finanzas, tecnología, entre otros.

Por el contrario, los factores externos determinados en un plan de negocio están conformados por las oportunidades y amenazas. Se pueden nombrar algunos aspectos como: competidores, acuerdos comerciales, leyes, sistema económico-político y  factores sociales.

La empresa direcciona los factores internos, en contraste, la organización se acomoda a ellos. Las organizaciones pueden cambiar sus debilidades y convertirlas en una fortaleza, los factores externos influyen en su operatividad.

Al referimos a las ventas internacionales debemos estudiar muy bien su entorno y cómo podemos adaptarnos a ello. Por ejemplo aunque el idioma sea el mismo hay expresiones que pueden ser muy diferentes, también los gustos del público.

Cierre de ventas.

Para hacer negocios es fundamental la confianza entre las partes.

2. Determinar el mercado destino

Para que un plan de negocio se cumpla estableciendo el destino más acorde se necesita lo siguiente:  

  • Flujo comercial: En el caso de que algún producto o servicio ya se encuentre en el mercado, es más fácil introducir otros. Cuando ya conocen la marca o hay un nicho determinado para ello se puede evaluar el posicionamiento de marca. En el destino de exportación puedes realizar la evaluación tradicional  de estudio de mercado o emplear herramientas digitales como trademap.org.
  • Acuerdos y exigencias comerciales: Conozca los acuerdos  que tiene su país exportador con el país destino en materia comercial. Evalúe los aranceles e impuestos, también las normativas y estándares de calidad de cada país antes de comenzar a exportar.

Es recomendable que la importadora sea su principal aliado en el momento de realizar los trámites para recibir el producto. El trabajo de ventas internacionales se puede fundamentar en la información que de las importadoras aliadas.

Por el contrario, las empresas de servicios pueden aliarse con otras que realicen su misma función en el país destino. De hecho, dependiendo del servicio que ofrezcan lo pueden hacer por vía online. Un ejemplo de lo anterior, es la Universidad Complutense de Madrid que mantiene sus programas educativos desde España a Venezuela.

¿Cómo funcionan estas relaciones a distancia?

Gracias a internet las empresas pueden estar conectadas y más próximas en relación a sus comunicaciones. El caso de la Universidad Complutense de Madrid mantiene alianza con la Cámara Venezolano Española de Industria y Comercio. Esta alianza ayuda a proyectar a la institución en otro país con la educación a distancia y fortalece la Cámara.

  • La geografía, la cultura y el idioma:

En el plan de negocio hay que analizar estos factores para elegir un destino. Por ejemplo Venezuela y Colombia comparten la misma cultura, son fronterizos, tienen el mismo idioma y diferentes vías de acceso. Además la cultura es un factor que influencia a las dos naciones en relación a ciertas costumbres gastronómicas.

La famosa arepa es una tradición de ambos países y la encargada de surtir la materia prima es Empresas Polar. Las ventas internacionales de Polar dieron sus frutos basado en el gusto de los clientes de ambos territorios. Hoy en día esta empresa se independizó, mantiene sus industrias en ambos países así como el posicionamiento de su marca.

1. Estudio de Mercado

Al tener parte de la información anterior debes ir pensando en los objetivos y estrategias de las 4 P´s. Nos referimos a:

Productos: tipo de productos, características, por qué se vendería, cuál sería su posicionamiento de marca, competidores, entre otros factores.

Canal de distribución: conocer cómo se realizará la distribución del producto en las ventas internacionales es un factor fundamental. La cadena de distribución en la que pasará el producto que terminará cómo puedo manejar la publicidad. Nos referimos al importador, mayorista, distribuidor, minorista y consumidor final.  

Precios: en su plan de negocio integre una escala de gastos de la exportación como flete internacional y gastos aduanales.

Promoción: identifique sus estrategias de ventas internacionales especialmente para el país destino, analice todos los factores de su escala productiva. Cada actor desde el importador hasta el consumidor final tiene un objetivo diferente, en consecuencia, intereses distintos.

Una buena promoción para cada público ayudará al posicionamiento de marca en todos los sectores del canal de distribución. Sin embargo, enfoque su esfuerzo en el consumidor final, ya que toda la cadena distributiva va en favor de él. Mientras más demandas del consumidor final, mayor el número de exportaciones.

2. Estructure su Plan de Negocio Internacional

Para finalizar con éxito las ventas internacionales que realice su empresa estructure un plan de negocio formal. Esto le servirá como su carta de presentación a otras empresas para que visualicen su rentabilidad. El posicionamiento de marca se logra inicialmente ganando la confianza y el reconocimiento del público.

Tome en cuenta que lo expuesto anteriormente se ajusta tanto para exportar un producto como servicio.

, , , ,

Estrategias de ventas parte fundamental en los Planes de Negocio

Estrategias de ventas

Estrategias de ventas parte fundamental en los Planes de Negocio

Cuando estamos comenzando un negocio necesitamos posicionar una idea o un producto a través de estrategias de ventas. El administrador busca conquistar y satisfacer la demanda con una oferta tentadora.

Un buen administrador delega en el departamento de ventas el plan que debe armar para su audiencia clave. El departamento tiene que incorporar a las demás áreas a la fuerza de ventas de la organización desde el principio. Al trabajar todos juntos en función de aumentar los ingresos el personal se incorpora a los planes de negocio.

El arte de vender sin comercializar

El coach internacional Cris Urzua parte de la tesis de que “no hay que acosar al cliente sino más bien asesorarlo”. Por esta razón, te aconsejamos establecer nuevos esquemas mentales y prácticas como estrategias de ventas, las cuales describimos a continuación:

1.- Agregar valor al servicio o producto

Las organizaciones se deben adaptar a ciertas situaciones como modelo financiero, medición de escenarios futuros, entre otros factores. Las estrategias de ventas que agreguen valor deben ser pensadas para el presente y futuro.

Resolver escenarios cotidianos como responder e-mails a tiempo, sin duda, hará la diferencia con la audiencia clave más complicada. El cliente se sentirá atendido y le estarás dando valor al servicio que ofreces.

Cuando incorporas a tu plan de negocios visitar clientes, es normal que te capacites en el arte de vender. Aunque no se trata solamente de ofertar con pasión también hay que cumplir desde el primer momento con el cliente. Nos referimos a evitar llegar tarde y exponer excusas, en consecuencia se perderá la atención de la audiencia clave.

Otra característica que necesaria para tu empresa es entregar los trabajos a tiempo. Al no ajustarse a los tiempos de su audiencia clave afecta la relación comercial y se propaga la imagen negativa. La organización tendrá que impulsar controles y medir las entregas finales de sus actividades productivas.

Los planes de negocios incorporan estrategias de ventas que van más allá de lo acordado con el cliente. Las organizaciones tienen que sorprender a sus públicos en primer lugar que la competencia, así enganchan a sus potenciales clientes.

Estrategias de ventas

Primera entrega de los Oscar en 1960

2.- Inspira, seduce y nutre la relación

Urzua argumenta que el arte de vender se produce cuando el vendedor deja de pensar en cerrar una venta. Según este experto que ha trabajado con las mejores marcas hoteleras como Marriott, lo más notable es abrir una relación. Al entablar una relación con la audiencia clave motivas a la adquisición del producto o servicio para satisfacer necesidades.

Aprovecha los recursos tecnológicos como el internet, este ayuda a crear nuevas estrategias de ventas y formas de seducción. Hay dos características fundamentales a la hora de posicionarte en la web, promete y entrega aún más al público.

El arte de vender también consiste en no olvidar a los clientes antiguos por buscar otras posibilidades, perderías tu esencia. Las estrategias de ventas son óptimas siempre y cuando busquen captar cliente y consoliden la relación desde el primer contacto. La estrategia se debe adaptar al antes, durante y después del proceso, no todo termina al cerrar la venta.

Los vendedores están en la obligación de crear una conexión emocional con su audiencia clave, además de lo racional. En el plan de negocio se recomienda definir la estructura, los objetivos y las estrategias de ventas. Aunque exista un plan de negocio los afectos se logran a través del arte de vender con servicio.

Algunos de los errores que se cometen es manipular al comprador para que adquiera el producto en el momento. Las presiones por cumplir a cabalidad con los objetivos en el plan de negocio, probablemente conlleven resultados inesperados. La idea es no espantar a la audiencia clave, en contraste, es preferible darle su espacio y libertad de decisión.

3.- Conocer el negocio y a la audiencia clave

Tus vendedores aplicarán las estrategias de ventas que determines en tu plan de negocio, en consecuencia, se revisará con expertos. Del mismo modo, debes capacitar al personal que seguirá las líneas a seguir para la sostenibilidad de la empresa.

El arte de vender va más allá de sólo vender, hay que conocer al cliente y el negocio que representamos. Ofrecer algo que no identifica a la audiencia clave, genera incomodidades y pérdidas de tiempo. El azar hay que eliminarlo del plan, su estructura parte de análisis que se dan como resultado de estudios previos.

Evita realizar e-mail marketing de manera desproporcionada, más bien, céntrate en aquellos que puedan estar interesados de acuerdo al perfil. Ejemplo: Si soy un agente aduanal y el prospecto desea exportar no debería enviarle información sobre importaciones.

4.- Estrategias de ventas sin recursos

Hay organizaciones que desean vender a toda costa hasta apostando los recursos que no tienen disponibles. Un vendedor que lea las estrategias de ventas con recursos no disponibles, en consecuencia, creerá que si es posible.

Otro elemento que puede ocurrir en el plan de negocio es dejar plasmado estrategias confusas, sin explicaciones. Sea la guía del vendedor, entregue las herramientas para facilitar su trabajo, mientras que él pondrá en práctica sus conocimientos.

5.- El cobro como resultado de un buen plan

Establece como parte de tus estrategias de ventas los métodos de cobro y la estructura que necesitarás para ello. Dependerá del vendedor reforzar en la información dada a la audiencia clave los métodos de pago determinados por la empresa. El vendedor debe estar claro hasta qué punto tiene libertad de negociar en este aspecto.

En conclusión la estrategia y el arte de vender van de la mano en la ejecución del plan de negocio. Con estos 5 tips presentados por El Trampolín serás más efectivo a la hora de ofertar algún servicio o producto.