, , ,

NEURO-ORATORIA: CAMBIA TU MANERA DE CAPTAR AL PÚBLICO

Gana la atención del público con la Neuro-Oratoria

No es fácil lograr cautivar a la audiencia, pero a través de la técnica de Neuro-Oratoria alcanzamos resultados positivos. Esto se debe, a que podemos enfocarnos en convencer, persuadir y enamorar al público por medio de la voz y el mensaje.

La Neuro-Oratoria es la ciencia que se encarga de entender la forma de cómo el cerebro procesa la información. El cerebro comienza a trabajar desde el primer momento que el orador envía un flujo de ideas. Sin embargo, recuerda que nuestra mente es floja y se concentrará en la información que le interesa.

A veces nos ocurre como emisores de un mensaje que el receptor le cuesta entender lo que dijiste. Pero peor aún, cuando la persona no recuerda con total claridad tu ponencia. Antes de aprender cualquier técnica, tenemos que reconocer si cometemos errores que no permiten que logremos el objetivo.

En este artículo encontrarás las técnicas de la Neuro-Oratoria que te ayudarán a captar a tu público. Además, te diremos los errores más frecuentes que según esta ciencia cometemos constantemente.

Neuro-Oratoria

Errores más usuales al hablar en púbico

Las presentaciones de trabajo se pueden tornar aburridas por parte del ponente. Cuando esta situación se presenta, todos incluyendo al emisor perdieron el tiempo. Según el neurocientífico, John Medina los errores más comunes son:

1.- Hablar exclusivamente de teoría y de datos

Es difícil prestar atención a aquello que nos aburre, como discursos que no se dirigen hacia lo emocional. La información que nosotros ofrecemos como oradores tiene que estar asociada al placer o la tristeza.

El cerebro no está diseñado para asimilar la información que nada más contenga teoría. En tal sentido, para poder comprender, según la Neuro-Oratoria necesitas hacer asociaciones.

Si es fundamental hablar de datos, te aconsejamos vincularlos con algunos ejemplos.  Esto te ayudará para que el público no se desconecte. También puedes usar gráficas para ser más digerible la información.

2.- Leer las diapositivas

Al leer las diapositivas causamos que el público también lo haga en voz baja. Por tanto, no van en el mismo ritmo de lectura, así se genera una confusión de ideas en el receptor. El cerebro es incapaz de comprender lo que lees y a la vez escuchar a la otra persona. En este caso, tu presencia como orador sobra.

Te recomendamos que coloques los puntos necesarios en la presentación para que te sirve de guía como orador y de sustento al receptor.

3.- Dar demasiada información

A veces por cuestiones de tiempo queremos abarcar toda la información y por eso, nos apresuramos. De este modo, comienzas hablar atropellado y no le das descanso al cerebro de tu receptor, El cerebro necesita de pausas para entender la información.

Al planificar tu ponencia, presenta un mensaje central y desarrolla los argumentos de base para defender tu postura. Esta idea te sirve para centrar tu contenido en algo puntual.

4.- Usar imágenes

Cuando expones solamente con discurso o texto es muy poco efectivo, lo mejor son las imágenes. En el momento que presentamos las ideas exclusivamente de forma oral, las personas luego de 72 horas recuerdan nada más el 10% de la información.

Considera que al utilizar imágenes en tus presentaciones los receptores posteriormente a 72 horas recordarán el 65% de información.

5.- Moverte en exceso

Según la Neuro-Oratoria, los seres humanos por instinto de supervivencia prestan más atención a los objetos en movimiento. Esto se debe a que en tiempos remotos vivíamos en la intemperie y teníamos que reaccionar rápidamente ante cualquier amenaza.

Cuando movemos de forma constante los pies, las manos o nuestro cuerpo, es normal que el receptor se distraiga.  Trata de moverte despacio, fija los pies en el suelo con la finalidad de que comprendan ese mensaje tan importante.

Trucos para hablar en público

La ciencia a lo largo del tiempo comprobó que la atención del ser humano es muy baja. Por eso, desde el primer momento tenemos que captar el foco del público para no perder su escucha activa. Según la Neuro-Oratoria, hay estrategias que debes aplicar para hablar en público. Algunas de ellas son:

1.- Despierta emociones

Los momentos cargados de emoción hacen que la gente los recuerde con más facilidad, al igual que la información que guarde relación con esa eventualidad. Por ejemplo, el ataque que sufrieron las Torres Gemelas, es difícil olvidarlo y seguramente recordamos que hicimos ese día.

Para conectar con la emoción usa la historia, metáforas e imágenes. La idea es que busques en tu mensaje aquello que te emociona como orador. Cuando consigas esa carga de sentimientos será más fácil transmitir la información así sea teórica.

En la Neuro-Oratoria es importante que el ponente sienta las emociones y su vez las trasmita. De esta manera, tendrás al público impactado y sin olvidar tus palabras.

2.- Apela a múltiples sentido

Con los sentidos como la vista, el olfato, gusto y tacto podemos impactar al receptor de la información. Por ejemplo, al comparar el sabor de las comidas y su olor con el guiso que hacían nuestras abuelas que alborotaba a los vecinos.

3.- Usar titulares

Por ejemplo para un periódico los titulares resumen de manera general la información que tiene el artículo. Así debemos hacer con nuestras presentaciones.

Según la Neuro-Oratoria, nuestro cerebro primero se concentra en las generalidades y luego en los detalles. Un caso particular podría ser con nuestra empresa El Trampolín. Nuestro titular sería “Pierde el miedo al hablar en público”, luego nos centramos en los detalles.

Cuando nos referimos a detalles se trata de las características de ese asunto que estoy tratando. En este caso, nos referimos a la metodología utilizada y el tiempo de duración hasta el objetivo de las secciones de coaching.

4.- Presentar un mapa de ruta

La Neuro-Oratoria toma en cuenta que el cerebro detesta las incógnitas. Por ende, tiene la necesidad imperiosa de predecir los resultados.

Como orador trata de darles la tranquilidad que necesita tu público ante la incertidumbre que produce no tener la información. Por este motivo, incorpora en tus presentaciones un mapa de ruta que tenga los siguientes puntos:

  • Introducción
  • Desarrollo
  • Conclusión

Con esto lograrás que tu público sepa que aspectos hablarás sobre un tema determinado. Además, estarán atentos al desarrollo del tema hasta llegar al resultado. En la conclusión, te centrarás en repasar los puntos más importantes.

5.- Duerme bien

Cuando te toca hablar en público trata de tener la mente fresca para que puedas hilvanar las ideas con claridad. Si no duermes bien es difícil que puedas conciliar lo que deseas expresar.

En El Trampolín te ayudamos a que puedas manejar todos estos aspectos sin problemas, ya que contamos con un equipo especializado.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

61 − = 54