Entradas

, ,

La importancia de la comunicación activa

La importancia de la comunicación en las organizaciones

Comunicación activa una constante en el mundo de las organizaciones

La comunicación activa fortalece las organizaciones, pero también cuando no existe se perjudica su productividad. Los receptores deben ser totalmente receptivos al mensaje, comprender y analizar la información, sorteando muchas veces las barreras comunicacionales.

La comunicación activa en las organizaciones Ellos también tienen que estar sujetos a evaluaciones constantes en la forma de expresar sus ideas o indicaciones. Los fallos en el cumplimiento de las tareas designadas pueden ser tanto del emisor como del receptor.

La comunicación activa en las jerarquías.  

Cuando nos referimos a jerarquías hacemos énfasis en la estructura organizacional con sus divisiones departamentales y unidades de mando. Esta estructura se consolida en función de la actividad de la empresa y del tipo de organización.

  • Las organizaciones pueden ser horizontales para que sus miembros sean más participativos y tengan comunicación más accesible con su liderazgo.
  • Al contrario de estas organizaciones, se encuentran las verticales donde parten de trabajos predefinidos y poco creativos.

Al desarrollar la estructura de la organización determinando las áreas, funciones y competencias de cada unidad, algunos se olvidan de la comunicación. Suele pasar especialmente con los nuevos emprendedores, quienes pierden la perspectiva en función de obtener dividendos sin pensar en desarrollar aspectos comunicacionales. Por tal motivo, se presenta deficiencias en el flujo comunicacional y otras que afectan la comunicación activa.

La comunicación activa y el coaching

Un consultor organizacional detectará los problemas comunicacionales y dará su opinión para el uso de los canales y líneas correspondientes. La opinión del consultor será en general sobre las formas de transmitir el mensaje. En cambio, en los procesos de coaching se detectará las barreras comunicacionales colectivas e individuales para mejorar la comunicación activa.

Las barreras comunicacionales se presentan por factores psicológicos como emociones y el perfil histórico de los involucrados. El factor físico como discapacidad auditiva o interferencia son parte de las causas que no exista una comunicación activa eficaz. Otro de los inconvenientes es el lenguaje, cuando no comparten el mismo nivel educativo o se expresan de forma diferente. Todos estos factores dificultan que el mensaje se capte con total normalidad y en su máxima expresión.

Coaching como apoyo en la estructura organizacional

El coach debe tener una actitud paciente no llegar a conclusiones apresuradas antes de que concluya sus argumentos el coachee. Un coach se convierte en el reflejo de la otra persona, el coachee analiza sus errores y busca soluciones. Durante los procesos de coaching se abren los caminos para romper las barreras de la escucha activa.

En la estructura organizacional existe un proceso de comunicación entre diferentes áreas y en los mismos departamentos. Mientras más alejado se esté del liderazgo mayor es el riesgo que la información o instrucción llegue distorsionada. En tal sentido los emprendedores deben tratar de colocar unidades de mando más cercanas a sus trabajadores.

Tips para mejorar la comunicación activa

  • Dejar de hablar en el momento oportuno:

En los procesos de coaching se le sugiere al coachee no interrumpir al emisor y evitar tener una conversación paralela. Además, es un error mientras escuchamos dejar que nuestro interior comience a expresarse perdiendo el hilo del discurso.

  • Liberar la mente:

En la estructura organizacional suele ocurrir que las directrices llegan con dificultad, pero el chisme corre como pólvora.  Esos rumores muchas veces ocasionan que el receptor tenga una idea de lo que él supone que le dirán. La idea es que exista una comunicación activa en una mente receptiva al mensaje sin pensar en nada más.

  • Evitar practicar la escucha selectiva:

Es conveniente que en las reuniones de toda o una parte de la estructura organizacional practiquemos la escucha sin apuros. Al estar agitados o con muy poco tiempo sucede que escuchamos ciertas partes y otras no. Allí se producen los errores más comunes al realizar nuestras actividades cotidianas por no seguir instrucciones.

Aspectos no verbales en los procesos de coaching

  1. Al cochee se le anima durante los procesos de coaching a mantener una postura adecuada para escuchar a su interlocutor. Así como nosotros notamos el tono de voz y expresiones del emisor, él también se dará cuenta si estamos interesados.
  2. Otro aspecto a considerar es proporcionarle al emisor gestos de afirmación de que su mensaje es entendido completamente, sin problemas. A parte de los gestos en los procesos de coaching se reafirma la necesidad que el receptor haga preguntas. Igualmente tiene la opción de formular preguntas o parafrasear lo que dijo su emisor.

Los procesos de coaching ayudan a revisar que sucede con nuestra comunicación activa. Si nosotros somos buenos hablantes, pero nos cuesta escuchar y entender lo que nos dicen. El coaching nos ofrece herramientas para mejorar nuestra escucha en lo profesional y en lo personal. A pesar de esas herramientas depende de nosotros aceptar lo que deseamos y encontrar las soluciones con ayuda del coach. Optimiza tus conversaciones y la forme de percibir las instrucciones.

Las empresas trabajan para influir en la sociedad, ellos quieren que sus clientes sepan las bondades que tienen para ofrecer. Persuadir al público es parte de su objetivo, sin embargo, estos niveles de motivación pueden llegar a todas sus audiencias. Una comunicación ideal se logra a través del respeto mutuo entre las partes interesadas. Una empresa no puede estar de espaldas a su público. Las organizaciones exitosas ejercitan la comunicación activa con todos sus públicos tanto externos como internos.

,

La comunicación efectiva determina el resultado en las entrevistas de trabajo

El arte de convencer

El arte de convencer

La comunicación efectiva determina el resultado en las entrevistas de trabajo

Para conseguir un empleo no basta con contar con un currículo adecuado a ese puesto de trabajo que tanto esperas. Los reclutadores se fijan en la experiencia y el conocimiento que posees, también en la comunicación efectiva que se genere. El “arte de convencer” y persuadir a tu interlocutor determinará los resultados.

Durante la entrevista laboral pueden ocurrir diferentes situaciones: Desconfianza de ti mismo, temores, titubear y hasta sudar. El entrevistado evaluará la forma como te expresas, tu postura corporal y la seguridad que puedes mostrar.

Según la conferencista motivacional, Jacqueline Betancourt, la comunicación efectiva representa 99% del éxito de las entrevistas en algunas empresas. Esto depende del proceso de selección y del área donde esté la vacante disponible en la organización. En caso de que su carrera sea más afín al área humanística mayor será la importancia de la entrevista.

Para causar una buena impresión y poner en práctica algunas herramientas relacionadas al arte de convencer te ofrecemos algunos consejos:

  • Realiza un guión de su propia historia

Ten preparado un breve discurso sobre su experiencia y los conocimientos que posee en el área para la que postulas. Probablemente, el reclutador te pida que le cuentes rápidamente su experiencia, allí evaluará tu habilidad de ser conciso. Por tal motivo, se tiene que enfocar en tu experiencia, habilidades y conocimientos más relevantes para esa vacante.

  • Seguridad ante el entrevistador

Demuestre en la entrevista su seguridad teniendo una comunicación efectiva, donde no tartamudee y mantenga la coherencia en sus ideas. Igual ayuda realizar ejercicios vocales antes de entrar a la entrevista para tener más fluidez  y mejor dicción.

En el primer momento que inicia la entrevista laboral toma en cuenta tu postura, su espalda debe estar recta. Salude a su entrevistador apretando su mano con seguridad. No mires hacia abajo mientras conversas, mira a la cara de tu interlocutor.

  • Relájate

Prepárate para tu entrevista llegue por lo menos con 15 minutos de anticipación, solicita ir al baño y relájate con ejercicios. No te estamos pidiendo que trotes, simplemente estírate un poco y escucha algo de música para centrarte. Una vez que sientas que estás relajado podrás salir a su entrevista. El cerebro captará que tu cuerpo está tranquilo, en consecuencia tendrá más seguridad con tu lenguaje corporal y verbal.

  • Conoce tus valores y prioridades

Antes de postularte para cualquier vacante evalúa cuáles son tus intereses para desarrollarte en ciertas áreas o tu horario laboral. De esta manera, evitarás que tú y el entrevistador perdáis el tiempo. Revisa bien los tipos de trabajos que te interesan para que no pases malos ratos.

  • Investiga sobre la empresa

Cuando te llaman para una entrevista laboral indaga sobre la empresa, lee las diversas informaciones digitales e impresas. Conoce a que se dedica, sus nuevos proyectos y los valores que posee, así entenderás su filosofía de trabajo. (Aquí tienes un listado de preguntas básicas desarrolladas por la revista Forbes -en inglés- para prepararlas).

Establece un guión con la información de la empresa y el perfil vacante, esto será parte del arte de convencer. Demuestra que eres la persona indicada para ese puesto.

  • Practica la comunicación efectiva

Hay personas que les gusta improvisar pero hay otras que se les dificulta más, para estos últimos se recomienda practicar. Efectúa un cuestionario con posibles preguntas que en la entrevista laboral te puedan formular. Practica frente al espejo respondiendo con prontitud y una buena postura como parte una comunicación efectiva persuasiva.

  • Impresiona

Escoge tu ropa para la entrevista de acuerdo a la ocasión busque verte bien y sencillo al mismo tiempo. Puedes utilizar el color negro para verte elegante y sobrio. Evita ir muy llamativo, recuerda que menos es más, intenta ir lo más combinado posible.

Al comenzar la entrevista laboral sonríe. Tanto la forma de vestir como la seguridad en tus gestos formarán parte de la primera impresión del entrevistado. Logra una comunicación efectiva desde el principio con tu forma de ser, actuar y tu oratoria.

El arte de convencer

Errores comunes en la comunicación

Durante la entrevista impide ser víctima de tu ansiedad, en consecuencia podrías cometer errores como los siguientes:

    1. Muletillas :En tu búsqueda de técnicas aplicables al arte de convencer puedes usar palabras muy escrutadas y comenzar a decir muletillas. El reclutador probablemente piense que el entrevistado tiene un vago vocabulario, ausencia de argumentos y está pensando mucho la respuesta. Para tener una comunicación efectiva evita las muletillas y respira profundo antes de responder. Así se tendrá mayor facilidad para organizar las ideas y poner su cerebro a funcionar.
    2. Hablar muy lento o muy rápido: Exprésese de forma natural, cuando apliques el arte de convencer utiliza adecuadamente las palabras para vender tu perfil. Mantén un ritmo normal ni muy lento ni muy rápido. Cuando es muy lento el entrevistado se impacientará y no dejara que termines tu respuesta. Por el contrario, si es muy rápido no entenderá nada y deducirá que estás nervioso.
    3. Utilizar palabras sin convicción: Durante la entrevista laboral elimina de tu vocabulario palabras o frases que demuestran inseguridades como, “yo creo que es así”. Es mejor que cambies esas expresiones por “según mi experiencia” o “yo lo haría de esta manera”.

Para que el arte de convencer rinda sus frutos cuando el entrevistado te pida una opinión destaca con argumentos. Demuestra firmeza en tus palabras, imagina que eres un consultor con experiencia y estás llevando tu conocimiento a la práctica. El otro punto importante es no inventar más de la pregunta formulada, responde puntualmente, sin divagar.

También debes tener en cuenta:

  • Evita ser demasiado formal o informal al extremo: Actúa con mesura en tu entrevista laboral, no forma parte del arte de convencer pensar en ser informal al extremo. Llegar con el entrevistador como si fuera un amigo de años es un error o estar muy formal no funciona. Lo mejor que puede hacer es mostrar naturalidad.
  • No asesines el castellano: Ten cuidado con las palabras que utilices, incluso al conjugar los verbos, mantén una buena dicción.
  • Cuida el lenguaje no verbal: Trata de controlar tus gestos y movimientos con las manos, a veces pueden ser desproporcionados. Busca la armonía entre tus gestos y tu discurso.

Con estos simples consejos y unas pocas dotes de habilidades sociales podrás ir a una entrevista de trabajo sin ningún problema. También puedes solicitar ayuda a un experto para mejorar la oratoria y contar con varias secciones individuales en El Trampolín.

,

Cómo lograr una comunicación efectiva para negociación y ventas

Negociación integrativa

La comunicación efectiva como parte de la negociación en las ventas

Se puede consolidar o destruir a una organización que no cuente con estrategias que afiancen la comunicación efectiva en las ventas. Para lograr una negociación integrativa se necesita contar con la vinculación entre el equipo de ventas y el cliente.

¿Qué es la negociación integrativa?

Se produce desde que el vendedor utiliza la comunicación efectiva como principal herramienta para incorporar al receptor a su idea. El emisor, en este caso, el vendedor propicia un clima de cordialidad y confianza entre las partes.

La negociación integrativa permite compartir posiciones entre el vendedor y el comprador sobre algún asunto de mutuo interés. En este caso, tanto el vendedor como el cliente quedan satisfechos. El primero asegura la venta y el segundo queda conforme con la adquisición del servicio o producto.

Negociación integrativa

Consecuencias de la negociación distributiva

Al contrario de este tipo de negociación se encuentra la distributiva donde la comunicación efectiva en ventas puede lograrse con dificultad. Los expertos en comunicación como Ítalo Pizzolante y Dennis Wilcox advierten que este tipo de negociación puede generar conflictos.

Aunque el término distributiva consiste en la equidad de todas sus partes, en la negociación distributiva es todo lo contrario. El vendedor logra su objetivo y los resultados a corto plazo son los esperados pero el comprador no queda satisfecho.

Caso de ejemplo:

María tiene una agencia de festejos pequeña y cuenta con una cartera de clientes fijos. Desde hace un mes presenta dificultad con los pedidos, debido a que ha aumentado la demanda de sus servicios. María contrata de palabra a un proveedor para que la ayude con unas tapas. En la negociación entre el proveedor y María no quedaron varios puntos claros como cronograma y forma de pago.

La pequeña agencia comienza a presionar al proveedor y éste se niega a ceder a las peticiones de María. El proveedor comienza a trabajar bajos sus propios parámetros y entregando 70% nada más de las tapas. María decide cumplir con los clientes nuevos pero a los fijos les entrega los pedidos con fallos.

En este caso no se alcanzó una comunicación efectiva entre el proveedor y la agencia. El proveedor logró imponerse bajo el esquema de la negociación distributiva, no cedió a las presiones de María. Como podemos evaluar María por andar de apurada no estableció estrategias de trabajo ni mucho menos un plan. Perdió sus clientes fijos por intentar ganar otros, también dilapidó su reputación.

Saquen ustedes sus propias conclusiones de quién perdió más si María o el proveedor. Para Pizzolante la reputación es lo más valioso que tiene una empresa, cuando se pierde es difícil recuperarla. Por eso hay casos de empresas que se dan a la quiebra y forman otra con los mismos dueños.

Wilcox en sus reflexiones argumenta que es preferible lograr una negociación integrativa para las ventas de productos, servicios e ideas. Es importante que todos ganen para que se dé una comunicación efectiva y se genere lazos de fidelidad.

 

Comunicación efectiva en las ventas

El vendedor está en la obligación de preparar estrategias y mensajes que su receptor puede comprender. Se recomienda estar en los zapatos del cliente, conociendo muy bien sus inquietudes y necesidades.

El receptor capta 55% del lenguaje no verbal,  38% el tono de la voz y 7% comunicación verbal. Cifras ofrecidas por el profesor Albert Mehrabian en los años 70 pero que hoy en día se mantiene vigente.

Cuando queremos vender un producto que tiene muchas marcas hay que escuchar primero que busca el cliente. Una vez que inicie el proceso de negociación integrativa que es la más recomendable, se genera el intercambio de mensajes.

Al intentar convencer al cliente debe existir una coherencia entre lo que se dice y la gesticulación. Por ejemplo, un cliente que desee teléfonos móviles para su empresa de comunicación corporativa cuenta con unas características determinantes. El vendedor le muestra los diferentes modelos pero con sus gestos y sus expresiones hace hincapié en el más conveniente.

En este ejemplo podemos imaginar al vendedor creando un ambiente de cordialidad y confianza para lograr la comunicación efectiva. El comprador se sentirá bien atendido, además de animado a adquirir el modelo aconsejado por el vendedor.

La variedad genera competencia, sin embargo el vendedor tendrá la capacidad de atraer al cliente a lo deseado. Al finalizar el trato a través de la negociación integrativa alcanzas el objetivo en el corto plazo y ganas clientela. Las atenciones y el saber escuchar hacen la diferencia con la competencia.

Consejos para una comunicación efectiva en las ventas 

  • Alinear las estrategias de ventas de acuerdo al negocio.
  • Estudios sobre el comportamiento de los clientes
  • Crear ofertas únicas
  • Controlar el manejo de las decisiones
  • Buscar la proyección de tus mensajes a través de la Programación Neurolingüística aplicada a las ventas.
  • El vendedor más allá de ser instrumento para aumentar clientes o vender más, tiene que ser un asesor. Alguien que pueda solucionar los problemas desde el punto de vista del cliente.
  • Acercar al cliente a los valores de la empresa y su identidad
  • Establecer una integración bajo los esquemas de la cordialidad y personalidad del vendedor
  • Evita hablar mal de la competencia, tu oferta debe partir de lo que ofreces tú. El cliente puede pensar que así como desprecias y te expresas de los demás lo puedes hacer con él.
  • Mantener el foco de atención en el negocio del cliente y en la solución que le ofreces a su empresa.

Muchas personas creen que su trabajo como vendedor termina al finalizar una negociación, están equivocados. Un buen vendedor sabe que tiene que evaluar su trabajo para mejorar todos los días. Perfecciona tus estrategias y desecha aquellas que no son efectivas, solicita asesoría.

,

Requisitos para una presentación de ventas exitosa

presentación de ventas de éxito

Condiciones para tener una presentación de ventas de éxito

Para tener una presentación de ventas exitosa es necesario estar preparado con el material y lo que se expondrá. Al presentar los argumentos debes conocer el público a quienes te diriges, así como sus intereses de compra. Antes de llegar a la presentación de ventas se han de seguir estrategias comunicacionales para captar la atención del usuario. Estas pautas servirán para que la actitud del presentador así como la estrategia de comunicación sean claras. El prospecto, dependiendo del mensaje que haya recibido, será el primer paso para contactar y conocer más del tema. Se ha de revisar cuál ha sido el aspecto relevante para ellos y tomar nota para que sea parte de  la exposición.

Estrategias comunicacionales para una presentación de ventas de éxito

Ventas, estrategia y comunicación

 

Estrategias comunicacionales

Al preparar cualquier tipo de presentación de ventas tomas en cuenta ciertas consideraciones para tener una comunicación efectiva:

1) Verificar que el material y la exposición se entiendan

Existen personas más visuales y otras más auditivas, por lo tanto es conveniente contar con las estrategias comunicacionales para ambos segmentos. Para tu público visual la presentación proyectada debe estar completamente legible, deberá de contener imágenes con cuidado de que no aparezcan pixeladas o una cantidad excesiva de texto. En contraste a lo anterior, se debe tener presente una buena exposición para que el público más auditivo comprenda el mensaje.

El vendedor antes de salir al encuentro del cliente, tiene que realizar una presentación de prueba con terceros. Allí podrá evaluar si logra una comunicación efectiva con su público, y si capta su atención, o por el contrario ha tenido algún componente de distracción.

A veces sucede que cuando se está realizando una exposición, sin darnos cuenta se articula y gesticula exageradamente. Cuando esta situación se presenta el emisor se concentra en los gestos, y en consecuencia perderá el hilo del mensaje. Además entenderá informaciones que no tienen coherencia con lo que se quiere decir.

La comunicación oral y la no verbal conviven de manera coherente no pueden estar separadas. Una gesticulación moderada, un tono de voz adecuado y una buena pronunciación forman parte de las estrategias comunicacionales del vendedor.

2) Dar respuesta a su necesidad

El vendedor comienza su discurso de manera concisa y clara. Para vender no es necesario pasar horas en una reunión porque el cliente busca lo concreto. Como vendedor se debe uno de enfocar en el asunto o tema clave de tu público. La gente compra lo que necesita, sobre todo si representa la solución a algún inconveniente.

Se debe conocer al público, su negocio, sus clientes y competidores. Además de sus actividades, se debe indagar sobre sus problemáticas. En el caso de no conocer sus inconvenientes antes de la reunión, sirve de ayuda formular las preguntas en el momento.

3) La importancia del cliente

En el momento de la presentación de ventas probablemente el cliente narre sus dudas e inconvenientes para buscar soluciones. Para asesorarlo se debe de seguir el hilo de la estrategia, dejando claro lo que se le puede ofrecer, de esta manera la comunicación será efectiva. Hacer falsas promesas con herramientas que no se poseen, no es lo ideal.

El vendedor con su actitud logra crear la empatía y la confianza con el cliente, es un error imponerse. La actitud será cordial, hablando un 20% y escuchando un 80%, a partir de esta pauta se comienzan a desarrollar las estrategias comunicacionales.

4) Considera la estructura de tu presentación de ventas

Como guía durante el desarrollo de una buena presentación de ventas, es recomendable tener un esquema. Lo primero que se debe enfocar es el objetivo de la reunión, que sin duda va más allá de vender. Se vende para suscitar, pero también se vende para crear vínculos afectivos, soluciones y fidelidad como resultado de una comunicación efectiva.

Evalúar el punto de interés nos une con el cliente. Durante el desarrollo de la presentación es importante que uno describa su negocio, para ello es aconsejable apoyarse en el material visual con números. A medida que el prospecto vaya contando, desarrollar un diálogo con preguntas y tomar nota hace que se comprendan mejor sus necesidades.

Finalmente, cerrar la presentación de ventas resaltando las ventajas de la solución con la oferta personal. No se ha de presionar el resultado. Si el prospecto desea cerrar la negociación que sea un acto voluntario. Para ello una actitud conciliadora conllevará a acuerdos bilaterales, terminando con el agradecimiento por su atención.

Se puede entregar algún material impreso o digital que refuerce el mensaje como parte de las estrategias comunicacionales. Revisar que dicho material esté entendible, sin errores ortográficos y tenga toda la información de contacto.

Si se va a mostrar un video en la reunión de negocios, que no presente fallas. El video se puede colocar al principio, en el desarrollo o al final, todo depende del mensaje que se quiera enviar. La proyección audiovisual consolida al público visual y auditivo en uno solo, promoviendo la comunicación efectiva. El tiempo del video debe ser corto y preciso.

Convierte aspectos negativos a positivos

Cuando un prospecto decide que no va a comprar el producto o servicio, se debe evitar reaccionar de forma agresiva. El vendedor debe tener una actitud sobria y cordial. Como parte de las estrategias comunicacionales se debe esta pendiente de futuros contactos con el prospecto.

El cliente futuro puede querer negociar características del servicio y del precio, se debe estar preparado para ello. Conocer las normativas de la empresa que se representa en materia de ventas para saber hasta dónde se puede negociar.

Es normal que se presenten objeciones a las propuestas sugeridas, pero para mantener una comunicación efectiva, debe de indagarse sobre las preocupaciones del prospecto. Asesorando y ofreciendo respuestas a las interrogantes y buscar soluciones conjuntas.

Al finalizar llega el momento de formular al cliente cuál sería su decisión final sobre nuestra oferta. Algunos de los vendedores se olvidan al cerrar su presentación conocer la decisión que se tomará después de la presentación. Este aspecto lleno de dudas se ha de convertir en algo positivo cuando pensando en cerrar un ciclo para abrir otro.

Más que una venta, se gana también un contacto que puede ser estratégico para alcanzar logros con una buena comunicación efectiva. Las estrategias comunicacionales para las ventas pueden ser las adecuadas, sin embargo, el 80% depende del vendedor.

, ,

Los portavoces efectivos hacen que se disipen los rumores en los conflictos

Portavoces efectivos en los equipos

Los portavoces efectivos hacen que se disipen los rumores en los conflictos

Los portavoces efectivos en los conflictos son esenciales para poder disipar los rumores. Son la causa de que afecten al orden, las actividades cotidianas y el clima en cualquier organización. La representación adecuada que sea la cara visible ante cualquier problema, hace que se puede resolver fácilmente con una buena comunicación.

Ejemplos de una oratoria convincente.

Algunos políticos o empresarios han tenido una oratoria convincente a través del tiempo. Muchos de ellos, logran una comunicación efectiva, debido a una buena estrategia y herramientas empleadas por el coaching organizacional. Por eso, se puede explicar en las organizaciones de todo tipo la alternancia entre diferentes modelos y propuestas. Esto afecta hasta el punto que la permanencia de algunos está relacionada con su permanencia al discurso.

Los políticos tienen deseos individuales, sin embargo, los casos de éxito son aquellos que conocen bien a su electorado. Consecuentemente llegan a realizar ofertas electorales de acorde con lo que desea la mayoría.

También ocurre que los políticos se aprovechen de la incapacidad dialéctica que tienen sus adversarios. En caso de elegir en la conformación de una oposición unitaria alguien que le haga frente, que ejerzan como portavoces efectivos en los conflictos y divergencias de sus miembros.

Así como puede ocurrir en la política, también pasa en las empresas. Hay gerentes que con su verbo y accionar pueden lograr una relación estrecha de fidelidad. Los públicos internos y externos adoptan posiciones de pertenencia con la organización. Éstos pueden fidelizarse por convicción al discurso de los portavoces de las organizaciones.

Portavoces efectivos en los equipos

¿Es posible contar con una oratoria convincente y perderla de un momento a otro?

Sí, es posible y pasa muy a menudo en cualquier ámbito.

Por ejemplo: Un portavoz de una compañía declara que la empresa a la que él representa, se hará responsable del daño que causó por un derrame petrolero en una playa caribeña y apoyará a su comunidad que vive del turismo. Pasa el tiempo, la empresa se dedica a su negocio, amplía la estructura y abandona lo que prometieron. Lógicamente la comunidad se vuelve en contra de la empresa. El representante de la organización que lleva la portavocía intentará volver a convencer a la comunidad para tratar de calmarlos y no lo logrará. La empresa con su portavoz pierden la credibilidad totalmente.

Recomendaciones para el coaching organizacional:

  • Se encarga de preparar al portavoz para que pueda transmitir sus mensajes de manera exitosa y favorezca la imagen institucional. Ayuda a fortalecer las estrategias y las herramientas en situaciones de crisis.
  • Busca tener portavoces efectivos en los conflictos, invitando al receptor del mensaje a que razone contigo mientras vas transmitiendo el discurso. El público es emoción pero también es racional.
  • En los ejercicios de coaching organizacional, se le aconseja al coach que  mantenga un discurso preciso. La brevedad es 100% preferible que un discurso amplio donde puede perder su esencia y la importancia del mensaje. Es preferible ser claro y contundente.
  • Pedir disculpas por los errores cometidos ayuda a generar en el público sensibilidad, mejora la imagen, crea un clima de empatía. Evita manipular cifras, es preferible decir la verdad, compartir la realidad que vive la gente, te hace más cercano.
  • Si deseas mejorar y buscar soluciones integrales, es importante que acudas con un coach que maneje coaching organizacional en pro de favorecer tu oratoria, y que te pueda ayudar a salir airoso tanto de los conflictos internos como los externos.

Portavoces efectivos en lo que a la oratoria se refiere:

  • Subir la voz para hacer algún énfasis no tiene sentido: Para lograr portavoces efectivos en los conflictos es necesario emplear un tono de voz adecuado. Sobre todo evitar gritar, no representa poder.
  • Otra recomendación importante para mantener una oratoria convincente, es conectarse con uno mismo y con el público receptor del mensaje. Es necesaria una verdadera conexión donde conviven lo que dices con lo que sientes. Esa es la manera de lograr enganchar al receptor y que así realmente crea en el mensaje que transmite el portavoz.
  • La postura debe acompañar tu discurso, los gestos logran tener el efecto de captar más la atención que las palabras.Esto puede lograr la afirmación o la negación, y hasta desconexión entre el emisor y el receptor.
  • Para lograr tener una oratoria convincente, es necesario que te presentes de una manera natural y espontánea. Sin  gritos ni golpes en la mesa, no busques obligar a través de tu discurso el aplauso desmesurado. Evita también una jerga muy rebuscada y las situaciones de lástima.
  • La improvisación puede ser un arma de doble filo, porque puedes creer que eres muy bueno haciéndolo. En un momento dado puedes cometer un error que te puede costar y lo complica todo. Es por ello, que hay que ser muy precavido al momento de improvisar.

Para tratar de resolver los problemas empresariales durante los conflictos en el coaching organizacional el coach debe transmitir su mensaje de forma precisa. Si lo cree relevante puede basarse en la lectura del discurso o contar con algunas notas para guiarse.

Situaciones contextuales:

Si se da el caso de que haya periodistas entre los oyentes, existen unas pautas para mantener la armonía del discurso. Mantén tu mirada de frente y mirando a los ojos. Sin titubeos, elimina las muletillas y evita dar muchas vueltas a una pregunta. Si eres de aquellos que te gusta citar, trata de evitar las mismas todo el tiempo, eso agota y hace que la gente ignore lo que dices.

No caigas en provocaciones de los periodistas o de otra personas del público, mantén siempre la calma. La cortesía es indispensable, no ofendas a nadie, no hables mal de nadie y trata de mostrarte siempre humilde y sincero con el público. Estas recomendaciones ayudará a mantener portavoces efectivos en los conflictos.

Evalúa tus discursos, tu vocabulario, busca leer en tu tiempo libre para que puedas entrenar tu lenguaje.  Haz hincapié en una buena pronunciación y emplea palabras coherentes con el mensaje que estás transmitiendo. El resultado de esto será una oratoria convincente que te ayudara en la resolución de problemas.

 

, ,

Liderazgo responsable – fomenta una comunicación efectiva en las empresas

La figura del líder

La figura del líder para una comunicación efectiva en las empresas:

El líder de equipo es el encargado de llevar una comunicación efectiva en las empresas para que se genere un clima de confianza en el ambiente laboral. Consecuentemente debe expresar con claridad sus ideas. Las directrices para que su grupo pueda seguirlas deben ser claras con el fin de lograr un objetivo en común.

Esto nos lleva a valorar la diferencia entre un administrador y líder, marcada por la efectividad en la comunicación: el primero puede tener un cargo directivo y cierta autoridad ejecutiva, mientras que el líder se destaca por influir en la gente para que realicen ciertas actividades de manera voluntaria.

¿Cuáles son las características básicas de un líder?

Son aspectos conocidos que toman especial relevancia en esta función:

  • asumir la batuta colocándose al frente del equipo
  • inspirar o motivar
  • establecer estrategias que propicien un clima organizacional favorable
  • incorporar medios para motivar la productividad en los equipos

Se trata especialmente de sopesar las necesidades y deseos individuales y tenerlos en cuenta para ejercer las principales misiones.

¿Qué aspecto es fundamental para un líder del equipo?

  • Su actividad se genera de manera cotidiana:  el líder debe contar con una comunicación efectiva en las empresas o en el ámbito donde se desenvuelva.
  • Delega funciones de forma precisa: conoce qué debe decir y cuándo es el momento apropiado para pronunciarse.
  • Sabe corregir de forma adecuada:  evita reservar información que genere una barrera comunicacional. Corregir adecuadamente sirve para que exista una buena comunicación. Es producto de la planeación, no del azar.
  • El líder tiene que conocer la línea y estructura que conforma la directiva: saber cuál es el mensaje y cuáles son los canales para hacer llegar la información. Manejar el perfil del público y elegir el momento oportuno. Esto facilitará el entendimiento y minimizará los temores al cambio.

La figura del líder

Riesgos en la comunicación    

    Un riesgo comunicacional que se puede generar entre el emisor y el receptor del mensaje son las suposiciones no aclaradas. El liderazgo no se puede ejercer de una manera vaga o inapropiada, esto da lugar a que no se transmitan todas las instrucciones. Como resultado de esto se generan suposiciones que causan confusión, pérdida de tiempo o descrédito. Finalmente afecta directamente a la productividad en los equipos.

    Otro problema que puede surgir son los mensajes mal expresados, no utilizar palabras adecuadas, una falta de coherencia, no emplear una correcta estructura gramatical provista de precisión y claridad en la idea, o a la hora de delegar una tarea.

      Por ello una regla básica para todo líder del equipo es saber escuchar, aprender a interpretar los intereses, opiniones e ideas de su grupo al mando, para concertar uno o varios puntos en común, esto derivará en el beneficio de todos los involucrados. Un verdadero liderazgo es capaz de establecer una relación ganar – ganar.

    Para contar con una comunicación efectiva en las empresas se requiere establecer un ambiente de confianza y apertura. Se debe lograr que se cumpla dicha premisa. Establecer una comunicación directa, abierta, sincera y clara. Que exista un contacto cara a cara entre el superior y el subordinado.

¿Para tener una excelente comunicación, son necesarios medios costosos?

    La respuesta es un rotundo NO. Lo que se necesita es voluntad de todos los involucrados y la manera de cómo los líderes motiven a la productividad en los equipos es esencial. El uso de los canales corporativos que cuente la organización como un método formal es necesario; sin embargo, se puede generar un clima de confianza en lo cotidiano e informal.

¿Qué factores puede generar la desconfianza y el temor?

    La mayoría de las veces el líder para mantener su poder toma la decisión de contar con personal de confianza para ellos, en algunas ocasiones no tienen las capacidades para el cargo que ostentan y lo peor del caso, filtrar información de proyectos o tareas a realizar, dividiendo al grupo y creando un ambiente hostil.

    Además los supervisados pueden sentir temor cuando por una actitud consciente o inconsciente del líder del equipo tienden a causarle un trauma. El verbo que se puede emplear puede ocasionar un ambiente de desconcierto. La tensión en los subordinados tiende a ocasionar que se ignore información relevante. Por esta razón, es recomendable contar con una comunicación efectiva en las empresas que genere confianza en ambas direcciones.  

Liderar con información, no demasiada.

    Algunas personas ejercen su liderazgo con la sobrecarga de información. Probablemente porque el deseo de manifestar su gestión es tan fuerte que causan la saturación del receptor. Esto hace que el flujo de comunicación no sea constante.

Un ejemplo de esto es el envío constante de correos electrónicos puede causar que el receptor desatienda información importante. Puede retardar el procesamiento de datos y hace que se tienda a realizar primero actividades más fáciles, dejando a un lado las más complicadas, pero que pueden ser importantes.

    Concluimos en que es recomendable reducir el flujo de información que llegue a saturar, trabajando solamente lo esencial. Esto evitará datos distorsionados o confusiones para el destinatario del mensaje. 

Una buena comunicación.

    Para que exista una buena comunicación el líder del equipo tiene que comenzar a disipar en su mente el propósito del mensaje.  Crear un plan que favorezca a una comunicación efectiva en las empresas. Es necesario que el líder conozca el nivel de conocimiento de sus receptores y el clima organizacional. La finalidad es que el mensaje se adapte a ellos y que la idea sea fácil de manejar.

Resumiendo: un buen líder alcanzará la productividad en los equipos a su mando, buscando la transmisión de información (o datos) de forma apropiada.

Comunicación asertiva grupal y comités de trabajo

COMUNICACIÓN ASERTIVA GRUPAL

La toma de decisiones grupales consolida el liderazgo de los comités de trabajo

Comunicación asertiva grupal y comités de trabajo. Cuando nos referimos a la toma de decisiones grupales una manera de apreciar en la práctica este aspecto, es a través del liderazgo de los comités de trabajo. Este conjunto de personas se encargará de seleccionar las estrategias que ellos consideren coherentes para la estabilidad y sostenibilidad de la organización.

¿Cómo se conforman los comités?

Los comités viven el siguiente proceso: suelen ser elegidos durante asamblea para realizar una actividad específica,  luego determinan sus objetivos, establecen sus normas y reglas, además de las prioridades en su desempeño.

Para lograr concertar las estrategias de trabajo es necesario contar con una comunicación asertiva grupal que fomente un clima de estabilidad entre todos sus miembros independientemente de las funciones que tengan dentro del comité.

Los comités pueden ser formales o informales. Los formales cuentan con una estructura que infunde autoridad y tiene a su vez obligaciones, este tipo de formalidad es la que se encarga de la toma de decisiones grupales y delegar funciones o actividades en la organización.

Por el contrario, las organizaciones informales se generan de forma espontánea o a petición de alguna autoridad que requiera asesoría sobre algún asunto en particular. Este tipo de comités informales tienden a ser temporales, en el caso de los formales son más permanentes en el tiempo.

Los comités vs tipos de organizaciones.

El liderazgo de los comités de trabajo independientemente de que sea una organización democrática o autoritariaayuda a determinar de manera grupal las necesidades y las directrices, que debe seguir la dirección de cualquier empresa que disponga de este tipo de estructura.

COMUNICACIÓN ASERTIVA GRUPAL

 Ventajas de los comités.

            Los comités permiten de forma deliberada discutir sobre varios asuntos clave de la organización y facilitar la toma de decisiones.  Sin embargo, un líder puede solicitar la asesoría de varios especialistas y de ese debate, seleccionar el camino más coherente según los diferentes planteamientos y su percepción.

               El grupo de los comités se forma  por los representantes de cada departamento de la organización y los accionistas, quienes desean resguardar sus intereses o capital. Esto fomenta una comunicación asertiva grupal, que da paso a los diferentes planteamientos que se tengan del problema o tema sometido a estudio, para proceder a elegir vías de acción que permita su regularización.

            La comunicación asertiva grupal, permite realizar una reunión para conocer, informar y dar instrucciones de manera uniforme mejorando el tiempo de respuesta. A su vez coordina de manera más efectiva los planes, actividades y políticas de la organización.

               Algunas veces se deben tomar decisiones que no requieren ir al comité permanente que tenga establecida la organización, se puede recurrir a formar un grupo con los departamentos involucrados en la situación. Por ejemplo:

            Una persona está interesada en promocionar su producto en un canal de televisión, pero requiere el alquiler de algunos equipos para realizar una cuña, resulta que dicho canal no cuenta con ese servicio, sin embargo, el cliente tiene una gran propuesta interesante para el departamento de ventas y el canal cuenta con los recursos para efectuar la negociación. Por lo tanto, el gerente del departamento de ventas, debe reunirse con el departamento de producción y costos para evaluar las posibilidades de cerrar el acuerdo, mediante la toma de decisiones grupales.

Desventajas de los comités.

            Hay que considerar que algunas veces el liderazgo de los comités de trabajo se torna como un filtro que retrasa la acción mientras se toma una decisión grupal. De la misma manera puedo ocurrir el dominio de élite o la tiranía de la mayoría, donde un grupo impone sus ideas sobre las minorías.  

            Para estas debilidades de los comités, es necesario entablar una comunicación asertiva grupal que permita dejar establecida, las normas y reglas de su funcionamiento para todos los miembros, que quede claro tanto sus deberes como sus derechos dentro del comité.

¿Cuál podría ser la forma adecuada para que funcione un comité?

            Se debe definir la autoridad que va a tener el comité, ya sea para toma de decisiones grupales o asesorar en algunos puntos específicos al presidente o alguna otra autoridad en la organización.

            El tamaño y la elección de los comités es importante, debe existir un equilibrio entre un la cantidad de personas que lo integren y el objetivo de dicho grupo, tomando en cuenta este último punto se puede elegir quiénes conformarían  el comité, de acuerdo a sus conocimientos, actitudes y habilidades.

            Contar con la elección de un presidente es fundamental para que establezca un orden, integre las ideas, lleve la agenda y conduzca la reunión de manera eficaz para llegar a conclusiones que permitan resolver los temas a tratar, sin perder tiempo.

            La elección del tema a discutir es importante para consolidar el  liderazgo de los comités de trabajo. Hay que tomar en cuenta temas que permitan la deliberación colectiva como casos legales, estrategias de negocios, alianzas, inversión de capitales, entre otros; los asuntos técnicos los puede resolver el administrador del área que le compete como los costos de los productos o servicios.

Comunicación asertiva grupal

 Para lograr una comunicación asertiva grupal, es necesario, que las reuniones finalicen con una minuta que constate los resultados y conclusiones que se hayan expuesto ese día. La persona encarga de tomar nota de todos los aspectos tocados, tendrá que hacer lectura de la misma, hasta que todos sus miembros aprueben lo manifestado en la minuta. Una vez que todos estén de acuerdo con los puntos leídos en la reunión, se procederá a la firma de todo el grupo y se distribuirá dicha minuta a todos los involucrados. 

,

La escucha (II) Cómo escuchar mejor para tener una comunicación efectiva

Escucha activa

La escucha (II) La comunicación efectiva

Cómo escuchar mejor para tener una comunicación efectiva

Comunicación efectiva. ¿Cómo escuchar mejor? De entrada, esta pregunta parece tener respuesta en el empleo de fórmulas matemáticas. Pero no, no hay un manual exacto de la escucha. Sobre todo, si recordamos lo que mencionamos en el artículo anterior sobre la no trivialidad de nuestra naturaleza. No somos máquinas receptoras de mensajes. No somos un elemento pasivo en el esquema de la comunicación, no somos un radio que reproduce la señal que recibe. Filtramos los estímulos según particularidades propias de cada quien.

Sin embargo, sí que hay cosas que podemos hacer para escuchar mejor y disfrutar de los innumerables beneficios que ello conlleva.

Empezamos haciendo mencionando la disposición. Estar dispuestos a escuchar no es sencillo. Estamos acostumbrados a esperar que el otro termine de decir su oración para poner nuestro comentario encima. A veces es tal el apuro por hacernos escuchar o por expresar nuestra verdad, que no nos damos tiempo para hacer un mínimo de silencio.

El paso previo consiste en revisar nuestra concepción de verdad. Esto porque asumimos que la mayoría de las veces, esta es absoluta. Decimos entonces que existe el dios único y verdadero, el mejor equipo del mundo, el mejor sistema político, que las cosas son como son, y ello nos cierra posibilidades para escuchar al otro y nos pone un muro en frente que obstaculiza la posibilidad de conocer al otro y de conocer su mundo.

Vivimos en un mundo de absolutismos, de imposición de criterios por sobre los de los demás. El precio a pagar no es bajo, sino todo lo contrario. Tenemos guerras, discusiones inútiles, conversaciones que no conducen a ningún lado, y gran parte de ello, por creer que conocemos la verdad absoluta.

No se trata de ir por la vida sin criterio alguno. Se trata de poder asumir lo que escuchamos con flexibilidad, siempre que esto no conduzca a que nos falten el respeto o a que nuestra dignidad se vea afectada.

Escucha activa

Y tu… ¿te limitas a oír  o a escuchar activamente?

Escuchar es cuestión de significados

Otro aspecto relevante y que vale la pena mencionar es la posibilidad de abrirse a conocer los significados que tiene el mundo para la gente que nos importa o que nos rodea. Al fin y al cabo, oímos palabras, lo que en lingüística se conoce como significantes, pero no validamos sobre lo que una palabra significa para el otro.

Por ejemplo, una mujer que manifiesta no sentirse amada por su pareja habla de su significado de la palabra “amor”. Es probable que esta persona obtenga como respuesta una frase del tipo: “Pero cómo dices que no sientes amada, si siempre vamos al cine y a comer”. El error pudiera radicar en que estamos acostumbrados a respuestas para preguntas fácticas. El circuito pareciera ser:

“Pregunta> respuesta”

En vez de:

“Pregunta > indagación > reflexión > validación > respuesta”

Para escuchar no basta con poner atención, hay que indagar, reflexionar y validar.

El sistema educativo nos acostumbró a preguntas cerradas, incluso con opciones de selección simple. Evitamos por mucho tiempo el ejercicio reflexivo.

Ante el planteamiento de la mujer que dice no sentirse amada, sería muy útil indagar y validar lo que para ella significa el amor, sobre sus estándares de una palabra, que a todas luces, es subjetiva, puesto que no hay parámetros ni indicadores exactos que permitan dar cuenta de su forma ideal. El amor, como tantas otras cosas abstractas en la vida, no puede medirse con un, por ejemplo “amórmetro”.

Escuchamos si indagamos, si nos interesamos de verdad por aquello que nos dicen y por las personas que nos hablan.

Aceptar y ceder para escuchar mejor

Otros componentes importantes de la escucha son la aceptación y el respeto. En la medida en que entendamos que el otro es un legítimo ser con una “verdad” legítima para él, podremos bajarle intensidad e nuestro enjuiciador interno y abrirnos a la escucha.

Pero escuchar no implica solo respetar, sino ceder. Aquí es donde muchos fracasan y chocan contra una pared. No se trata de vivir y hacer la voluntad de los demás siempre. Se trata de conseguir puntos medios donde ambos salgan beneficiados y donde sea posible mantener las relaciones o terminarlas de la mejor manera posible, conversando y aclarando los puntos que sean necesarios para evitar que se quede material no dicho que genere resentimiento posterior.

Si nos importa una relación, si queremos conservarla o conservar la posibilidad a futuro, entonces habrá cosas que cambiar o ceder. En eso se basa la diplomacia y por eso existen los mediadores. Personas que ESCUCHAN (sí, en mayúsculas) y son capaces de indagar, validar y proponer concesiones.

Por último, para que todo esto suceda, la empatía resulta importante. Eso que de forma sencilla explicamos como “ponerse en los zapatos del otro”. ¿Qué lo hace decir lo que me dice y qué puedo hacer para escuchar y atender a su inquietud?

Como ya lo dijimos, escuchar no es un acto pasivo. Por el contrario, requiere de esfuerzo y práctica. De lo contrario, estaríamos siendo irresponsables con un acto al que damos por hecho, pero que si lo valoramos en su justa dimensión, nos abre un abanico de posibilidades para lograr una comunicación efectiva.

Y tú, ¿qué piensas acerca de tu escucha?

Logotipo de "El Trampolín Coaching y Comunicación"

 
Avenida de Nazaret 13A
28009-Madrid
Telf contacto: +34910757492

 

, ,

La escucha activa en el ámbito de la comunicación (I)

Escucha activa

La escucha activa en el ámbito de la comunicación

Escucha activa. Prestamos poca atención a la escucha, queremos hablar y que nos escuchen. La publicidad y la propaganda nos venden la idea de que merecemos ser escuchados y atendidos, pero poco se nos dice sobre cuando quienes debemos escuchar somos nosotros ni sobre las ventajas que ello tiene.

La mayoría de nosotros identifica el acto de escuchar con el de oír, y son cosas distintas. Veamos lo que significa cada uno según el diccionario de la Real Academia:

Escuchar: 1. tr. Prestar atención a lo que se oye.

Oír: tr. Percibir con el oído los sonidos.

Dicho esto, y obviando algunas definiciones por cuestiones prácticas, entendemos que el acto de escuchar no es lo mismo que el acto de recibir un estímulo con el aparato auditivo y decodificarlo según códigos que ya conocemos, en este caso, la lengua o el idioma. Oímos porque es una capacidad biológica, propia de nuestra especie, escuchamos porque desarrollamos la habilidad.

Esto nos aclara que son palabras próximas en significado, pero muy distintas en aplicación. Entendemos esta escucha como parte imprescindible para una comunicación activa. Habiendo establecido estas diferencias básicas y necesarias, surge la siguiente pregunta:

¿Por qué no escuchamos, aunque creamos que sí?

Es frecuente que las personas a nuestro alrededor digan frases del tipo: “es que mi pareja no me escucha”, “es que nadie me escucha”. Y puede que esa persona tenga razón. Veamos porqué.

El modelo tradicional de comunicación que se nos enseña es, básicamente, este:

Emisor > mensaje > receptor

Prescindimos de algunos otros elementos del esquema para hacer sencilla la explicación. En todo caso, el modelo que señalamos está basado en los trabajos de ingeniería de la comunicación de C. Shannon, y el mismo está aplicado a máquinas.

Por tanto, nos acostumbramos a creer que oír es escuchar, que el solo hecho de percibir un sonido o una palabra equivale al fenómeno de la escucha. Estamos hablando de una equivalencia compleja que no tiene relación verdadera y que bien vale la pena ser revisada.

Damos por hecho que sabemos escuchar:

Asumimos que participar en una conversación asintiendo o estando “presente” implica que estamos escuchando. Craso error. Es entonces cuando surgen las “fallas en la comunicación” y los conflictos que, en algunos casos, llegan a ser insalvables.

Ignoramos que no somos máquinas y que no podemos recibir información tal como una máquina lo haría, simplemente porque no estamos preparados para ello. Por ejemplo, un radio recibe las ondas que se emiten desde una estación y las reproduce con gran fidelidad. Al menos, en cuanto a sentido, nada se pierde, las señales no deben ser interpretadas cuando el radio las recibe, solo reproducidas. No es este el caso para los humanos.

Al respecto, el biólogo chileno Humberto Maturana, señala que “no tenemos un acceso privilegiado a la verdad”. Por ejemplo, vemos algunos colores, y aunque tengamos una vista privilegiada, jamás alcanzaremos a verlos todos. El ojo humano percibe hasta 100 tonalidades y casi 1 millón de colores. Sin embargo, no podemos ver radiaciones como la ultravioleta. Nuestra biología no nos permite más. Distinguimos lo que podemos y lo que consensuamos. De este modo, hacemos interpretaciones de colores y de nuestras realidades. Lo que para algunos es un tipo de blanco, para otros puede ser beige. Y aquí es donde está el meollo de la escucha. En la subjetividad.

Escucha activa

La escucha activa mejora la calidad de nuestra comunicación

¿Cómo es que la escucha activa es un hecho subjetivo?

Habiendo aclarado y distinguido el hecho biológico del oír, avanzamos sobre la escucha, sobre lo que el sociólogo chileno Rafael Echeverría define como la suma de las acciones de oír e interpretar.

Es precisamente el hecho de no ser máquinas el que nos hace estructuras no triviales, esto significa que no vamos a responder siempre igual a los estímulos, por similares que estos últimos sean.

A los seres humanos nos condicionan diversos elementos. Todo acto de escucha estará enmarcado dentro de un contexto. Por ello es importante validar y establecer el marco de referencia dentro del cual nos dicen lo que nos dicen. Jamás será lo mismo escuchar una persona que nos hable sobre el ámbito laboral que sobre la relación afectiva que alguien tenga con nosotros.

Algunos ejemplos:

La escucha activa es fundamental en el ámbito laboral. Mejora la productividad y reduce los errores aliviando la carga de trabajo. En otro contexto, una conversación de pareja, tiene un marco de referencia que amerita un tipo de escucha muy especial con condiciones que deben ser atendidas con esmero según el grado de importancia que le demos a la relación. La escucha será el paso fundamental que nos servirá para diseñar lo que digamos, y lo que digamos nos abrirá o cerrará posibilidades con esa persona.

A veces nos perdemos oportunidades valiosas para escuchar y zanjar diferencias, solo porque no seleccionamos un momento adecuado para tener conversaciones. Pretendemos prestar atención a lo que nos dicen cuando nuestras interpretaciones estarán sesgadas por pensamientos sobre el trabajo, el estudio, discusiones con el jefe.

Aparte del contexto, también es importante revisar el estado emocional desde el que escuchamos. Nos condicionan nuestras emociones y nuestros estados anímicos, así que un mismo mensaje puede ser interpretado de formas distintas según el momento. No es lo mismo escuchar a alguien después de haber tenido un momento de enfado en el trabajo, que hacerlo tomándose un café. No es lo mismo escuchar para una persona que vive desde la resignación que desde la paz y la aceptación.

Este factor es vital y marca, como pocos, la subjetividad con que escuchamos. Visto que vivimos las emociones de forma distinta, escuchamos de forma distinta.

La escucha activa es determinada por nuestra historia

Aparte de estos dos elementos es necesario mencionar el rol que juega en la escucha la historia personal y colectiva de cada quien. Y es que los hechos que cada uno viva, determinarán, no solo la habilidad para escuchar, sino los intereses y las condiciones del acto en sí. No escucha lo mismo un abogado que un futbolista, ni un religioso que un ateo, ni una persona de 50 años que uno de 30. Nuestras experiencias particulares, nuestras profesiones u ocupaciones, determinan el acto de la escucha.

La historia colectiva también nos determina en cuanto moldea la forma en que interpretamos lo que escuchamos. Un español entenderá algo de lo que entiende un venezolano, cuando le mencionen la palabra socialismo, por similares que sean sus apreciaciones sobre el tema. Los tiempos, las vivencias y la exposición a ciertos actos determinan la escucha.

Podemos resumir que somos seres interpretativos y es fundamental saberlo para escuchar y entender que alguien dice lo que dice, pero que el otro escucha lo que escucha. De cualquier modo, la vida y la escucha activa… son del color del cristal con que se mire.