,

SECRETOS PARA SER UN BUEN CONVERSADOR

Conviértete en un buen conversador

Ser un buen conversador o simplemente iniciar una conexión con alguien a través del diálogo, es la habilidad con más demanda en la actualidad. En teoría parece ser fácil, pero cuando no conoces a tu receptor puede ser una tarea titánica.

La tecnología también te aleja cada vez más de la realidad, te convierte en un ser más automático. Así como ella facilita tu vida, incluso las comunicaciones, también disminuye el contacto personal entre los seres humanos.

Para algunas personas resulta más fácil teclear desde un computador o simplemente tener una aplicación en el celular. Estos recursos te facilitan tener una herramienta, rápida y simple para contactar a alguien a distancia. Sin embargo, paradójicamente también nos aleja del contacto personal.

¿Por qué la tecnología nos aleja de los demás?

En la actualidad es normal que aprecies todos los días personas que están sentadas en una mesa, pero con su celular. Incluso, tal vez en tu círculo social no puedan mantener una conversación sin que el celular los interrumpa.

Las tecnologías se convierten en protagonista y ya nos cuesta mirarnos a la cara para comunicarnos. Las relaciones humanas se tornaron más secas, hasta el punto de depender de esa herramienta tecnológica para hablar.

Esto se traduce en carencias para tu vida, como por ejemplo:

  • Falta de afecto
  • Dependencia de recursos tecnológicos.
  • Pérdida de confianza y de seguridad para contactar a las personas.
  • Miedo al rechazo o simplemente ser avergonzado por alguna razón.

Nos encerramos en nuestro mundo y nos convertimos en seres más solitarios. Aunque tengamos muchos amigos en Facebook por ejemplo, eso no es proporcional con la realidad más cercana a tu entorno. Tenemos seguidores en las redes sociales, pero nos cuesta ser un buen conversador hasta con nuestros familiares.

Esto a afectará en el tiempo tus relaciones en el cole, universidad, profesionalmente, en tu vida personal y cualquier aspecto de la cotidianidad. Así que ya es hora de tomar acciones contundentes.

Buen conversador

Nosotros te damos algunos tips para que inviertas tu tiempo en ser un buen conversador. Algunos de ellos son:

1.- No te compliques

Trata de iniciar una conversación de forma normal. Puedes saludar y preguntarle a tu receptor cómo se siente. Normalmente, esperamos un “bien” como respuesta. Si esto ocurre, es más fácil iniciar una conversación porque tu receptor está en condiciones de mantener una excelente conversación.

En el caso de que la respuesta del receptor sea contraria, “no estoy bien”, te recomendamos que no le saques conversación. Existe el riesgo de que la persona no quiera escucharte.

2.- Un buen orador sabe escuchar

La mayoría de las veces caes en el error de no escuchar a tu interlocutor. Tu interior comienza hablar y desear intervenir inmediatamente. Es en ese momento donde pierdes más de la mitad de lo que dijo el emisor.

Por estas razones, tenemos que practicar la escucha activa para convertirnos en un buen conversador.

3.- No importa que no tengas temas de conversación interesantes

Evita preguntarte qué tema puede ser interesante para tratar de captar la atención del receptor. No pierdas tiempo, y mucho menos te excuses porque no tienes un asunto interesante para comenzar hablar.

Toma en cuenta de que la gente le encanta hablar de ellos mismos. Por esta razón,  puedes apoyar a que prosiga su discurso sobre él mismo. Tu interlocutor sentirá empatía porque estás prestando atención de todo lo que dice. De esta manera, sentirá que puede seguir su diálogo al sentir que de alguna manera lo apoyas para que cuente más.

4.-No busques ser interesante

Cuando buscas ganar la empatía del receptor al ser interesante, pues logras el efecto contrario. Las personas se dan cuentan cuando quieres impresionar. Por ende, se alejarán de ti, además de clasificarte como mentiroso y charlatán.

Es preferible que llames la atención a través del interés que puedes demostrar por la otra persona. Cuando nos preocupamos por lo demás, es como una energía positiva que se devuelve y nos convierte en más humanos.

5.- Un buen conversador formula preguntas

Para mantener un diálogo, lógicamente tienes que formular preguntas. Trata de evitar que sean dicotómicas, es decir, cuya respuesta sea solamente sí o no.

Las personas les encanta hablar de sus problemas. Si quieres tener una conexión de inmediato, pregunta por sus inconvenientes. Luego compara con algún problema que tengas tú, se lo cuentas y eso genera un vínculo entre ambos.

6.- Elogia a tu receptor

Un buen conversador motiva a su receptor con aquellos aspectos positivos de su vida. De hecho, hasta en los momentos de crisis puedes ser un excelente apoyo con tu actitud.

La otra técnica es que le indiques al receptor que acudes a él para que te de un consejo. Esto te permitirá realzar su ego. Es decir, pensará que es un experto y que te diriges a él para solucionar algo importante para ti.

Cuando alguien de su opinión sobre algún tema en específico porque conoce del mismo, escúchalo y pídele que te ayude a escoger alternativas. Esto te servirá para crear una conexión, ya que comparten un aspecto en específico.

7.- Un buen conversador sonríe

No tengas miedo de sonreír mientras conversas. La sonrisa le da seguridad a la otra persona y es un gesto de cortesía. Cuando saludas y sonríes automaticamente el receptor no le quedará de otra que hacer lo mismo para conectar contigo.

En el caso que esta situación so suceda, significaría que esta persona no estaría de humor para conversar contigo. Recuerda que para iniciar con un diálogo se necesita tanto del receptor como del emisor.

8.- Cuidado con mostrarte cómo eres

Ten cuidado de hacer siempre lo mismo cuando intentas iniciar una conversación y no ha dado óptimos resultados. Si eres una persona introvertida es probable que no puedas establecer inmediatamente una conversación.

Si eres una persona tímida tendrás que cambiar para que ese encuentro con tu receptor sea fructífero. No te estamos pidiendo que modifiques por completo tu forma de ser, pero por lo menos se agradable y abierto a cualquier tipo de temas.

9.- Evita temas controvertidos

Un buen conversador al iniciar un diálogo con un desconocido evita temas controversiales como la religión, la política, entre otros que lleguen afectar emocionalmente a las personas.

Entre algunos temas que puedes elegir son: vacaciones, viajes, emprendimiento, gastronomía, entre otros que generen sensación de bienestar. Las personas se motivan más al conversar de temas agradables.

En resumen, para ser un buen conversador necesitas tener un objetivo de lo que esperas con esa conversación. Comienza por lo menos con un saludo, luego prosigue con un tema que esté en el momento o dadas las circunstancias. Si elijes algún tema trata en lo posible de que sean agradables y no caer en controversias.

Para que la conversación fluya trata de dejar a un lado la timidez. Aprende a escuchar a tu interlocutor y ser tolerante con sus opiniones. La mejor manera de ser un buen conversador es con la práctica.

Si quieres perder el miedo al hablar en público, El Trampolín es una buena opción. Nuestros cursos y sesiones te ayudaran a vencer tus temores y ser más corajudo para conversar con cualquier persona.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 10 = 15