Entradas

CÓMO DECIR NO SIN TEMOR NI ARREPENTIMIENTOS

Cómo decir no

¿Cómo decir no cuando pensamos que nos convertimos en malas personas?

A veces la negativa ante cualquier pregunta o favor solicitado por algún jefe, amigo y familiar, te define ante la sociedad como mala persona. Sin embargo, cómo decir no ante esta tendencia, tienes que saber que es una postura y no significa que seas una mala persona.

Hay que aprender a negarse ante ciertas circunstancias que te pueden incomodar, sin sentir culpa. Piensa en las consecuencias que puede tener tal decisión en tu salud mental. Cuando cedes a los deseos de los demás sin importar lo que quieres te ofendes a ti mismo.

Al decir no, es valorarte y respetarte. Igualmente, cuando dices sí, hay unas consecuencias. Al tomar tales determinaciones analiza si realmente te sientes cómodo o te hace feliz.

Cómo decir no

¿Por qué debo aprender a cómo decir no?

Se trata de defender tu libertad de decidir sin dejar que tus decisiones dependan de la influencia de los demás. Por eso, debes estar preparado psicológicamente para expresar una negación en cualquier situación.

Cuándo antepones la agenda de los demás a la tuya piensa en qué pierdes o ganas. Al decir sí, marcas como prioridad las necesidades externas y dejas a un lado las tuyas. Al mantener esta actitud de la persona que no se niega a nada te llenas de tareas e incumples las tuyas.

Si quieres lograr ser una persona productiva define tus prioridades. Esto no significas que seas egoísta, pero piensa en que los demás cumplen sus metas a través de tu ayuda. En cambio, tú incumples los objetivos trazados.

Establece límites al decir no

Puedes tener el control de tus actividades cotidianas cuando aprendes a cómo decir no de una forma asertiva. Por tal motivo, en El Trampolín te mostramos algunos consejos que debes tomas en cuenta:

1.- Conoce tus valores y quién realmente eres

No digas que sí o no sin saber de qué se trata o si tenga relación con tu esencia como persona. Por ejemplo, si en tu agenda contempla realizar actividades altruistas entonces hazlo.

Lógicamente, existirán otras tareas o solicitudes que no tienen nada que ver contigo. Entonces, se sincero contigo mismo y con la persona que demanda tu favor. Así que este es el momento oportuno para decir no.

2.-  La ansiedad

Al decir no, es normal que la ansiedad se apodere de ti y tengas la sensación de malestar. Es importante que aceptes la ansiedad como parte del proceso y debes controlarla. Evita para salir del paso decir sí, después te puedes arrepentir.

3.- Las consecuencias

Si tu mente mantiene las consecuencias negativas que ese sí puede acarrear será más difícil ceder ante tal petición.

4.- Decir no de forma clara

¿Cómo decir no de forma directa? Evita las explicaciones, mientras más argumentes es peor para ti. Cuando explicas das espacio para que la otra persona comience a debatir tu opinión.

5.- Elabora una lista

Hay circunstancias que por algún motivo no encuentras la manera de decir no. Para que puedas mejorar este punto, te sugerimos que hagas una lista y luego las ordenes. Coloca aquellas situaciones que más te cuesta en los primeros lugares. Luego, medita cuál es el motivo que te lleva a aceptar siempre y con quién te sucede.

Al contar con esta lista se te hará más fácil el camino para que modifiques tu conducta. Así, no caerás en la misma situación una y otra vez.

5.- Practica en el espejo

Una vez que tienes estos consejos claros, procede a la práctica. Párate frente al espejo y comienza a entablar un diálogo contigo mismo donde imagines esa situación, además de la respuesta que le darás a la otra persona.

Verifica que cada vez que practicas tu postura corporal va acorde con lo que expresas. Mantén un tono de voz claro, firme, pero a la vez amable.

Estrategias para responder al cómo decir no

A través de diferentes estrategias podrás ser amable, pero no dejarte llevar por un sí. Algunas de estas estrategias son:

1.- La asertividad elemental

Se trata de dar una explicación de esa respuesta negativa de una manera breve y simple. Un ejemplo, es cuando te invitan el fin de semana a una fiesta. Rápidamente, respondes que no puedes ir porque debes hacer ciertas tareas domésticas.

2.- La asertividad empática

Se trata de que te pongas en el lugar de la otra persona y escuches atentamente su punto de vista. Una vez que la otra persona culmine, te toca manifestar el tuyo.

3.- Aplazamiento asertivo

Si eres del tipo de personas que la ansiedad lo ataca de forma permanente, considera tomarte el tiempo para ofrecer luego una respuesta. Esto te evita decir cualquier cosa sin pensar ni medir las consecuencias.

4.- Estrategia ante la insistencia

Hay personas que no se cansan de tratar de complicarte la vida para ver si obtienen de ti un sí. Por ello, puedes emplear la técnica de repetir lo mismo y mantenerte firme.

Cuando mantienes tu postura y le dices a la otra persona que no insista, ya que no vas a cambiar, desarmas a tu receptor.

Si sientes que estas recomendaciones son excelentes y la puedes llevar a la práctica, empieza desde ya. Sin embargo, en la cotidianidad te cuesta manifestar ese “no”, entonces, ingresa a El Trampolín y revisa los cursos, además de las sesiones para que tomes el control.

Cuando tienes el control y no te dejas influenciar por el entrono, lograrás mejores resultados y mayor productividad.

 

 

 

 

,

ELIMINAR LAS EXCUSAS PARA AVANZAR EN TU PROYECTO DE VIDA

¿Cómo puedes eliminar las excusas?

Para comenzar este artículo y que tenga un impacto en tu vida como lector, debes entender qué son las excusas. Sin duda alguna, es mentirnos a nosotros mismos. Si deseamos destruir nuestras propias barreras para alcanzar algún propósito, hay que eliminar las excusas.

En la niñez nuestros padres y los seres queridos más cercanos nos protegían a tal punto que aceptaban nuestras excusas. Tal vez no tuvimos la oportunidad que nos confrontaran desde pequeños y crecimos con este hábito.

Cuando sentimos miedo o que no lo podemos lograr inventamos historias para convencernos de que es una razón válida para no hacer nada. Toda persona que se justifica a través de la mentira bien contada sabe que engaña a los demás y a ella misma.

La gran mayoría de personas no tuvieron a nadie que las confrontara desde su crianza. Sin embargo, hay algunas excepciones que desde niños los padres les prohibían las excusas y hoy en día son personas de éxito. Esto quiere decir que cuando nos mentimos a nosotros mismos limitamos nuestro crecimiento.

Eliminar las excusas

Eliminar las excusas a través de hábitos

En algún momento pensaste en: ¿qué tan honesto puedes ser contigo mismo? Parece mentira que para algunas personas es más fácil ser más honesto con los demás que con ellos mismos.

Para eliminar las excusas, debes salir de ese camino que no te deja avanzar. Tu objetivo principal es convertirte en la persona que quieres ser. Por eso, es importante que crees hábitos, es decir, actividades cotidianas que te ayuden a salir de ese círculo de mentiras.

Existen 5 hábitos que tendrás que implantar en tu vida, ellos son:

1.- El hábito de estudio

Una persona que se prepara porque es su decisión y no porque alguien lo está supervisando, tendrá mayor autonomía. Algunos niños se acostumbran a tener a sus padres al lado para poder hacer las tareas, son incapaces de tener la iniciativa de realizarlas.

Como adultos debemos aprender a eliminar las excusas de pensar que todo lo sabemos y no tenemos tiempo. Si queremos tener crecimiento personal, hay que lograr la humildad intelectual.

Al hablar de humildad intelectual nos referimos a la disposición que tiene la persona de seguir aprendiendo. Un verdadero líder acepta que no todo lo sabe y que necesita seguir ganando conocimiento.

Para alcanzar esta práctica de la humildad intelectual, la persona debe analizar la información que recibe. Igualmente, procede a autocriticarse y compara los nuevos datos con los que posee. Si buscas eliminar las excusas tendrás que aceptar aquellos conocimientos nuevos y colocarlos en práctica.

2.- El hábito de la exposición

En el caso de que seas el tipo de persona acostumbrada a las mentiras, tu cerebro estará programado para ello. Si tú deseas por ejemplo, hacer ejercicios y te invitan a trotar muy temprano en la mañana, rápidamente rechazarás la invitación con una excusa.

Para bloquear nuestro cerebro, hay que imaginar que nos exponemos todo el tiempo a un público que nos está viendo. Al tener esto presente en nuestra memoria nos veremos en la necesidad de demostrar que podemos luchar por nuestros propios objetivos.

3.- Enfrentarnos a otros

Otra forma de eliminar las excusas es confrontarnos con otras personas que vivan de las justificaciones. Al convertirnos en héroes de otros poco a poco las mentiras se irán de ellos y de ti.

Las otras personas servirán como reflejo para que consideres cambiar. Deja de limitarte y aprende a vivir cada proceso o meta alcanzada.

4.- Ser reflejo

Si quieres dejar de ser seguidor y transformarte en líder, tienes que considerar los siguientes aspectos:

  • Un líder inspira, motiva y dirige.
  • Se gana la admiración tanto por sus palabras como por las acciones que realiza.
  • Entrena a sus seguidores.
  • Espera y demanda lo mejor de su equipo.
  • Sabe que es el espejo de otros y de esta manera modifica su conducta.

5.- Retarda tu respuesta

Para eliminar las excusas tenemos que luchar contra nuestras respuestas justificadas. Cuando se nos presente alguna pregunta que vayamos a responder con una excusa, tómate tu tiempo. Trata de mantener el control, pide un tiempo y piensa los beneficios que tendrá para ti.

Por ejemplo, si deseamos trotar y un amigo se nos acerca para decirnos que trotemos mañana. Nuestro cerebro rápidamente enviará una excusa, ya sea que tienes que trabajar o cuidar a tus hijos.

Al luchar contra ti mismo para vencer tu propio mundo de mentiras y justificaciones, reprogramas tu cerebro. En poco tiempo el camino de eliminar las excusas no será tan difícil.

Al eliminar las excusas dejas de ser seguidor

Al conocer estos 5 hábitos pasarás a tomar control de tu vida y será más fácil cumplir las metas. La mayor parte del tiempo no cumplimos lo deseado porque nosotros mismos nos limitamos con las excusas. Creemos que nos estamos protegiendo, pero realmente nos hacemos daño.

Al tener excusas formamos malos hábitos que nos convierten en personas poco productivas. Además, nos desconocemos a nosotros mismos cuando no sabemos que somos capaces de hacer.

Si crees que necesitas ayuda para eliminar las excusas y dar el paso como líder de un equipo o de tu propia vida, El Trampolín te ofrece la mejor asesoría y acompañamiento para que te transformes en otro tipo de persona.

,

PERSONA POSITIVA: ¿CUÁL DEBE SER TU ACTITUD ANTE LA VIDA?

¿Te consideras una persona positiva?

Estas son preguntas que suelen ser muy fácil de responder sin pensarlo lo suficiente. Sin embargo, este artículo tiene como objetivo llevarte a tu verdadera realidad y qué pienses si en verdad eres una persona positiva.

Para ello, evalúa qué hiciste la última vez que llegó un problema:

  • ¿Agachaste la cabeza y saliste corriendo?
  • ¿Qué acciones tomaste en el primer momento que los demás te señalaban con palabras negativas?
  • ¿Sentiste lástima por ti mismo?

La persona positiva al tomar una decisión

En la vida existen dos caminos que puedes elegir a la hora de tomar decisiones. Nos referimos por inspiración y desesperación. La primera destacan aquellas personas que determinan un accionar porque desean avanzar hacia un objetivo. En cambio, las personas que toman de decisiones por desesperación intentan alejarse de algo.

Lamentablemente, la gran mayoría de personas mantienen la actitud de desesperación queriendo huir de algo o de alguna circunstancia. Aquí cabe la pregunta, ¿de qué estás huyendo? Por lo general, este grupo de personas viven eligiendo cualquier cosa en este tipo de ambiente.

Hay personas que pertenecen a un minúsculo grupo, que desean mantener una actitud firme ante la vida. Este grupo quieren avanzar independientemente de sus circunstancias. De ellos, se forjan los grandes líderes que toman decisiones por inspiración.

Es el momento que determines cuál es ese objetivo que te guía a seguir a pesar de la situación. Algunas veces no irás tan rápido porque ciertos factores no te dejan avanzar, pero no desistas de lo que deseas.

Persona positiva

Fuiste una persona positiva en la niñez

Cuando éramos niños nuestros padres nos ayudaban a caminar, dejaban sus brazos abiertos para que avanzáramos hasta donde ellos se encontraban. De esta manera, había un motivo para dar unos pasos. Nosotros nos caíamos constantemente. Sin embargo, de cada caída tomábamos más fuerza porque teníamos una visión y era abrazar a nuestros padres.

Cuando fuimos creciendo perdimos esa habilidad, simplemente porque ya no teníamos visión para avanzar. Por lo tanto, aumentaba las ganas de huir. Es decir, este tipo de personas mantienen una actitud negativa porque sienten que no tienen salida.

La mayor parte de los seguidores viven sumergidos en esta actitud tan oscura y sin esperanza. Son del tipo de personas que cuando todo va bien ellos están bien, pero cuando es al contrario entran en este ambiente de negatividad.

¿Cómo ser una persona positiva?

Para poder responder esta pregunta, debemos considerar 4 pilares fundamentales de nuestra vida como:

1.- Mental

Comienza el cambio al enfrentarte con el enemigo más poderoso que tienes, nos referimos a ti mismo. Evita ser tan mal agradecido y pensar que no eres nada. Ya basta de vivir todo el tiempo en una actitud de derrota y de pesimismo. La vida es muy corta para sabotearnos a nosotros mismos.

Analiza quién en el transcurso de tu vida te enseñó a ver lo malo en vez de lo bueno. Quizás es alguien cercano a ti, un amigo o un familiar. Quién es esa persona que usurpó tus sueños. Alguien más nos enseñó a pensar de forma negativa, opiniones que nos destruyeron por dentro y hoy llevamos como una cruz.

Se vale que renueves tu cerebro y comiences hacer cambios importantes para que dejes de ser un seguidor.

¿Cómo te estás alimentando de forma mental?

Todo lo que salga de ti es porque entró en ti. La calidad de tus actos es directamente proporcional a tus pensamientos. Una persona positiva acepta aquellas palabras que contribuyen con su desarrollo mental. Sin embargo, no existe persona que pueda bloquear las palabras negativas a las que está expuesta.

Podemos decidir por ejemplo, no ver noticias o no hablar con ciertos individuos que nos quitan energía. Las personas tóxicas o negativas suelen generar un ambiente hostil. Cuando eres seguidor aceptas esas palabras. Los líderes procesan y filtran cada frase que escuchan a través del liderazgo. Entonces, ¿en qué punto te encuentras tú, eres líder o seguidor?

Lo importante no es el mensaje que estás escuchando, lo fundamental es que tú decidas qué es verdad y qué no lo es. La decisión está en ti, toma aquello que te va a inspirar. Si aceptas esas palabras negativas como verdad, todo lo que saldrá de ti será negativo. Además, que bloquearás la visión.

Un líder protege su cerebro de aquellas palabras que escucha, clasifica la información con la que se va a quedar. Los problemas los define como circunstancias que se convierten en una oportunidad de crecimiento personal.

2.- Físico

¿Cómo proteges tu cuerpo para que seas una persona productiva? Tenemos un objetivo profesional, pero nos olvidamos de cuidar nuestro cuerpo. Tienes que plantearte, lo qué estás haciendo para cuidar tu cuerpo durante los próximos 10 años.

Algunas personas dejan de disfrutar la vida a los 50 ó 60 años porque nunca se preocuparon de cuidarse. Lo único que les importaba era hacer dinero y ahora lo tienen que gastar en su salud. Por eso, comienza a tomar acciones en este asunto.

3.- Emocional

Una persona positiva analiza la reacción que tiene constantemente cuando le llegan diferentes tipos de información. Por ejemplo:

Cuándo alguien nos critica, cuál es nuestra reacción ante ello. Puedes estar de lado de aquellos que escuchan con atención para hacer los cambios necesarios o simplemente pertenecer al grupo de los que se cierran. Una persona positiva tiene control de su vida y por ende, de sus emociones.

Los líderes no se sienten derrotados se replantean para continuar con sus proyectos. No dejes que otra persona decida qué vas a sentir.

4.- Espiritual

Una persona positiva, es agradecida, no se queja todo el tiempo por lo que no tiene. Se enfoca en lo que tiene para construir su día a día y avanzar a la meta.

La mayoría suelen mirar lo que otras tienen y se minimizan por eso. Es en este momento, donde asumen el papel de víctimas y comienzan las excusas para no alcanzar alguna meta.

Cambia de actitud, mantén tu mira en ti. Piensa que existen personas que están peor que tú. Al comprender esta realidad, podrás ayudar a los más desfavorecidos. Hay personas que necesitan de ti. En definitiva, se agradecido con lo que tienes.

En el momento que dices que eres una persona positiva, evalúa si tu base parte de estos 4 pilares. Si realmente quieres cambiar de actitud ante la vida y ser otro, tienes la posibilidad de crecer a través de la mano de un equipo profesional como El Trampolín.

APRENDE A ELIMINAR LA PROCRASTINACIÓN PARA PROSPERAR

¿Cómo podemos eliminar la procrastinación?

Para poder eliminar la procrastinación debemos entender que es procrastinar, es la acción de retrasar o posponer algo. La gran mayoría de personas cuando están en una zona de confort les cuesta salir de allí. Muchas veces la vida nos presenta obligaciones que tenemos que cumplir, pero preferimos dejarla para última hora.

La filosofía de los líderes es hacer las cosas ya, especialmente las urgentes e importantes. Sin embargo, el común denominador son las personas que se convencen así mismas que lo pueden hacer más tarde ¿A qué grupo perteneces? ¿Eres de aquellos que se esconden e inventan miles de escusas para posponer cualquier actividad?

Para poder tener éxito y ser lo más productivo posible, tenemos que comenzar con buen pie la mañana. Seguramente hiciste la promesa el día anterior que te levantarías temprano. Cuando llega la hora y suena la alarma, ¿eres de aquellos que la apagan y continúan en la cama?

Al decidir levantarnos temprano todos los días y no cumplimos, la procrastinación se vuelve un vicio. Nosotros mismos con esa actitud, nos detenemos y dejamos de alcanzar lo que deseamos.

Eliminar la procrastinación

Para avanzar hay que eliminar la procrastinación

No podremos asumir responsabilidades más grandes si la procrastinación se adueña de nuestras vidas. Cuando hoy eres incapaz de levantarte temprano, todos los días serán iguales. Depende de ti parar ese círculo que te lleva a pospones tus metas.

En el momento que decimos “algún día lo haré”, estamos tomando una decisión de forma inconsciente de dejar lo importante para después. Caemos en el conformismo y lógicamente en la comodidad.

Si eres una persona conformista te limitas a ti mismo para alcanzar lo que quieres. Igualmente, pasa al dejar que otra persona tome decisiones por nosotros, el temor de confrontarlo nos convierte en sumisos.

Pasos para eliminar la procrastinación

1.- No castigarnos

Es normal que en el transcurso del día por las diferentes tomas de decisiones y las actividades cotidianas perdamos energía. Entonces, necesitamos contar con equilibrio entre el descanso y trabajar por nuestros sueños. Es válido que nos demos un descanso, pero también hay que planificar el futuro.

Evita castigarte con frases negativas como: “soy un flojo no valgo para nada”. Lo que tienes que hacer es muy simple, reponer energía y tener un tiempo para lo que desees desarrollar. De nada te vale criticarte a ti mismo, esto no te va a eliminar la procrastinación. Aprende a dividir tu tiempo, incluyendo el tiempo de descanso. Mantén la paz contigo mismo.

2.- Atacar los objetivos grandes

Todo gran objetivo, debe tener objetivos pequeños para alcanzar el principal poco a poco. Muchas personas se presionan o se frustran cuando lo ven muy complicado. Por ejemplo, si deseas crear una empresa, tienes que registrarla, buscar inversionistas, hacer y mejorar el producto o servicio, entre otros aspectos. Estos factores hacen que la gente retroceda rápidamente, especialmente al tener poca voluntad.

Plantéate metas medibles que te ayuden avanzar. De esta manera, procederás a eliminar la procrastinación.

3.- Prepara la recompensa

Si estás persiguiendo un gran objetivo tanto en lo personal como en lo profesional, tienes que ir a un paso a la vez. Además, de tener una recompensa por cada avance que tengas. Sin embargo, cuando no disfrutamos el proceso y todo el tiempo lo vemos como una obligación, hay que cambiar de objetivo.

Un líder aprende autocontrol atrasando la recompensa, ya que piensa a largo plazo. Al restringirse, se da una orden así mismo y sabe que la tiene que cumplir. Si todo el tiempo te recompensas por cada actividad mínima que hagas, debes reflexionar si este proceso es un sufrimiento para ti.

Entiende que cada objetivo logrado, ya es una recompensa, se supone que tú elegiste el proceso. No persigas nada que no te inspires o que sientas que es una obligación. Al estar comprometido con lo que estás haciendo, esto permitirá eliminar la procrastinación de tu vida.

4.- Persigue progreso no la perfección

Muchas veces nos paramos en realizar algo porque nuestra mente se paraliza, tal vez nos quedamos en el análisis. Pensamos tanto, analizamos escenarios futuros y no le damos respuesta a nuestras propias preguntas. Al estar en esta situación, la respuesta se vuelve nula o se queda escrita en un papel porque somos incapaces de accionar.

Buscamos tanto la perfección que perdemos el tiempo en análisis y cuando nos damos cuenta otra persona se nos adelantó. Es bueno que evalúes, pero también piensa en ejecutar, no te quedes en la teoría nada más. En la práctica vas puliendo las estrategias que pensaste.

Hay personas que viven en la constante espera del momento correcto, usualmente no lo encuentran. Para eliminar la procrastinación también hay que sacar de nuestra mente la excusa del momento perfecto.

El líder crea el momento correcto priorizando progreso sobre perfección. Cuando nos saturamos a nosotros mismo con mucha información, terminamos consumiendo nuestra energía y fuerza de voluntad. A veces tenemos tantas opciones que nos cuesta ser determinantes con lo que debemos hacer.

Camina hacia el éxito

Al eliminar la procrastinación de tu vida cuando decides tomar estos 4 pasos, te conviertes en alguien más productivo. A veces necesitas la ayuda de un coachte que te ayude a eliminar ciertos hábitos de tu vida y sacarte de la zona de confort. En El Trampolín cuentas con un equipo preparado para que poco a poco alcances el éxito.

No atrases tus sueños, toma el control de tu vida.