,

MOTIVACIÓN PERSONAL AL CAMBIO PARA AVANZAR EN LA VIDA

La motivación al cambio trae crecimiento personal

Para que esta motivación personal al cambio se produzca de forma positiva primero debes entender que significa estos términos. Por lo tanto, nos indica que el individuo iniciará un proceso de transformación que modificará su modo de vida.

La finalidad de este cambio de vida es pensar en el desarrollo personal del individuo y aplaudir su crecimiento. Todo cambio requiere compromiso, ya sea de comportamiento o de tomar acciones de aquello que no nos deja avanzar.

Necesitamos evaluar nuestro día a día para que podamos modificar las conductas que evitan que alcancemos el éxito. En este sentido, los objetivos que desean obtener en cualquier sección de coaching motivacional son:

1.- Incitar al cambio para lograr las metas que cada uno como persona individual tiene.

2.- Superar la resistencia al cambio de vida y de conducta.

El cambio hay que analizarlo como un sentimiento y a su vez un pensamiento. Es decir, la persona debe tener el deseo o la intensión de mejorar, además de reflexionar en ello. Esto sería lo primero que hay que tomar en cuenta para que realmente la persona esté motivada.

Si realmente quieres crecer en la vida, debes comprender que tienes que adaptarte al entorno y mirar hacia el futuro. El cambio real se produce con la voluntad que incentiva a que la acción sea contundente para lograr la meta.

Motivación al cambio

¿Por qué modificar nuestro comportamiento?

En la vida suceden dos situaciones importantes, la primera se produce por el propio devenir de los acontecimientos. Muchas veces las situaciones nos obligan a generar cambios en nuestras vidas. La segunda opción, es el deseo que tengamos por modificar aquello que no nos agrada.

La toma de decisiones es fundamental para realizar los cambios necesarios y determinar el plan a seguir. Cuando ya estamos seguros y tenemos idea de nuestra realidad, lo único que nos queda es ejecutar.

Al producirse un conflicto que te exija que realices cambios a un corto, mediano y largo plazo, se pueden clasificar de la siguiente manera:

Por aproximación-aproximación:

En este caso existen dos alternativas que pueden ser muy favorables y en ambas se obtendrán resultados maravillosos. Por ejemplo, elegir entre dos ofertas de trabajo geniales. También otro caso podría ser, tener dos opciones geniales para pasar vacaciones. En la realidad muy pocas veces ocurren estas situaciones. Sin embargo, la vida sería más fácil ante estas circunstancias tan positivas.

La motivación personal al cambio, se daría sin estrés de ningún tipo porque cualquier decisión sería favorable. La elección partiría de lo que nos agrada más y algunas veces el entorno podría justificar la selección.

Por evitación-evitación:

Este es el punto que ninguno de nosotros quisiera llegar, ya que hay que escoger entre dos alternativas igual de desagradables. Aquí sucede todo lo contrario a la anterior circunstancia, debido a que nos encontramos con dos situaciones igual de negativas. Un ejemplo de ello sería, solicitar un crédito al banco para pagar el alquiler de una propiedad. Sin embargo, podemos decidir no endeudarnos y vivir en casa de un familiar depresivo.

Las circunstancias tan negativas dificultan que tengamos una motivación personal al cambio. Es difícil tener el deseo o la voluntad de cambiar cuando en el momento no hay elección. Entonces, seleccionamos la alternativa menos dolorosa o que representa mayor dificultad para nosotros.

Por aproximación y evitación

Las personas se sienten atraídas por una opción y a su vez tienen una conducta negativa. Este tipo de comportamiento condena el logro de los objetivos propuestos. Un caso específico sería querer adelgazar, entonces vas con un nutricionista, pero la tentación por la comida indebida es mayor. Quieres llegar a la meta, aunque es difícil de alcanzar porque tú mismo te saboteas.

Todas estas situaciones nos pueden ayudar o presionar para la toma de decisiones. Lo ideal es que se produzca la motivación personal al cambio en cualquier circunstancia de nuestras vidas, especialmente en los momentos más complicados que nos cuesta tener una actitud positiva y se producen ambivalencias.

¿Qué entendemos por ambivalencia?

Es un estado en que la mente en relación a un tema en específico presenta un conflicto con ambigüedades. Por ejemplo, una persona con agorafobia que desea afrontar ese problema en su vida. Sin embargo, el mismo individuo prefiere huir del conflicto antes que enfrentarlo.

La motivación personal al cambio depende tanto de la persona como de las circunstancias. También hay que mencionar que los demás pueden colaborar para favorecer o no una conducta adecuada. Evalúa si en tus relaciones con las otras personas practicas los siguientes estilos:

Estilo de acomodación:

Tal vez pasa que buscas la aprobación de los demás y haces actividades donde olvidas hasta tus propios objetivos. Te desapareces del conflicto para no defender tu postura porque no quieres que la relación se dañe.

Estilo de competencia:

Este tipo de individuo lo único que busca es ganar, sin importar la motivación personal al cambio de los demás. La meta es obligar a que las personas acaten sus posiciones y pierdan el conflicto mediante el dominio.

Estilo de evasión:

Por lo general, son personas que se apartan del conflicto o de todo aquel que genere problemas. Su tendencia es a no tener relaciones duraderas y muy pocas veces alcanzan sus objetivos de motivación personal al cambio.

Estilo de avenencia:

Son personas que les encanta preservar las relaciones ya establecidas. Sin embargo, son capaces de negociar sus metas si los demás también están dispuestos a hacer sacrificios.

Estilo colaborativo:

Nos referimos a aquellas personas que mantienen un equilibrio entre las relaciones personales y sus propias metas. Su ideal es que todas las partes estén realmente satisfechas.

En conclusión, el cambio será determinante cuando la persona esté comprometida a realizar las modificaciones necesarias en cualquier aspecto de su vida. Además, la motivación personal al cambio ayuda a mejorar ciertos comportamientos.

Si deseas avanzar en la vida para lograr tus objetivos y no puedes solo, debes solicitar ayuda. La mejor manera para vencer y crecer de forma personal es a través del coaching. En El Trampolín te ayudamos afrontar los cambios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

25 + = 30