Entradas

,

RELACIONES INTERPERSONALES: QUIEBRE COMUNICACIONAL

Ruptura comunicacional en el ámbito laboral afecta las relaciones interpersonales

El ser humano necesita estar en constante comunicación, esta es la clave de las relaciones interpersonales. Para que un equipo de trabajo funcione, tiene que existir una comunicación efectiva. La productividad empresarial es el resultado de unas buenas relaciones organizacionales. 

Imagina por un instante que la comunicación se rompe, los compañeros no deseen hablar contigo. Si ya no se trata de una barrera tecnológica o del canal que se emplea ¿Qué ocurrirá? A veces somos nosotros mismos con nuestro comportamiento que alejamos a las personas.

Lo primero que debemos evaluar es nuestro comportamiento profesional, ya que puede provocar estas situaciones. Cuando no fomentamos buenos hábitos en el lugar de trabajo, irrespetamos a los demás, tenemos como consecuencia la falta de comunicación.

Evaluación de las relaciones interpersonales

Los reclutadores toman en cuenta lo que estipula el código de ética y la cultura organizacional de la empresa para el proceso de selección. Todos los miembros de la organización cumplen con dicho código desde los directivos hasta los cargos más bajos.

Durante el proceso de selección el reclutador está atento con las actitudes que demuestra el candidato. De esta manera, intenta detectar aquellos comportamientos de acorde con la empresa.  Hay organizaciones que muestran una notable preocupación por el clima organizacional, ya que influye en la productividad. Cada vez más, este tipo de organizaciones buscan mejorar los procedimientos de selección como test y la misma entrevista.

Los instrumentos de evaluación permiten detectar alguna situación que se pueda formar en el futuro con ese candidato. La postura profesional se forma a través de los hábitos, conductas, conocimientos, ética y acciones. La experiencia también hace parte del comportamiento, los errores nos demuestran  que no debemos hacer nuevamente.

Relaciones Interpersonales

Teoría del Perfil del Comportamiento

Para facilitar el trabajo del reclutador, éste puede emplear la Metodología DISC propuesta por William Moulton. Esta metodología permite evaluar cómo actúa el candidato ante diferentes situaciones. El término DISC se refiere a 4 aspectos que se pueden dar en alguna situación como: dominación, influencia, estabilidad y conformidad.

El reclutador observará el poder de control que tenga el individuo, así como el espíritu para depender de nuevos desafíos. Evalúan relaciones interpersonales que tenga, así como su influencia. Por su parte, la estabilidad permite considerar aspectos como la tolerancia, la paciencia, seguridad y lealtad. Finalmente, se hace un diagnóstico de lo que necesita la empresa en relación al candidato y la ética.

La mayoría de las organizaciones buscan personas positivas y productivas, que pienses y ejecuten soluciones. Crear situaciones cotidianas en el ambiente de trabajo ayuda a la toma de decisiones sobre el proceso de selección. Lo ideal es contar con profesionales que se adapten rápidamente a la empresa, además de responder oportunamente a los acontecimientos.

Mientras exista una buena comunicación en cualquier aspecto jerárquico, tendremos excelentes relaciones interpersonales. Para desarrollar determinadas tareas, se requiere un espíritu de lucha y un equipo de trabajo más motivado.

Clasificación de Perfil del Comportamiento

Podemos tener como base la Metodología DISC, para clasificar el perfil de comportamiento en:

  • Comunicadores:

Son aquellas personas que mantienen las relaciones interpersonales a través de su personalidad extrovertida y adaptación a las circunstancias. Este tipo de personas tiene facilidad para la comunicación y pasan de un asunto a otro con rapidez. Se especializan en trabajos que sean creativos, con cierto margen de autonomía y cero monotonía. 

El buen clima organizacional es importante para este tipo de personas, ya que puedan desarrollar sin problemas su actividad cotidiana. Cuando cuentan con un ambiente laboral armonioso se sienten estables para motivar a sus compañeros a lograr los objetivos. Propician a que las tareas se realicen mediante la conformación de un equipo de trabajo.

Por lo general, este tipo de individuos se sienten con más ánimo de laborar cuando su trabajo es valorado. Sus proyectos no pueden pasar desapercibidos. Tienden a crear ambientes amistosos, esto depende del trabajo que desenvuelvan.

  • Ejecutores

Son personas que asumen los riegos y desafíos que se presenten. Se caracterizan porque son determinantes, optimistas, perseverantes y 100% activos. Suelen animar a sus compañeros para realizar cualquier tipo de actividad, debido al liderazgo que ejercen.

  • Planificadores

Los planificadores tienden hacer todo lo contrario a las descripciones anteriores, son calmados, prudentes y autocontrolados. Su accionar diario es rutinario y parte de normas establecidas. Son observadores, detallistas, disciplinados y tienen excelente memoria.

Sus relaciones interpersonales parten de la flexibilidad que ellos le otorgan, ya que no son personas dominantes. Carecen de creatividad y son introvertidos por eso necesitan a su lado a personas más activas.

  • Analistas

Se caracterizan por ser personas preocupadas, inteligentes y analistas. Tienen habilidades para tareas detalladas y son buenos para improvisar. Se comportan de forma discreta. No son muy comunicativos. Una de sus grandes desventajas es que son muy pesimistas.

Son comprometidos con el trabajo, pero a su vez son sensibles con las críticas. Suelen sorprender con sus trabajos, son intuitivos, curiosos y manejan muy bien la inteligencia verbal.

El respeto en las relaciones interpersonales

Cuando participas en un equipo de trabajo, la base de la relación debe ser el respeto. Nosotros podemos contar con  algún tipo de perfil de comportamiento, pero podemos afectar a los demás con nuestros actos.

Si somos personas comunicativas y de relacionarnos rápido, también podemos tratar de ser chistosos y afectar con bromas pesadas a nuestros compañeros. Las personas les gusta ser valoradas y escuchadas. Respetar a los otros aceptando sus diferencias genera un ambiente más tranquilo y de tolerancia.

 El respeto no se impone ni se gana por la fuerza, se conquista. Vosotros tenéis que ser transparentes, educados y cordiales. Actuemos con humildad y olvidemos la arrogancia que no nos ayuda a propiciar un ambiente de respeto.

En El Trampolín mediante su servicio de coaching de equipos pueden evaluar que sucede con el clima organizacional. Nos centramos en la productividad de su empresa, igualmente si vosotros queréis mejorar algún aspecto de vuestras vidas en lo personal, estamos de puertas abiertas.