Entradas

, , ,

Impactar a la opinión pública, una tarea de los portavoces

Oratoria - Impactar a la opinión pública

Impactar a la opinión pública

Los portavoces representan a una organización, son su imagen. Su reflejo y su constancia en el trabajo cotidiano modifican caracteres y logran consolidar estrategias empresariales. Impactar a la opinión pública de forma positiva es un mérito. Los portavoces abren los caminos de las relaciones empresariales a través de una buena oratoria.

La oratoria como principal herramienta.

Un ejemplo de un buen portavoz y de contar con entrenamiento, lo podemos apreciar en la película “Gracias Por Fumar”. Su protagonista Nick Naylor tomaba como una actividad cotidiana la oratoria. A la vez para él era un arte el convencer a la gente y tener una adecuada oratoria empresarial.

En sus inicios Naylor absorbía los conocimientos que otros profesionales de distintas ramas o de la misma jerarquía que él. De esta manera se preparaba antes de presentarse a la prensa o algún otro público. Su chispa para responder marcaba la pauta y buscaba siempre impactar a la opinión pública.

Su mensaje constante en la película era que lo más importante son las opiniones de las masas. Las grandes mayorías donde pueden existir divergencias, pero la mayoría es a quienes debes persuadir. Esta metodología de convencer formaba parte de su entrenamiento de portavoces.

Naylor buscaba convencer que existe el libre albedrío. El público puede escoger lo que desea y en el momento que quiera.

Ejemplo: El hecho de fumar cigarrillos está visto como un mal vicio. Sin embargo, los fumadores pueden estar conscientes de lo dañino que puede ser. La decisión de fumar o no es su asunto. Por esta razón, Naylor sigue una estrategia dentro de su oratoria empresarial ya prediseñada.

Las empresas tabacaleras existen por las mismas personas que no lo abandona. A pesar de leer información e incluso el punto de tener imágenes o un breve mensaje en la cajetilla. Por eso que su oratoria empresarial iba en esa línea para defenderse de las alianzas en contra de las empresas tabacaleras.

Oratoria - Impactar a la opinión pública

Hemos hecho énfasis en el término de opinión pública pero, ¿qué es la opinión pública?

Concepciones de la Opinión Pública.

Los portavoces representan a una organización, son su imagen. Su reflejo y su constancia en el trabajo cotidiano modifican caracteres y logran consolidar estrategias empresariales. Impactar a la opinión pública de forma positiva es un mérito. Los portavoces abren los caminos de las relaciones empresariales a través de una buena oratoria. La guía de los estados de opinión.

Durante el coaching de oratoria empresarial, saber qué decir cómo y cuándo es esencial para minimizar los rumores. Las opiniones negativas que se pueden generar pueden ser cruciales. Para ello, existen los estados de opinión como:

1.- Opinión pública matriz: es el primer estado de opinión que se produce por algún hecho social.  Por causa de las ideas, la cultura y los pensamientos sociales. Esto trae como consecuencia reacciones y actitudes iguales por grupos de interés.

2.- Opinión pública latente: cuando un coach llega a una empresa debe estar informado de toda la trayectoria de la organización. La finalidad es determinar conjuntamente con el portavoz las estrategias a tomar en caso de temas pasados. Los temas pasados no mueren, pueden estar latentes e impactar a la opinión pública de una manera negativa. La oratoria empresarial acompañada de un coaching en esa temática ayudará a la buena imagen de la empresa.

3.-Opinión pública activa: algunos problemas en la sociedad pueden generar ciertas opiniones que favorecen o no a una organización. Es por ello, que el entrenamiento de portavoces estudia la opinión pública. Esto se hace mediante el estudio de información para conocer las preocupaciones, necesidades y los temas de interés de la sociedad.

Cuando el estado de opinión es activo los habitantes de una comunidad no dejan de hablar sobre el tema y hasta se puede caer en el rumor. Este es el estado más difícil porque es un alerta que puede impulsar la crisis institucional.

4.- Opinión pública manifiesta: en este estado, se producen los pronunciamientos en los medios de comunicación por voluntad de los involucrados y de las otras personas que se sienten afectadas por el problema. Además se producen participaciones voluntarias en marchas pacíficas o violentas.

5.- Opinión pública eficaz: un portavoz con una oratorio empresarial adecuada puede manejar de forma idónea la situación. Y así controlar la crisis que se puede producir es las opiniones activas o manifiestas. Una adecuada expresión, acompañada de una buena estrategia logrará impactar a la opinión pública. Esto favorecerá a la institución y a todos los involucrados.  

Por estas razones, es importante conocer la opinión pública y contar con un entrenamiento de portavoces que se adapte a la actualidad. Que permita enfrentar los miedos individuales y colectivos. Te recomendamos que te asesores mejor sobre el tema con expertos y que te puedan ayudar como el caso de los diversos programas que cuenta El Trampolín.  

¿Porqué Tenemos Miedo a Hablar en Público?

3 de cada 4 personas tiene a “miedo a hablar en público”

¿Miedo a hablar en público? ¿Quién no ha sentido alguna vez algún tipo de ansiedad al hablar ante un público? Pensamientos como “en que hora le dije a mi jefe que hacía yo la presentación” o “seguro que me quedo en blanco y hago el ridículo” u ”ojalá me atreviera a ir un evento de Networking pero no me atrevo…” son habituales para muchas personas.

Cursos para superar el miedo a hablar en público

Vemos al público como a un feroz león?

Según un estudio de la universidad de California, hasta un 75% de la población es decir, tres de cada 4 personas padece miedo a hablar en público o sufre algún tipo de ansiedad cuando se enfrenta a esta situación.

Curiosamente es una fobia tan común que llega a situarse por encima del miedo a las arañas, a volar e incluso a la muerte. ¿Podríamos decir entonces que preferimos morirnos antes que ponernos ante un público?

Y es que no es para menos! Ya que las respuestas fisiológicas a ese miedo son muchas y no resultan nada agradables. Las piernas nos tiemblan, se nos acelera el pulso, nos tiembla la voz, nuestra lengua se niega a cooperar, nos falta la respiración. Nos sentimos nerviosos, evaluados y expuestos.

 ¿Que pasa dentro de nosotros para que se produzcan estas reacciones?

Existen diferentes teorías de porque sentimos ese miedo. Una de las más consolidadas defiende que este reflejo se activa cuando sentimos una atención desmesurada sobre nuestra persona. Lo cual tendría su origen en la época en la que el predecesor del homo sapiens era acechado por algún depredador en su conquista de las estepas africanas. Teniendo solo dos respuestas: o huir o hacerle frente.

Ante una situación así en la que nos sentimos observados y amenazados nuestra amigdala-cerebral reacciona. (una parte del cerebro que fundamentalmente se encarga de procesar las emociones) Activa nuestras glándulas adrenales, dos regiones que se encuentran en la parte superior de los riñones. Éstas empiezan a segregar la hormona de la adrenalina. Cuando esta adrenalina recorre nuestro cuerpo nos provoca todas esas reacciones fisiológicas de nerviosismo e incluso malestar.

Otra razón habitual por la que sentimos miedo es ante la idea de que nos faltan las habilidades necesarias para ponernos ante un público.

Pero existen más motivos. Hay personas que sienten ese miedo por experiencias vividas no positivas que continuamente disparan su miedo al fracaso. En este caso lo mejor será comenzar por identificar esos pensamientos paralizantes para sustituirlos por otros más positivos. Las técnicas basadas en PNL, visualizaciones, técnicas de respiración, relajación muscular… serán muy útiles. En El Trampolín te daremos a conocer toda clase de herramientas encaminadas a superar este miedo y a afrontar las situaciones que lo provocan  con garantía de éxito.

¿Necesitamos ese miedo?

La respuesta sería que “quizás si”. Lo más importante de todo es que nos atrevamos a mirar a ese miedo cara a cara. Que lejos de verlo solo como algo negativo y horrible, lo veamos como algo necesario o que puede llegar a formar parte del motor de la comunicación. Necesitamos ese grado de adrenalina para ponernos ante un público. Siempre que hayamos aprendido a mantener a raya esa ansiedad para que no nos paralice, esos nervios nos ayudarán a activarnos y tener la energía.

Ahora ya sabemos que sentir ansiedad ante un público es absolutamente normal. Incluso positivo ya que tan sólo se trata de una reacción de nuestro cerebro (el mismo que nos protegía del león). Ya podemos enfrentarnos a ese público que de momento no nos va a comer 😉

La buena noticia es que puedes superar este miedo con nuestros  cursos de hablar en público , que te ayudarán a superar con mayor seguridad las situaciones de estrés asociadas a la comunicación ante un público y se reucirán considerablemente el grado de ansiedad provocado por éstas.

 

logotipo El Trampolin Coaching y Comunicación

 
Avenida de Nazaret 13A
28009-Madrid 
 
Email contacto: contacto@eltrampolin.es
Telf contacto: 910757492