,

CONSEJOS PARA SER MÁS EMPÁTICO EN CUALQUIER LUGAR

Consejo para ser más empático

Importancia de los consejos para ser más empático

Tal vez te ha pasado que te paras frente al espejo y te preguntas, cómo puedo ser más sociable y convincente. Por eso, te ofrecemos algunos consejos para ser más empático. Pero, qué significa ser una persona empática, simplemente es colocarse en la piel y en los zapatos de los demás. Salir de tu burbuja y conectarte con la forma de ver las cosas de la otra persona.

Cuando tu público siente que eres empático son más honestos porque sabes escuchar y no los juzgas. Para ellos, es más fácil dirigirse a una persona que busca soluciones y no problemas. Además, aprendes con el tiempo a identificar el porqué de sus decisiones o reacciones. Esto no significa que estemos de acuerdo con el camino que eligió, pero si lo puedes comprender mejor.

En el liderazgo para que tome efecto un plan, una de las características principales es la empatía. Hay que comprender qué desea tu público y sus necesidades, es olvidar un poco ese “super yo», además de nuestras propias necesidades.

Al trabajar más en pensar los mensajes que dirigimos al otro, de acuerdo a sus deseos o preferencias, logramos captar su atención. Tienes que dejar de pensar en lo que te gustaría escuchar para que tus comunicaciones sean más efectivas. Piensa en lo que la otra persona desea que le digas.

Consejo para ser más empático

¿Cómo lograr conectar con los demás?

Para que esta respuesta te facilite el camino al éxito, te dejo algunos consejos para ser más empático.

1.- La intención

Lo primero es querer ser empático con los demás. En el momento que decides irte por este camino, sabrás que obtendrás mejores resultados en tus habilidades sociales.

2.- Escucha activa

Logras sentir la empatía cuando te enfocas en la conversación, es decir, tu cuerpo y tu mente están presentes sin desconcentrarte de aquel diálogo. Escucha para comprender y no para responder, de esta manera cumplirás con el principio más importante de la escucha activa.

3.- Encuentra el motivo de esa conversación

Mientras la otra persona habla piensa cuál es el motivo para que te esté comentando alguna circunstancia, ya sea positiva o negativa. Tal vez, busca atención, aprecio, reconocimiento u otra necesidad.

4.- No juzgues

Si realmente quieres conectar con la otra persona, evita juzgarlo por alguna razón. En los casos donde no estés de acuerdo, busca mantener un diálogo respetuoso y tolerante.

5.- Saber esperar

Deja que las personas vivan su momento, ya sea de llanto o de risa, déjalo que viva su emoción. Todo proceso emocional está cargado de información. Mientras la persona llora, no la abraces ni le hables, conéctate solamente con la presencia entre ambos.

Para tomar este aspecto como parte de los consejos para ser más empático, tienes que entender que significa la presencia. Simplemente se trata de que la persona sienta que estás allí en cuerpo, mente y compartes su emoción. Es decir, se trata de acompañar al otro en su proceso.

6.- Sufrimiento subjetivo

Cada quien vive el sufrimiento de una forma subjetiva, osea, diferente. Sin embargo, podemos comprender el sufrimiento del otro desde nuestro sufrimiento.

7.- Consciencia de quién soy

Uno de los consejos para ser empático, es que debes conocerte. No puedes reconocer la necesidad del otro al no saber cuáles son tus necesidades.

8.- La empatía que inspira

Si quieres alcanzar un proyecto, siempre necesitarás de alguien más, por ejemplo un proveedor, los compradores, entre otros. La empatía se logra en función de aquello que te inspira para seguir a delante con tu proyecto de vida.

9.- Frases que no son prudentes

Hay frases que logicamente no son lo más ideal para decirle a una persona en el momento cuando abre su corazón para contarte algo. Cuando mencionas por ejemplo, “no te preocupes”, “cálmate”, entre otras frases, interrumpimos el proceso de la otra persona.

Lo mejor que puedes hacer para demostrar realmente que llevas a la práctica el concepto de escucha activa, es guardar silencio. En el momento, que la persona comienza a contarte algo, tal vez lo único que necesita es que lo escuches.

Si quieres mostrar tu solidaridad indícale que comprendes por lo que está pasando. Esto ayuda a generar un ambiente más empático y la persona tendrá mayor valor para hablar.

No le des consejos si esa persona no te los pide. Trata de ser lo más prudente posible. Una mirada basta para decirle que estás allí.

Los límites de la empatía

Otro de los consejos para ser más empático, aunque ya lo hemos repetido es tener una escucha activa. Sin embargo, esto puede jugar en contra, ya que algunas veces pasamos el límite y nos identificamos con el problema del otro.

Tal vez, te están contando algo que te mueve el piso, porque ya lo viviste. Entonces, te sumerges en ti y cómo lo quisieras solucionar, pierdes la objetividad. Por eso, te debes acordar de que cada persona es única al igual que su vivencia, es decir, su experiencia será diferente a la tuya sin importar que sea la misma circunstancia.

La idea es que cada uno viva su propio proceso y encuentre por sí mismo la solución a su problemática. En cambio, para que logres esa empatía sin involucrarte en sus decisiones, debes convertirte en acompañante.

El poder de la empatía mueve a los seres humanos a comprenderse y tener mayor libertad para ser más honestos. La comunicación es efectiva cuando realmente alcanzamos la conexión con el receptor. Si buscas ser un buen orador y a la vez ganarte la confianza de tu público, no lo pienses más aprende ciertas herramientas en El Trampolín.

 

,

EVITAR LAS OBJECIONES PARA QUE NO AFECTEN TUS PROYECTOS

¿Cómo evitar las objeciones?

En este artículo te contamos qué técnicas puedes seguir para evitar las objeciones más frecuentes cuando decides emprender. Continuamente las personas se enfocan en el lado negativo de todas las cosas que realizas.

Hay que destacar que el peor enemigo que tienes eres tú mismo, al decir frases negativas sobre ti. Por ejemplo, cuando estás animado al comenzar un nuevo proyecto, pero dices que «no sabes» hacer alguna actividad. Entonces, automáticamente lo descartas o lo dejas de hacer.

Al pensar que “no puedes” te convences y detienes tu avance. Si quieres emprender, esta visión negativa sobre ti, te perjudicará radicalmente. Al no evitar las objeciones sobre ti mismos siempre estarás anclado en un único lugar.

Evitar las objeciones

Comparaciones que limitan tu accionar

Muchas veces cuando eras pequeño tus padres no tenían dinero para comprar un juguete. Esta situación no te permitía disfrutar aquello que tenías para distraerte y algunas veces te sentías frustrado. Más adelante al crecer, te convertiste en adulto y la situación es igual.

Como adulto te pusiste objeciones para alcanzar las metas porque no contabas con los recursos necesarios. En el transcurso de la cotidianidad pierdes oportunidades por decir que no lo puedes realizar por alguna circunstancia en específico.

Para evitar las objeciones tienes que replantear tu forma de pensar y de accionar. Cambiar el “no puedo” por “si puedo”,  y diseña una estrategia con los recursos que tengas para lograrlo.

En ti está adaptarte a las condiciones y a la vez convertirlas en favorables para alcanzar ese objetivo que te propusiste.

Evitar las objeciones al eliminar algunas frases

Las frases más comunes y que repetimos constantemente son: «no puedo», «algún día» y «ya lo hice».

1.- Enfocarte en «no puedo»

Esta frase típica que tal vez repites constantemente, lo haces por varias razones:

No crees que lo puedes lograr, dudas de tus capacidades y eres inseguro por la falta de credibilidad en ti mismo. En la vida hay que asumir los riesgos como Steve Jobs, que no le temía al fracaso y en el camino fue aprendiendo a manejar su negocio.

Otras veces porque le temes al conocimiento y aprender cosas nuevas. Cuando dices que no lo puedes hacer porque no sabes vender, ese detalle lo engrandeces y te limitas. Sin embargo, con el uso de la tecnología tienes la información a la mano en cualquier momento que lo desees. Además, no importa la edad que tengas siempre puedes adquirir nuevos conocimientos.

2.- Pronunciar la típica frase de «algún día»

Con esta frase te refugias en otros aspectos y te olvidas del foco principal. Por ejemplo, tal vez estás en un trabajo que te paga mensualmente, pero tienes deseos de ser independiente. Comienzas a decir “algún día tendré mi propio negocio, mientras tanto sigo aprendiendo». Por ende, no haces nada para ejecutar tu proyecto.

Si deseas evitar las objeciones tienes que dejar de pensar en el fracaso. Tal vez, en el pasado no te fue bien, pero aprendiste. Por lo tanto, utiliza ese conocimiento que tienes para no cometer los mismos errores. Ahora debes centrarte en el futuro y dejar el pasado a un lado.

¿Por qué se tiene que repetir tu pasado? El «algún día» no existe y mucho menos el momento perfecto para lograr lo que deseas. Te pasas la vida esperando el instante indicado, la idea es que salgas de tu zona de confort. El tiempo no se recupera más y muchas veces te puede jugar  en contra.

También tienes que evitar las objeciones cuando desde tu personalidad te enfocas en lo que eres. Si dices que eres un flojo, que dejas todo para última hora, nunca harás nada. Ya es el momento de pensar y hacer las cosas para cambiar, convertirte en la persona que quieres ser.

3.- No ejecutar con el «ya lo hice»

Esta frase es otra que nos lleva directo al fracaso, y no ser una persona que cumpla objetivos para alcanzar la meta propuesta. Suele suceder que en algún momento lograste algo a medias, te conformaste con ello y no seguiste.

Al decir “ya lo hice, pero no funcionó” Hay que evaluar la constancia y lo persistente que fuiste para llegar a la meta. Tienes que ser sincero contigo mismo ¿Qué te hizo abandonar el camino? ¿Qué debes hacer para retomarlo?

Llegó el momento de que dejes de pensar y pronunciar estas frases.

Estrategias para evitar las objeciones

1.- ¿Cómo controlar las palabras negativas de los demás?

La primera opción que tienes, es alejarte de ese círculo de amistades que todo el tiempo viven enfocados en lo malo. Es decir, son ese tipo de personas que sus conversaciones se basan en lo negativo de cualquier cosa.

Esa es la primera opción, cuidar qué tipo de personas entran a tu vida, ya que serás su reflejo. Sin embargo, en el trabajo, tus vecinos y en la familia no podrás alejarte. Por eso, en algunos casos tendrás que convertirte en la persona que le lleve la contraria. Si ve lo malo todo el tiempo, tendrás que enseñarle lo bueno, muéstrale el lado positivo de cada cosa que sucede.

2.- Entrena tu mente con el «pero» a tu favor

Para evitar las objeciones en tu vida, también toma en cuenta que la mayor parte del tiempo empleas el “pero” para no cumplir con alguna actividad. Por ejemplo, “quiero emprender, pero no cuento con los recursos necesarios”.

Entrena tu mente y cambia esa realidad, puedes decir o pensar lo siguiente:

“Quiero emprender, pero empezaré a pequeña escala con los recursos que tengo hasta que posea el capital para invertir”.

De esta manera, entrenas tu mente para evitar las objeciones y así, luchar por tus sueños.

3.- Evitar las objeciones a través de la adaptación

Las personas que sobreviven a cualquier circunstancia, ya sea económica incluso hasta de salud, es porque se adaptaron a ciertos parámetros. Si tuviste un problema con tu negocio, puedes optar hacerlo diferente o cambiar de ramo. Adáptate al cambio, no te quedes haciendo lo mismo o en ese camino cuando ya no funciona más.

Los tiempos cambian y tú necesitas hacer lo mismo. El mundo no tiene que adaptase a ti.

Si quieres evitar las objeciones y vivir la experiencia de contar con un coach que te ayude a lograr ese cambio, no lo pienses más, acude a El Trampolín. No está demás contar con un guía que te apoye en tu caminar.

,

¿POR QUÉ TENER UNA SESIÓN DE COACHING INDIVIDUAL?

Vive la experiencia del coaching individual

Para poder comprender su importancia y la manera como transformará tu vida. Hay que comenzar por la definición. El coaching individual son sesiones individuales, por lo tanto, personalizadas en lo que deseas conseguir. Es decir, cuentas con un coach exclusivo para ti que facilita el proceso de aprendizaje.

El coachee tendrá el privilegio de elegir el tema que desea trabajar. Paralelamente a eso, el coach te escucha, formula preguntas, realiza observaciones y promueve dinámicas de aprendizaje. Esta metodología ayuda a generar la motivación necesaria para que actúes.

La mayoría de las personas tienen un sueño, pero están llenas de miedo y pretextos para no hacer nada al respecto. En cambio, otras están en sus mismas condiciones y son capaces de alcanzar ese mismo objetivo en la vida. Es en este punto debemos pensar, por qué ellos pueden y tú ni lo intestas.

En este artículo conocerás las herramientas y la importancia que tiene el coaching individual para que abandones el grupo de la mayoría. No seas uno más del monto, tu vida puede dar un giro inesperado, tú decides.

COACNHING INDIVIDUAL

¿Cuáles son los beneficios del coaching individual?

  • Cada proceso de coaching individual es único e irrepetible.
  • Se produce una mayor toma de conciencia de los objetivos a alcanzar para encontrar la verdadera felicidad.
  • Tener capacidad para encontrar un equilibrio entre lo profesional y tu vida personal.
  • Aumenta tu autoconocimiento, autoconfianza y la autoestima.
  • Reconocer las prioridades que te ayudarán a alcanzar tus metas
  • Ejecutar un plan de acción para realizar los cambios de hábitos que te ayudarán a lograr tus objetivos
  • Mayor determinación a la hora de tomar decisiones
  • Mejor administración del tiempo.
  • Ayuda en la gestión de las relaciones sociales
  • Desarrolla el potencial de cada individuo
  • El coachee deja de ser víctima para convertirse en protagonista
  • Las sesiones de coaching individual

El coach se encarga de hacer que el participante se sienta cómodo para hablar. Igualmente, desde un principio tiene que generar confianza y seguridad. El cliente o coachee se debe sentir acompañado.

Hay que dejar que el cliente tome la iniciativa sobre el tema que desea conversar. El cochee al hablar de lo que le afecta o desea lograr, poco a poco tiene que estar en la capacidad de buscar una solución. Para ello, puede responder algunas preguntas como las siguientes:

  • ¿Qué sucede en él o ella al tocar ese tema?
  • ¿Qué cambios hay que provocar?
  • ¿Cuál es el aprendizaje?

Para que pueda responder a esas preguntas el coach emplea la escucha activa para motivar al razonamiento y generar conciencia.

El objetivo principal y el oculto

En algunos casos, el cochee especifica un objetivo que desea alcanzar, sin embargo, puede existir algún objetivo oculto. Al suceder esta situación el coach también debe ahondar en ese punto para saber si favorece o desfavorece el objetivo principal.

Lo importante es que el coachee comprenda que debe disfrutar cada proceso para lograr ese objetivo. En este concepto es que se encuentra la felicidad, no en la frustración de algo que todavía no se ha logrado.

Elementos fundamentales en una sesión de coaching individual

Ante la respuesta de una pregunta, tal vez el coach no esté de acuerdo. En este caso, lo correcto es pedir permiso al coachee para emitir una opinión.

El plan de acción es elemental. Su estructura tiene que estar diseñada tanto por el coach como el coachee. Sin embargo, para ejecutar el plan es de exclusividad del coachee.

Durante la sesión de coaching individual es normal que surjan diferentes dudas o temas a tratar para los siguientes encuentros. Esto es producto de la toma de conciencia que realiza el participante en el proceso.

Principios del coaching individual

Parte de la búsqueda de las limitaciones personales que no dejan que alcances los objetivos. Al reconocer qué te impide lograr tus metas se trabaja en mejorar ese factor. Por ejemplo, decir que no tenemos tiempo, es un factor donde hay que enfocarse para transformarlo.

Ayuda a mejorar la relación con nosotros mismos, la persona busca entenderse más como un ser único e irrepetible.

Consideraciones del coaching indididual

Las sesiones de coaching te ayudarán a mantenerte al día, saber que es necesario desaprender y contar con la disposición de aprender algo nuevo. Las empresas y el mundo en general cambian constantemente, por lo tanto sus miembros también tienen que transformarse.

En un proceso de coaching individual o en cualquier otro tipo tienes que dejar el miedo al cambio. Los conocimientos nunca son plenos y cambian constantemente.

Aceptar, la disposición, un plan y la ejecución para el cambio son fundamentales para que alcancemos todo lo que deseamos.

Importancia de las metas

Cuando no contamos con metas personales o profesionales nos podemos sentir perdido y sin rumbo. Las metas nos ayudan a establecer nuestro camino y a estar con mayor motivación en la vida. Algunas personas acaban en la depresión porque no le encuentran sentido a su vida, ya que no cuentan con metas claras.

El coach durante la sesión de coaching individual decidirá con cuál herramienta trabajará para identificar tus metas. Una de estas estrategias son los objetivos S.M.A.R.T. Es decir, deben ser lo más específicos posibles, medibles, alcanzables, a su vez deben orientar a los resultados y contar con una fecha límite de ejecución.

En El Trampolín contamos con un equipo de profesionales que te ayudarán a través de diferentes técnicas a lograr tus objetivos. Alcanza tus sueños con nosotros y disfruta el proceso de aprendizaje al máximo.

,

ELIMINAR LAS EXCUSAS PARA AVANZAR EN TU PROYECTO DE VIDA

¿Cómo puedes eliminar las excusas?

Para comenzar este artículo y que tenga un impacto en tu vida como lector, debes entender qué son las excusas. Sin duda alguna, es mentirnos a nosotros mismos. Si deseamos destruir nuestras propias barreras para alcanzar algún propósito, hay que eliminar las excusas.

En la niñez nuestros padres y los seres queridos más cercanos nos protegían a tal punto que aceptaban nuestras excusas. Tal vez no tuvimos la oportunidad que nos confrontaran desde pequeños y crecimos con este hábito.

Cuando sentimos miedo o que no lo podemos lograr inventamos historias para convencernos de que es una razón válida para no hacer nada. Toda persona que se justifica a través de la mentira bien contada sabe que engaña a los demás y a ella misma.

La gran mayoría de personas no tuvieron a nadie que las confrontara desde su crianza. Sin embargo, hay algunas excepciones que desde niños los padres les prohibían las excusas y hoy en día son personas de éxito. Esto quiere decir que cuando nos mentimos a nosotros mismos limitamos nuestro crecimiento.

Eliminar las excusas

Eliminar las excusas a través de hábitos

En algún momento pensaste en: ¿qué tan honesto puedes ser contigo mismo? Parece mentira que para algunas personas es más fácil ser más honesto con los demás que con ellos mismos.

Para eliminar las excusas, debes salir de ese camino que no te deja avanzar. Tu objetivo principal es convertirte en la persona que quieres ser. Por eso, es importante que crees hábitos, es decir, actividades cotidianas que te ayuden a salir de ese círculo de mentiras.

Existen 5 hábitos que tendrás que implantar en tu vida, ellos son:

1.- El hábito de estudio

Una persona que se prepara porque es su decisión y no porque alguien lo está supervisando, tendrá mayor autonomía. Algunos niños se acostumbran a tener a sus padres al lado para poder hacer las tareas, son incapaces de tener la iniciativa de realizarlas.

Como adultos debemos aprender a eliminar las excusas de pensar que todo lo sabemos y no tenemos tiempo. Si queremos tener crecimiento personal, hay que lograr la humildad intelectual.

Al hablar de humildad intelectual nos referimos a la disposición que tiene la persona de seguir aprendiendo. Un verdadero líder acepta que no todo lo sabe y que necesita seguir ganando conocimiento.

Para alcanzar esta práctica de la humildad intelectual, la persona debe analizar la información que recibe. Igualmente, procede a autocriticarse y compara los nuevos datos con los que posee. Si buscas eliminar las excusas tendrás que aceptar aquellos conocimientos nuevos y colocarlos en práctica.

2.- El hábito de la exposición

En el caso de que seas el tipo de persona acostumbrada a las mentiras, tu cerebro estará programado para ello. Si tú deseas por ejemplo, hacer ejercicios y te invitan a trotar muy temprano en la mañana, rápidamente rechazarás la invitación con una excusa.

Para bloquear nuestro cerebro, hay que imaginar que nos exponemos todo el tiempo a un público que nos está viendo. Al tener esto presente en nuestra memoria nos veremos en la necesidad de demostrar que podemos luchar por nuestros propios objetivos.

3.- Enfrentarnos a otros

Otra forma de eliminar las excusas es confrontarnos con otras personas que vivan de las justificaciones. Al convertirnos en héroes de otros poco a poco las mentiras se irán de ellos y de ti.

Las otras personas servirán como reflejo para que consideres cambiar. Deja de limitarte y aprende a vivir cada proceso o meta alcanzada.

4.- Ser reflejo

Si quieres dejar de ser seguidor y transformarte en líder, tienes que considerar los siguientes aspectos:

  • Un líder inspira, motiva y dirige.
  • Se gana la admiración tanto por sus palabras como por las acciones que realiza.
  • Entrena a sus seguidores.
  • Espera y demanda lo mejor de su equipo.
  • Sabe que es el espejo de otros y de esta manera modifica su conducta.

5.- Retarda tu respuesta

Para eliminar las excusas tenemos que luchar contra nuestras respuestas justificadas. Cuando se nos presente alguna pregunta que vayamos a responder con una excusa, tómate tu tiempo. Trata de mantener el control, pide un tiempo y piensa los beneficios que tendrá para ti.

Por ejemplo, si deseamos trotar y un amigo se nos acerca para decirnos que trotemos mañana. Nuestro cerebro rápidamente enviará una excusa, ya sea que tienes que trabajar o cuidar a tus hijos.

Al luchar contra ti mismo para vencer tu propio mundo de mentiras y justificaciones, reprogramas tu cerebro. En poco tiempo el camino de eliminar las excusas no será tan difícil.

Al eliminar las excusas dejas de ser seguidor

Al conocer estos 5 hábitos pasarás a tomar control de tu vida y será más fácil cumplir las metas. La mayor parte del tiempo no cumplimos lo deseado porque nosotros mismos nos limitamos con las excusas. Creemos que nos estamos protegiendo, pero realmente nos hacemos daño.

Al tener excusas formamos malos hábitos que nos convierten en personas poco productivas. Además, nos desconocemos a nosotros mismos cuando no sabemos que somos capaces de hacer.

Si crees que necesitas ayuda para eliminar las excusas y dar el paso como líder de un equipo o de tu propia vida, El Trampolín te ofrece la mejor asesoría y acompañamiento para que te transformes en otro tipo de persona.

,

PERSONA POSITIVA: ¿CUÁL DEBE SER TU ACTITUD ANTE LA VIDA?

¿Te consideras una persona positiva?

Estas son preguntas que suelen ser muy fácil de responder sin pensarlo lo suficiente. Sin embargo, este artículo tiene como objetivo llevarte a tu verdadera realidad y qué pienses si en verdad eres una persona positiva.

Para ello, evalúa qué hiciste la última vez que llegó un problema:

  • ¿Agachaste la cabeza y saliste corriendo?
  • ¿Qué acciones tomaste en el primer momento que los demás te señalaban con palabras negativas?
  • ¿Sentiste lástima por ti mismo?

La persona positiva al tomar una decisión

En la vida existen dos caminos que puedes elegir a la hora de tomar decisiones. Nos referimos por inspiración y desesperación. La primera destacan aquellas personas que determinan un accionar porque desean avanzar hacia un objetivo. En cambio, las personas que toman de decisiones por desesperación intentan alejarse de algo.

Lamentablemente, la gran mayoría de personas mantienen la actitud de desesperación queriendo huir de algo o de alguna circunstancia. Aquí cabe la pregunta, ¿de qué estás huyendo? Por lo general, este grupo de personas viven eligiendo cualquier cosa en este tipo de ambiente.

Hay personas que pertenecen a un minúsculo grupo, que desean mantener una actitud firme ante la vida. Este grupo quieren avanzar independientemente de sus circunstancias. De ellos, se forjan los grandes líderes que toman decisiones por inspiración.

Es el momento que determines cuál es ese objetivo que te guía a seguir a pesar de la situación. Algunas veces no irás tan rápido porque ciertos factores no te dejan avanzar, pero no desistas de lo que deseas.

Persona positiva

Fuiste una persona positiva en la niñez

Cuando éramos niños nuestros padres nos ayudaban a caminar, dejaban sus brazos abiertos para que avanzáramos hasta donde ellos se encontraban. De esta manera, había un motivo para dar unos pasos. Nosotros nos caíamos constantemente. Sin embargo, de cada caída tomábamos más fuerza porque teníamos una visión y era abrazar a nuestros padres.

Cuando fuimos creciendo perdimos esa habilidad, simplemente porque ya no teníamos visión para avanzar. Por lo tanto, aumentaba las ganas de huir. Es decir, este tipo de personas mantienen una actitud negativa porque sienten que no tienen salida.

La mayor parte de los seguidores viven sumergidos en esta actitud tan oscura y sin esperanza. Son del tipo de personas que cuando todo va bien ellos están bien, pero cuando es al contrario entran en este ambiente de negatividad.

¿Cómo ser una persona positiva?

Para poder responder esta pregunta, debemos considerar 4 pilares fundamentales de nuestra vida como:

1.- Mental

Comienza el cambio al enfrentarte con el enemigo más poderoso que tienes, nos referimos a ti mismo. Evita ser tan mal agradecido y pensar que no eres nada. Ya basta de vivir todo el tiempo en una actitud de derrota y de pesimismo. La vida es muy corta para sabotearnos a nosotros mismos.

Analiza quién en el transcurso de tu vida te enseñó a ver lo malo en vez de lo bueno. Quizás es alguien cercano a ti, un amigo o un familiar. Quién es esa persona que usurpó tus sueños. Alguien más nos enseñó a pensar de forma negativa, opiniones que nos destruyeron por dentro y hoy llevamos como una cruz.

Se vale que renueves tu cerebro y comiences hacer cambios importantes para que dejes de ser un seguidor.

¿Cómo te estás alimentando de forma mental?

Todo lo que salga de ti es porque entró en ti. La calidad de tus actos es directamente proporcional a tus pensamientos. Una persona positiva acepta aquellas palabras que contribuyen con su desarrollo mental. Sin embargo, no existe persona que pueda bloquear las palabras negativas a las que está expuesta.

Podemos decidir por ejemplo, no ver noticias o no hablar con ciertos individuos que nos quitan energía. Las personas tóxicas o negativas suelen generar un ambiente hostil. Cuando eres seguidor aceptas esas palabras. Los líderes procesan y filtran cada frase que escuchan a través del liderazgo. Entonces, ¿en qué punto te encuentras tú, eres líder o seguidor?

Lo importante no es el mensaje que estás escuchando, lo fundamental es que tú decidas qué es verdad y qué no lo es. La decisión está en ti, toma aquello que te va a inspirar. Si aceptas esas palabras negativas como verdad, todo lo que saldrá de ti será negativo. Además, que bloquearás la visión.

Un líder protege su cerebro de aquellas palabras que escucha, clasifica la información con la que se va a quedar. Los problemas los define como circunstancias que se convierten en una oportunidad de crecimiento personal.

2.- Físico

¿Cómo proteges tu cuerpo para que seas una persona productiva? Tenemos un objetivo profesional, pero nos olvidamos de cuidar nuestro cuerpo. Tienes que plantearte, lo qué estás haciendo para cuidar tu cuerpo durante los próximos 10 años.

Algunas personas dejan de disfrutar la vida a los 50 ó 60 años porque nunca se preocuparon de cuidarse. Lo único que les importaba era hacer dinero y ahora lo tienen que gastar en su salud. Por eso, comienza a tomar acciones en este asunto.

3.- Emocional

Una persona positiva analiza la reacción que tiene constantemente cuando le llegan diferentes tipos de información. Por ejemplo:

Cuándo alguien nos critica, cuál es nuestra reacción ante ello. Puedes estar de lado de aquellos que escuchan con atención para hacer los cambios necesarios o simplemente pertenecer al grupo de los que se cierran. Una persona positiva tiene control de su vida y por ende, de sus emociones.

Los líderes no se sienten derrotados se replantean para continuar con sus proyectos. No dejes que otra persona decida qué vas a sentir.

4.- Espiritual

Una persona positiva, es agradecida, no se queja todo el tiempo por lo que no tiene. Se enfoca en lo que tiene para construir su día a día y avanzar a la meta.

La mayoría suelen mirar lo que otras tienen y se minimizan por eso. Es en este momento, donde asumen el papel de víctimas y comienzan las excusas para no alcanzar alguna meta.

Cambia de actitud, mantén tu mira en ti. Piensa que existen personas que están peor que tú. Al comprender esta realidad, podrás ayudar a los más desfavorecidos. Hay personas que necesitan de ti. En definitiva, se agradecido con lo que tienes.

En el momento que dices que eres una persona positiva, evalúa si tu base parte de estos 4 pilares. Si realmente quieres cambiar de actitud ante la vida y ser otro, tienes la posibilidad de crecer a través de la mano de un equipo profesional como El Trampolín.

APRENDE A ELIMINAR LA PROCRASTINACIÓN PARA PROSPERAR

¿Cómo podemos eliminar la procrastinación?

Para poder eliminar la procrastinación debemos entender que es procrastinar, es la acción de retrasar o posponer algo. La gran mayoría de personas cuando están en una zona de confort les cuesta salir de allí. Muchas veces la vida nos presenta obligaciones que tenemos que cumplir, pero preferimos dejarla para última hora.

La filosofía de los líderes es hacer las cosas ya, especialmente las urgentes e importantes. Sin embargo, el común denominador son las personas que se convencen así mismas que lo pueden hacer más tarde ¿A qué grupo perteneces? ¿Eres de aquellos que se esconden e inventan miles de escusas para posponer cualquier actividad?

Para poder tener éxito y ser lo más productivo posible, tenemos que comenzar con buen pie la mañana. Seguramente hiciste la promesa el día anterior que te levantarías temprano. Cuando llega la hora y suena la alarma, ¿eres de aquellos que la apagan y continúan en la cama?

Al decidir levantarnos temprano todos los días y no cumplimos, la procrastinación se vuelve un vicio. Nosotros mismos con esa actitud, nos detenemos y dejamos de alcanzar lo que deseamos.

Eliminar la procrastinación

Para avanzar hay que eliminar la procrastinación

No podremos asumir responsabilidades más grandes si la procrastinación se adueña de nuestras vidas. Cuando hoy eres incapaz de levantarte temprano, todos los días serán iguales. Depende de ti parar ese círculo que te lleva a pospones tus metas.

En el momento que decimos “algún día lo haré”, estamos tomando una decisión de forma inconsciente de dejar lo importante para después. Caemos en el conformismo y lógicamente en la comodidad.

Si eres una persona conformista te limitas a ti mismo para alcanzar lo que quieres. Igualmente, pasa al dejar que otra persona tome decisiones por nosotros, el temor de confrontarlo nos convierte en sumisos.

Pasos para eliminar la procrastinación

1.- No castigarnos

Es normal que en el transcurso del día por las diferentes tomas de decisiones y las actividades cotidianas perdamos energía. Entonces, necesitamos contar con equilibrio entre el descanso y trabajar por nuestros sueños. Es válido que nos demos un descanso, pero también hay que planificar el futuro.

Evita castigarte con frases negativas como: “soy un flojo no valgo para nada”. Lo que tienes que hacer es muy simple, reponer energía y tener un tiempo para lo que desees desarrollar. De nada te vale criticarte a ti mismo, esto no te va a eliminar la procrastinación. Aprende a dividir tu tiempo, incluyendo el tiempo de descanso. Mantén la paz contigo mismo.

2.- Atacar los objetivos grandes

Todo gran objetivo, debe tener objetivos pequeños para alcanzar el principal poco a poco. Muchas personas se presionan o se frustran cuando lo ven muy complicado. Por ejemplo, si deseas crear una empresa, tienes que registrarla, buscar inversionistas, hacer y mejorar el producto o servicio, entre otros aspectos. Estos factores hacen que la gente retroceda rápidamente, especialmente al tener poca voluntad.

Plantéate metas medibles que te ayuden avanzar. De esta manera, procederás a eliminar la procrastinación.

3.- Prepara la recompensa

Si estás persiguiendo un gran objetivo tanto en lo personal como en lo profesional, tienes que ir a un paso a la vez. Además, de tener una recompensa por cada avance que tengas. Sin embargo, cuando no disfrutamos el proceso y todo el tiempo lo vemos como una obligación, hay que cambiar de objetivo.

Un líder aprende autocontrol atrasando la recompensa, ya que piensa a largo plazo. Al restringirse, se da una orden así mismo y sabe que la tiene que cumplir. Si todo el tiempo te recompensas por cada actividad mínima que hagas, debes reflexionar si este proceso es un sufrimiento para ti.

Entiende que cada objetivo logrado, ya es una recompensa, se supone que tú elegiste el proceso. No persigas nada que no te inspires o que sientas que es una obligación. Al estar comprometido con lo que estás haciendo, esto permitirá eliminar la procrastinación de tu vida.

4.- Persigue progreso no la perfección

Muchas veces nos paramos en realizar algo porque nuestra mente se paraliza, tal vez nos quedamos en el análisis. Pensamos tanto, analizamos escenarios futuros y no le damos respuesta a nuestras propias preguntas. Al estar en esta situación, la respuesta se vuelve nula o se queda escrita en un papel porque somos incapaces de accionar.

Buscamos tanto la perfección que perdemos el tiempo en análisis y cuando nos damos cuenta otra persona se nos adelantó. Es bueno que evalúes, pero también piensa en ejecutar, no te quedes en la teoría nada más. En la práctica vas puliendo las estrategias que pensaste.

Hay personas que viven en la constante espera del momento correcto, usualmente no lo encuentran. Para eliminar la procrastinación también hay que sacar de nuestra mente la excusa del momento perfecto.

El líder crea el momento correcto priorizando progreso sobre perfección. Cuando nos saturamos a nosotros mismo con mucha información, terminamos consumiendo nuestra energía y fuerza de voluntad. A veces tenemos tantas opciones que nos cuesta ser determinantes con lo que debemos hacer.

Camina hacia el éxito

Al eliminar la procrastinación de tu vida cuando decides tomar estos 4 pasos, te conviertes en alguien más productivo. A veces necesitas la ayuda de un coachte que te ayude a eliminar ciertos hábitos de tu vida y sacarte de la zona de confort. En El Trampolín cuentas con un equipo preparado para que poco a poco alcances el éxito.

No atrases tus sueños, toma el control de tu vida.

,

DESARROLLO PROFESIONAL: COACHING PARA CONSEGUIR EMPLEO

Coaching para apoyar el desarrollo profesional

Existen momentos que a nivel laboral te pueden ir terrible, te quedaste sin empleo o simplemente te urge un cambio. Para poder tener el desarrollo profesional esperado, necesitas tener la mente clara. Por esta razón, el coaching laboral se convierte en tu mejor aliado para  contar con una mente organizada y enfocada.

Antes de seguir con la lectura de este artículo debes comprender que al mencionar el término de “mente clara”, nos referimos a conocer los siguientes aspectos:

  • Saber quién eres como persona
  • Hacia dónde quieres ir
  • Conocer las capacidades y talentos que posees

En pocas palabras debes autoconocerte para saber que deseas de ese nuevo empleo. La idea es que el coachee tenga la capacidad de responder cómo, dónde y cuándo te gustaría conseguir empleo.

A veces no tienes el empleo soñado por culpa de ti mismo que no te valoras como personas. Prefieres querer más a una empresa que a ti. Desde que en un primer momento cuentas con un objetivo profesional, es allí donde comienza tu búsqueda.

Desarrollo profesional

¿Qué es el coaching para el desarrollo profesional?

El coaching contribuye a que las personas puedan sacar el mayor provecho a las posibilidades que tienen como individuo. Por lo tanto, el coaching te ayuda a superar tus barreras y limitaciones.

Es un proceso de crecimiento que se alcanza a través de la reflexión y acciones a realizar. Se adquieren compromisos y responsabilidades con uno mismo. Este tipo de cambio vincula el autoconocimiento que debes poseer para modificar conductas y comportamientos.

Cuando nos referimos a coaching para el desarrollo profesional, se extiende a un proceso de entrenamiento personalizado y confidencial. Se trabaja a través de ciertas herramientas que ayudarán a detectar dónde estamos y dónde deseas ir.

¿Cómo puede ayudar el coaching para el desarrollo profesional?

El coaching para el desarrollo profesional también se le puede llamar coaching laboral o job coaching. El coach acompaña al cliente a conocerse tanto a nivel personal como profesional. Durante este proceso afloran conocimientos, competencias, habilidades, valores, entre otros aspectos, también destacan aquellas actividades cuyo desarrollo se realizan con fluidez.

El proceso de autoconocimiento favorece a que el coachee salga a relucir sus mejores talentos. Así podrás centrar tu esfuerzo en modificar las debilidades que no te permiten alcanzar los objetivos.

Al reconocer tus talentos, te permitirá destacar sobre otros profesionales o candidatos. De esta manera, tendrás un mejor posicionamiento y mayor probabilidad de ser seleccionado.

Igualmente, el coaching para el desarrollo profesional apoya a aquellas personas que por alguna circunstancia perdieron su trabajo.  Además, ayuda a los coachees que atraviesan cambios o conflictos laborales.

Por otro lado, facilita la comunicación entre tus compañeros. También te guía para que puedas buscar empleo por primera vez. Es una herramienta fundamental para que te enfrentes al mundo laboral con optimismo.

Posibles preguntas para el coaching laboral

El coach durante tu proceso te formulará algunas preguntas que tendrás que responder con la mayor sinceridad. Estas preguntas te conectarán con tus pensamientos, con tu interior y reconocerás qué deseas alcanzar. Algunas de estas preguntas pueden ser:

  • ¿Qué actividades debes mejorar en tu búsqueda de empleo?
  • ¿Para quieres trabajar en determinada organización o sector?
  • ¿Cuáles son tus talentos a nivel profesional y personal?
  • ¿Cómo te visualizas en dos, tres o cuatro años?
  • ¿Dónde puedes buscar más oferta de trabajo?
  • ¿Cuál es tu plan para conseguir el empleo deseado?

Estas son algunas preguntas que te ayudarán a tener un mejor enfoque en tu objetivo profesional.

Proceso de coanching para desarrollo profesional

Por lo general un programa de coaching contempla:

1.- Identificar la situación actual en la que se encuentra el coachee, tanto su punto de partida como su meta.

2.- Establecer técnicas para mejorar las habilidades comunicativas.

3.- Replantear la forma de relacionarse con los demás.

4.- Conocer las habilidades del coachee y qué conocimientos nuevos debe adquirir.

5.- Enseñarle al coachee a aprovechar las oportunidades.

6.- Canalizar una estrategia efectiva de acuerdo a las condiciones y aspiraciones del coachee. Esto facilitará la forma de venderse como candidato.

5.- Apoyar al coachee en la creación de su marca personal.

6.- Gestionar las conductas negativas que deben ser modificadas. Por ejemplo, la frustración, la incertidumbre y la falta de objetivos.

¿Por qué invertir en un programa de coaching para el desarrollo profesional?

Sin duda alguna, no te arrepentirás en forma parte de este tipo de programas, ya que los beneficios serán mayores. Sin embargo, para que esto resulte tienes que tener la mente abierta, debes dejarte aconsejar. Además, es recomendable que mantengas una actitud proactiva.

Para que puedas experimentar esta experiencia puedes comenzar a leer sobre el tema. Por ejemplo, consulta el portal web y las entradas de un blog referente a coaching, uno de ellos, es El Trampolín.

Realiza sesiones de coaching, serán de mucha ayuda para que te puedas encontrar como persona. Pero, si tienes dificultad para tener sesiones presenciales podrás solicitar un asesoramiento online, que de igual forma te ayudará.

También para saber más sobre este tema puedes leer algunos libros escritos por coachee. Este será un paso más para transformar tu vida.

Conclusiones

El coaching para el desarrollo profesional fortalece tu objetivo, ya que aceptas lo que realmente deseas. Al trabajar en tu propio autoconocimiento, eres capaz de realizar los cambios que necesitas.

Cualquier profesional puede reinventarse y encontrar otras vocaciones. Planifica y arma una hoja de ruta a nivel profesional. Es decir, traza una guía con tu coach para que no estés sin rumbo.

Estas son algunas ventajas que te hará un profesional más atractivo en el mundo laboral. No pierdas, la oportunidad de crecer como persona.

,

¿CÓMO MULTIPLICAR TU ENERGÍA COMO LÍDER?

La energía como líder en el emprendimiento

Tu energía como líder es el principal recurso que posees. Tienes que cuidarla, no desgastarla en situaciones sin importancia o con personas que te la roban. Igualmente, al distraerte de alguna actividad donde necesitas estar enfocado, pierdes poco a poco energía.

Al comenzar una actividad evita distracciones, trata de mantener el ritmo. Cuando se pierde la continuidad de lo que se está haciendo cuesta muchísimo volver a recuperar la concentración.

Un líder influye en sus seguidores desde su energía para que los demás logren los resultados esperados. También anima a que cada miembro de su equipo trabaje con ánimo y centrado en la actividad.

La energía de un líder

¿Qué es aquello que hace que pierdas tu energía como líder?

Analiza qué hace que pierdas tu tiempo, te distraigas y por ende baje tu energía hasta llegar al punto de parar tu actividad. En definitiva piensa, qué tiene tanto poder para que determines dejar tu trabajo para mañana.

Una vez que identifiques los factores que te sacan energía, es hora de tomar el control. Por ejemplo, cuando éramos niños era difícil controlar nuestra energía.  Esto se debe a que nuestros padres o representantes jugaban un rol fundamental que nos permitía ahorrar y recargar energía.

Al ser niños obedecíamos y alguien controlaba nuestras horas de dormir, comer, distraernos, entre otras actividades. Si evaluamos este ejemplo notamos que estas son variables como dormir bien, comer, tomar decisiones, entre otras que permiten aumentar la energía en una persona.

¿Qué ocurre en la adolescencia?

En el momento que llegamos a la adolescencia comenzamos a tomar decisiones, y por lo tanto, estas variables se ven afectadas por la toma de decisión que tengas. Pasamos ese día decidiendo qué ropa me voy a colocar, si vamos a ir a la fiesta, entre otras cosas. Eso nos quita energía.

Durante la adolescencia somos presos de nuestras emociones, ellas son las que determinan qué vamos hacer. Por lo tanto, se deja de lado a la razón y nos dejamos llevar por nuestros sentimientos.

En la adultez

Se supone que ya quemamos la etapa de la niñez, donde no teníamos el control. En la adolescencia estábamos comenzando a tomar decisiones.

La energía como líder se ahorra a través del enfoque y de las tomas decisiones lógicas, se deja de un lado la emoción. Además, un verdadero líder se adelanta a los acontecimientos para tener una selección evaluada.

La diferencia entre un líder y un seguidor, es que este último vive un día a la vez. Es decir, cómo va el día, él toma de decisión de lo que hace. Al contrario, los líderes piensan por adelantado. La actividad que realizarán el día de mañana lo planea hoy.

Las indecisiones te quitan energía como líder

Si al levantarnos en la mañana caemos en la indecisión de no saber qué vamos hacer hoy, comenzamos a perder energía. Un líder ya tiene en su agenda las actividades de ese día. El asunto es que la mayoría de las personas carecen de la motivación para asumir el control.

Un líder que ya tiene planificado su día a día, no tiene que pensar desde que comienza la mañana. Esto lo ayuda a mantener sus niveles de energía altos. Una persona que se lidera a ella misma siempre tendrá niveles energéticos superiores a una que toma decisiones en el momento.

Síntomas de una persona con bajo nivel energético

  • Desinterés

Cómo reconoces a una persona con desinterés, cuando le presentas una idea y todo le parece mal. Vive en una nube negra, en un mundo lleno de negatividad.

Al permitirle al desinterés que entre en tu vida la energía como líder disminuye y el resto del equipo o seguidores se contagian. Ya es hora que te autoevalúes y por ende, te formules la siguiente pregunta:

¿A todo lo que te dicen le pones una objeción? Si esto es así, significa que tienes tu energía baja. Cambia, trata de analizar las propuestas y pensar en su lado positivo. Tal vez, en este momento tu energía como líder es pobre porque nunca amaste lo que haces.

  • Desmotivación

Ocurre cuando comenzamos emocionados con un proyecto, pero con el pasar del tiempo nuestro cerebro nos envía excusas para abandonar. Lamentablemente, esto es un mal que le ocurre a muchas personas inician cualquier cosa, sin embargo no la culminan.

Hazte la siguiente pregunta: ¿con qué frecuencia culminas tus proyectos?

Para sacar de nuestra vida la desmotivación, hay que cuidar los niveles de energía.

  • Desanimo

Este aspecto tiene fuerza para confundirnos, nos cuesta arrancar aunque no estemos desmotivados y ni desinteresados. Algunas personas se mantienen en un estado de confusión permanente. Vivimos pensando y no ejecutamos.

¿Con qué tanta frecuencia quieres hacer algo, pero no lo terminas de ejecutar?

Recupera tu energía como líder

1.- Vive el presente. Muchas personas se desinteresan, desmotivan y desaniman porque piensan en el futuro. Por lo tanto, ven la meta como inalcanzable, imposible, su energía como líder baja y sus seguidores también se desalientan. Trata de vivir el presente, disfruta el proceso para alcanzar tu meta.

No puedes amar el resultado sin enamorarte del proceso.

2.- Mantén tu visión. Recuérdate a diario lo que estás persiguiendo. Hay que refrescar el objetivo todos los días, así te mantienes motivado.

3.- Continúa estudiando. Si tú quieres mantener tu energía como líder también necesitas entrenar el cerebro. Al amar lo que haces será muy fácil leer o mantenerte informado sobre tu pasión. Al tener la información posees el poder. Actualízate constantemente.

Prepárate todos los días más allá de un título. Nosotros somos los responsables de cuidar nuestros niveles de energía. Controla todos estos aspectos a través de las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo estoy durmiendo?
  • ¿Cómo es mi alimentación?
  • ¿Estoy viviendo el presente?
  • ¿Cuál es mi visión?
  • ¿Adquiero una dosis diaria de información?

Si quieres ser un verdadero líder, te recomendamos que solicites apoyo en una sesión de coaching individual, en El Trampolín te transformamos de seguidor a líder.

,

Enemigos que amenazan la gestión de tiempo y la productividad

Factores internos y externos que interfieren en la gestión de tiempo

Un día tiene 24 horas que no se podrán recuperar ni retroceder cada minuto, así que no hay vuelta atrás. Nuestra gestión de tiempo se ve afectada cuando no logramos los resultados esperados por no saber administrar el desarrollo de cada tarea.

Para todos la cantidad de tiempo disponible es el mismo. Entonces, tenemos que formular la siguiente pregunta: ¿por qué para otros el tiempo es más fructífero?

Es posible que estas personas sepan identificar cuáles son esos factores que les impiden aprovechar su tiempo. Esto significa que estas personas saben emplear bien cada hora y además, no se dejan dispersar por los ladrones del tiempo.

Diferentes estudios determinan que los ladrones del tiempo pueden robarnos entre 50% y 70% de horas efectivas de trabajo. A veces sentimos que trabajamos mucho, pero conseguimos muy poco. Es decir, empleamos más tiempo en una actividad cuando otras personas la realizan en menor tiempo posible. En tal sentido tenemos que autoevaluarnos.

Gestión de tiempo

Identifica tus ladrones del tiempo

La gestión del tiempo se convierte en nuestro mejor aliado cuando identificamos cuáles son los factores que interrumpen el desarrollo correcto de cualquier actividad.

Factores externos

Algunos factores externos pueden generar que no seamos capaces de ejercer una buena gestión de tiempo. Tal vez algunos de estos elementos te logran distraer como:

  • El móvil:

Una llamada o un mensaje de voz que podemos realizar como emisores ayuda ahorrar tiempo. Sin embargo, también logra distraernos o interrumpir cuando atendemos una llama muy larga. De igual forma, pasa con la mensajería y en especial con las redes sociales.

Si este es tu caso tienes que aprender a desconectar el teléfono cuando sea necesario. Tener el móvil activo genera desconcentración y nos desliga de la actividad que ejecutamos en ese momento.

  • El correo electrónico

Mantener el correo abierto todo el día con ventanas emergentes que nos avisan la llegada de nuevos mensajes, es un error que nos distrae constantemente. La tendencia es que paremos lo que estamos haciendo y procedamos a revisar el correo.

Desconecta la mensajería de correo de cualquier equipo electrónico para que no te distraigas. Es mejor que establezcas horarios para chequear el correo y de una vez responder los mensajes. Te aconsejamos que no revises el correo más de tres veces al día especialmente cuando tienes múltiples ocupaciones.

Programa tus horarios para revisar los correos electrónicos. Para ello, puedes configurar el correo para que te avise los nuevos mensajes en un espacio determinado de tiempo. Así realizarás tus actividades de forma normal y tendrás una gestión de tiempo fructífera.

  • Las reuniones

Cuando en nuestra agenda las reuniones son frecuentes, debemos planificar nuestro tiempo en función de ello. De nada te servirá asistir a una reunión sin el trabajo previo realizado o por lo menos adelantado.

Si eres el encargado de presidir la reunión trata de ser lo más conciso posible, según lo a merite el tema de la misma. Valora el tiempo de los demás también. Igualmente, al tener un horario programado trata de respetarlo.

En el caso de ser asistente a la reunión,  te recomendamos que organices adecuadamente tu agenda. Toma las previsiones ese día y si es posible adelanta las actividades que tienes programadas. La idea es que puedas participar sin ningún inconveniente.

La gestión de tiempo en una reunión de trabajo es fundamental para alcanzar el objetivo de la misma. Por otro lado, evita las interrupciones y la mala organización.

  • La televisión

También es otro instrumento que nos puede entretener y sacar de la concentración que necesitamos en nuestra cotidianidad. Si tú eres del tipo de persona que se acostumbró a tener el televisor prendido la distracción será una constante.

Es preferible que pongas a grabar tu serie favorita a que estés trabajando mirando la televisión.  Si eres un trabajador independiente tú sabrás administrar tu tiempo para terminar tu trabajo y luego ver tv.

Factores internos

  • Falta de planificación

La gestión de tiempo es afectada por la desorganización que podamos tener en nuestra cotidianidad. Cuando no sabes cuánto te demoras en hacer una tarea, tú día será menos productivo.

Al conocer cuánto tardas en desarrollar mejor una asignación tendrás una agenda más coordinada. Además, sentirás que con las 24 horas bastará para realizar todos tus pendientes.

  • La multitarea

Realizar varias tareas a la vez nos quita tiempo para aquellas que son imprescindibles. Evita pensar que eres un ordenador o una persona guay que puede con todo. Pregúntate: ¿qué es más importante? Al responder esa pregunta podrás clasificar mejor las actividades a realizar.

  • La concentración

Esto es un elemento vital para tener eficiencia en la gestión del tiempo. Tienes que decidir entre estar centrado en aquella actividad que te roba minutos valiosos o la tarea que debes hacer. Esto depende exclusivamente de ti. Tú eres la única persona que puede controlar esta situación, aunque también podrías solicitar ayuda con un terapeuta o un coaching para que puedas dominar esta debilidad.

Para algunas personas resulta imposible mantener la concentración en alguna actividad, se distraen fácilmente, así que no te sientas mal si es tu caso. Por eso, cuando se te es imposible, solicita apoyo.

  • La impuntualidad

Al llegar a una reunión con impuntualidad, pierdes el hilo de la conversación, además afecta tu imagen. Igualmente, cuando entregas trabajos a destiempo. A su vez esto puede producir hasta retraso en otras actividades.

  • El perfeccionismo

Si eres este tipo de persona pierdes tiempo en buscar constantemente la perfección. Nunca estás conforme con tu trabajo. Al dedicarle minutos a una tarea y finalizarla, es un error retroceder constantemente porque no estás conforme.

Combate los enemigos de la gestión de tiempo

Determina el tiempo que le debes dedicar a las diferentes tareas cotidianas. Esto es lo primero que debes realizar antes de comenzar a laborar. Si es necesario y estás en la línea de mando aprende a delegar.

También es importante que reconozcas cuáles son los factores que te quitan tiempo. De igual manera, aprovecha en poner en práctica algún método para combatirlo.

Si te cuesta por ti mismo cambiar los hábitos, te aconsejamos pedir ayuda. En El Trampolín nuestras secciones de coaching te pueden facilitar y guiar para que alcances tus metas sin perder ni un minuto más.