,

CONSEJOS PARA SER MÁS EMPÁTICO EN CUALQUIER LUGAR

Consejo para ser más empático

Importancia de los consejos para ser más empático

Tal vez te ha pasado que te paras frente al espejo y te preguntas, cómo puedo ser más sociable y convincente. Por eso, te ofrecemos algunos consejos para ser más empático. Pero, qué significa ser una persona empática, simplemente es colocarse en la piel y en los zapatos de los demás. Salir de tu burbuja y conectarte con la forma de ver las cosas de la otra persona.

Cuando tu público siente que eres empático son más honestos porque sabes escuchar y no los juzgas. Para ellos, es más fácil dirigirse a una persona que busca soluciones y no problemas. Además, aprendes con el tiempo a identificar el porqué de sus decisiones o reacciones. Esto no significa que estemos de acuerdo con el camino que eligió, pero si lo puedes comprender mejor.

En el liderazgo para que tome efecto un plan, una de las características principales es la empatía. Hay que comprender qué desea tu público y sus necesidades, es olvidar un poco ese “super yo», además de nuestras propias necesidades.

Al trabajar más en pensar los mensajes que dirigimos al otro, de acuerdo a sus deseos o preferencias, logramos captar su atención. Tienes que dejar de pensar en lo que te gustaría escuchar para que tus comunicaciones sean más efectivas. Piensa en lo que la otra persona desea que le digas.

Consejo para ser más empático

¿Cómo lograr conectar con los demás?

Para que esta respuesta te facilite el camino al éxito, te dejo algunos consejos para ser más empático.

1.- La intención

Lo primero es querer ser empático con los demás. En el momento que decides irte por este camino, sabrás que obtendrás mejores resultados en tus habilidades sociales.

2.- Escucha activa

Logras sentir la empatía cuando te enfocas en la conversación, es decir, tu cuerpo y tu mente están presentes sin desconcentrarte de aquel diálogo. Escucha para comprender y no para responder, de esta manera cumplirás con el principio más importante de la escucha activa.

3.- Encuentra el motivo de esa conversación

Mientras la otra persona habla piensa cuál es el motivo para que te esté comentando alguna circunstancia, ya sea positiva o negativa. Tal vez, busca atención, aprecio, reconocimiento u otra necesidad.

4.- No juzgues

Si realmente quieres conectar con la otra persona, evita juzgarlo por alguna razón. En los casos donde no estés de acuerdo, busca mantener un diálogo respetuoso y tolerante.

5.- Saber esperar

Deja que las personas vivan su momento, ya sea de llanto o de risa, déjalo que viva su emoción. Todo proceso emocional está cargado de información. Mientras la persona llora, no la abraces ni le hables, conéctate solamente con la presencia entre ambos.

Para tomar este aspecto como parte de los consejos para ser más empático, tienes que entender que significa la presencia. Simplemente se trata de que la persona sienta que estás allí en cuerpo, mente y compartes su emoción. Es decir, se trata de acompañar al otro en su proceso.

6.- Sufrimiento subjetivo

Cada quien vive el sufrimiento de una forma subjetiva, osea, diferente. Sin embargo, podemos comprender el sufrimiento del otro desde nuestro sufrimiento.

7.- Consciencia de quién soy

Uno de los consejos para ser empático, es que debes conocerte. No puedes reconocer la necesidad del otro al no saber cuáles son tus necesidades.

8.- La empatía que inspira

Si quieres alcanzar un proyecto, siempre necesitarás de alguien más, por ejemplo un proveedor, los compradores, entre otros. La empatía se logra en función de aquello que te inspira para seguir a delante con tu proyecto de vida.

9.- Frases que no son prudentes

Hay frases que logicamente no son lo más ideal para decirle a una persona en el momento cuando abre su corazón para contarte algo. Cuando mencionas por ejemplo, “no te preocupes”, “cálmate”, entre otras frases, interrumpimos el proceso de la otra persona.

Lo mejor que puedes hacer para demostrar realmente que llevas a la práctica el concepto de escucha activa, es guardar silencio. En el momento, que la persona comienza a contarte algo, tal vez lo único que necesita es que lo escuches.

Si quieres mostrar tu solidaridad indícale que comprendes por lo que está pasando. Esto ayuda a generar un ambiente más empático y la persona tendrá mayor valor para hablar.

No le des consejos si esa persona no te los pide. Trata de ser lo más prudente posible. Una mirada basta para decirle que estás allí.

Los límites de la empatía

Otro de los consejos para ser más empático, aunque ya lo hemos repetido es tener una escucha activa. Sin embargo, esto puede jugar en contra, ya que algunas veces pasamos el límite y nos identificamos con el problema del otro.

Tal vez, te están contando algo que te mueve el piso, porque ya lo viviste. Entonces, te sumerges en ti y cómo lo quisieras solucionar, pierdes la objetividad. Por eso, te debes acordar de que cada persona es única al igual que su vivencia, es decir, su experiencia será diferente a la tuya sin importar que sea la misma circunstancia.

La idea es que cada uno viva su propio proceso y encuentre por sí mismo la solución a su problemática. En cambio, para que logres esa empatía sin involucrarte en sus decisiones, debes convertirte en acompañante.

El poder de la empatía mueve a los seres humanos a comprenderse y tener mayor libertad para ser más honestos. La comunicación es efectiva cuando realmente alcanzamos la conexión con el receptor. Si buscas ser un buen orador y a la vez ganarte la confianza de tu público, no lo pienses más aprende ciertas herramientas en El Trampolín.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 6 = 10