Entradas

,

Agotamiento emocional una escalada de fácil entrada y difícil salida

Agotamiento emocional

Lo que encierra el agotamiento emocional

Hay momentos que nuestro organismo no reconoce los estímulos y está débil para responder, necesitamos un merecido descanso. Ante esta premisa es fácil reconocer que tenemos cansancio físico, ya que presentamos varias señales de alarma en el cuerpo. Sin embargo, el agotamiento emocional es más difícil de identificar.

Algunas personas con el pasar del tiempo se cargan de emociones y guardan en silencio diferentes contrariedades de la vida. El agotamiento emocional se da por distintas situaciones que se presentan y nos cuesta resolver. En el aspecto psicológico nos bloqueamos porque no nos damos chance de descansar entre un problema y otro.

¿Cómo podemos definir el agotamiento emocional?

Son diversas situaciones que se acumulan lentamente y el individuo queda expuesto ante ellas. La persona que padece de agotamiento emocional se siente abrumado y con fatiga mental. Esto genera que el desempeño merme porque cada actividad se hace más difícil de realizar con éxito.

Una persona que es sometida a un estrés continuo donde tiene que resolver diferentes situaciones y no hay descanso, puede presentar este tipo de cansancio. La lucha constante disminuye la capacidad del individuo de ser productivo y afecta su salud. El agotamiento emocional trae fatiga física, mental y la sensación de desplome, esto imposibilita la capacidad de salir adelante.

Agotamiento emocional

Causas del agotamiento emocional

Las personas que tienen alguna profesión con mucho estrés y fuerte carga emocional, suelen experimentar mayormente esta dificultad. Algunas de esas profesiones pueden relacionarse con el dolor humano como: los bomberos, médicos, periodistas, entre otros. También aquellos que viven en un entorno familiar muy demandante corren el riesgo de este padecimiento.

Igualmente tenemos que preguntarnos qué tan buenos somos pasando la página. Cuánto nos cuesta seguir nuestras vidas por un recuerdo que nos atormenta. Las emociones y los pensamientos negativos causan un fuerte desgaste progresivo, además de marcar nuestras vidas.

Por lo general, las personas que lo padecen entregan todo, sin recibir nada y se apasionan por cualquier actividad. Los sacrificios que hay en un trabajo muy demandante y con riesgos de despido son circunstancias ideales para provocar la fatiga.

Este tipo de personas son los héroes anónimos que aguantan cualquier cosa en silencio. No tienen vida propia, más bien su entorno gira en base a los demás. Todo lo soportan en silencio y no tienen tiempo para ellos mismos.

Estos pueden ser algunas de las causas determinantes para sufrir de agotamiento emocional. Veamos algunos síntomas que a lo mejor tenemos y no los reconocemos como tal.

Síntomas de agotamiento emocional

Este tipo de cansancio se da cuando damos más de lo que recibimos en todos los aspectos de nuestra vida. La entrega total por complacer a las otras personas, hace que muchos se olviden de respetar su propio tiempo. Estas son algunas de las causas que a la larga generan ciertos padecimientos.

Aunque no es fácil identificar los síntomas hay ciertas alertas tempranas que te ayudan a determinar si sufres de agotamiento emocional. Algunas de estas señales son:

  • Un individuo ante cualquier situación se irrita o sufre por cualquier cosa. La hipersensibilidad está a flor de piel de manera cotidiana.
  • La concentración disminuye y la memoria comienza a fallar.
  • Perdida de pertenencia a la realidad que nos envuelve, la persona que padece de agotamiento emocional piensa que no forma parte de este mundo.
  • Poca motivación y aumento de pensamientos negativos.
  • Aunque la persona descanse siente constantemente que no tiene energía para hacer absolutamente nada.
  • Dificultad para analizar y razonar, pierde más tiempo para realizar cada actividad.
  • El cansancio físico se apodera de ellos aunque esté al inicio de la jornada laboral.
  • Dolores de estómago, espalda o cabeza sin razón. La persona somatiza todas aquellas emociones negativas.
  • Estado de nervios y ansiedad continuo.

Consecuencias del agotamiento emocional

Si presentas algunos de estos síntomas y son muy frecuentes es necesario que busques ayuda. Cuando estás sintomatologías no son tratadas a tiempo puede ocurrir lo siguiente:

  • Trastorno de ansiedad y depresión grave.
  • Enfermedades físicas como ulceras, tensión, cardiovascular, gastrointestinal, entre otras.
  • Pérdida de confianza en nosotros mismos que deriva en baja autoestima.
  • Incapacidad para entender las emociones de los demás.
  • Baja productividad y en la mayoría de los casos pérdida de empleo.
  • Conflictos familiares y con las personas más allegadas.

Para que no lleguemos al extremo de estas consecuencias, tenemos que combatirlo a tiempo. Por eso te ofrecemos algunos consejos para que mejores tu estilo de vida.

Estrategias para batallar con el agotamiento emocional

  • Aprende a decir no a los asuntos de terceras personas que por algún motivo  te desfavorecen y no te dejan nada útil, solamente estrés. Evita agobiarte de trabajo, establece límites y reestructura la forma de organizar tu tiempo.
  • No te castigues cuando falles y date la oportunidad de emprender nuevos retos. Evita el temor a las pérdidas que te puede generar lo nuevo.
  • Busca momentos para relajarte, que sean exclusivamente para ti y sin pensar en los problemas.
  • Para combatir el agotamiento emocional, la mejor manera de hacerlo es no exigirle a tu mente sobrepasar su capacidad. Cuando estableces prioridades te puedes concentrar en una tarea específica, sin tener que trabajar en varias actividades a la vez. Si el cerebro se mantiene en diferentes actividades al mismo tiempo, pierde la concentración y la capacidad resolutiva. Por eso, es importante que establezcas tu propia lista de prioridades sin importar los deseos de los demás.
  • Comparte tus emociones especialmente las negativas. Una de las causas del agotamiento emocional es acumular todos esos sentimientos sin expresarlos. Una de las mejores maneras para desahogarte es a través de un diario, donde puedes escribir lo que sientes.

En el caso de que intentes luchar en contra del agotamiento emocional y no lo logres, busca ayuda. En El Trampolín contamos con los mejores profesionales de coaching para que retomes mejor tu vida y puedas sentirte en confianza para liberarte de todas las circunstancias negativas que te aprisionan.  Mejora tu calidad de vida tanto en lo laboral como en las relaciones humanas, no pierdas tiempo.

Conozca sobre la Depresión y cómo evitarla

Depresión

Conoce más sobre la Depresión y aprende a evitarla

Aunque no parezca un tema tan grave o tan urgente a tratar, no confiarse ante la aparición de la depresión y tratarla al instante sería lo más idóneo, ya que este terrible mal puede afectar tanto a niños, como jóvenes, adultos y adultos mayores, y puede traer consecuencias a corto, mediano y hasta a largo plazo si no se trata correctamente.

La Depresión

Existen distintos tipos de depresión que pueden afectar a las personas; una de las más comunes es la llamada “depresión clínica” que afecta física y mentalmente a las personas, transformando su manera de actuar, de pensar y de sentir. Este estado mental puede considerarse además como una enfermedad que afecta relaciones tanto laborales como personales (familia, amigos, amor, etc.) y puede ser la causa de traumas psicológicos que causarían la pérdida de apetito, sueño y otras actividades comunes necesarias en el ser humano.

A pesar de ello, el lado positivo es que la depresión no es una enfermedad que no pueda tratarse. Con el diagnostico correcto y utilizando los métodos adecuados pueden suprimirse por completo sus consecuencias.

Causas de la Depresión

En algunos casos, la depresión puede ser originada por la existencia de niveles muy altos de cortisol, dopamina, serotonina y noradrenalina en las personas, lo que causaría, por ejemplo, un ambiente tenso que podría afectar a todos los integrantes de un núcleo familiar.

Otras causas comunes:

Otro tipo de causas son los impactos emocionales muy fuertes, que no suelen tratarse correctamente y en lugar de solucionarse, se instalan en la mente de las personas. Este tipo de depresión no tiene consecuencias inmediatas, pero, de igual forma, varios impactos emocionales seguidos sin tratamiento suelen causar, a mediano o largo plazo, cambios y desequilibrios en los neurotransmisores del cerebro que probablemente causen:

  • Disminución del interés en distintos tipos de actividades del día a día.
  • Variaciones en el peso de las personas debido a la falta o aumento de las horas de sueño y también al cambio en la alimentación (pudiendo causar incluso anorexia, bulimia u obesidad).
  • Estado de decaimiento constante, incluso irritabilidad y empatía para con las personas dentro del entorno del individuo con estado de depresión.
  • Anemia, causada por insomnios, disminución en el peso, etc.
  • Pérdida de la capacidad de concentración.
  • Pensamientos suicidas recurrentes, a tal punto de idear planes sobre cómo el individuo con depresión podría ocasionar su propia muerte.

Consecuencias de la Depresión

La depresión tiene como consecuencia un estado constante de desánimo que afecta a las personas tanto mental como físicamente. Aunque no lo parezca, los riesgos que corre una persona con estado depresivo pueden ser severos si no se tratan a tiempo.

  • Desilusión, desesperanza, desánimo. La fortaleza que caracteriza al ser humano no existe en personas con depresión. Dicha enfermedad les hace perder la habilidad para sobreponerse ante las dificultades. Hasta podría convertirse en una carga para sus allegados.
  • Pérdida de la autoestima. Las personas con estado depresivo dejan de ver en sí mismas sus virtudes. Tienen mayor dificultad para plantearse nuevas metas y sienten con frecuencia que en su vida abunda la soledad y los problemas. Les cuesta ver las soluciones y suelen tener mayor dificultad para recuperarse de las enfermedades.
  • Consecuencias físicas. Los más comunes son la pérdida del apetito, los dolores de cabeza, cansancio frecuente y debilitamiento del sistema inmunitario.

Tres resultados positivos que podemos obtener de superar la depresión:

  • Estado de liberación. La sensación de liberación que siente una persona al soltar eso que tanto le causaba problemas puede ser increíble. Al abrir las puertas hacia nuevas oportunidades sin sentir la carga que conllevaba tal estado emocional.
  • Fortalecimiento de la mente. Las personas que han logrado superar un estado emocional depresivo suelen volverse psicológicamente más fuertes que otras. Incluso pueden convertirse en potenciadores de otras personas y/o personas resilientes
  • Equilibrio emocional. Cuando la autoestima regresa a sus niveles normales, el autocontrol que logran conseguir las personas puede servir para afrontar posibles irregularidades que surjan en el futuro. Sin embargo, con mayor equilibrio y astucia. Una persona que goza de autocontrol emocional aprende a sobrellevar las dificultades. A disfrutar de los pequeños momentos, por más efímeros que estos puedan ser.
Depresión

Conoce la Depresión

Consejos para evitar la Depresión

Una persona positiva es una persona feliz, carente de malos pensamientos y, por lo tanto, carente de depresión.

  • Rodéate de gente positiva. Si sientes que hay algo malo en tus pensamientos de hoy, toma un descanso. Sal a rodearte de gente con la que puedas pasarlo bien. Esto te permitirá refrescar tus pensamientos y te darás cuenta de que a pesar de ellos siempre existen momentos para disfrutar.
  • Sé agradecido. Claramente existen muchas cosas positivas que actualmente pueden estar ocurriéndote; analiza cuales son dichas cosas y apóyate en ellas para salir adelante y resolver las cosas negativas. Si te sientes deprimido empieza ya tu lista de agradecimiento!
  • Sal de la rutina y conoce nuevos escenarios. El peor enemigo del hombre es la rutina. Distrae tu mente y tu cuerpo con nuevas sensaciones y nuevos pensamientos que te alejen de los problemas, esto te incentivará para tomar un respiro y continuar.
  • Amplia tu mente, incrementa tus expectativas y toma las riendas de tu felicidad. Solo tú puedes saber lo que es mejor para ti y lo que podrá hacerte feliz. Hazlo “porque quieres, porque puedes y porque te lo mereces”.

En ocasiones, si la depresión es severa, conviene visitar al psiquiatra. Si se trata de una problemática manejable puede superarse con psicoterapia, las más de las veces irán combinadas.