CONDUCTAS QUE PUEDEN MATAR EL LIDERAZGO

¿Cómo líder eres capaz de matar el liderazgo?

En este artículo el tema central son aquellas conductas que asumes y que por lo tanto, son capaces de matar el liderazgo. Es decir, pierdes el rumbo de tu equipo y del trabajo, el mando te queda grande porque perdiste el control total de la situación.

Los líderes en la actualidad se enfocan en mejorar, desarrollarse y evitar aquello que pueda generar conflicto. Así, podrán mantener un nivel alto en todos los factores que promueven un buen liderazgo.

Ahora es el momento que pienses en cuáles de los siguientes errores cometes que te llevarán al fracaso. Todavía tienes tiempo de corregir.

Errores frecuentes en tu liderazgo

1.- No reconoces las fortalezas del equipo

Uno de los errores más frecuentes, tal vez por la falta de tiempo, es no tomarte aunque sea un minuto para aplaudir el talento y la fortaleza de la gente. Es normal que a cualquier persona le encante demostrar su talento y que el líder lo reconozca.

Cuando se vuelve un mal hábito no valorar a cada miembro de tu equipo y sacar su mayor potencial, el desánimo va creciendo. Un equipo descontento produce que los objetivos se pierdan en el tiempo y los resultados se han difíciles de alcanzar.

Matar el liderazgo

2.- Matar el liderazgo a través de la información

Si eres del tipo de líderes que para mantener el control y el poder hay que acumular información, además de restringirla siendo de interés para el equipo, cometes un gran error. Mientras más transparente seas mejor.

Un ejemplo claro, es cuando estableces desde el primer momento las normas de trabajo. Cada miembro del equipo de forma transparente debe conocer qué pasa si rompe esa norma.

Al ocultar información que tiene un valor importante para tu equipo, ya que puede afectarlo o beneficiarlo, se rompe la confianza. Cuando esta situación sucede en el clima laboral se vive un ambiente incómodo y todos comienzan a ocultar datos también.

El líder tiene que generar un ambiente de tranquilidad y confianza para que circule la información normalmente. De la misma manera, este liderazgo debe participar para que sea como un filtro y llegue los datos correctos, con la finalidad de obtener los resultados esperados.

3.- Gestiones para matar el liderazgo

Como líder puedes realizar varias actividades para tratar de mantener un ambiente armónico de forma incorrecta. Un ejemplo más concreto es:

Al realizar el proceso de selección del personal, desde ese primer momento no formulas las preguntas correctas para saber si se adaptará o no a la cultura empresarial. Por esta razón, el actual ingreso le cuesta adaptarse por desconocimiento y porque el líder no trabajó en su proceso de incorporación.

Es difícil que un nuevo integrante se adapte a una cultura de trabajo totalmente distinta a él, especialmente, cuando no está acostumbrado a lidiar con las normativas u otras circunstancias.

4.- Poca inteligencia emocional

Un líder que es incapaz de controlar sus emociones no podrá gerenciar a su equipo. La falta de autoconocimiento de quién eres como persona colabora a matar el liderazgo. Al dirigir conoces cuáles son tus puntos fuertes y débiles. Además, sabes qué actividades ejerces de forma excelente y en cuáles necesitas ayuda.

Un verdadero líder se conoce a sí mismo y por lo tanto, a los demás también. Igualmente, tiene que ser empático, un buen comunicador, respetuoso y extender los canales correctos para ganar la confianza. Todo esto forma parte de las características precisas de una persona que posee inteligencia emocional.

Si eres el tipo de persona que quiere tener la razón en todo y no dejas que otros participen con sus opiniones, cometes un grave error. En poco tiempo el equipo se desmotivará y la confianza estará por el suelo. Obviamente, cada integrante se desprende de la filosofía organizacional y dejan de compartir esos valores laborales.

5.- El tiempo que le ofreces al equipo

Así como planificas reuniones con todo el equipo, debes hacerlo con cada uno. Entonces, también toma en cuenta que necesitas tiempo para escuchar a todos sus miembros.

6.- Controlar los nervios

Otra manera de matar el liderazgo es no dominar los nervios especialmente en los momentos de tensión. Cuando se presenta las dificultades y te llenas de temor, lamentablemente pierdes la autoridad para dirigir.

7.- Rodearse exclusivamente de aduladores

Si te gusta nada más codearte de aduladores, te dedicas a escucharlos y evitas las críticas, cometes otro grave error. Este factor te llevará al fracaso como líder y a no lograr los resultados esperados.

La idea es que aceptes cuando te equivoques y tengas la capacidad de corregir lo más pronto posible.

8.- La insatisfacción personal

Cuando estás insatisfecho esto te puede llevar a la frustración. A veces pasa que el líder es insaciable, quiere ir más allá de las metas establecidas. Entonces, en el caso de que alcanzó el objetivo común, pero no traspasó aquella meta, tiende a no festejar ese logro.

Esta situación anterior genera en el equipo frustración también y por ende, un bajo nivel en sus actividades. El equipo necesita apoyo, reconocimiento y que lo animen al logro de los objetivos.

9.- No asumir las culpas

En el momento que no decides asumir tus equivocaciones y culpas a otros, sueles matar el liderazgo poco a poco. Tu equipo no te respetará y te dará la espalda en el momento que lo necesites.

Estos son algunos ejemplos claros de características que logran matar el liderazgo de una empresa. Por esta razón, si deseas mejorar como líder toma estos consejos y acude a las sesiones de coaching de El Trampolín para que superes tus propias expectativas empresariales.

,

¿QUÉ CARACTERIZA A LAS PERSONAS RESILIENTES?

Personas resilientes

Las personas resilientes transforman el mundo

Hay momentos donde la vida te juega una mala pasada y te deja contra la pared. Ejemplo de ello, es la muerte de algún ser querido, la ruptura de pareja, problemas de salud y dificultad económica. En medio de la dificultad es donde surgen las personas resilientes.

En la actualidad el mundo sufre por un enemigo invisible, que no conoce credo, raza, partidos políticos ni estatus social. La vida que conocíamos cambió. Sin embargo, tu esperanza crece en que vendrán tiempos mejores y todo volverá a la normalidad.

En el mejor de los casos tendrás una actitud positiva. Pero, tal vez con el pasar de los días, al ver las estadísticas tan aterradoras que deja el Covid-19 llegas a un límite y colapsas. Y será normal que te pongas en duda y te cuestiones: ¿Cómo puedo evitar llegar a mi propio límite y que opciones tengo?

Cuando la duda se apodere de ti, tienes dos caminos, el primero es dejarte vencer por las circunstancias y el segundo es salir fortalecido de esa situación adversa. La persona resiliente es aquella que resurge de sus cenizas y es capaz de transformar su vida. Además, de arrastrar a los demás a ese clima más positivo.

Personas resilientes

¿Cómo definir a las personas resilientes?

Las personas resilientes, tal vez tengan una predisposición genética a tener un buen carácter.  Sin embargo, esta característica no las define como tal. Esto se debe a que hay individuos que demuestran con su trayectoria de vida, que han evolucionando como persona.

Si tienes a alguien cercano que muestra resiliencia, quizás sea tu ejemplo a seguir e inspiración para vencer los problemas. Aunque hay otro tipo de personas que encuentran el camino por ellas mismas para a afrontar cualquier situación con optimismo.

¿Qué tipo de persona eres tú? y ¿cómo ves el mundo en los momentos actuales? Piensa en qué grupo estás, si perteneces a los que se quedan anclados en el miedo o buscas aprender y reinventarte.

8 Características de las personas resilientes

1.- Optimistas

Por lo general, este tipo de personas suelen afrontar el día a día con una actitud positiva. Esto no quiere decir que sean conformistas, pero si intentan de buena manera adaptarse a su entorno con soluciones.

Las personas resilientes mantienen el buen sentido del humor y alejan de su vida a las personas que les encanta jugar el papel de víctima.

2.- Reconocen sus potencialidades y limitaciones

Con valentía asumen el reconocimiento de sus potencialidades y limitaciones. La idea es que evalúes tus fortalezas y debilidades. Se trata de dejar de lado las dudas y centrarte en lo que si sabes, puedes o tienes.

La mayoría de las personas resilientes se autoevalúan para saber con qué recursos cuentan. A partir de esta premisa, estructuran su objetivo y las estrategias que aplicarán para llegar a ese sueño.

3.- Creatividad

La creatividad se apodera de este tipo de personas que transforman una experiencia dolorosa en una oportunidad. Al recrear una nueva forma de resurgir de cualquier problema y aplicarlo, se renuevan. De igual manera, modifican la vida de muchas personas cuando forman parte de su proyecto o simplemente conocen su testimonio.

Piensa en posibilidades diferentes y creativas  para saltar los obstáculos y así, levantarte nuevamente.

4.- Viven en el presente

Para que te conviertas en una persona resiliente tienes que saber a dejar el pasado y abandonar las preocupaciones por el futuro. Debes aprender a no sentirte culpable por lo que hiciste o no en el ayer. A los optimistas no les preocupa ni el pasado ni el futuro, van a su propio paso. La idea es disfrutar el proceso de cada vivencia para construir lo que desean alcanzar.

Los resilientes aceptan cada experiencia y tratan de sacarle el mayor provecho. Aprenden de cada detalle, no pierden su capacidad de asombro y valoran más la vida.

5.- Evitan las personas toxicas

La gente tóxica atrae negatividad y contagia a los demás con su pesimismo, este modelo se aparta de ellos.  Por lo tanto, para lograr la resiliencia necesitas rodearte de personas positivas. Mantener una red de contactos y de amigos que vayan en la misma sintonía que tú, es ideal, ya que serán tu apoyo en los momentos donde tu energía esté por el suelo.

6.- Flexibilidad ante los cambios

Se trata de no quedarse estancado en un camino, adáptate a la situación y cambia el plan que tengas para adecuarte a esa circunstancia. Por lo tanto, valora las diferentes alternativas, no te enfoques exclusivamente en tu plan inicial o en una única estrategia.

Un ejemplo, son aquellos restaurantes tradicionales que por la situación de la pandemia sus emprendedores se vieron obligados a iniciar un negocio online. Tal vez, para muchos fue un proceso que no se lo esperaban, pero decidieron jugársela.

7.- Son perseverantes

Las personas resilientes no se dejan vencer por ese momento difícil y mucho menos abandonan su objetivo.  Esto no quiere decir que van en contra de la corriente. Sin embargo, se dejan llevar por ella y navegan por ese mundo desconocido con la certeza de que todo saldrá bien.

Responde las siguientes preguntas:

  • ¿Qué estás haciendo de productivo durante esta pandemia?
  • ¿Te preparas adquiriendo mayor conocimiento?

Existen dos tipos de personas en esta cuarentena, aquellas que se adormecen y devoran series o pasan horas navegando por internet, y aquellas que se preparan para salir adelante. Si te lo propones y se dan las circunstancias durante esta pandemia puedes llegar incluso a construir un negocio online y ser independiente.

8.- No se alejan de la realidad y mantienen su buen humor

Para conservar su optimismo, el humor es su gran aliado. El reírse de ellos mismos o de sus propias circunstancias fortalece su actitud positiva y su accionar. Esto no quiere decir que se alejen de su realidad, ya que la conocen y la evalúan constantemente.

Después de leer este artículo, nos imaginamos que quieres formar parte de las personas resilientes ¿Cómo lo puedes hacer? El mundo es más fácil si vas acompañado, entonces, necesitas el apoyo de un coach. El Trampolín es una alternativa para ayudarte de manera online a transformar esta realidad que a todos nos afecta. La resiliencia te colmará de fortaleza y te ayudará a encontrarte a ti mismo, además de ayudarte a conseguir tus sueños.

Evita el confinamiento mental, la mejor manera de vencer el coronavirus es fortaleciendo tu conocimiento y tu optimismo. Si ahora dispones de más tiempo, no lo dudes y dedícate a potenciar tu resiliencia a través de sesiones de coaching.

,

CONQUISTAR EL ÉXITO A TRAVÉS DE LAS HABILIDADES SOCIALES

Habilidades sociales

Habilidades sociales que te llevan a tus objetivos

Sin duda alguna, tal vez te pasa que vas a una tienda más costosa, pero el trato es muy agradable. Quieres regresar siempre allí, eso ocurre porque ellos saben relacionarse muy bien con el público. Aquí entra en juego las habilidades sociales que les permite ser exitosos en su negocio.

Puedes poseer mucho conocimiento sobre un tema, pero si te cuesta relacionarte, no llegarás muy lejos. Para potencializar tu desarrollo personal y profesional necesitas fomentar también la inteligencia emocional y la capacidad de socializar.

Un individuo necesita de estas herramientas en las diferentes áreas de su vida tanto en lo personal como en lo profesional. Un ser que le cuesta estar en contacto con los demás se queda aislado y sin avanzar. Una persona con estos problemas tiene que buscar ayuda inmediatamente.

Habilidades sociales

Ventajas básicas para tener éxito en lo laboral

Las empresas esperan que sus trabajadores tengan y adquieran las habilidades necesarias para que sus resultados se transformen en éxito para la organización. Por eso, en el momento de seleccionar a tu personal debes contar con ciertas habilidades sociales como:

1.- Escucha actividad

Las organizaciones actualmente requieren de trabajadores que les importe la opinión de su entorno. Cuando conoces lo que requiere el mercado y las necesidades constantes del público, este punto es muy valorado en cualquier trabajo.

Al saber sobre el lenguaje no verbal, las emociones y escuchar atentamente a la otra persona, hace la diferencia sobre cualquier otro trabajador. Puedes dominar diferentes idiomas, pero si realmente no manejas este concepto, te servirá de nada.

Aunque te expreses muy bien, tal vez cuando alguien está dando su punto de vista inmediatamente comienzas a pensar lo que dirás. Allí está el error, pierdes el interés y a su vez la contundencia para emitir un argumento que a ambas partes le interese.

2.- Empatía

Cuando te conectas con el otro, te pones en su zapato y entiendes sus emociones, se produce la empatía. En el momento que demuestras tu cercanía con la otra persona y comprendes su situación generas un clima de confianza.

Si tu receptor confía en ti, ganas indudablemente su lealtad.

3.- Asertividad

La persona asertiva defiende su opinión con argumentos y respeta al otro. Se expresa en forma clara y es muy precisa al emitir cualquier opinión.

4.- Capacidad de negociación

En toda relación ya sea laboral o sentimental es necesaria la capacidad de negociación, ya que ayuda a evitar los conflictos. De esta manera, se fortalece los vínculos y se evita las rupturas que pueden afectar a las partes.

5.- Respeto

Otras de las habilidades sociales más comunes y que debiste aprender desde pequeño es el respeto. Sin embargo, cuando ya eres adulto conoces otras culturas, te adaptas a sus límites y a sus comportamientos sociales.

6.- Credibilidad

Ganar la confianza del público y su credibilidad es imprescindible. Tienes que ser coherente entre lo que dices y haces. Así ganarás la confianza y estrecharás nuevas relaciones que te ayuden alcanzar el éxito.

7.- Ser optimista

Dentro de las habilidades sociales se puede mencionar el optimismo como una manera de atraer más personas a tu vida. Cuando ves el mundo de forma negativa, atraes la oscuridad y alejas a personas valiosas de tu vida.

La mayoría de los seres humanos detestan aquellos que viven en la negatividad. Por ejemplo, si quieres emprender y estás en la búsqueda de un socio, será difícil, ya que nadie invertirá en un negocio con una persona negativa.

Deja de ver los problemas, aprovecha las oportunidades y sal a buscar las soluciones.

8.- Controlar las emociones

Regular tus propias emociones es clave al momento de convivir con otras personas. Esto te ayuda a favorecer el bienestar de los demás y el tuyo. Aprendes a valorar los sentimientos de las personas. Buscas el equilibrio.

9.- Mantén la mente abierta

Los prejuicios y los estereotipos impiden que te relaciones con diferentes personas. Esto dificulta el trabajo en equipo y un buen liderazgo te cuestionaría tu intolerancia. Además, perderías oportunidades a nivel profesional.

10.- Ser un buen orador

Saber expresarte, mantener un lenguaje verbal y no verbal hará la diferencia para que te comprendan. Una buena estrategia que forma parte de las habilidades sociales que puede poseer una persona es pronunciar correctamente y saber transmitir de una forma coherente su discurso.

11.- Paciencia

Otra condición que forma parte de las habilidades sociales, es la paciencia. Esta característica te ayuda a que te mantengas más relajado y baja el estrés en cualquier situación.

12.- Saber reconocer los errores

Aunque esta habilidad se encuentra de último es esta lista,  no es menos importante que las demás. Cuando reconoces tus equivocaciones, demuestras humildad y transparencia. El público busca profesionales reales, no alguien que tape sus errores con cualquier escusa.

Es de valientes aceptar que la perfección no existe. Sin embargo, hay que buscar cada día superarse a través de la constancia.

Estos son algunas de las habilidades que debes poseer para tener éxito en tus relaciones con los demás. Si leíste cada una y sientes que no posees alguna, no te preocupes, estás a tiempo de desarrollarla.

Tal vez pensarás que es tarde para ti, pero a través de este artículo te decimos que estás equivocado. No importa la edad que tengas, en El Trampolín te ayudamos a que crezcas como persona. Además, te apoyamos a que te conviertas en un comunicador eficaz, esa es la clave en el desempeño de nuestro equipo de trabajo.

 

 

,

HABILIDADES SOCIALES: APRENDE A DESARROLLARLAS

Habilidades sociales

Habilidades sociales para construir una red de contactos

Las habilidades sociales son todas aquellas herramientas comunicacionales verbales y no verbales, que empleas para relacionarte con los demás. Sin embargo, es el resultado de tu autoestima y el respeto que inspiras.

Si piensas que necesitas ser extrovertido o que naciste con estas habilidades, pues estás equivocado. En este artículo, podrás reaprender aquellas conductas que copiaste en tu infancia. Seleccionar aquellas habilidades que te funcionan más y borrar aquellas que te llevan a un puerto inseguro.

A veces en la vida pasas gran parte de tu tiempo preparándote profesionalmente. Pero resulta paradójico, y esto no quiere decir que no te formes. Tu educación debe ir acompañada de cómo te relacionas con las personas. Aquellos que generan una red de contactos significativos son los que tienen más opciones para llegar más lejos a nivel profesional.

Sin duda alguna una persona que posee habilidades sociales y mayor capacidad para comunicarse logra mejores resultados. Un estudio en la Universidad de Stanford, destacó que los trabajadores tímidos y menos comunicativos, terminan en puestos de trabajos mal remunerados.

Habilidades sociales

Clasificación de las habilidades sociales

Hay que dejar claro que las habilidades sociales van a depender de tu comportamiento. Por ejemplo:

  • Cómo te relacionas contigo mismo.
  • Autocontrol de tus emociones.
  • La manera de expresar tus emociones.
  • Tú forma de tratar a los demás.

Estas son las bases para clasificar las habilidades sociales en:

1.- Confianza:

Cuando estás seguro de ti mismo y te reconoces como persona, además de aceptarte, podrás reconocer a los demás.

2.- Comunicación

Al tener con confianza, te permite poseer mayor habilidad  para intercambiar mensajes a través de una buena conversación. De esta manera, logras ser asertivo y a su vez persuadir al receptor como parte del objetivo en la comunicación.

3.- Conexión

Durante la comunicación el emisor debe generar empatía con su receptor. Las emociones y la confianza que se generan por conexión darán resultados positivos a corto, mediano y largo plazo.

Aprende a desarrollar las habilidades sociales

Desde niño de forma inconsciente las aprendemos. Sin embargo, está demostrado que de adultos de manera empírica y voluntariamente la desarrollamos también.

Existen algunas estrategias que te ayudan a desarrollar habilidades sociales necesarias para potenciar tu actividad y generar buenos resultados. Así ganarás confianza y vencerás tu timidez.

En este artículo te presentamos 3 estrategias para que comiences a creer en ti mismo y salir del miedo.

1.- Estrategia para aumentar tu confianza

Cuando vengan pensamientos negativos no los niegues o ignores, acepta y trabaja en cambiarlos por aspectos positivos. Por ejemplo, “tengo miedo de hablar en público, pero sé que al prepararme y manejar toda la información que tengo, todo saldrá bien”.

Es normal sentir ansiedad ante cualquier situación, especialmente al relacionarte con otras personas. Está demostrado científicamente que las personas se sienten mejor cuando admiten este sentimiento. La idea es que no te paralices ante ello, hazlo saber en público y continúa sin parar para lograr tu objetivo.

Para que puedas ejercer un dominio de la situación, mantén una postura erguida. Esto te permite demostrar confianza y estabilidad sobre los demás. También hay que destacar que esta postura disminuye el estrés.

Si de verdad quieres desarrollar tus habilidades sociales, tienes que salir de tu zona de confort. No debes esperar sentir confianza para actuar, tienes que hacerlo. Recuerda que si tú no lo haces, vendrá otro y perderás la oportunidad.

¿Cuántas veces quisiste hablar con la persona que te gustaba y perdiste esa ocasión por temor? Entonces, despierta y actúa ya.

2.- Estrategia comunicacional

Hazle saber a la otra persona tus necesidades, tal vez tengan la misma o simplemente lleguen a un punto de acuerdo. Cuando expones tus necesidades te abres ante los receptores y esto a su vez te ayuda a ganar empatía. La gente te comienza a ver como una persona sincera que puede expresar sus sentimientos con total fluidez.

Para iniciar una conversación en dado caso de que no tengas un teme para conversar, puedes dejar que tu receptor se exprese. En el momento que tu receptor habla sobre él, siente placer y facilita las condiciones para una buena comunicación.

Otra forma de causar una buena impresión y que la otra persona sienta placer al hablar contigo, es mencionar su nombre algunas veces en la conversación. Esto también te permitirá mantener al receptor atento a lo que dices.

3.- Estrategia de conexión

Como parte de las habilidades sociales, existen estrategias para conectar con los demás. Las emociones son ideales para enlazar de una vez con tu público, busca que la gente se sienta identificada.

Consigue apoyo

Para reaprender tienes dos caminos, ser autodidacta o simplemente buscar ayuda. Si realmente te cuesta aprender a desarrollar las habilidades sociales que careces para lograr los resultados esperados, solicita ayuda.

Existen diferentes alternativas, pero lo mejor es que cuentes con un coach que te ayude a vencer tus temores. Por esta razón, en una entrevista a Sonia Jávaga, coach y experta en oratoria en Madrid,  define el coaching como una herramienta valiosa para empoderarte y alcanzar tus objetivos.

En España cuentas con varias opciones para salir adelante y enganchar a tu público. Sin embargo, en Madrid existe un equipo certificado, con experiencia y casos exitosos que espera por ti en El Trampolín. No te quedes en el lado de los que observan de forma inerte, ya es hora que entres en acción.

,

VÍDEO TUTORIAL FÁCIL DE COMPRENDER: APRENDE CÓMO

Vídeo tutoria fácil de comprender

Anímate con un vídeo tutorial fácil de comprender

Si piensas que ya es hora de mostrarle al público tus conocimientos a través de las pantallas de cualquier dispositivo, llegaste al artículo correcto. Para realizar un vídeo tutorial fácil de comprender lo primero que necesitas es contar con la voluntad de salir en cámara.

El vídeo tutorial tiene como finalidad un enfoque pedagógico y de enseñanza. Se consume mejor que un texto y es económico. Además, te ayuda a posicionarte como experto en un tema y le agrega valor a tu marca.

Al demostrar tus conocimientos obviamente, el público capta tu experiencia y eso se transforma en más visitas a tus redes sociales o portal web. Esto a su vez representa a un posible nicho de potenciales clientes. Simplemente es una manera de promocionarte, ya sea con poca o casi con ninguna inversión.

Vídeo tutorial fácil de comprender

¿Cómo hacer un vídeo tutorial fácil de comprender?

Antes que nada, debes estar seguro y tener la voluntad de que quieres salir en cámara porque tienes una finalidad. Piensa en ese objetivo, en el porqué necesitas grabar un vídeo y hacerlo viral en internet. Luego que tienes claro este punto sigue estos breves pasos:

1.- Conoce a tu público objetivo

De este modo podrás decidir a quién va dirigido el mensaje y la forma en que debes expresarte. Si tu público tiene conocimiento del tema, debes dirigirte de una manera más técnica. Por lo contrario, te tocaría hablar más coloquial.

2.- Delimita el tema

Al estar claro del tema que vas a exponer y un punto específico para que no se haga tan tedioso ni largo, realizas un guión. Una vez que ya estás conforme con el guión que redactaste, comienzas a ensayar.

La duración de un vídeo tutorial, debe estar entre 5 a 10 minutos, no es un vídeo con curso, ya que estos son más extensos.

3.- Ejercita

Practica tu presentación hasta que sientas que lo haces de forma natural. Toma en cuenta que es probable que existan vídeos con el mismo tópico, la idea es que lo hagas diferente. El público quiere contenido de valor donde realmente pueda aprender.

Para que el vídeo tutorial sea fácil de comprender necesitas ensayar, probar la cámara y las otras herramientas que te permitirá llegar con más claridad. Por otro lado, investiga sobre la mejor aplicación que sea sencilla para editar en la computadora o desde el mismo celular.

En las tiendas de aplicaciones tanto para iOS como Android, existen diferentes aplicativos que puedes usar para editar vídeo. Prueba con varias y cuando te sientas cómodo procedes a realizar la postproducción.

Existen otras herramientas que te permiten grabar desde la pantalla de tu ordenador como Aviscreen y Screencast.

4.- Promoción

Una vez que grabaste tu vídeo tutorial fácil de comprender podrás dedicarte a su promoción. Puedes centrarte en una pequeña comunidad que tengas o dirigirlo a tu público en las redes sociales.

Consejos

Para realizar un vídeo tutorial fácil de comprender y que impulse tu marca, es recomendable que sigas estos breves consejos.

1.- Decide si apareces en el vídeo o no

Puedes realizar una presentación sin aparecer, pero es ideal que salgas en cámara. Es importante que tengas una ropa adecuada en el momento de grabar el vídeo. Una buena imagen demuestra profesionalismo y seriedad.

Evita la ropa con colores estridentes y que no guarden relación con el fondo para que no exista confusión. Hay personas que eligen salir en cámara siempre con un mismo color de ropa, ya que forma parte de su marca.

2.- Durante la grabación

Al grabar un vídeo tutorial fácil de comprender lo primero que debes hacer es presentarte y  a su vez hacer una breve introducción del tema. Mantén contacto visual con la cámara.

Intenta no leer porque el público se daría cuenta, además, le baja la calidad al contenido que estás presentando. En esta situación, tu imagen queda como poco profesional y entra en tela de juicio tu conocimiento como experto.

3.- Usa luz natural

No tienes que gastar en una buena luz artificial para realizar el vídeo. Así que no es excusa para no comenzar a mostrar tus conocimientos.

4.- La música

Hay casos de acuerdo al tema y su complejidad, donde es preferible no colocar nada de música como fondo. Si decides incorporar música trata de que esté muy bajito el volumen, con la finalidad de que se pueda escuchar mejor el audio del tutorial.

5.- Interactúa con tu público

En la actualidad, es recomendable que realices un llamado a la acción para tu público objetivo. Pídele que te siga, que esté atento a tus nuevas publicaciones. Hazle saber que te importa sus opiniones. Por esta razón, debes contestar sus preguntas que sepan tus seguidores que los lees.

¿Cómo influye el vídeo tutorial?

El vídeo influye en la conducta de los usuarios, pueden aprobarte o todo lo contrario. Si haces un vídeo tutorial fácil de comprender, dinámico, interactivo y con diferentes tonos en el discurso, es probable que captes la atención.

También es importante que demuestres tus conocimientos, consejos y aquellas formas que te han funcionado según tu experiencia.

Cuando presentas un vídeo tutorial fácil de comprender que tiene un buen contenido, el público comienza a buscar más información. Si tienes una web se dirige a tu portal y es probable que acuda para adquirir tu producto o servicio.

Esto sucede porque el vídeo le permite a los usuarios retener por más tiempo la información. Estudios demuestran que existe un 41% de probabilidades que un internauta haga clic en un audiovisual que en un texto.

Por eso, te recomendamos que dejes el miedo de salir en cámara y des a conocer tu marca. Para afrontar ese temor puedes buscar ayuda con especialistas en coaching individual y fortalecer tu oratoria a través de la metodología que tiene El Trampolín para ti.

 

 

 

TOMAR DECISIONES ASERTIVAS EN LO PROFESIONAL

Tomar decisiones asertivas de forma profesional

Tomar decisiones asertivas ayuda a lograr objetivos

En el ambiente profesional tomar decisiones asertivas transforma hasta los resultados que están más por el suelo. Hay que partir del compromiso que tengas contigo para alcanzar una meta. De esta forma, la elección será más responsable.

Desde el primer instante que decides, es más fácil dar el primer paso para la acción. Sin embargo, el camino de la elección a veces es difícil por eso es importante que te preguntes: ¿qué deseo yo realmente?

Las condiciones de tu entorno no deben controlar tu destino. Enfócate en el resultado que esperas y deja los temores atrás. Aunque los factores externos no sean favorables tú puedes tomar decisiones asertivas.

Tomar decisiones asertivas de forma profesional

Los hemisferios cerebrales canalizan la elección

El hemisferio izquierdo es analítico y el hemisferio derecho se caracteriza por ser creativo e intuitivo. Ambos son necesarios para tomar decisiones afectivas, ya que requieres de la razón para comprender si es conveniente para ti, pero también de la creatividad para resolver.

Según lo anterior tienes que sentarte y definir qué realmente quieres y para qué, cuáles son su ventajas y desventajas. De igual manera, necesitas determinar qué recursos requieres para alcanzar tu objetivo.

Por otro lado, hay que visualizar cuáles son los sentimientos que vas a experimentar al lograr ese objetivo. Además, de los beneficios que obtendrás y el estatus que aspiras llegar. Al pasar la decisión por los dos hemisferios tomas en cuenta la estrategia que tienes que agregar o modificar.

Tomar decisiones asertivas en el momento preciso

Hay que saber esperar y no adelantarse a los hechos. Para dilucidar cualquier situación ten presente lo siguiente:

1.- Definir los objetivos

Es normal que en tu vida profesional atiendas muchos asuntos a la vez. Sin embargo, ninguna otra actividad debe afectar el resultado que quieres alcanzar. Mantén los objetivos claros, para que no te salgas del rumbo.

Investiga sobre los objetivos que quieres lograr

Antes de decidir sobre cualquier circunstancia o sobre lo que quieres, conoce más sobre el área a desempeñarte. Emplea diferentes métodos, ya sea encuestas o hasta incluso las métricas de las redes sociales.

Lo anterior permite eliminar la incertidumbre y, distribuir el tiempo y los recursos de una mejor forma.  Por eso, podrás tomar decisiones asertivas con un mayor criterio de la situación para que sea favorable.

2.- Evalúa las consecuencias

Al tomar decisiones asertivas lógicamente como toda causa y efecto, existen unas consecuencias. Para ello, realiza una matriz que indique los efectos y el impacto de tu elección. Si tienes varias alternativas para llegar a un fin, analiza cuál de ellas te ahorra tiempo, recursos o simplemente es la mejor forma de alcanzar la meta.

3.- Replantear decisiones

En el transcurso de la vida profesional, algunas veces aquellas decisiones que en algún momento eran asertivas, terminan por convertirse en todo lo contrario. Así que conviene analizar nuevamente las decisiones tomadas y cambiar las estrategias si es necesario.

4.- Arriésgate

Si realmente quieres alcanzar una meta a nivel profesional tienes que asumir riesgos y sacrificar algunas veces tu vida personal. Al tomar decisiones asertivas para crecer en lo laboral, tienes que elegir entre la diversión o el trabajo.

Para que puedas alcanzar lo que quieres, te toca dejar de un lado tu vida personal y colocar más empreño en lo profesional.

5.- Consulta otras opiniones

Cuando solamente tu criterio es aquel que importa, cometes un tremendo error, ya que limitas tu punto de vista. Si realmente quieres que tu trabajo cause el impacto esperado, aprende a escuchar otras opiniones muy diferentes a la tuya.

Pensar que eres el único experto sobre un tema te deja en desventajas sobre otros que trabajan para mejorar. Escuchar otras opiniones te ayudará a resolver aquellas debilidades que ni cuenta te das.

6.- No le tengas miedo a equivocarte

En algunas ocasiones asumir riesgos representa una ganancia. Sin embargo, esto te puedo jugar en contra cuando la decisión es tomada de forma apresurada.

Analiza las consecuencias de tus elecciones y toma la batuta de tu vida profesional.

7.- Cuenta con un plan B

Tomar decisiones asertivas parte de contar con un plan B para que tengas más oportunidad por si algo sale mal con el plan principal. Piensa que toda circunstancia puede cambiar y necesitas contar con otros recursos.

En el caso de que el plan A no funcione, tienes la oportunidad de elegir otra vía que te lleve al triunfo que esperas.

8.- Mejora tu propia comunicación

Fortalece la comunicación contigo mismo. Trate de estar en paz contigo y acéptate como eres. Si fallas en esa comunicación interior ya desde el inicio para elegir tus objetivos estarás en conflicto. Lo ideal es que tanto la mente como el corazón estén sincronizados con lo que deseas.

De nada te vale dejarte llevar por tendencias o por la lógica, cuando tu corazón y emociones se apasionan por otra cosa.

9.- No dejes que otro tome decisiones

Cuando eres el líder de un equipo, tienes que asumir las riendas y algunas veces mostrar tu dominio. De la misma manera pasa con tu vida profesional, no dejes que otro tome el mando por ti.

La mejor forma es que seas tu propio juez al evaluar tu gestión. Evita frustrarte por las opiniones de los demás, tienes que salir adelante.

En El Trampolín evaluamos contigo el tomar decisiones asertivas que repercutan de forma positiva en los resultados. A través de nuestras sesiones de coaching podrás dilucidar mejor tus alternativas.

 

 

 

 

 

CÓMO DECIR NO SIN TEMOR NI ARREPENTIMIENTOS

Cómo decir no

¿Cómo decir no cuando pensamos que nos convertimos en malas personas?

A veces la negativa ante cualquier pregunta o favor solicitado por algún jefe, amigo y familiar, te define ante la sociedad como mala persona. Sin embargo, cómo decir no ante esta tendencia, tienes que saber que es una postura y no significa que seas una mala persona.

Hay que aprender a negarse ante ciertas circunstancias que te pueden incomodar, sin sentir culpa. Piensa en las consecuencias que puede tener tal decisión en tu salud mental. Cuando cedes a los deseos de los demás sin importar lo que quieres te ofendes a ti mismo.

Al decir no, es valorarte y respetarte. Igualmente, cuando dices sí, hay unas consecuencias. Al tomar tales determinaciones analiza si realmente te sientes cómodo o te hace feliz.

Cómo decir no

¿Por qué debo aprender a cómo decir no?

Se trata de defender tu libertad de decidir sin dejar que tus decisiones dependan de la influencia de los demás. Por eso, debes estar preparado psicológicamente para expresar una negación en cualquier situación.

Cuándo antepones la agenda de los demás a la tuya piensa en qué pierdes o ganas. Al decir sí, marcas como prioridad las necesidades externas y dejas a un lado las tuyas. Al mantener esta actitud de la persona que no se niega a nada te llenas de tareas e incumples las tuyas.

Si quieres lograr ser una persona productiva define tus prioridades. Esto no significas que seas egoísta, pero piensa en que los demás cumplen sus metas a través de tu ayuda. En cambio, tú incumples los objetivos trazados.

Establece límites al decir no

Puedes tener el control de tus actividades cotidianas cuando aprendes a cómo decir no de una forma asertiva. Por tal motivo, en El Trampolín te mostramos algunos consejos que debes tomas en cuenta:

1.- Conoce tus valores y quién realmente eres

No digas que sí o no sin saber de qué se trata o si tenga relación con tu esencia como persona. Por ejemplo, si en tu agenda contempla realizar actividades altruistas entonces hazlo.

Lógicamente, existirán otras tareas o solicitudes que no tienen nada que ver contigo. Entonces, se sincero contigo mismo y con la persona que demanda tu favor. Así que este es el momento oportuno para decir no.

2.-  La ansiedad

Al decir no, es normal que la ansiedad se apodere de ti y tengas la sensación de malestar. Es importante que aceptes la ansiedad como parte del proceso y debes controlarla. Evita para salir del paso decir sí, después te puedes arrepentir.

3.- Las consecuencias

Si tu mente mantiene las consecuencias negativas que ese sí puede acarrear será más difícil ceder ante tal petición.

4.- Decir no de forma clara

¿Cómo decir no de forma directa? Evita las explicaciones, mientras más argumentes es peor para ti. Cuando explicas das espacio para que la otra persona comience a debatir tu opinión.

5.- Elabora una lista

Hay circunstancias que por algún motivo no encuentras la manera de decir no. Para que puedas mejorar este punto, te sugerimos que hagas una lista y luego las ordenes. Coloca aquellas situaciones que más te cuesta en los primeros lugares. Luego, medita cuál es el motivo que te lleva a aceptar siempre y con quién te sucede.

Al contar con esta lista se te hará más fácil el camino para que modifiques tu conducta. Así, no caerás en la misma situación una y otra vez.

5.- Practica en el espejo

Una vez que tienes estos consejos claros, procede a la práctica. Párate frente al espejo y comienza a entablar un diálogo contigo mismo donde imagines esa situación, además de la respuesta que le darás a la otra persona.

Verifica que cada vez que practicas tu postura corporal va acorde con lo que expresas. Mantén un tono de voz claro, firme, pero a la vez amable.

Estrategias para responder al cómo decir no

A través de diferentes estrategias podrás ser amable, pero no dejarte llevar por un sí. Algunas de estas estrategias son:

1.- La asertividad elemental

Se trata de dar una explicación de esa respuesta negativa de una manera breve y simple. Un ejemplo, es cuando te invitan el fin de semana a una fiesta. Rápidamente, respondes que no puedes ir porque debes hacer ciertas tareas domésticas.

2.- La asertividad empática

Se trata de que te pongas en el lugar de la otra persona y escuches atentamente su punto de vista. Una vez que la otra persona culmine, te toca manifestar el tuyo.

3.- Aplazamiento asertivo

Si eres del tipo de personas que la ansiedad lo ataca de forma permanente, considera tomarte el tiempo para ofrecer luego una respuesta. Esto te evita decir cualquier cosa sin pensar ni medir las consecuencias.

4.- Estrategia ante la insistencia

Hay personas que no se cansan de tratar de complicarte la vida para ver si obtienen de ti un sí. Por ello, puedes emplear la técnica de repetir lo mismo y mantenerte firme.

Cuando mantienes tu postura y le dices a la otra persona que no insista, ya que no vas a cambiar, desarmas a tu receptor.

Si sientes que estas recomendaciones son excelentes y la puedes llevar a la práctica, empieza desde ya. Sin embargo, en la cotidianidad te cuesta manifestar ese “no”, entonces, ingresa a El Trampolín y revisa los cursos, además de las sesiones para que tomes el control.

Cuando tienes el control y no te dejas influenciar por el entrono, lograrás mejores resultados y mayor productividad.

 

 

 

 

,

CONSEJOS PARA SER MÁS EMPÁTICO EN CUALQUIER LUGAR

Consejo para ser más empático

Importancia de los consejos para ser más empático

Tal vez te ha pasado que te paras frente al espejo y te preguntas, cómo puedo ser más sociable y convincente. Por eso, te ofrecemos algunos consejos para ser más empático. Pero, qué significa ser una persona empática, simplemente es colocarse en la piel y en los zapatos de los demás. Salir de tu burbuja y conectarte con la forma de ver las cosas de la otra persona.

Cuando tu público siente que eres empático son más honestos porque sabes escuchar y no los juzgas. Para ellos, es más fácil dirigirse a una persona que busca soluciones y no problemas. Además, aprendes con el tiempo a identificar el porqué de sus decisiones o reacciones. Esto no significa que estemos de acuerdo con el camino que eligió, pero si lo puedes comprender mejor.

En el liderazgo para que tome efecto un plan, una de las características principales es la empatía. Hay que comprender qué desea tu público y sus necesidades, es olvidar un poco ese “super yo», además de nuestras propias necesidades.

Al trabajar más en pensar los mensajes que dirigimos al otro, de acuerdo a sus deseos o preferencias, logramos captar su atención. Tienes que dejar de pensar en lo que te gustaría escuchar para que tus comunicaciones sean más efectivas. Piensa en lo que la otra persona desea que le digas.

Consejo para ser más empático

¿Cómo lograr conectar con los demás?

Para que esta respuesta te facilite el camino al éxito, te dejo algunos consejos para ser más empático.

1.- La intención

Lo primero es querer ser empático con los demás. En el momento que decides irte por este camino, sabrás que obtendrás mejores resultados en tus habilidades sociales.

2.- Escucha activa

Logras sentir la empatía cuando te enfocas en la conversación, es decir, tu cuerpo y tu mente están presentes sin desconcentrarte de aquel diálogo. Escucha para comprender y no para responder, de esta manera cumplirás con el principio más importante de la escucha activa.

3.- Encuentra el motivo de esa conversación

Mientras la otra persona habla piensa cuál es el motivo para que te esté comentando alguna circunstancia, ya sea positiva o negativa. Tal vez, busca atención, aprecio, reconocimiento u otra necesidad.

4.- No juzgues

Si realmente quieres conectar con la otra persona, evita juzgarlo por alguna razón. En los casos donde no estés de acuerdo, busca mantener un diálogo respetuoso y tolerante.

5.- Saber esperar

Deja que las personas vivan su momento, ya sea de llanto o de risa, déjalo que viva su emoción. Todo proceso emocional está cargado de información. Mientras la persona llora, no la abraces ni le hables, conéctate solamente con la presencia entre ambos.

Para tomar este aspecto como parte de los consejos para ser más empático, tienes que entender que significa la presencia. Simplemente se trata de que la persona sienta que estás allí en cuerpo, mente y compartes su emoción. Es decir, se trata de acompañar al otro en su proceso.

6.- Sufrimiento subjetivo

Cada quien vive el sufrimiento de una forma subjetiva, osea, diferente. Sin embargo, podemos comprender el sufrimiento del otro desde nuestro sufrimiento.

7.- Consciencia de quién soy

Uno de los consejos para ser empático, es que debes conocerte. No puedes reconocer la necesidad del otro al no saber cuáles son tus necesidades.

8.- La empatía que inspira

Si quieres alcanzar un proyecto, siempre necesitarás de alguien más, por ejemplo un proveedor, los compradores, entre otros. La empatía se logra en función de aquello que te inspira para seguir a delante con tu proyecto de vida.

9.- Frases que no son prudentes

Hay frases que logicamente no son lo más ideal para decirle a una persona en el momento cuando abre su corazón para contarte algo. Cuando mencionas por ejemplo, “no te preocupes”, “cálmate”, entre otras frases, interrumpimos el proceso de la otra persona.

Lo mejor que puedes hacer para demostrar realmente que llevas a la práctica el concepto de escucha activa, es guardar silencio. En el momento, que la persona comienza a contarte algo, tal vez lo único que necesita es que lo escuches.

Si quieres mostrar tu solidaridad indícale que comprendes por lo que está pasando. Esto ayuda a generar un ambiente más empático y la persona tendrá mayor valor para hablar.

No le des consejos si esa persona no te los pide. Trata de ser lo más prudente posible. Una mirada basta para decirle que estás allí.

Los límites de la empatía

Otro de los consejos para ser más empático, aunque ya lo hemos repetido es tener una escucha activa. Sin embargo, esto puede jugar en contra, ya que algunas veces pasamos el límite y nos identificamos con el problema del otro.

Tal vez, te están contando algo que te mueve el piso, porque ya lo viviste. Entonces, te sumerges en ti y cómo lo quisieras solucionar, pierdes la objetividad. Por eso, te debes acordar de que cada persona es única al igual que su vivencia, es decir, su experiencia será diferente a la tuya sin importar que sea la misma circunstancia.

La idea es que cada uno viva su propio proceso y encuentre por sí mismo la solución a su problemática. En cambio, para que logres esa empatía sin involucrarte en sus decisiones, debes convertirte en acompañante.

El poder de la empatía mueve a los seres humanos a comprenderse y tener mayor libertad para ser más honestos. La comunicación es efectiva cuando realmente alcanzamos la conexión con el receptor. Si buscas ser un buen orador y a la vez ganarte la confianza de tu público, no lo pienses más aprende ciertas herramientas en El Trampolín.

 

,

EVITAR LAS OBJECIONES PARA QUE NO AFECTEN TUS PROYECTOS

¿Cómo evitar las objeciones?

En este artículo te contamos qué técnicas puedes seguir para evitar las objeciones más frecuentes cuando decides emprender. Continuamente las personas se enfocan en el lado negativo de todas las cosas que realizas.

Hay que destacar que el peor enemigo que tienes eres tú mismo, al decir frases negativas sobre ti. Por ejemplo, cuando estás animado al comenzar un nuevo proyecto, pero dices que «no sabes» hacer alguna actividad. Entonces, automáticamente lo descartas o lo dejas de hacer.

Al pensar que “no puedes” te convences y detienes tu avance. Si quieres emprender, esta visión negativa sobre ti, te perjudicará radicalmente. Al no evitar las objeciones sobre ti mismos siempre estarás anclado en un único lugar.

Evitar las objeciones

Comparaciones que limitan tu accionar

Muchas veces cuando eras pequeño tus padres no tenían dinero para comprar un juguete. Esta situación no te permitía disfrutar aquello que tenías para distraerte y algunas veces te sentías frustrado. Más adelante al crecer, te convertiste en adulto y la situación es igual.

Como adulto te pusiste objeciones para alcanzar las metas porque no contabas con los recursos necesarios. En el transcurso de la cotidianidad pierdes oportunidades por decir que no lo puedes realizar por alguna circunstancia en específico.

Para evitar las objeciones tienes que replantear tu forma de pensar y de accionar. Cambiar el “no puedo” por “si puedo”,  y diseña una estrategia con los recursos que tengas para lograrlo.

En ti está adaptarte a las condiciones y a la vez convertirlas en favorables para alcanzar ese objetivo que te propusiste.

Evitar las objeciones al eliminar algunas frases

Las frases más comunes y que repetimos constantemente son: «no puedo», «algún día» y «ya lo hice».

1.- Enfocarte en «no puedo»

Esta frase típica que tal vez repites constantemente, lo haces por varias razones:

No crees que lo puedes lograr, dudas de tus capacidades y eres inseguro por la falta de credibilidad en ti mismo. En la vida hay que asumir los riesgos como Steve Jobs, que no le temía al fracaso y en el camino fue aprendiendo a manejar su negocio.

Otras veces porque le temes al conocimiento y aprender cosas nuevas. Cuando dices que no lo puedes hacer porque no sabes vender, ese detalle lo engrandeces y te limitas. Sin embargo, con el uso de la tecnología tienes la información a la mano en cualquier momento que lo desees. Además, no importa la edad que tengas siempre puedes adquirir nuevos conocimientos.

2.- Pronunciar la típica frase de «algún día»

Con esta frase te refugias en otros aspectos y te olvidas del foco principal. Por ejemplo, tal vez estás en un trabajo que te paga mensualmente, pero tienes deseos de ser independiente. Comienzas a decir “algún día tendré mi propio negocio, mientras tanto sigo aprendiendo». Por ende, no haces nada para ejecutar tu proyecto.

Si deseas evitar las objeciones tienes que dejar de pensar en el fracaso. Tal vez, en el pasado no te fue bien, pero aprendiste. Por lo tanto, utiliza ese conocimiento que tienes para no cometer los mismos errores. Ahora debes centrarte en el futuro y dejar el pasado a un lado.

¿Por qué se tiene que repetir tu pasado? El «algún día» no existe y mucho menos el momento perfecto para lograr lo que deseas. Te pasas la vida esperando el instante indicado, la idea es que salgas de tu zona de confort. El tiempo no se recupera más y muchas veces te puede jugar  en contra.

También tienes que evitar las objeciones cuando desde tu personalidad te enfocas en lo que eres. Si dices que eres un flojo, que dejas todo para última hora, nunca harás nada. Ya es el momento de pensar y hacer las cosas para cambiar, convertirte en la persona que quieres ser.

3.- No ejecutar con el «ya lo hice»

Esta frase es otra que nos lleva directo al fracaso, y no ser una persona que cumpla objetivos para alcanzar la meta propuesta. Suele suceder que en algún momento lograste algo a medias, te conformaste con ello y no seguiste.

Al decir “ya lo hice, pero no funcionó” Hay que evaluar la constancia y lo persistente que fuiste para llegar a la meta. Tienes que ser sincero contigo mismo ¿Qué te hizo abandonar el camino? ¿Qué debes hacer para retomarlo?

Llegó el momento de que dejes de pensar y pronunciar estas frases.

Estrategias para evitar las objeciones

1.- ¿Cómo controlar las palabras negativas de los demás?

La primera opción que tienes, es alejarte de ese círculo de amistades que todo el tiempo viven enfocados en lo malo. Es decir, son ese tipo de personas que sus conversaciones se basan en lo negativo de cualquier cosa.

Esa es la primera opción, cuidar qué tipo de personas entran a tu vida, ya que serás su reflejo. Sin embargo, en el trabajo, tus vecinos y en la familia no podrás alejarte. Por eso, en algunos casos tendrás que convertirte en la persona que le lleve la contraria. Si ve lo malo todo el tiempo, tendrás que enseñarle lo bueno, muéstrale el lado positivo de cada cosa que sucede.

2.- Entrena tu mente con el «pero» a tu favor

Para evitar las objeciones en tu vida, también toma en cuenta que la mayor parte del tiempo empleas el “pero” para no cumplir con alguna actividad. Por ejemplo, “quiero emprender, pero no cuento con los recursos necesarios”.

Entrena tu mente y cambia esa realidad, puedes decir o pensar lo siguiente:

“Quiero emprender, pero empezaré a pequeña escala con los recursos que tengo hasta que posea el capital para invertir”.

De esta manera, entrenas tu mente para evitar las objeciones y así, luchar por tus sueños.

3.- Evitar las objeciones a través de la adaptación

Las personas que sobreviven a cualquier circunstancia, ya sea económica incluso hasta de salud, es porque se adaptaron a ciertos parámetros. Si tuviste un problema con tu negocio, puedes optar hacerlo diferente o cambiar de ramo. Adáptate al cambio, no te quedes haciendo lo mismo o en ese camino cuando ya no funciona más.

Los tiempos cambian y tú necesitas hacer lo mismo. El mundo no tiene que adaptase a ti.

Si quieres evitar las objeciones y vivir la experiencia de contar con un coach que te ayude a lograr ese cambio, no lo pienses más, acude a El Trampolín. No está demás contar con un guía que te apoye en tu caminar.