, ,

Sesiones de Oratoria: traspasa las barreras comunicacionales

Vence tus miedos con las clases individuales de oratoria

La oratoria es la capacidad de hablar con elocuencia, con fluidez y con eficacia. En general, todos tenemos esa habilidad, pero ¿qué nos pasa cuando estamos ante un público? ¿cuando nos ponemos nerviosos ante nuestra audiencia? Parece como si perdiéramos esa capacidad para comunicarnos: nos bloqueamos, sudamos, la respiración se nos altera, nos aumenta el ritmo cardiaco, etc…son muchos y variados los síntomas fisiológicos que nos pueden aparecer.

Por tanto, parte de nuestro éxito al hablar en público será la habilidad que tengamos para vencer nuestros miedos y superar los nervios ante nuestra audiencia. Así que cada vez que nos enfrentamos a un público estamos haciendo  un ejercicio de autocontrol.

Algunas personas, diría que la mayoría, piensan que la capacidad de hablar en público es un privilegio de unos pocos, un don con el que algunas personas han sido bendecidas. Eso es una creencia absolutamente incierta. Hablar en público y gestionar los nervios para hacerlo, es realmente una habilidad que se aprende, se entrena y se desarrolla. Y ese es el objetivo de las sesiones de oratoria. Que el orador aprenda y ejercite el dominio absoluto del escenario, gane confianza y sea persuasivo.

Sin lugar a duda la comunicación forma parte de nuestra día a día y el dominio de la misma es un punto a favor que nos hace ganar valía ante los otros y conseguir autoestima. Si mantenemos un mensaje que capte la atención, que sea claro y sin dar hechos por sentados lograremos comunicarnos más eficazmente.

¿Porqué hacer una sesión individual de oratoria?

La necesidad de dominar la oratoria ya no es solo para conferenciantes, formadores o incluso presentadores…cada día son más los trabajos en los que se requiere hablar en público: ingenieros, arquitectos, publicistas, diseñadores, economistas, etc… deben vender un producto, un proyecto o una idea. Opositores que tienen que cantar los temas ante un tribunal, estudiantes que deben exponer sus trabajos. El hacer presentaciones está al orden del día.

El dominio de tu lenguaje verbal y no verbal es lo que marcará la diferencia de tus presentaciones. En todo momento estamos comunicando algo, incluso cuando no queremos comunicar nada estamos comunicando que no queremos comunicar nada. El ser conscientes de lo que verdaderamente transmitimos y como lo podemos mejorar será el primer paso. A través de un feedback constante, la persona durante las sesiones va dominando su postura, sus gestos, expresiones para comunicar de manera más eficaz y sentirse segura.

A través de técnicas y de sus ganas de mejorar la persona irá adquiriendo la capacidad necesaria para improvisar e irá dominando el arte de la oratoria pudiendo aplicarlo en los retos comunicativos que tenga en ese momento, ya sea una presentación, una charla, una reunión, etc..

Para que realmente la persona pueda dominar el escenario mientras habla con el público, debe pasar por un proceso evolutivo. Para que se pueda desarrollar esta capacidad, es necesario invertir también en el tiempo de dedicación a esta actividad. Igualmente, como oradores tenemos que reconocer nuestros errores  y abordar la posibles mejoras.

Sesiones de oratoria

Fundamentos de las clases de oratoria

Un orador se destaca por controlar sus emociones, tener conocimiento del tema, una postura adecuada que le haga sentirse seguro y transmita seguridad y un tono de voz adecuado y brillante. Teniendo siempre muy claro el objetivo que quiere conseguir.

La personalidad del orador facilita que aproveche sus propios recursos. Además, la integración del lenguaje verbal como no verbal juega un papel muy importante. Estos elementos ayudan a fortalecer las presentaciones eficaces, al igual que la comunicación con el público.

La preparación y el conocimiento previo del tema forman parte también de estos fundamentos. Sin embargo, a veces también tenemos que estar preparados para improvisar o salir de lo previsto ya que hoy en día cualquier persona está expuesta a hablar en público ya sea en lo académico o empresarial.

Elementos en las clases de oratoria

Durante las sesiones de oratoria existen diferentes elementos que el coach observa en el alumno con el fin de que su comunicación sea eficaz. Esos aspectos son:

La escucha activa

En el momento que el orador se encuentra expuesto ante el público debe aprender a escuchar. Mirar a los ojos al público es importante para calibrar como está dicha audiencia. Además, también hay que darles una oportunidad para que la audiencia pueda participar con sus opiniones o dudas.

Por ello, es importarte potenciar en las sesiones de oratoria el desarrollo de la escucha activa por parte del orador. En una presentación lo importante tiene que ser el público. Se parte de la premisa que si eres un buen oyente también serás un buen orador.

El mensaje

Antes de construir cualquier contenido, debes tener claro que quieres contar y a quién te diriges. Cuando identificas al público puedes estructurar con mayor propiedad el mensaje. De esta manera, la información puede ser más técnica o más digerible para cualquier tipo de persona que desconoce del tema.

Evaluar la compresión del mensaje

El coach juega un papel muy importante durante el entrenamiento en este punto, ya que hace de receptor del mensaje. Si el mensaje está claro se comprenderá sin problemas, de lo contrario hay que reestructurarlo.

También durante las sesiones de oratoria el coach enseña al cliente estrategias para evaluar al receptor. La idea es alcanzar el objetivo de que el público comprenda la información que el emisor quiere transmitir.

Ser directos como oradores

En las sesiones de oratoria también se aprenden a captar la atención del público. La finalidad, es ayudar al coachee a expresar las ideas más importantes y no divagar durante su discurso. La claridad y concreción  en lo que decimos determina que el público capte la información y al mismo tiempo esté atento.

Sesiones de oratoria en El Trampolín

Con El Trampolín aprenderás hablar en público de forma fácil y personal con coaches expertos en comunicación con muchos años de experiencia y una gran formación. Son sesiones con una duración de 55 minutos y el número de sesiones lo determinan conjuntamente el cliente con el coach. Desde la primera sesión de oratoria empezarás a sentir y ver tu mejoría  y ganar esa confianza que se necesitas para hablar en público. 

Nuestro equipo se centra en que cada persona gane la confianza que necesita como orador. Además, aplicamos técnicas de Programación Neurolingüística e Inteligencia emocional para conseguir mejores resultados en el menor tiempo posible.

Se trabaja en conjunto tanto la estructura de contenido y el estilo del orador. Por todas estas razones, si tienes problemas para hablar en público nuestras sesiones de oratoria te pueden ayudar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

54 − = 53