, ,

Brilla en tu equipo de trabajo a través del dominio de la oratoria

Dominio de la oratoria para todos

Contar con un dominio de la oratoria de forma clara te permitirá encontrar un empleo y mantener el mismo.  Algunos profesionales no logran causar el impacto que desean, debido a su temor de hablar en público.

No importa la carrera que tengas y los conocimientos que poseas cuando te cuesta expresarte antes los demás. Muchos se preguntan cuál es la clave del éxito de algunos profesionales, pues hoy te diremos una.

Sin lugar a dudas, cuando existe un dominio de la oratoria te destacas más sobre otros profesionales. Puedes tener mucho conocimiento y capacidades, pero si tú no sabes transmitirlo a través del lenguaje estás en desventaja.

Las empresas valoran en un alto porcentaje a aquellas personas que saben comunicar sus ideas de forma eficaz. Además, de incentivar con sus dotes de orador a los demás miembros del equipo de trabajo.

Al tener una excelente capacidad para hablar en público podrás alcanzar el éxito en tu carrera. Esto te permitirá obtener mejores puestos de trabajo y hasta incluso avanzar profesionalmente. Por eso, tienes que saber algunos consejos para ser un estupendo orador.

Característica principal que buscan los reclutadores laborales

La mayor parte del tiempo el departamento de recurso humano busca para ocupar una vacante un buen orador. Es decir, una persona que se presente y sepa difundir de forma coherente y sin nervios sus ideas.

En el año 2016 la Comisión para el Empleo del Gobierno Británico realizó un estudio que demostraba la perspectiva anterior. De una muestra de 91 mil empleadores, todos señalaron que la mayor parte de los candidatos carecen de habilidades comunicativas.

La oratoria forma parte de una disciplina para aprenderla y con el pasar del tiempo la misma evoluciona. Lo mejor que puedes hacer es prepararte cada día más para que seas un orador exitoso.

Dominio de la oratoria

¿Cómo destacar en oratoria?

Es normal sentir miedo hasta el punto de querer huir de ese momento, además de los sudores que nos produce hablar en público.  Según un estudio reciente de Adecco Profesional, 75% de la población española sufren de glosofobia, es decir, de ansiedad.

Para tener dominio de la oratoria, en El Trampolín pensamos que se necesita conocimiento y entrenamiento. Al no contar con estos dos elementos es normal que tú sientas temor. Esto se debe porque sabes que no estás preparado para enfrentarte al público como quisieras.

Para hablar en público hace falta conocer las técnicas y practicarlas, al igual que alguna actividad cotidiana. Cualquier persona puede estar apta para ser un buen orador, lo único que tiene que hacer es seguir algunas instrucciones. Nos referimos por ejemplo a:

1.- Seleccionar lo que vamos a decir y la forma de expresarlo

En este punto es importante que tengas claro qué deseas decirle a tu público de acuerdo al tema y a sus intereses. Para ello, debes estructurar una presentación y te recomendamos que emplees  la técnica de contar una historia para que sea más atractivo.

2.- Conoce a tu público

Para que tú presentación sea más interesante y tengas un mayor dominio de la oratoria es importante identificar el perfil de tu público. De esta manera, sabrás los intereses de tu audiencia y podrás dirigir un mensaje con mayor propiedad.

3.- Anécdotas o preguntas

Por lo general, se recomienda como parte del discurso comenzar con una anécdota o una pregunta en relación al tema. Esto nos servirá para captar la atención del receptor desde el primer momento.

4.- Los silencios

Este recurso lo podemos utilizar para enfatizar algún punto importante o para que la audiencia reflexione. A su vez, nos permite descansar, tomar aire y que nuestro público puede asimilar mejor la información.

5.- Selecciona un final impactante

Tu intervención puede finalizar con una frase o cita para la reflexión. Además, otra opción es formular una pregunta. También puedes dejar una tarea pendiente para que el público tenga presente el tema al terminar la exposición.

6.- Prepara tu discurso

No dejes que el tiempo se adueñe de ti. Lo más recomendable es que prepares tu discurso con anterioridad. Así podrás practicar y sentirte cómodo con lo que expresarás ante tu audiencia. Esto es uno de los secretos fundamentales para el dominio de la oratoria.

¿El orador nace o se forma?

Definitivamente, el dominio de la oratoria es un verdadero arte, que se aprende y se entrena. Hay que resaltar que estudios recientes demuestran que 90% de los oradores, deben su éxito al método que emplearon. Es decir, que nada más un 10% nació con este don para la palabra.

En la educación desde temprana edad, lamentablemente no nos enseñan a debatir, argumentar, en fin a expresarnos. Crecemos, nos convertimos en adultos y continuamos con esa deficiencia. Incluso al realizar estudios superiores no nos enseñan a comunicarnos para persuadir y lograr nuestros propósitos.

Entonces, es posible aprender a tener dominio de la oratoria de la mano de una buena capacitación. Por eso, en El Trampolín  te ofrecemos diferentes posibilidades con excelentes profesionales.

Nosotros te ayudamos a enfrentar tu reto comunicativo, gestionar tus nervios, ganar confianza y contar con un estilo propio. Además, de estructurar el contenido de tu presentación.  Puedes tener sesiones individuales de oratoria o también elegir nuestros cursos. Tú escoges el mejor método de acuerdo a tus necesidades y el tiempo que dispongas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 20 = 25