,

La Resiliencia, una forma de levantarse y seguir adelante

Coaching

La Resiliencia, una forma de levantarse y seguir adelante

La resiliencia permite a las personas desarrollar la capacidad de reinventarse y de adaptarse a los distintos cambios del día a día, a sobreponerse ante las dificultades y a lograr el éxito a pesar de los inconvenientes.

El camino a la felicidad puede ser arduo y truncado. Pero puede ser alcanzada llevando un estilo de vida que nos brinde la posibilidad de convertir las dificultades en oportunidades. Además, en cada estilo de vida y en cada persona podrán presentarse trabas o inconvenientes en donde se pondrán a prueba las habilidades y las fortalezas de cada uno. Es aquí donde entra en juego La Resiliencia

 

Lo que es la Resiliencia

Esta palabra es considerada una de las más hermosas debido a su significado tan profundo; deriva del latín “resilio”, que se refiere a “saltar hacia atrás, rebotar”. La resiliencia es la capacidad que adopta cada individuo de adaptarse a cualquier situación presente, habiendo superado anteriormente, y de manera astuta, momentos de dificultad; desde rupturas amorosas hasta alguna pérdida familiar o de cualquier tipo.

La resiliencia es, en realidad, un estado habitual del ser humano, debido a que cada persona enfrenta distintas situaciones con frecuencia y se sobrepone a cada una de ellas. Sin embargo, mantenerse constantemente en un estado resiliente implica enfrentar gran cantidad de obstáculos que probablemente afecten las emociones de las personas, pero indudablemente logrando la posibilidad de aprender del pasado y de cada situación que pueda presentarse.

La Resiliencia

Las personas resilientes salen fortalecidas de las situaciones difíciles.

 

Características de una persona resiliente

Las personas resilientes no solo saben superar momentos de dificultad, además de ello, comienzan a actuar y hacer nuevos planes y llevar a cabo nuevas ideas a partir de cada aprendizaje. Una persona resiliente puede pensar y hacer cosas de manera positiva manteniendo y aceptando la realidad tal cual se presenta, creen fielmente en sus capacidades y logran identificar los problemas y mejorar a partir de ellos. Para ellos los problemas son un motor.

Este no es un estado de “sanación” al cual sea fácil llegar. Quien goza de un estado de resiliencia podrá establecer relaciones productivas, relaciones sanas con familiares, amistades y otras personas. También podrá aceptar los cambios como hechos necesarios que contribuirán con su crecimiento personal. Conservando siempre los pensamientos en perspectiva para lograr cuidar de sí mismo sin permitir que tales esperanzas se conviertan en quimeras.

¿Puede ser este un método para gozar de salud mental?

Efectivamente, la resiliencia ha sido implementada en la psicología como un método para alcanzar la salud mental. Este nuevo concepto de resiliencia se basa en un concepto de la física en donde un material consigue regresar a su estado original luego de haber sido deformado por algún tipo de fuerza.

Esto fue utilizado para descubrir la habilidad que logran desarrollar las personas para superar sucesos trágicos e imprevistos. La resiliencia permite tener actitud positiva en las distintas oportunidades y en cualquier entornos. Modifica la perspectiva de cada persona al fortalecer sus debilidades.

Como en cada ámbito de la vida hay varios tipos de problemas, existen también distintas formas de resiliencia, estas son:

  • Resiliencia individual: esta se refiere a la capacidad de adaptación las personas, pero cada una por sí misma. Este tipo de resiliencia, en un sentido laboral, por ejemplo, se convierte en un método efectivo. Si dentro de una empresa existe un engranaje que no esté funcionando, toda la maquinaria fallará. Si, por el contrario, todas las piezas funcionan correctamente, la empresa funcionará a la perfección. Este mismo ejemplo puede explicarse en un sentido personal.
  • Resiliencia grupal: en este caso la resiliencia se convierte en un proceso de adaptación de manera colectiva. Aquí un líder le brinda a los demás las herramientas necesarias que les ayudarán a reaccionar ante cualquier problema o dificultad.
  • Resiliencia ambiental: la naturaleza también desarrolla la capacidad de recuperar el equilibrio. Sucede después de haber pasado por algún tipo de perturbación (lluvias, sequía, fuego, movimiento de tierra, etc). A este tipo de adaptación se le llama resiliencia ambiental.
  • Otros tipos de resiliencia pueden encontrarse en un ámbito psicológico, jurídico, sociológico, organizacional, tecnológico, etc.

El control emocional, el optimismo, la simpatía, entre otras características, son solo algunas de las posibilidades que brinda mantenerse en un estado de resiliencia que, claramente, significan gozar de salud mental.

Algunos hábitos que pueden ayudarte a superar los problemas

Muchas personas suelen caer en “huecos” emocionales tras sufrir una pérdida. Los fracasos o las ruptura emocionales son oportunidades para la resiliencia. Pero son contadas aquellas personas que logran superar tales problemas de manera optima y rápida. Algunos suelen tardar más que otros. En ciertas ocasiones, se requerirá de ayuda profesional (como la terapia gestalt ) para lograr superar dichos problemas y comenzar nuevamente con nuevos objetivos de vida. Sin embargo, siempre es posible prevalecer ante las adversidades. Recuperar ese positivismo es necesario para plantearse nuevas metas, cumplirlas y sobresalir ante ellas.

  • Asumir las dificultades y aprender de ellas de manera optimista y positiva. Ninguna crisis emocional es insuperable.
  • Confiar en tus capacidades de superación y en tu potencial. Cada persona tiene la capacidad de ser la mejor versión de sí misma.
  • Ser objetivo y pensar con claridad. Las oportunidades de éxito están en todas partes, solo hay que saber observarlas y desarrollarlas.
  • Mantener relaciones con personas positivas que te impulsen hacia el éxito. Las relaciones familiares sanas y las relaciones con personas que te ayuden a mantener la esperanza mantendrán un equilibrio entre la realidad y la posibilidad de cumplir nuevas metas.
  • Ser flexible a los cambios sin intentar controlar cada situación y mantener la vida con humor. Darle ese toque jocoso a las situaciones siempre es una buena manera de aligerar cargas, además de ayudar a serenar la mente.

Contáctanos si crees que podemos ayudarte a enfrentarte a las situaciones adversas.

Logotipo de "El Trampolín Coaching y Comunicación"

 
Avenida de Nazaret 13A
28009-Madrid
Telf contacto: +34910757492
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + = 12