,

Apego: trae esclavitud y denigración como persona

Apego como forma de esclavitud

Esclavo de tus propios apegos

El deseo de querer alcanzar ciertos objetivos personales y la obsesión por lograrlo puede ser más que un motivo para tener un apego a ese estado ideal. Igualmente nos pasa con cualquier persona, trabajo u objeto que llega a nuestras vidas creemos que es para siempre.

La realidad nos indica que nada es para siempre. A veces queremos retener algo que ya no existe en nuestras vidas. Nos cuesta entender que todo tiene un final, si lo comprendiéramos nos evitaríamos el sufrimiento.

El apego te corrompe hasta el punto de actuar en contra de tu filosofía de vida. Un ejemplo claro es cuando dependemos totalmente de la opinión de los demás para sentirnos bien. En tal sentido, actuarás para agradar a los demás por encima de tus propios pensamientos.

Concepto de apego

Nos referimos a la obsesión tanto mental como emocional por los ideales, personas, objetos, entre otros. Por medio de ese vínculo se busca placer, seguridad y autorrealización. El apego imposibilita el desarrollo de una vida normal sin miedo. Creemos que somos nada sin nuestra fuente de apego, cuando nos falta, el mundo parece que se acaba.

La persona dependiente se niega a la felicidad y a tener una vida normal, ya que es incapaz de renunciar a ese vínculo dañino. Su vida parte del sufrimiento humano y la adicción por cualquier cosa que le otorgue más valor que su propia existencia.

Podemos mencionar diferentes formas de apego tales como:

  • Juegos de azar                                                                    
  • Personas
  • Al sexo
  • Fama y reputación
  • Posesiones materiales
  • Al móvil
  • Culto al cuerpo humano
  • Religión

Estos apegos son la columna vertebral y la razón para que muchas personas se queden enganchados. Sin embargo, tenemos que tener el valor para reconocer y enfrentar nuestra dependencia.

Apego como forma de esclavitud

Indicadores para reconocer un apego

Según el psicólogo, Walter Riso, los siguientes indicadores ayudan a reconocer si tenernos apego o no por algo en particular. Los aspectos más comunes de la dependencia son:

1.- Autonomía restringida

Nos referimos cuando perdemos totalmente la libertad de ser el dueño de nuestras acciones. Desaprovechamos la capacidad de decisión y nos comportamos como marionetas sumisas. Un ejemplo de ello, es cuando somos obedientes ante alguna autoridad o persona de poder totalmente autócrata capaz de dañarnos.

2.-Impulso incontrolable para llenar un vacío

Sed incontrolable por tener a ese alguien o ese objeto de dependencia, cuanto más recibas más querrás. Llegará un momento de tu vida que tu única ansiedad será no perder ese algo o alguien. El placer de tenerlo se convertirá en dolor por el mismo temor a perderlo.

3.-Pérdida de la esencia y  autoconocimiento

Puedes perder la realidad de quien eres y quizás, no recuerdes quien eras antes de establecer ese vínculo tormentoso.

4.- Necesidad de apoderarse de alguien o algo

Pretender ser el dueño de objetos o personas, de una forma irracional reduce la tolerancia y aumenta la frustración. El afán de querer sentir que eres el dueño de tu propia adicción te hace perder tu esencia. Llega un momento que te dedicas a coartar la libertad de los demás y te conviertes en esclavo del poseer.

5.- Reducción del sentir

Hay un punto que se confunde entre el deseo y el placer de la posesión obsesiva. El apego causa que dejes de sentir y de disfrutar lo que posees. Estarás atrapado solamente en ese vínculo que no querrás perderlo por nada de este mundo.

Si tienes algunos de estos indicadores, comprende que tu calidad de vida puede mejorar a través del desapego. El hecho de soltarte a lo que estás sujete por temor, te hará una persona libre y con más autoestima.

Comprender el desapego de forma correcta

Es un error pensar que el desapego es no desear ni querer nada. La clave para entender el desapego está en la despreocupación y en la ausencia de ansiedad. El desapego no hay que confundirlo con el desamor o el desinterés, más bien se trata de no lastimarnos.

Cuando somos desapegados logramos la independencia emocional, reconocer que todo en la vida es transitorio. Esto implica no crear una falsa identidad como persona, estar dispuestos a asumir las pérdidas, aunque disfrutemos del vínculo.

¿Cómo lograr el desapego?

Para que puedas avanzar en lograr más libertad y valorarte como persona, sigue algunos de estos consejos:

1.- Independizarse psicológicamente

Lo primero que debemos reconocer es el apego que tengamos y asumir que realmente queremos ser libres. También se trata de darnos cuenta del daño que nos hacemos a nosotros mismos. Esto no significa que nos alejemos de lo que deseamos, pero que tengamos claros los límites.

2.- Evitar afectarse por el rechazo de los demás

Si por algún motivo no nos invitan a una fiesta o evento, no debemos sentirnos mal por semanas. Lo prudente es no escudriñar en el asunto recuerda que no merece estar contigo quien no te acepta como eres.

3.- Abstenerse al apego

Toma en cuenta que nadie o nada puede obligarte a que seas esclavo sin tu consentimiento. Para que alcances el desapego tienes que buscar la independencia emocional, abstenerse de la adicción, sufrir para dejar de sufrir.

4.- Atreverse a cumplir nuestros sueños, libera de los temores

A veces dejamos de realizar algunas actividades por simple temor, no queremos salir lastimados. Nos limitamos porque dudamos de nuestras propias capacidades. Comienza a realizar una lista de todo lo que deseas hacer y no te atreves. Luego que tengas esa lista clara, intenta ejecutar las actividades sin importar los fracasos. Es preferible decir lo intenté a quedarse con la duda de que no se hizo nada.

Por otra parte, enumera las actividades con las que tienes un vínculo de dependencia irracional con otras personas para tomar decisiones. Por ejemplo, puedes ir al banco solo, tomar decisiones en tus finanzas, decidir que comerás, entre otros. Todas estas actividades pueden ser dispuestas por ti, no necesitas esperar por alguien más.

5.- Las necesidades irracionales no deben tener el control

Cuando en nuestras vidas ocurren situaciones que tenemos que enfrentar, pero no son imprescindibles, podemos pensar en buscar otras soluciones. Algunas veces hay más opciones, pero el apego no permite que ejecutemos la solución más simple.

Por ejemplo, tenemos dos bicis, una tradicional y otra eléctrica, resulta que se dañó la segunda, dejamos de divertirnos o hacer cualquier actividad ese día, debido a que sufrimos porque dependemos de esta bicicleta aunque tengamos otra.

En teoría parece fácil tomar fuerzas y seguir estos consejos. Sin embargo, hay momentos en los que no podemos más y las fuerzas fallan. En estos instantes donde nos cuesta superar nuestros apegos solos, El Trampolín con su grupo de expertos te pueden ayudar a encontrar mejor calidad de vida y seguridad en ti mismo.

,

Agotamiento emocional una escalada de fácil entrada y difícil salida

Agotamiento emocional

Lo que encierra el agotamiento emocional

Hay momentos que nuestro organismo no reconoce los estímulos y está débil para responder, necesitamos un merecido descanso. Ante esta premisa es fácil reconocer que tenemos cansancio físico, ya que presentamos varias señales de alarma en el cuerpo. Sin embargo, el agotamiento emocional es más difícil de identificar.

Algunas personas con el pasar del tiempo se cargan de emociones y guardan en silencio diferentes contrariedades de la vida. El agotamiento emocional se da por distintas situaciones que se presentan y nos cuesta resolver. En el aspecto psicológico nos bloqueamos porque no nos damos chance de descansar entre un problema y otro.

¿Cómo podemos definir el agotamiento emocional?

Son diversas situaciones que se acumulan lentamente y el individuo queda expuesto ante ellas. La persona que padece de agotamiento emocional se siente abrumado y con fatiga mental. Esto genera que el desempeño merme porque cada actividad se hace más difícil de realizar con éxito.

Una persona que es sometida a un estrés continuo donde tiene que resolver diferentes situaciones y no hay descanso, puede presentar este tipo de cansancio. La lucha constante disminuye la capacidad del individuo de ser productivo y afecta su salud. El agotamiento emocional trae fatiga física, mental y la sensación de desplome, esto imposibilita la capacidad de salir adelante.

Agotamiento emocional

Causas del agotamiento emocional

Las personas que tienen alguna profesión con mucho estrés y fuerte carga emocional, suelen experimentar mayormente esta dificultad. Algunas de esas profesiones pueden relacionarse con el dolor humano como: los bomberos, médicos, periodistas, entre otros. También aquellos que viven en un entorno familiar muy demandante corren el riesgo de este padecimiento.

Igualmente tenemos que preguntarnos qué tan buenos somos pasando la página. Cuánto nos cuesta seguir nuestras vidas por un recuerdo que nos atormenta. Las emociones y los pensamientos negativos causan un fuerte desgaste progresivo, además de marcar nuestras vidas.

Por lo general, las personas que lo padecen entregan todo, sin recibir nada y se apasionan por cualquier actividad. Los sacrificios que hay en un trabajo muy demandante y con riesgos de despido son circunstancias ideales para provocar la fatiga.

Este tipo de personas son los héroes anónimos que aguantan cualquier cosa en silencio. No tienen vida propia, más bien su entorno gira en base a los demás. Todo lo soportan en silencio y no tienen tiempo para ellos mismos.

Estos pueden ser algunas de las causas determinantes para sufrir de agotamiento emocional. Veamos algunos síntomas que a lo mejor tenemos y no los reconocemos como tal.

Síntomas de agotamiento emocional

Este tipo de cansancio se da cuando damos más de lo que recibimos en todos los aspectos de nuestra vida. La entrega total por complacer a las otras personas, hace que muchos se olviden de respetar su propio tiempo. Estas son algunas de las causas que a la larga generan ciertos padecimientos.

Aunque no es fácil identificar los síntomas hay ciertas alertas tempranas que te ayudan a determinar si sufres de agotamiento emocional. Algunas de estas señales son:

  • Un individuo ante cualquier situación se irrita o sufre por cualquier cosa. La hipersensibilidad está a flor de piel de manera cotidiana.
  • La concentración disminuye y la memoria comienza a fallar.
  • Perdida de pertenencia a la realidad que nos envuelve, la persona que padece de agotamiento emocional piensa que no forma parte de este mundo.
  • Poca motivación y aumento de pensamientos negativos.
  • Aunque la persona descanse siente constantemente que no tiene energía para hacer absolutamente nada.
  • Dificultad para analizar y razonar, pierde más tiempo para realizar cada actividad.
  • El cansancio físico se apodera de ellos aunque esté al inicio de la jornada laboral.
  • Dolores de estómago, espalda o cabeza sin razón. La persona somatiza todas aquellas emociones negativas.
  • Estado de nervios y ansiedad continuo.

Consecuencias del agotamiento emocional

Si presentas algunos de estos síntomas y son muy frecuentes es necesario que busques ayuda. Cuando estás sintomatologías no son tratadas a tiempo puede ocurrir lo siguiente:

  • Trastorno de ansiedad y depresión grave.
  • Enfermedades físicas como ulceras, tensión, cardiovascular, gastrointestinal, entre otras.
  • Pérdida de confianza en nosotros mismos que deriva en baja autoestima.
  • Incapacidad para entender las emociones de los demás.
  • Baja productividad y en la mayoría de los casos pérdida de empleo.
  • Conflictos familiares y con las personas más allegadas.

Para que no lleguemos al extremo de estas consecuencias, tenemos que combatirlo a tiempo. Por eso te ofrecemos algunos consejos para que mejores tu estilo de vida.

Estrategias para batallar con el agotamiento emocional

  • Aprende a decir no a los asuntos de terceras personas que por algún motivo  te desfavorecen y no te dejan nada útil, solamente estrés. Evita agobiarte de trabajo, establece límites y reestructura la forma de organizar tu tiempo.
  • No te castigues cuando falles y date la oportunidad de emprender nuevos retos. Evita el temor a las pérdidas que te puede generar lo nuevo.
  • Busca momentos para relajarte, que sean exclusivamente para ti y sin pensar en los problemas.
  • Para combatir el agotamiento emocional, la mejor manera de hacerlo es no exigirle a tu mente sobrepasar su capacidad. Cuando estableces prioridades te puedes concentrar en una tarea específica, sin tener que trabajar en varias actividades a la vez. Si el cerebro se mantiene en diferentes actividades al mismo tiempo, pierde la concentración y la capacidad resolutiva. Por eso, es importante que establezcas tu propia lista de prioridades sin importar los deseos de los demás.
  • Comparte tus emociones especialmente las negativas. Una de las causas del agotamiento emocional es acumular todos esos sentimientos sin expresarlos. Una de las mejores maneras para desahogarte es a través de un diario, donde puedes escribir lo que sientes.

En el caso de que intentes luchar en contra del agotamiento emocional y no lo logres, busca ayuda. En El Trampolín contamos con los mejores profesionales de coaching para que retomes mejor tu vida y puedas sentirte en confianza para liberarte de todas las circunstancias negativas que te aprisionan.  Mejora tu calidad de vida tanto en lo laboral como en las relaciones humanas, no pierdas tiempo.

,

GESTIÓN DEL TIEMPO PARA ALCANZAR NUESTROS OBJETIVOS

La productividad tiene como base la gestión del tiempo

Muchas veces nos dicen que el tiempo se nos puede volver en contra y comenzamos a dudar sobre esta afirmación. Sin embargo, por más que lo intentemos no podemos devolvernos al pasado, por eso es importante la gestión del tiempo. Realizar las tareas según el plan que se tenga.

Cuando organizamos bien nuestro tiempo, el estrés también disminuye y afrontamos mejor las tareas diarias. Para darnos cuenta si manejamos correctamente nuestro tiempo sin sacrificar tanto la vida privada como la profesional, evalúa lo siguiente:

  • ¿Cómo estás de tiempo?
  • ¿Logras realizar sus metas diarias?
  • ¿Cuántas responsabilidades diarias tienes?
  • ¿Tienes tiempo libre?

Si todas tus respuestas son desfavorables necesitas organizar mejor tu tiempo para alcanzar las metas y contar con buena salud. Por eso, este post ofrece algunas recomendaciones que puedes implementar para organizar de forma adecuada tus actividades.

Tips para la gestión del tiempo

1) Evaluación:

Analiza cuántas horas inviertes en cada actividad, que aspectos interrumpen tu tiempo y si tú mismo saboteas el trabajo. Con esta evaluación de nuestro propio tiempo podemos redireccionar mejor nuestras tareas y tener una gestión eficaz.

Ocuparse en alguna actividad por horas no significa que seas más productivo. Considera que en la actualidad puedes tener muchas tareas por cumplir y plazos cortos para lograrlo, así que tienes que ser eficaz. Evalúa detenidamente en qué ocupas tu tiempo y la productividad que se obtiene como resultado.

Gestión de tiempo para lograr más productividad

2) Responsabilidad

Todos tenemos 24 horas y 365 días al año, lo único que nos diferencia es cómo invertimos nuestro tiempo. Hay aspectos en nuestro trabajo  donde podemos tener el control, como contestar las llamadas luego de que terminemos alguna actividad. La mayor parte del tiempo realizamos una tarea que se afecta por la interrupción de llamadas telefónicas. Evita las distracciones a menos que sea muy importante, entiende que todo debe tener su tiempo.

La responsabilidad más grande que puedas tener es comprometerte a cambiar y a desaprender conductas dañinas. Una vez que entiendas que debes aplicar nuevos esquemas en tu cotidianidad, te adaptas poco a poco al nuevo aprendizaje.

3) Identificación del problema

Al identificar el problema que complica contar con una excelente gestión del tiempo realiza los ajustes necesarios. Por lo menos en 3 meses trata de cambiar el factor problema por una solución e incorpórala a tu cotidianidad. Poco a poco verás mejoras y serás cada vez más productivo.

4) Establezca los objetivos

Antes de accionar un plan para una gestión de tiempo óptima, hay que tener claro los objetivos a lograr. Por cada objetivo identifica el tiempo con el que cuentas.

5) Lista de actividades

Lo primero que debes hacer todas las mañanas es enumerar tus actividades, esto te tomará 15 minuto. La lista ayuda a evaluar la cantidad de trabajo que se tiene y a determinar su prioridad. Para que cada día seas más productivo estipula plazos para las tareas cotidianas y marque aquellas actividades realizadas. Al final de día revise su agenda y tenga en cuenta los compromisos del día siguiente.

6) Tríadas del tiempo

En el coaching se emplea esta herramienta para manejar el tiempo de una mejor manera a través de una clasificación. Esto nos permite separar las tareas de acuerdo a su importancia, urgencia y circunstancias.

Las tareas importantes son todas aquellas necesarias para generar resultados a corto, mediano y a largo plazo. En cambio las urgentes, son actividades que se tienen que hacer en el instante y se finiquitan en el menor tiempo posible. A veces llegan actividades circunstanciales que hay que resolver, sin que sean urgentes o afecten algún proceso inmediatamente.

7) Compromiso

Ningún plan, estrategia y cronograma funciona si no tienes la disposición y la disciplina de cumplir con los horarios. Sin duda alguna, es muy importante seguir con el plan para mejorar nuestra gestión del tiempo. Dejar los trabajos para último momento de forma continua se debe evitar, hay que desaprender este estilo de conducta.

Para que puedas reajustar lo que haga falta, es necesario contar con un sistema de seguimiento. Esto nos permite evaluar la forma en la que invertimos nuestro tiempo y los resultados. Si los efectos son positivos seguimos con la misma estrategia, caso contrario nos toca reprogramar.

El compromiso implica enfocarse en la actividad a ejecutar. Las distracciones como redes sociales y las conversaciones en horas laborales nos roban el tiempo. Al distraernos nuestro cerebro tarde de 15 a 30 minutos nuevamente para concentrarse. Tienes que crear hábitos que fomenten la óptima gestión del tiempo, como por ejemplo, actividad que se inicia, se debe culminar primero.

8) Trabajar en equipo

Cuando trabajamos en equipo es más fácil desarrollar una actividad de forma más rápida en tiempo real. Si tienes un equipo a tu cargo, conoce cada individuo y sus capacidades, así tendrás el camino más fácil para delegar. El tiempo rinde más y las actividades se hacen más rápido cuando la empresa no está centralizada.

9) Organice su sitio de trabajo

El espacio que usas para laboral tiene que estar siempre ordenado para que no pierdas tiempo buscando alguna cosa que necesites. También es importante que dentro de tu sitio de trabajo tengas un lugar para pensar y tomar decisiones a solas.

En su agenda de trabajo deje espacios en blanco para que pueda realizar otras actividades productivas. También puede ocurrir que aparezcan actividades de emergencia o circunstanciales que tengas que responder, así es más fácil adaptarse a esos casos.

10) El descanso es necesario

Para tener una gestión del tiempo exitosa es necesario que tengamos un espacio para descansar. En los momentos que estamos cansados nuestro cerebro se vuelve más lento y perdemos más tiempo en una actividad. Así como hay que descansar, es necesario salir de la rutina, relajar nuestra mente en otras actividades es importante.

Cada uno de nosotros tiene unos horarios de mayor productividad. Piensa qué hora eres más productivo y cuál es esa actividad donde te desenvuelves mejor en un momento determinado.

Estos consejos intentan dilucidar la duda sobre cómo gestionar nuestro tiempo de la mejor manera. En caso que no puedas solo, pide ayuda a un coach de El Trampolín para que te ayude con la administración del tiempo.

, ,

ARTE DE CONTAR HISTORIAS O STORYTELLING

Arte de contar historias o storytelling

Arte de contar historias para captar al público

Muchas veces os preguntáis que técnicas podéis usar para atrapar al público y que acepte el mensaje de vuestra empresa. El arte de contar historias o storytelling te da las herramientas para que el contenido a difundir sea más agradable.

El público está constantemente sometido a una gran cantidad de información que descartará lo más pronto posible al no tener impacto. En la medida que las personas dominen la técnica despertará mayor interés por sus mensajes.

Cuando buscáis vender algo podéis emplear una historia, no basta con vender el producto, tenéis que crear un vínculo. Las grandes marcas refuerzan sus mensajes a través de testimonios e historias que identifique a sus clientes o futuras audiencias. Esto se convierte en la mejor carda de presentación para dar a conocer un producto.

Arte de contar historias o storytelling

Dificultades del storytelling para conquistar a los públicos

Una de las grandes dificultades es que nuestros públicos todos los días están expuestos a una gran cantidad de mensajes. Según un estudio de Edelman Spain, el 70% del público considera que las empresas solamente quieren lucrarse. Ante este pensamiento es difícil lograr la empatía con cualquier tipo de mensaje.

Algunas veces la musa de la creatividad puede faltar y es allí, donde se pierde el poder de las historias. Las personas olvidan fácilmente campañas comunes donde presenta el producto y el precio. Otro error que se puede cometer y dificulta el desarrollo normal del storytelling es copiar la idea de los demás. Al cometer plagio, el público se dará cuenta en seguida de la similitud, el arte de contar historias se pierde. Hay que tener un estilo propio para narrar una historia.

Para algunas empresas resulta difícil crear y tener una estrategia de contenido interesante que enlace con el producto a vender. El simple hecho de desarrollar una narrativa, personas únicas y humanizar más la marca puede ser algo complicado.

Una forma que nos puede ayudar a sensibilizar más la marca son las historias de los propios clientes con el producto, ya que logran una conexión con posibles clientes que pasan por la misma circunstancia. Los públicos ven con muy buenos ojos las empresas que demuestran su filosofía de trabajo a través del storytelling. Otra forma de atrapar al publico, es defender y compartir causas comunes.

Ejemplo de un buen storytelling

Un ejemplo  de lo anterior, es el concepto de belleza, Dove, reflexiona sobre la verdadera belleza y la autoestima. El mensaje de esta empresa es que nos aceptemos como somos, de esta forma cala en el público. Por esta razón, tenéis que manejar estrategias en el arte de contar historias para entusiasmar y reforzar conductas. Una gran parte del público comparte que vale más la belleza internar que la exterior. 

Estrategias del arte de contar historias para las empresas

1) Sea auténtico:

Crea una historia que la gente sienta real y demuestre que a todos nos puede ocurrir como ensuciarnos la ropa por accidente. Esta realidad vuelve a la empresa en una organización más cercana con su público y más humana.

2) Seleccione el perfil de los personajes

Cuando nos adentramos al arte de contar historias, debemos seleccionar muy bien nuestros personajes. Cada historia tiene héroes y villanos, los primeros son las soluciones para enfrentar los problemas, y estas situaciones adversas serían los viles. Es importante que la figura del héroe represente muy bien los valores de la empresa.

3) Ganchos mentales

Podemos elegir símbolos, pero también palabras clave que haga que el cerebro recuerde más ese tipo de información. Cuando logras captar la atención es más fácil que las personas se enfoquen en el mensaje.

4) Estrategia para difundir la información

Cuando ya tiene su historia lista, ya sea audiovisual o su pequeño relato para contar a vuestros clientes, elija el medio para difundir el mensaje. Esto puede ser a través de una campaña en la televisión, en YouTube, blog, periódico, conferencias, entre otros. Vosotros tenéis que ahorrar tiempo y recursos al determinar los medios dónde se ubica vuestros públicos.

5) El arte de contar historias y su estructura

Toda historia tiene que contar con una estructura que cautive al público. La narrativa debe tener un inicio, un conflicto y una resolución. También necesita que el mismo narrador le otorgue un buen ritmo que capte la atención del público hasta el final.

Las empresas con un buen plan y creatividad pueden lograr posicionar su mensaje. El storytelling alcanza su objetivo de captar la atención cuando en su historia involucra a los consumidores.

Formas de emplear el storytelling

El arte de contar historias se puede utilizar en varios escenarios empresariales tales como:

  • Para explicar procesos y productos

Cuando transmitimos un concepto tal vez nos cuesta explicarlo y por ende, el receptor no capta nuestra oferta como quisiéramos. Al partir del storytelling para explicar nuestro producto o servicio, la gente puede entender mejor lo que deseamos vender.

  • Contar casos de éxito

Los clientes que ya experimentaron los productos y servicios de la empresa con su previa autorización, podemos difundir su historia con la empresa. Para que esa narrativa funcione tiene que contar el antes y después de utilizar el producto o servicio. Esto ayuda a despertar el interés de algunos clientes potenciales que se pueden identificar con la misma situación.

  • Contar vuestra propia historia

Al intentar conectarse con las personas, también podéis dar a conocer vuestra historia de cómo llegasteis a montar la empresa. De una manera, creativa y dinámica, sin ser distante  las personas llegan a sentirse identificadas. El arte de contar historias debe incluir emociones, valores, situaciones e ideales sobre lo que os llevó a crear un negocio engancha al público.

En el momento que logréis captar la atención de los clientes potenciales, se generan resultados positivos que fortalecen la decisión de compra del público. Por otro lado, los clientes sienten más empatía, comparten los mismos valores y por lo tanto, se establece una relación de lealtad.

Cualquier momento y oportunidad es excelente para contar esa historia. Esto lo podéis hacer a través de una presentación de ventas, artículos de blog, redes sociales, publicidad, entre otros recursos.

Con El Trampolín podréis conquistar el mercado, ya que os daremos con nuestro curso de storytelling las herramientas que necesitéis. Esta capacitación está se dirige a periodistas, directivos, estudiantes, profesores y emprendedores, así llegaréis a más clientes. 

,

PERSONAS TÓXICAS EN EL TRABAJO QUE AFECTAN TU DESEMPEÑO Y PRODUCTIVIDAD

Personas tóxicas en el trabajo que afectan tu desempeño y productividad

En nuestros trabajos la mayor parte del tiempo tenemos que realizar actividades en equipo. La ejecución de cada proceso implica relaciones interpersonales, una comunicación efectiva e intercambio de experiencias. Sin embargo, todas estas características se vuelven difíciles cuando existen personas tóxicas en el ambiente laboral.

El clima organizacional se torna hostil cuando existen actitudes pesimistas, negativas, conformistas y de mala fe de algunos compañeros. Las personas tóxicas tiendan a consumir energías y a influir en las emociones de los demás. Para que podamos evitar que esa nube gris nos desgaste tanto físicamente como mental, nosotros tenemos que actuar.

Antes de actuar hay que aprender a reconocer a las personas tóxicas, sus características y comportamiento durante las actividades en equipo.

Cómo reconocer a las personas tóxicas

Lo primero que tenemos que hacer, es identificar si el ambiente conlleva a la persona a tener conductas negativas. Muchas veces la gente actúa con pesimismo y mala disposición producto de las tensiones que pueden experimentar en algún momento.

Por lo general, presentan las siguientes características:

  • No importa la situación que esté pasando la organización, buscarán generar conflictos.
  • Les encanta agrandar los problemas y suelen quejarse de todo.
  • Se mantiene en su zona de confort, se niegan a innovar.
  • Tienen facilidad para encontrar culpables de todo lo malo que les ocurra.
  • Sus críticas son destructivas, van acompañadas de frases como no lo “conseguirás”, “no eres capaz”, entre otras. Las personas tóxicas no logran corregir una falla con una opinión que pueda ayudar a resolver el inconveniente. Producen desgaste emocional al equipo de trabajo y una ruptura en la comunicación efectiva.
  • Durante las actividades en equipo tienen tendencia a difundir rumores y a destruir a las personas.
  • Para ellos nadie más tiene la razón, un individuo así luchará hasta demostrar que es superior a los demás. Las personas tóxicas detestan los debates y los diferentes puntos de vista.

Estas son algunas características que tienen las personas tóxicas, y nosotros tenemos que contrarrestar. Hay que evitar que su comportamiento afecta la productividad, la comunicación efectiva y las actividades en equipo.

Personas tóxicas

Cómo contrarrestar a las personas tóxicas

  • Visualiza lo que deseas lograr

Para este tipo de personas el futuro no existe, se vive el presente y son conformistas. En tal sentido asumen pocos riesgos, no les encanta los cambios. En tal sentido, debes tener una idea firme de qué quieres lograr, darle prioridad a tus sueños sin importar los demás. Es importante que para alcanzar tus objetivos, tengas mucho cuidado con contárselo a las personas tóxicas. Evita sentirte frustrado como ellos, por lo general intentarán contagiarte de su frustración para que no avances. 

Todos los miembros del equipo deben tener claro la meta, las críticas de estos personajes negativos abarcan hasta la factibilidad de la misma. Los errores que se cometan durante las actividades en equipo o en el trayecto de la meta son fracasos para ellos. Este tipo de personas son inconformes con el trabajo que realizan sus otros compañeros.

Si tienes de asistente a una persona tóxica, debes de llamarle la atención para que cambie su actitud. Pero si esto no ocurre, es preferible alejarse por salud física y mental.

  • Combate las personas tóxicas con autoestima

Tal vez hablamos de una sola persona o varias tóxicas, también se puede tratar de un ambiente hostil. La idea es tener una actitud de confianza en ti mismo, saber quién eres en verdad. Tú mismo debes evaluar de qué estás hecho. Además tienes que aprender a controlar tus emociones y a manejar muy bien la inteligencia emocional.

Las personas tóxicas disfrutan durante la ejecución de actividades en equipo generar estrés a través de su comportamiento. Ante esto, tienes que controlar tus emociones, no dejar que nadie manipule lo que sientes. Si eres el líder mantén el orden en cada reunión y tarea a realizar.

En una situación negativa y prolongada el individuo comienza a sufrir pérdida de memoria y dificultad para razonar. Las circunstancias pueden llevarnos a la destrucción de nuestras neuronas. Una manera de neutralizar los efectos de las personas tóxicas es ignorándolas.

Cuando esa persona está en el trabajo, es mejor que te llenes de paciencia. Evita atacar al individuo que intenta sacar lo peor de ti.

  • Establece una comunicación efectiva

Trata de dirigir el diálogo para no dar chance a las personas tóxicas a que establezcan temas que no aporten nada. De esta manera, evitarás pláticas negativas que afecten al equipo. Sin embargo, a veces es bueno cortar de una vez ese tipo de energía, al establecer los puntos de interés en la conversación. Trata de comunicarte estrictamente lo necesario con esa persona.   

  • No respondas con el mismo comportamiento

Lo más seguro es que esta persona intente llamar tu atención de cualquier manera hasta el punto de ridiculizarte en público. Al controlar tus emociones, te enfocas en los aspectos positivos que tienes como individuo y eliminas lo negativo.

Los deportistas por ejemplo enfocan su mente en las oportunidades que tienen. Cuando el juego está en su contra se centran en sus capacidades. Las derrotas son oportunidades para avanzar.

  • Establecer límites

Es importante que les dejes claro de forma diplomática a las personas tóxicas cuáles son tus límites. Establece respeto y hazle entender que tú también lo respetarás, que valorarás su esfuerzo y que no hay rencor.

Uno de los errores que se comenten es tratar de la misma forma a estas personas tóxicas. Muchas de ellas, están pasando por un momento difícil que nosotros desconocemos totalmente. Por eso, es recomendable ser más tolerante con esas personas que reflejan al exterior alguna situación dolorosa de su vida. Si eres una persona tóxica o eres víctima de este tipo de individuos durante las actividades en equipo, solicite apoyo para mejorar tu accionar frente a este hecho. En El Trampolín te guiaremos para que mejores tus relaciones interpersonales.

, , ,

ADICCIÓN LABORAL: RIESGOS EN SU SALUD Y VIDA PERSONAL

La adicción laboral genera una dependencia difícil de autocontrolar

Al referirnos al término de adicción pensamos en vicios como cigarrillos, drogas y entre otras sustancias que dañan el organismo. También existe otro tipo de vicios que se tornan una obsesión, uno de ellos, es la adicción laboral.

Ser responsable y comprometido con las actividades laborales diarias, son características de un buen trabajador. Sin embargo, cuando es en exceso, queda de lado su vida personal y todo su tiempo es para cumplir con más tareas. En algunos casos, el superior premia al adicto por su labor en exceso y le asigna más responsabilidades.

El individuo suele comportarse como un ser ejemplar en el trabajo, pero su condición lo puede llevar al estrés laboral. Cuando estamos en presencia de un adicto laboral, en su mente solamente está alcanzar los resultados esperados.

Adicción laboral

Causas de la adicción laboral

Algunas personas trabajan en demasía por problemas financieros y otros porque deseen crecer profesionalmente, sin ser obsesionados al trabajo. La adicción laboral conlleva a la persona a trabajar más de lo solicitado, va más allá del tiempo. Este tipo de personas son aquellas que tienen dos opciones y se quedan con la más complicada.

Una porción de los individuos obsesivos piensan que en cualquier momento se quedarán sin sus trabajos al cumplir con su horario. Otros creen que son necesarios, que aunque exista un equipo, no será igual si ellos no están.

También existen otros factores que generan esa angustia como la competitividad. Existe la predisposición a pensar que se valora más al trabajador que deja todo por su puesto. En cambio, aquel que cumple un horario está más en riesgo de quedarse sin empleo.

La incapacidad que puede tener una persona por cierto temor infundido de decir no a alguna solicitud. Aceptar múltiples responsabilidades, la desorganización y la falta de afectos personales ayuda a que se genere una adicción laboral.

Por otra parte, aspectos loables como sacar adelante a los hijos, cumplir los sueños y alcanzar la independencia influyen también. Muchos trabajan por lograr todo esto en la vida, por eso realizan sacrificios para darle prioridad a su trabajo. El punto es la obsesión que no da cabida para el más mínimo descanso.

¿Cómo reconocemos la adicción laboral?

Al identificar estas características podréis evaluar si alguno de vosotros sufre de adicción laboral. Los rasgos más comunes que presentan este tipo de personas son:

  • Aman el poder y el dinero.
  • Para alcanzar los resultados esperados, el trabajo tiene que estar hecho según su propio concepto de perfección.
  • Suelen utilizar el trabajo para olvidar los problemas.
  • Constantemente demandan que su labor sea reconocida.
  • No toman vacaciones.
  • En los momentos de descanso trabajan más.
  • Se irritan cuando no trabajan los fines de semana.
  • Cuando finaliza la jornada de trabajo son los últimos que salen de la empresa.
  • Sufren de estrés laboral, no logran relajarse fácilmente, cuentan con alto nivel de ansiedad y trabajan con tensión.

Estos son algunos de los síntomas que vosotros podéis presentar sin daros cuenta. Estas características son tan comunes y cotidianas para el adicto, que no nota su situación. Hay que evaluar si alguno de vosotros o conocidos sufren de este vicio para mejorar vuestra calidad de vida.

Tipos de adicción laboral

Según Thomas Naughton (1987) en base a la obsesión, compulsión y dedicación excesiva hay cuatro tipos de adictos:

  • Fuertemente comprometido:

Asume los desafíos para lograr los objetivos laborales, dedican muchas horas de trabajo y poca atención a las demás cosas.

  • Compulsivo adicto al trabajo:

Son personas impacientes, presentan dificultades para relacionarse con sus compañeros de trabajo y evitan realizar actividades familiares.

En estos dos casos podemos observar obsesión y falta de tiempo para realizar otras actividades fuera de lo laboral. Por el contrario de estos adictos, tenemos a las personas que encuentran su sentido de vida fuera del trabajo. Nos referimos a los siguientes tipos:

  • Compulsivo no adicto al trabajo:

Cumple con su trabajo, pero no se responsabiliza en exceso. Prefiere comprometerse con otras actividades fuera de su cotidianidad laboral.

  • No adicto al trabajo:

Al terminar la jornada laboral se desentiende completamente de sus obligaciones profesionales. La motivación personal la encuentra fuera de su trabajo. Por lo tanto, sus objetivos en la vida pueden que no tenga nada que ver con su actividad de sustento.

Hay otras otros autores como Scott, Moore y Miceli (1997) que consideran que pueden existir otros tipos de adicciones laborales. Algunos de estos rasgos son:

  • Compulsivo-dependiente:

El individuo muestra mucha ansiedad, estrés laboral y problemas físicos. Se compromete con el trabajo por obligación, pero no siente satisfacción.

  • Perfeccionista obsesivo-compulsivo:

Se obsesiona por alcanzar el éxito, aunque para lograrlo tiene que ser de forma perfecta.

  • Orientación al logro:

Toda su actividad está destinada a los logros de la empresa y a sus objetivos personales. No importa si los resultados positivos que se alcanzaron no fueron de forma perfecta. Los errores que se cometen durante la ejecución de las tareas para cumplir un objetivo, no importan, lo relevante es alcanzar los resultados deseados.

  • Pseudoadictos:

Son aquellas personas que tienen un alto nivel de trabajo, desean escalar puestos y tener una buena vida económica. Sin embargo, este tipo de personas pueden comenzar a sufrir de adicción laboral sin que ellas mismas lo noten.

Luego de leer los diferentes tipos de adicciones laborales hay que conocer cuáles son sus consecuencias. Como toda adicción puede afectar nuestra salud enormemente.

Consecuencias de la adicción laboral

Uno de los principales daños de este tipo de adicción es que destruye la familia hasta el punto del divorcio. Genera problemas de salud como: hipertensión, enfermedades gástricas, ansiedad, entre otras. Se puede llegar al nivel de ingerir algún tipo de sustancias para disminuir la fatiga y aumentar el rendimiento laboral.

Dentro de los tipos de coaching existe el SOBER COACH que puede ayudarte con los problemas de adicción. Es decir, si algún momento necesitas ayuda para retomar el rumbo de tu vida, especialmente con la adicción laboral, no dudes de tocar la puerta de un equipo profesional como El Trampolín, para que comiences a trabajar por gusto, organizar mejor tu tiempo y a quitar toda dependencia.

INTEGRIDAD DENTRO Y FUERA DEL ESPACIO LABORAL

La integridad conduce al éxito personal y profesional

Es una cualidad que tienen o no las personas. No se puede andar por la vida en términos medios de integridad. Si vosotros habláis mal de los demás fuera o en el espacio laboral, sepa que esa conducta no es integra. Cuando no tenemos una conducta ética, no respetamos a los demás y dejamos de ser educados, perdemos nuestra esencia.

¿Cómo podemos definir “integridad” en nuestras vidas?

Nos referimos a una persona recta e intachable. Es aquel o aquella que busca tener un comportamiento racional más allá de sus intereses. Nos referimos por ejemplo a saber callar y a pronunciarnos cuando sea necesario. Evitar ser la fuente de rumores corporativos será fundamental para mantener el equilibrio laboral.

Por otro lado, hay empresas donde su principal valor es la integridad. Cuando un empleado trata de tener una conducta ética, tiene que expresar aquellas opiniones que pueden afectar los resultados esperados de la empresa.

En tal sentido, tiene que existir una coherencia entre lo que pensamos, decimos y hacemos. Para que tengamos una conducta ética tanto en el espacio laboral como personal, debe existir una relación entre nuestras palabras y acciones. Las personas que poseen esta cualidad tienen alto compromiso, responsabilidad y dedicación en cualquier tipo de actividad.

La toma de decisiones independientemente de cualquier jerarquía que se tenga en la empresa, se imparte en base a la honestidad. Una persona con una conducta ética elije la opción que más se adapta con sus creencias y convicciones.

En definitiva actuar apegado a los valores e ideas hace que una persona tenga un comportamiento determinado. Igualmente la empresa es una pieza fundamental para introducir a sus nuevos miembros del equipo a mantener una conducta ética. El personal tiene que integrarse a los valores de la empresa como patrón de comportamiento en el espacio laboral.

Integridad personal y profesional

Tipos de integridad 

Tanto en el espacio laboral como en nuestra vida cotidiana la integridad se observa en muchos ámbitos. Por eso, tenemos que hacer un paréntesis y explicar los diferentes tipos de integridad que existen. Además este concepto va más allá de alguna conducta ética o moral que se tenga.

  • Personal

Nos referimos a las creencias de la persona, a los ideales que defienden y a su crianza. También lo conforman las diferentes aptitudes y actividades que puede desarrollar. Adquirir diferentes conocimientos y ofrecer los mismos a otros sin egoísmo convierte a la persona en un ser integral.

  • Moral

Se refiere al concepto que tenemos de nosotros mismos, en relación al comportamiento y forma de actuar. Igualmente se relaciona con la dignidad y el respeto a todos los que pertenecen a una comunidad.

  • Estructural

Un edificio o cualquier estructura que siga los patrones de seguridad y desastre, en este caso decimos que goza de integridad estructural. Igual pasa cuando desarrollamos un proyecto laboral, se establece todas sus partes y se piensa en el presente como en el futuro. La idea es hacer de nuestro trabajo lo más completo posible.

  • Objetos inanimados

Son los sistemas que funcionan adecuadamente, sin la falta de alguna pieza que permita la actividad normal del proceso. Por ejemplo, un sistema de defensas o una base de datos.

  • Ambiental

Significa trabajar con la naturaleza sin causar ningún tipo de daño al medio ambiente. Estar en armonía con los recursos naturales.

Estos tipos de integridad forman parte de la cotidianidad de las personas como en lo personal y moral. También en la filosofía que tenga la empresa en cuanto a los aspectos estructurales, inanimados y ambientales.

¿Cómo reconocemos a alguien integro?

Hallar las cualidades que manifiesten la integridad de una persona no es un proceso rápido. Esa persona tiene que convencernos día tras día con sus acciones. Algunos puntos que logran convencer de que estamos en frente de una persona íntegra son:

  • Competencias y limitaciones de acorde con el curriculum  y la entrevista realizada por el reclutador. Estas características tienen que demostrarse con acciones durante las horas laborales.
  • Son coherentes en el discurso, comportamiento y accionar.
  • Tratan a todas las personas por igual, sin importar estrato social o nivel jerárquico en la organización.
  • Mantienen su conducta amable, educada y respetuosa en situaciones de estrés laboral.
  • Honran los compromisos con los públicos internos y externos de la empresa.
  • Demuestran flexibilidad ante cualquier eventualidad que pueda ocurrir.
  • Reconocen sus errores con humildad.
  • Ayudan a optimizar el trabajo, son solidarios y felicitan los logros de sus compañeros.
  • Se comportan de igual manera tanto en público como en privado.
  • Tienen la costumbre de ganar objetivos personales y profesionales a través de sus méritos.

Estos son algunos tips que nos permiten detectar cuando una persona es integra o no. Incluso los reclutadores del personal en las empresas, tanto en el proceso de selección como en el tiempo de prueba evalúan si poseen estas características.

Importancia de la integridad en trabajo

Cada vez más las empresas exigen que sus miembros cuenten con una conducta ética. La razón es muy simple, fortalecen los valores de la organización y la imagen ante sus diferentes públicos. Las organizaciones que demuestran ser integras tienen más afinidad con sus clientes y hasta obtienen buenas ventas.

Un reclutador puede evaluar el comportamiento que tenía la persona en los otros trabajos. A la organización no le sirve contar con una persona con grandes capacidades, pero incapaz de respetar a sus compañeros.

En el caso del liderazgo empresarial, es conveniente la adopción de los lineamientos de la organización a su gestión. Por lo general, cuando el líder es integro crea un ambiente de confianza con su equipo de trabajo. Los resultados en relación al desempeño suelen estar por encima de la media cuando existe una conducta ética.

En El Trampolín nuestro equipo de trabajo es un ejemplo de integridad. Cada miembro del equipo está dispuesto a brindar la mejor atención para su crecimiento personal y profesional.

, ,

Resignificar: Transformación de situaciones negativas en positivas

Resignificar es encontrar nuevas oportunidades

Al referirnos al término de resignificar, su mismo nombre lo indica, otorgarle un nuevo significado a algo. En el momento que tenemos una visión positiva de la situación negativa, podemos considerar el éxito de nuestra transformación personal.

Cuando le damos un significado negativo a una situación, los resultados serán negativos. Sin embargo, en nuestras manos está transformar esa realidad con pensamientos diferentes, emociones y resultados positivos.

Por ejemplo una crisis económica, la podéis ver como una gran oportunidad, ya que toca asumir nuevos retos. Sin embargo, la gran mayoría sufre y se queda en el aspecto negativo y esta actitud los lleva al quiebre. Hay un grupo de personas que prefieren llorar y otros vender pañuelos; ¿a qué grupo perteneces?

Warren Buffet, considerado uno de los hombres más ricos del mundo, pensaba que las crisis eran las mejores oportunidades. Esto en relación a lo económico, pero en cualquier aspecto de la vida hay que resignificar cualquier situación adversa. Por ejemplo: la separación de pareja, un individuo que esté buscando la transformación personal, verá como una oportunidad estar solo para dedicarse más tiempo.

Resignificar el pasado

Detectar el significado de las experiencias

La mayor parte del tiempo somos inconscientes del significado que le damos a los diferentes eventos que se presentan. Pero a pesar de ello, podéis tomar unos minutos para evaluar el significado que le asignes a la situación. Analiza si el significado de esa experiencia es esperanzador o muy nefasta.

Para encontrar este significado de manera consciente es necesario que formuléis varias preguntas como:

  • ¿Es el final de mi proyecto de vida?
  • ¿Castigo divino o regalo de Dios?
  • ¿Cuáles son las oportunidades que puedo tener a pesar de la situación?

Estas preguntas nos ayudan a conocer que significado le estamos otorgando a esa situación y a resignificar si es necesario. El significado que le otorgues a los acontecimientos de la vida, producirá una emoción, que permitirá tener una visión. Si el significado es positivo, tendréis una visión de salir adelante y pasar las barreras que existan.

Procesos de lograr resignificar su situación

Para una transformación personal y profesional hay que tomar en cuenta los siguientes pasos:

  • Analice que está ocurriendo en tu vida en estos momentos. Piensa en cada detalle aunque sea un proceso doloroso.
  • Reflexione sobre los puntos que le genere estrés todos los días.
  • Converse con los más allegados para que indiquen que aspectos pueden observar sobre cómo reaccionas ante lo negativo. De esta manera, podréis evaluar aquellos aspectos faltantes que fueron imposibles notar por vosotros mismos.
  • De esos puntos negativos, analice los efectos que tiene en su vida. Comience a resignificar cada aspecto.
  • Empodérese de la situación, para ello, podréis vivir un proceso de coaching que os ayude a cambiar los significados negativos.

Resignificar las perdidas

En la vida existen momentos que dividen nuestras experiencias en un antes y un después, especialmente cuando perdemos a alguien. Con la muerte de un ser querido todo se puede volver negro, los familiares sienten que el mundo se derrumba. Cuando no podemos salir de esta situación, es probable llagar a la depresión.

El coaching nos ayuda a resignificar el sentido de la vida y valorar el ahora. Al sufrir una transformación personal podemos entender lo siguiente:

  • El dolor está allí, pero no lo puedéis cargar siempre.
  • Entender que la muerte forma parte de la vida.
  • Las relaciones humanas pasan a un plano más espiritual partiendo de la creencia que se tenga.
  • Aprender a vivir la vida con la muerte incluida.

El coaching trabaja especialmente con aquellas depresiones no patológicas, acompaña el duelo de su coachee. Se enfoca en los estados emocionales, especialmente en los juicios que pueda emitir como “jamás volveré hacer feliz”. Durante este proceso de transformación personal en medio del dolor, es conveniente que el coachee no tome decisiones precipitadas.

Resignificar los arquetipos

Los arquetipos son las características que determinan conductas y pasan de generación en generación. Algunos de estos arquetipos pueden ser la madre, el padre, el héroe, la víctima, entre otros. Nosotros decidimos que queremos ser, podemos ser la víctima y vivir todo el tiempo lamentándonos o dando lástima.

Tenemos que hacer un análisis consiente de lo que queremos para nosotros realmente. A veces estos arquetipos dominan nuestras vidas día tras día y nosotros lo ignoramos totalmente. Aunque no podemos cambiar nuestra memoria, podemos alterar las percepciones de las situaciones pasadas. En nosotros está liberarse de aquellos arquetipos ancestrales que no nos dejan nada positivo.

Coaching como herramienta para resignificar

Esta herramienta permite una transformación personal y profesional que ayude a la evolución del coachee. Se le otorga un nuevo significado a esos acontecimientos. Por lo general, se consideran los siguientes aspectos para resignificar nuestra percepción:

1.- Respetar la propia historia

Consiste en mirar hacia el pasado y evaluar qué nos dejó como aprendizaje. Pensar en seguir adelante y estructurar los beneficios que esa historia lamentable trajo a nuestras vidas.

2.- Foco en el futuro

El coaching ofrece herramientas poderosas para resignificar el pasado, y nosotros mismos podemos construir nuestro propio futuro. Nos ayuda a trazar nuevas metas y objetivos para nuestra autorrealización.

3.- El Perdón y aceptación

Durante el proceso de coaching, aprendemos aceptar el pasado y a perdonar todos los protagonistas de esa situación. El perdón nos da la libertad que necesitamos para seguir adelante con nuestras vidas.

El poder que tiene de resignificar los eventos del pasado, es importante para estar por encima de esas circunstancias. Un ejemplo de ello, son los atletas paraolímpicos, 35% de ellos tuvieron un accidente, es decir, no nacieron con esa dificultad. La capacidad de reponerse y mirar la vida de una forma diferente es un ejemplo a seguir para cualquier persona. El ser humano tiene la capacidad para trascender cualquier problema.

Estas son unas de las razones por las que debéis asistir a las secciones de coaching individual que ofrece El Trampolín. Así  te convertirás en un atleta que venza todas las dificultades de la vida.

,

Síndrome de desgaste profesional: consecuencias laborales negativas

El síndrome de desgaste profesional afecta la productividad

En aquellos momentos que no existen diferencias entre el esfuerzo y la dedicación, se abre paso a la frustración. Cuando el estrés laboral se vuelve intenso y rutinario, podemos sufrir del síndrome de desgaste profesional.

A este síndrome también se le conoce como Burnout o del trabajador quemado. La persona que lo padece presenta agotamiento tanto físico como mental, falta de motivación y cambio de actitud. Por lo general, suele afectar los trabajos que implican relacionarse con otras personas, debido a la irritabilidad que puede sentir.

Síntomas del síndrome de desgaste profesional

  • Relaciones humanas:

Producto de las emociones encontradas asociadas al estrés laboral, la persona se vuelve indiferente y conflictiva. Están constantemente de mal humor y a la defensiva, pierden hasta los buenos modales.

  • Merma en la productividad laboral:

El trabajador pierde su rumbo y la motivación a sus actividades cotidianas, no cuenta ni con metas ni objetivos. El estrés laboral puede ser tan fuerte que los miedos e inseguridades no nos dejan avanzar. La desmotivación y el desconsuelo perjudican la productividad laboral, el individuo se concentra en su problemática.

  • Resistencia mental:

La persona que sufre síndrome de desgaste profesional pierde la resistencia mental ante el estrés laboral. La mente le cuesta reaccionar ante factores adversos o situaciones desfavorables, para ellos no existen las soluciones, todo es negativo.

Si esta situación se prolonga por mucho tiempo, el trabajador comienza a padecer pérdida de memoria y falta de concentración. Las tareas que ameritan aprender habilidades nuevas presentan mayor dificultad para poder realizarlas.

  • Problemas físicos:

Las grandes tensiones en el trabajo sin saberlas controlar, generan contracturas musculares y dolores en las articulaciones. También se producen otras alteraciones como problemas cardiovasculares, gástricos, mareos dolores de cabeza, obesidad, afecciones en la piel, entre otras.

  • Alteraciones del sueño:

Es normal que la persona sometida al estrés laboral no pueda conciliar el sueño y se despierte de manera repentina.

  • Dependencias a drogas y otras sustancias

Algunas personas con el síndrome de desgaste profesional llegan a convertirse en dependientes del alcohol o drogas. En cambio, otras que ya consumían se vuelven más dependientes.

  • Defensas bajas

A veces os pasa que algún virus de gripe u otras infecciones provenientes del exterior se prolongan más. Esto es el resultado de un estrés laboral que repercute de manera negativa en el sistema inmunológico y baja las defensas.

Estrés laboral

Causas del síndrome de desgaste profesional

  • Constantes quejas o reclamos de los clientes

Los puestos de trabajo que suelen atormentar e estos individuos son atención al cliente o algún otro que implique escuchar peticiones. Las conductas del público insatisfecho terminan por afectar al trabajador y hasta incluso contagiarlo con conductas irritables.

  • Acoso laboral

El maltrato psicológico o el acoso de sus compañeros y superiores por alguna razón en particular devengan en este síndrome. El estrés laboral continúo incluso para que renuncia a su puesto de forma voluntaria, también puede ser una de las causas.

  • Las jornadas de trabajo extensas

En aquellos puestos donde el trabajador debe permanecer 12 ó 16 horas sin tiempo de descanso, aumenta la posibilidad de padecer Burnout.

  • Monotonía

La cotidianidad y realizar actividades reiterativas causan que el trabajador no se motive. A parte de la desmotivación se puede generar frustración por hacer una actividad sin interés y sin ninguna novedad.

  • La responsabilidad

Hay profesiones que implican un alto nivel de responsabilidad, ya que un mínimo error puede salir muy costoso. Por ejemplo: los médicos quienes en sus manos está la vida del paciente o un piloto de un avión comercial quien debe llevar al destino a sus pasajeros. En estos casos nos referimos a vidas humanas, pero también hay otras profesiones donde la falla perjudica a la empresa. Es importante que el individuo aprenda a vivir con los riesgos que implica su profesión.

Tips para prevenir y tratar el síndrome de desgaste profesional

Al detectar alguno de estos síntomas como parte del estrés laboral es recomendable modificar la rutina. Hay que tener horarios de descanso, otros destinados a reflexionar y al placer. No se debe permitir que la rutina profesional invada la vida personal, diferenciar ambas será fundamental para su tranquilidad.

Existen otras técnicas que pueden ayudar a su bienestar como:

1. Relajación:

Las meditaciones guiadas o escuchar música relajante ayudan a tener un mayor control del estrés y reduce la ansiedad. Por otro lado, un trabajador que logra relajarse mejora su productividad laboral y mantiene una visión más positiva

2. Practica de ejercicios físicos

Así como buscamos relajar nuestro espíritu, también hay que hacer lo propio con el cuerpo. Cuando estamos tensos realizar ejercicios de estiramientos y antiestrés ayuda a liberar las tensiones laborales. Al practicar algún deporte mejora tu salud física y ayuda a desconectarte por unos minutos de los problemas.

3. Gestionar las emociones y la comunicación

En el momento que descubrimos que presentamos algunos síntomas del síndrome de desgaste profesional, hay que evaluar algunos aspectos. Las emociones y la comunicación es lo primero que afecta la productividad laboral. Comienza por ser tolerante, escuchar a los demás y controlar tus emociones. También es imprescindible la educación frente a los demás y tomar las críticas de manera constructivas.

Estos simples consejos son fundamentales para todo tipo de ocupaciones en especial:

  • Los profesionales sanitarios
  • Docentes
  • Administradores
  • Profesionales de la aviación
  • Periodistas
  • Políticos, entre otras ocupaciones que implique el contacto con la gente.

Si vosotros no podéis enfrentar el síndrome de desgaste profesional solos, es necesario que acudas a un especialista. En la mayoría de los casos un compañero estresado y con este síndrome contagia a los demás. El Trampolín os apoyará tanto en la comunicación, en el liderazgo como mejorar la productividad laboral.

, , ,

Habilidades sociales en el trabajo generan productividad

Habilidades sociales: la fuerza que necesitáis para vuestro desarrollo profesional

Con el pasar del tiempo las organizaciones y su manera de reclutar al personal van cambiando. El CV, las entrevistas forman parte de esta metodología, pero también se evalúan las habilidades sociales. Es por ello, que durante estos dos procesos, especialmente en la entrevista, se hace el respectivo diagnóstico de estas aptitudes.

Al referirnos al término de habilidades sociales son aquellas conductas que tiene una persona para relacionarse con los demás. La libertad de expresar sus opiniones, ideas y emociones con respeto hacia las otras personas. Ta vez contáis con un trabajador experimentado, pero genera conflictos y afecta el clima organizacional, no será de mucha ayuda. Al carecer de habilidades sociales de nada valdrá la experiencia académica.

Diferencias entre las habilidades sociales y las profesionales

Algunas veces confundimos las habilidades sociales con las habilidades profesionales, ambas ayudan al desarrollo profesional, sin embargo son distintas. Los trabajadores que presentan las siguientes características se apegan más a lo social como:

  • Son optimistas en circunstancias difíciles.
  • La comunicación es su principal herramienta para resolver cualquier problema.
  • Practica la escucha activa.
  • Se adaptan fácilmente a los equipos de trabajo.
  • Ejercen un liderazgo innato.
  • Mantienen su autoridad y son flexibles en aquellos momentos que se amerita.
  • Buscan la empatía y son persuasivos con su equipo de trabajo.

Por el contrario, las habilidades profesionales se enlazan más con los conocimientos que tenga el individuo. Entre estas habilidades podemos mencionar:

  • Toman las iniciativas.
  •  Asumen los retos como parte de su desarrollo profesional.
  • Manejan técnicas de negociación y control del estrés.
  • Toman decisiones de manera determinada.
  •  Son proclives a compartir y recibir conocimiento.
  • Innovadores y creativos.

Habilidades sociales en el trabajo

Resultados de estudios de las habilidades sociales

Según el profesor e investigador de la Universidad de Harvard, David Deming, muchos no tienen idea de la importancia social. La tecnología en la actualidad es fundamental en el trabajo, sin embargo, es incapaz de suplantar las capacidades del empleado. En este caso, hacemos referencia al área social, la maquina soluciona aspectos técnicos y deja afuera las relaciones humanas.

Para Demig la automación y la tecnología no sustituyen la mana de los trabajadores. Las maquinas tienen la función de apoyarnos en ciertas actividades que para nosotros son complejas y quitan mucho tiempo. Por ejemplo, una conversación no estructurada lo hacen exclusivamente las personas y realizar ciertos cálculos, las máquinas.

El clima laboral necesita líderes con habilidades profesionales y principalmente capacidades sociales para mantener la estabilidad emocional del equipo. Según el estudio de Demig, el desarrollo profesional de un individuo viene proporcionado por su dedicación y práctica continua.

Existen personas que tienen un coeficiente intelectual elevado y pueden aprender rápidamente. Aunque hay otras que no lo poseen, de igual manera se esfuerzan más por estudiar. Esto quiere decir, que podéis trabajar en base a mejorar las capacidades sociales que necesitéis para vuestra carrera.

Las habilidades sociales forman equipos prósperos

Las empresas dedicadas a impulsar el desarrollo profesional de manera individual, se encargan de optimizar el desempeño del empleado. Sin embargo, el individuo pasa tres cuartos del día en constante comunicación con sus compañeros de trabajo. Todos los miembros del equipo necesitan desarrollar sus diferentes habilidades y compartir nuevos conocimientos. El comercio actualmente es más global, competitivo y complejo, necesita de equipos integrales.

La empresa Google considera que una habilidad importante es adaptarse rápidamente a los equipos de trabajo. Al constituir un grupo laboral bien consolidado podéis innovar, observar los errores y establecer soluciones a los problemas.

Cada vez más se buscan líderes con habilidades sociales que refuercen los puntos a favor de su equipo. El líder promueve a que cada miembro del equipo conozca en que tareas son buenos. Además suscita los cambios, flexibiliza y adapta el modo de trabajo ante cualquier circunstancia.

Se aprende aceptar los resultados positivos y negativos en equipo, por lo tanto, todos son los protagonistas. El equipo entiende sus responsabilidades y asume el compromiso con la empresa. El clima laboral se vuelve más ameno, se genera un ambiente de respeto y de confianza.

Déficit de habilidades sociales

En relación estas carencias podéis encontrar:

  • Problemas de autocontrol emocional, suelen ser muy impulsivos.
  • Para ellos, puede ser una tortura expresar sus opiniones.
  • En relación a los elogios en el trabajo, son renuentes en aceptarlos y hasta incluso emitirlos a sus demás compañeros.
  • No soportan las críticas aunque sean constructivas, piensan que no ayudará a su desarrollo profesional.
  • No son capaces de gestionar conflictos interpersonales, mas bien traen problemas.

¿Es posible mejorar las habilidades sociales?

Se puede cambiar la timidez y la empatía, la idea es saber comunicarse y crear vínculos para vuestro desarrollo profesional. Para que esto se cumpla en las primeras secciones del proceso de coaching, el coachee debe estar dispuesto a cambiar. Salir de la zona de confort es la base para adaptarse a otros hábitos nuevos.

Los componentes esenciales que se evalúan y son entes de cambios para los procesos de coaching son:

1.- Visión Personal:

El coach trabaja en base al autoconocimiento y al propósito que tengáis de vida, además de construir el futuro. Por tal motivo, necesitáis un motivo constancia todos los días. 

2.- Fortaleza emocional

El factor emocional juega un papel importante para vuestro desempeño. El estado de ánimo puede condicionar la realización de cualquier actividad laboral. Por eso, es tan importante practicar ejercicios que ayuden al control de las emociones.

3.- Aprendizaje y cambio

En esta fase del proceso se establecen los cambios necesarios y qué debéis aprender para cumplir con objetivos.

4.- Saber conversar

Para que se pueda mejorar las habilidades también necesitáis manejar una comunicación fluida. Esto consiste en ser un buen emisor al expresarnos, manejar la escucha activa y mantener una conversa constructiva. Una comunicación eficaz hará de vuestro trabajo la mejor herramienta para el equipo y consolidará un clima laboral adecuado.

5.- Efectividad Interpersonal

Consiste en establecer vínculos que permitan generar confianza, compromisos y cumplir las acciones que requiera el equipo para alcanzar objetivos. Además de ayudarnos a crecer como persona y al equipo.

Para desarrollar nuestras capacidades sociales, muchas veces requerimos del apoyo de un coach. El equipo de expertos de El Trampolín siempre estará dispuesto a apoyaros para mejorar vuestros vínculos y perder los temores.