,

Autoestima ¿Cómo es que la formamos y cómo podemos mejorarla?

La resiliencia se puede trabajar

Autoestima ¿Cómo es que la formamos y cómo podemos mejorarla?

La autoestima no es otra cosa que el aprecio y la valoración que alguien siente hacia sí mismo, hacia sus capacidades y sus habilidades. Este aprecio está fundado en creencias y juicios de valoración que tienen verificación interna y externa.

Debemos señalar que la verificación principal nos conduce a la última de ellas. Porque la información que recibe todo ser humano en sus primeras etapas proviene de cuanto aprendemos y percibimos del exterior. No nacemos con una autoestima determinada. La aprendemos con base en las cosas que nos pasan, sobre todo en nuestro primeros años.

Por ejemplo, un niño de dos años ríe a carcajadas y a nadie parece importarle que el sonido de su risa pueda incomodar. Su cerebro entiende que reírse de ese modo está bien y que nada debería cambiar porque su comportamiento es motivo de alegría para otros. Se siente, de alguna forma, reconocido y validado.

Nuestra autoestima habla del mundo que vemos

Imaginemos ahora que el mismo niño tiene cuatro años y que, en plena reunión familiar, suelta una carcajada que recibe comentarios de desaprobación. Por ejemplo: “Para ya de reírte así que me molesta”.

El niño, quien siempre se ha reído del mismo modo, entiende que esa forma de manifestarse está mal. Surge entonces un choque de escenarios que afectan su identidad y se genera una situación que toma forma cuando el niño adquiere su “uso de razón”, hecho que sucede cercano a los siete años de edad.

Gracias a su raciocinio y a las críticas que recibe, puede llegar a interpretar que las cosas que hace están mal. Que él mismo está mal, que es tonto. Que nada de lo que hace gusta, que es inútil y otras ideas del mismo tipo.

Así pasa el tiempo y ese niño llega a la adolescencia. La etapa en la que termina de formar su identidad y en la que busca pertenecer y sentirse aceptado. La etapa en la que consolida su sistema de creencias. Después de haber recibido años de críticas, de prohibiciones que antes no tenía y de comentarios acerca de otras personas, incluso de su mismo rango de edad, asume que él no es suficiente, que no es digno de amor o que todo lo que hace está mal. Termina de consolidar su propia “realidad”. 

Autoestima

“Si tienes la capacidad de amar, ámate a ti mismo primero” Charles Bukowski

¿Qué nos hace pensar que las cosas que creemos o que nos dicen sobre nosotros son ciertas?

Una de las presuposiciones de la PNL (la más famosa) dice lo siguiente: “el mapa no es el territorio”. Esto tiene una traducción más sencilla y trivial: “cada quien tiene su propia realidad”. Los seres humanos basamos nuestros mundos y nuestros mapas en interpretaciones.

Dicho así, el camino para mejorar tu autoestima presenta alternativas que tal vez no habías visto. Regresemos al origen del tema para plantear otra parte del proceso por el cual tomamos una experiencia y la convertimos en un modelo incuestionable.

¿Por qué alguien que recibe una crítica acerca de su risa termina por creer que todo con respecto a él está mal?

La respuesta es sencilla: nos gusta (y a veces nos conviene) generalizar. Si un día tomamos un cable con la parte de cobre expuesta y sentimos la corriente eléctrica, asumimos que así va a ser siempre. Clasificamos aquella acción como una verdad absoluta. Por supuesto, en ese contexto la generalización es funcional. Porque nos protege, pero… ¿qué pasa cuando creemos que cometer un “error” hace que seamos tontos, inútiles o incapaces?

Es entonces cuando generamos conversaciones que nos maltratan, que dejan ver nuestra poca o ausente estima.

Mejora tu autoestima reconociéndote y reconociendo a los demás

Una vez que crecemos y podemos hacer un examen consciente de las cosas que escuchamos sobre nosotros, podemos hacernos preguntas claves para desmontar esas creencias que nos invalidan.

¿Quién dice que debo ser perfecto? Detrás de muchos problemas de autoestima hay unas autoexpectativas altas, por lo general cercanas a la perfección. Todos cometemos “errores”, es parte de nuestra naturaleza. Cuando nuestros estándares son excesivamente altos, nos es más difícil querernos a nosotros mismos porque viviremos insatisfechos y decepcionados la mayor parte del tiempo.

¿Quién es la persona que me hace las críticas? Antes que mencionemos algún lazo consanguíneo o relacional específico, debemos decir que es un “ser humano”, por lo cual estamos en presencia de otro ser imperfecto que se equivoca tanto como nosotros.

Sucede que nuestras figuras de autoridad terminan moldeando muchos de nuestros comportamientos con sus comentarios. No suele ser lo mismo que un padre le llame tonto a su hijo, a que lo haga un desconocido. Cuando entendemos que aquello que nos decía una figura de autoridad no tiene por qué ser cierto, damos un paso adelante. Nos hacemos responsables de nuestro ser.

Comenzamos, casi enseguida, a valorarnos y conseguimos que sí somos capaces. Nos abrimos a ver las cosas que hemos hecho bien en la vida. Para tener una autoestima fuerte es importante ejercitarla. Recordar las evidencias que tenemos de nuestros logros. De esos momentos en los que tenemos comprobación de que hemos actuado de forma.

 Si tú no fueras tú, ¿qué te dirías para tener una mejor autoestima?

Las personas con poca autoestima suelen tener diálogos internos maltratadores, conversaciones recriminatorias hacia sí mismo, ataques ante la más mínima equivocación. Vale la pena revisar qué es eso que nos decimos en nuestro accionar cotidiano. Tener amor propio no siempre resulta fácil, pero si vas a convivir contigo las 24 horas del día, los 365 días de la semana, ¿cuáles serían las cosas que te dirías para lograr una autoestima ideal?

A pesar de los temas de autoayuda, las sugerencias y el resto de literatura que encontramos a nuestro alcance no siempre es fácil descubrir dónde nos estamos traicionando y cuales son las conductas y pensamientos limitantes que nos impiden tener una autoestima equilibrada. A través de la terapia gestalt podemos restituirla hasta recuperarnos por completo e incluso convertirnos en personas resilientes que superan la adversidad y salen reforzados. Si quieres más información puedes contactarnos a través del correo el teléfono o las RRSS.

Logotipo de "El Trampolín Coaching y Comunicación"

 
Avenida de Nazaret 13A
28009-Madrid
Telf contacto: +34910757492

¿De qué va la programación neurolingüística o PNL?

PNL

¿De qué va la programación neurolingüística o PNL?

Muchas personas han logrado superar retos personales y profesionales gracias a la programación neurolingüística o PNL. La PNL es un método efectivo que ayuda a modificar los pensamientos, sentimientos y actitudes de las personas en un aspecto positivo que potencia sus posibilidades de éxito en la vida.

¿Qué es la PNL?

El término “neuro” se refiere a la acción que realiza el sistema nervioso del ser humano para sostener una idea o un pensamiento. La lingüística se refiere a la acción de cada individuo para llevar a cabo dicha idea mediante un lenguaje verbal o corporal.

Las siglas PNL hacen referencia al término “programación neurolingüística” que, en palabras sencillas, puede definirse como una herramienta tecnológica que facilita la comprensión del funcionamiento de la mente humana para, de esa forma, reprogramarla e instalar nuevos esquemas dentro de la misma, que faciliten y expandan las posibilidades de éxito.

¿Para que sirve?

La programación neurolingüística ayuda a descubrir, conseguir y superar el máximo potencial viable en distintos ámbitos de nuestras vidas. Este modelo tecnológico surgió a partir de la observación y estudio del comportamiento de “personas excepcionales”, que al ser aplicado en otros individuos logran obtenerse los mismos resultados positivos. Con el tiempo esta herramienta de superación ha ido expandiendo su abanico de posibilidades.

PNL

Programación Neuro Lingüística

Beneficios de la programación neurolingüística

En principio, la programación neurolingüística fue ideada con la finalidad de estudiar el lenguaje humano. Actualmente, se usa con el objetivo de promover y beneficiar tanto las relaciones personales como profesionales.

En este sentido, algunos de los beneficios a partir de la implementación de programas neurolingüísticos son los siguientes:

  • Resolución de conflictos a nivel personal y profesional.
  • Autoconocimiento y resolución de fobias y traumas.
  • Superación de duelos o depresión.
  • Mejoras en el lenguaje verbal y no verbal para lograr una mejor comunicación.
  • Rediseñar y mejorar los aspectos inconclusos del ser humano.
  • Entender y controlar el funcionamiento de la mente para crecer en cada aspecto de la vida.
  • Hacerle frente a malos hábitos para ayudar a superarlos y lograr el éxito deseado.

Muchos son los beneficios que brinda la programación neurolingüística, pero sin duda estos son algunos con mayor relevancia, presentes comúnmente en la vida de cada persona.

Técnicas más usadas de programación neurolingüística

Para lograr los beneficios nombrados anteriormente, es necesario que se lleve a cabo un tipo de “programa” específico que ayudará a diferenciar los métodos que deberán llevarse a cabo según cada tipo de problema.

Algunas de las técnicas más utilizadas en la programación neurolingüísticas son:

  • El Rapport:

    Esta técnica es utilizada para situaciones donde es necesario aumentar o mejorar la comunicación ante otras personas. Al mejorar los métodos de comunicación influirán los resultados ya sea en la resolución de problemas, en los resultados que se desean obtener al transmitir un mensaje o simplemente a fomentar y reforzar la confianza en las relaciones, sean estas personales o laborales.

  • Creencias limitantes y potenciación de la identidad:

    El objetivo de este método es reconocer las carencias y creencias actuales que limitan la potencialidad de la mente. Resolver tales conflictos y modificar la realidad actual para lograr obtener resultados positivos a futuro. Básicamente este método ayuda a evitar que se fomenten espejismos basados en creencias que no están acordes a la realidad.. También a que se logren obtener soluciones a partir de la información recibida en un plano realista.

  • Visual-auditivo-kinestésico:

    Cada persona maneja distintos canales sensoriales para la obtención de algún aprendizaje o la toma de algunas decisiones. El objetivo de este método es conocer el canal de preferencia para potenciar e incentivar futuras decisiones, lograr utilizar las herramientas adecuadas para convencer y lograr el objetivo final.

  • Acceso ocular:

    Otro método para lograr resultados positivos con la programación neurolingüística es reconocer las señales corporales en las demás personas. Por ejemplo, mirar al ángulo superior izquierdo implica un recuerdo. Mirar horizontalmente hacia la izquierda infiere un acceso auditivo. El ángulo inferior izquierdo implica un diálogo interno. El ángulo inferior derecho significa un acceso kinestésico. Mirar horizontalmente hacia la derecha implica un acceso auditivo y, finalmente, el ángulo superior derecho implica una construcción visual. Es preciso tomar en cuenta estos elementos para saber cuál será el mejor camino a abordar para resaltar acciones positivas en las demás personas o sencillamente reconocer su intencionalidad.

  • Anclaje:

    Este método consiste en generar reacciones positivas en las otras personas. Disminuir las emociones negativas mediante estímulos que reduzcan las sensaciones de estrés o angustia. De esta forma modificar el aprendizaje y convertir el positivismo en una nueva psicología de vida. Básicamente esta técnica de programación neurolingüística se funda en que “cada persona tiene el timón de su vida y decide qué hacer con sus estados internos”.

Algunos ejercicios y herramientas de programación neurolingüística más usados

Antes de realizar cualquier estrategia de motivación es necesario llevar a cabo ejercicios de relajación y respiración, estas son dos de las herramientas más firmes de la programación neurolingüística.

Asimismo, uno de los métodos más efectivos y utilizados es también idealizar con anterioridad algún objetivo que quiera realizarse y que cause suficiente motivación como para emprenderlo. Una vez visualizada la idea descansar de ella unos minutos. Después compara dicha sensación con otra que no cause tal motivación.

Una vez realizado ese ejercicio tomar nota de las diferentes sensaciones que cada objetivo produjo ayudará a diferenciar aquellas metas que podrán ser mayor o menos importantes para cada individuo. Y por supuesto a lograr mayor motivación en aquellas que logran generar mejores cualidades personales.

En “El Trampolín” usamos la PNL como una herramienta eficaz para mejorar las capacidades en nuestros cursos intensivos de 8 horas de Oratoria y Oratoria Empresarial y nuestros cursos de oratoria.

 

Logotipo de "El Trampolín Coaching y Comunicación"

Avenida de Nazaret 13A
28009-Madrid
Telf contacto: +34910757492
,

Life Coaching. ¿Qué es?

Life coaching

Life Coaching. ¿Qué es?

Puede que a lo largo de nuestra vida, atravesemos distintos episodios de los cuales creemos que no existe salida. Momentos marcados por el desanimo y el estancamiento a diferentes niveles. En lo personal, profesional, sentimental, no hay un límite para sentirnos aminorados por las circunstancias que se presentan. Es aquí donde entra en juego el life coaching.

Su nombre en la actualidad life coach o coaching personal, es un anglicismo que puede ser traducido como “entrenar”. De ahí que el coaching sirva para modificar o entrenar el estado de nuestra mente para lograr distintas metas, o ampliar nuestras habilidades. La verdad se puede mejorar distintos aspectos a través de esta técnica.

Este método de orientación se ha hecho muy popular en años recientes. Ha servido como una herramienta eficaz para que personas puedan seguir creciendo personalmente. Que mejoren algunas situaciones en su vida. Guiados por un coach especializado que conozca a fondo sus necesidades, y le preste la motivación y las herramientas para alcanzar el objetivo.

Esta terapia no solo tiene enfoque en lo personal, sino que se puede recibir orientación en otros ámbitos como el profesional, organizacional o incluso deportivo. Conoce un poco más acerca de su definición.

¿Qué es el Life Coaching?

Si te preguntas qué es el life coaching, debes entender que es un tipo de orientación enfocada a maximizar el desarrollo de nuevas habilidades, al cumplimiento de metas o a la superación de ciertas circunstancias. Esto se logra a través del cambio de perspectiva, o el refuerzo de valores indispensables como el compromiso, el trabajo o la responsabilidad.

Y si del ámbito personal se trata, esta técnica de orientación busca producir cambios a profundidad que ayudan a mejorar las relaciones interpersonales, se cumplan metas individuales, o se trace un nuevo proyecto de vida en el que se explote tu pleno potencial humano. Con la motivación y guía de un coach profesional todo ello es posible.

Con este método puedes lograr distintas mejoras en ti, como persona. Un simple cambio de perspectiva es útil para cambiar de paradigma, desenvolverte mucho mejor ante ciertas situaciones, o aceptarte con tus errores y virtudes. Son infinitas las posibilidades de mejoría y crecimiento como persona.

El éxito se hace tangible por medio de las vivencias y las experiencias de superación que la persona es capaz de lograr. El aprendizaje de nuevas habilidades, el ascenso a un mejor puesto de trabajo, virtudes que no conocías sobre ti, o hasta solamente con ver las cosas de modo positivo, es el resultado final de una buena orientación.

Life coaching

El “Life Coaching” ayuda a las personas que quieren mejorar la calidad de vida y las relaciones personales

Técnicas del Life coaching o Coaching Personal

La persona encargada de guiar el proceso de coaching emplea algunas técnicas para hacer reaccionar a quien recibe la terapia. Lo ideal es crear un ambiente que fomente el cambio y la identificación de las barreras que cercan al coachee.

Algunas de ellas pueden resultar poco convencionales para quienes las reciben, pero están alineadas con el mismo propósito.

Escuchar al Otro

El entrenador está en la capacidad de escuchar a su cliente para detectar el problema, analizar y formular la estrategia para generar el cambio. A través de un diálogo unipersonal, se puede conocer la causa de cualquier problema.

Preguntar lo Correcto

Si se hacen las preguntas correctas, o incluso a veces en tono defensivo, el coach puede provocar un cambio de inmediato en la persona, que lo lleve a tomar una posición de ataque y defensa, y le permita darse cuenta de lo que por cuenta propia, no es capaz de ver.

Motivación como Progreso

Un coach profesional está en la obligación de motivar a cualquier persona para lograr el progreso durante todo el proceso. Con palabras de aliento, recomendaciones y sugerencias, puede crear un ambiente de confianza que impulse a quien recibe la orientación.

Papeles en el Proceso de Coaching

Durante este proceso solo son suficientes solo dos personas para comenzar la orientación. El coach (el entrenador) y el coachee, quien recibe el entrenamiento. Es primero está encargado de orientar y acompañar durante un tiempo al cliente, hasta que cumple con el plan trazado desde el inicio.

Con sus acciones, este entrenador busca generar el cambio necesario que haga reaccionar al coachee. Es importante obligar el cuestionamiento. Corregir lo que puede obstaculizar el crecimiento y desarrollo personal. La adopción de una perspectiva diferente promueve el análisis introspectivo, y detectar las fallas con facilidad.

El coachee (o la persona que recibe la terapia) no sabe qué cambios hacer, o cuales herramientas implementar para producir lo que realmente quiere en su vida diaria. El entrenamiento personal va a moldear su estado mental para conseguir metas personales o profesionales.

Ventajas del Coaching Personal

Realmente son muchas las ventajas de las que se puede gozar luego de recibir orientación a través del coaching personal.

Vas a poder cumplir tus metas. Con el asesoramiento adecuado vas a poder definir objetivos claros, que te faciliten su cumplimiento. Al tener un plan pre visualizado, te esforzarás por algo en específico.

Te conocerás mejor ti mismo. Por medio del análisis introspectivo y el interrogatorio acucioso del coach, conocerás cosas de ti que no sabías.

Desarrollarás nuevas habilidades. Creemos no ser capaces? Si recibimos la motivación suficiente o nos esforzamos un poco más, podemos desarrollar habilidades que fortalezcan nuestra personalidad.

El coaching personal no debe ser visto jamás como un castigo. Es una enseñanza que nos permita vislumbrar el camino para desarrollar una mejor versión de nosotros mismos.

Logotipo de "El Trampolín Coaching y Comunicación"

 
Avenida de Nazaret 13A
28009-Madrid
Telf contacto: +34910757492

Oratoria anglosajona en el marco de la educación anglosajona

Oratoria anglosajona

La oratoria en el marco de la educación anglosajona

En todos los ámbitos de la vida es esencial dar un buen uso a las palabras, por eso la oratoria es fundamental para lograr el éxito.

Oratoria Anglosajona: El orador debe tener la capacidad de convencer a un público, sin importar lo grande o pequeño que sea. A continuación conoceremos más sobre lo que esto significa en la educación anglosajona.

En la actualidad son muchos los egresados de reconocidas escuelas de habla inglesa que ocupan posiciones importantes dentro del mundo de la política y los negocios. Si lo pensamos bien, parece que no han llegado allí por casualidad. La mayoría de estas personas son expertas en hablar en público y por lo tanto tienen buenas conexiones interpersonales.

Millones de estudiantes alrededor del mundo aún no conocen lo que es la oratoria. Curiosamente, será lo primero que evaluarán sus futuros empleadores una vez que culminen sus estudios y salten al mercado laboral. En el Reino Unido, lo que la gran mayoría de los patronos toma en cuenta a la hora de contratar a algún trabajador, es su forma de expresarse y si pueden transmitir un mensaje de manera efectiva.

Oratoria anglosajona

La educación anglosajona da una gran importancia a la oratoria

Oratoria Anglosajona

A diferencia del modelo continental, el modelo asiático y el escandinavo, los educadores anglosajones se caracterizan por incentivar la creatividad de sus alumnos. Este modelo busca aminorar la exigencia durante las horas de clase y dar mayor importancia a las actividades escolares realizadas en casa. Disminuye la carga académica y se distribuyen las horas educativas entre la institución y las tareas para el hogar.

Este modelo educativo fomenta la competencia mediante la creatividad. Tiene como premisa lograr no solo adquirir el conocimiento, sino enseñar cómo aplicar el conocimiento rompiendo los estándares sistematizados. Buscando resaltar el ingenio de los estudiantes con ideas frescas e ideas nuevas.

De esta forma, el modelo educativo anglosajón se considera que podría ser uno de los más eficaces. Incentiva a las personas a adaptarse siempre a los cambios. Con la práctica frecuente de técnicas de oratoria las personas adquieren la capacidad de pensar con rapidez y creatividad. Buscarán siempre los métodos de acercamiento más adecuados para persuadir al público en cuanto lo tengan en frente, en el futuro.

La oratoria en la actualidad y el modelo de oratoria anglosajón

Anteriormente, la principal manera de convencer al público era a través de la divulgación de los conocimientos que alguien poseía. Este modelo se ha transformado de alguna forma para empezar a convencer a la gente mediante el uso de la inteligencia emocional, es decir, si el emisor tiene la capacidad de brindar algún tipo de información y logra conmover al receptor, sea o no cierta la información que se está ofreciendo, el público quedará convencido de que sí lo es.

La naturalidad y la brevedad son características claves para lograr una buena oratoria en la actualidad. El público contemporáneo busca ser convencido y la única manera de lograrlo es que el orador logre conectar con las emociones de sus receptores.

La capacidad que estos dos modelos facilitan las posibilidades de crecimiento en todos los ámbitos de la vida. No existe poder más fuerte que el de convencer y mover a las masas. En este sentido no calará en las mentes de las personas lo que se expresa, sino cómo se expresa.

Pero… ¿Qué es la oratoria?

Como su nombre lo indica, es hablar en público elocuentemente logrando al mismo tiempo persuadir al público que está recibiendo la información. También puede realizarse mediante sermones o discursos.

La oratoria también es conocida como una forma de “marketing personal”. Busca la forma de vender cualidades propias de una manera natural para brindarle seguridad y confianza a un púbico en específico y lograr así convencerlos de algún mensaje o propuesta que se esté exponiendo.

Muchos oradores suelen realizar escritos antes de dar algún discurso. Complementan dicha información con el conocimiento que poseen. Sin embargo, un verdadero orador debe tener la capacidad de improvisar tales discursos. Deben tener amplio conocimiento sobre infinidad de temas y saber cuáles temas podrán tocar y cuáles no.

Las cualidades de un buen orador deberán ser: buena dicción. Utilizar frases conocidas que logren conectar con el público receptor. Mantener un buen tono de voz para dejar un mensaje claro en la mente del espectador. Y mantenerse bien informado sobre cualquier tema para expresarse con total seguridad y firmeza.

Importancia de saber expresar ideas

Es el arte de convencer con las palabras. En algunas ocasiones pasa a ser menos importante que la información ofrecida sea verdad. Siempre y cuando el orador logre convencer al público de lo contrario.

Mediante la oratoria podrá obtenerse la capacidad de motivar. Hasta de incentivar emociones y sentimientos de un público específico. Haciendo el uso correcto de las palabras el orador podrá persuadir, conmover, convencer, enseñar y agradar a las personas. O simplemente… causar un efecto contrario y negativo.

Cuál sería el impacto que tendrían las comunicaciones en un futuro no muy lejano si más sistemas educativos incluyeran en sus programas la enseñanza de la oratoria a las nuevas generaciones. La respuesta es simple y todos la conocemos. Si quieres saber como adquirir estas habilidades con un método práctico, intuitivo y eficaz puedes contactarnos sin compromiso.

 

Logotipo de "El Trampolín Coaching y Comunicación"

 
Avenida de Nazaret 13A
28009-Madrid
Telf contacto: +34910757492

 

Coaching

Coaching

Coaching

Coaching, ese perfecto desconocido….

El coaching o entrenamiento ejecutivo se ha convertido en una práctica muy aclamada en los últimos años ya que ha tenido gran aceptación tanto de organizaciones importantes como de individuos que persiguen metas y objetivos para agregar valor a sus vidas profesionales y personales.

Está dirigido principalmente a personas que poseen alto potencial para estar al frente de cargos estratégicos donde deben hacer uso del liderazgo. Son personas que quieren alcanzar logros en su vida, dando el siguiente paso. El responsable de brindar las herramientas para tal fin, es el coach ejecutivo. Evaluará al candidato y detectará las posibles fallas que le impiden alcanzar el objetivo anhelado.

Al transitar por el camino del coaching es importante tener en cuenta que en algún momento se nos pedirá cambiar o redireccionar nuestro enfoque. Esto es algo completamente normal. Expandir nuestro horizonte y estar abiertos a nuevas ideas y experiencias. Es la clave para llegar a ser futuros líderes en una organización o como meta individual.

Coaching

Sonia Jávaga Coach Personal

Beneficios del Coaching Ejecutivo

No es casualidad que muchísimos atletas o personalidades políticas tengan un coach a su lado; les ha brindado resultados positivos. Por eso, es importante que conozcas cuáles son los beneficios de tener un coach ejecutivo si tienes en mente escalar hacia una posición más estratégica dentro de una organización:

Garantiza mayor productividad, mejores puestos de trabajo y por supuesto, más ganancias.

Proporciona un conocimiento más profundo sobre nuestras habilidades individuales y de cómo nos perciben los demás.

Ofrece soluciones para tener más claridad a la hora de dar pasos arriesgados y esto fortalece la convicción individual.

Permite visualizar el todo en una situación para identificar eficazmente esos espacios que en el pasado no eran tomados en cuenta.

Trabajar más en la empatía, el estímulo y el apoyo emocional, lo cual influye directamente en la forma cómo nos conectamos con las demás personas que forman parte de nuestro equipo.

¿Quién necesita Coaching Ejecutivo?

En la actualidad, las  organizaciones atraviesan por procesos competitivos  muy importantes. Es necesario presentar resultados inmediatos para mantenerse en la palestra. Es por ello que muchas veces estos resultados son exigidos a esas personas que tienen el potencial de estar al frente de posiciones de liderazgo. Sin embargo, muchas organizaciones aún ignoran que cada individuo posee necesidades diferentes y que es indispensable atacarlas de formas distintas.

El coaching ejecutivo es una herramienta adecuada para esa persona que desea dar un paso más hacia la excelencia. No obstante, deben estar de acuerdo tanto la organización como el individuo en que el entrenamiento ejecutivo es la vía más adecuada para alcanzar el éxito mutuo. ¿Pero, es algo que solo se decide y ya? No parece ser tan sencillo…

El Coaching Ejecutivo es para gente decidida

Si crees que cualquier persona puede despertar un día pensando que todo lo que necesita para ser exitoso en esta vida es contratar a un coach ejecutivo… pues no es así exactamente cómo funcionan las cosas. Esta práctica ha demostrado ser bastante eficaz en personas que saben lo que quieren, que tienen claro hacia dónde quieren ir.

Aunque no todas esas personas poseen las herramientas necesarias para llegar al destino soñado, es allí donde entra el coach ejecutivo y con todo su conocimiento, brinda la orientación especializada y personalizada para que un líder pueda alcanzar su sueño de ser más productivo y efectivo.

El coaching es para ti?

Podemos suponer que eres un profesional intachable. Uno de los más destacados de tu empresa. Alguien que completa con éxito cada una de las actividades que le han sido asignadas. Pero reconoces que no eres muy bueno cuando se trata de las relaciones interpersonales ni de persuadir a los demás. Este es un caso específico donde el coaching ejecutivo podría hacer maravillas. Porque estás haciendo énfasis para mejorar esa zona de tu vida que aún no has podido dominar en su totalidad.

Se trata de prestar mayor atención a una debilidad específica y convertirla en una fortaleza.

Lo que el Coaching Ejecutivo es y lo que no es

Es una herramienta que ayuda a la persona que la recibe a potenciar sus cualidades y aptitudes, y por supuesto, a mejorar sus debilidades.

Ayuda a pensar de otra manera para aprender a solventar dificultades.

Está diseñado para que el coacheé (el que recibe el coaching) adquiera la capacidad de confiar en sí mismo al momento de tomar decisiones importantes.

No es esto:

Un servicio de consultoría que puedes solicitar solo para que te hagan el trabajo.

Una agencia donde pides que un coach trabaje contigo… para que tome decisiones por ti.

Un par de manos adicionales para un líder que no sabe lo que está haciendo 😉

Debe ser bien recibido para que funcione

Un potencial cliente de un coach ejecutivo debe estar dispuesto a recibir la orientación. Con todo lo que eso implica (sugerencias, críticas constructivas, observaciones). Y a aceptar con humildad y madurez lo propuesto por el entrenador. Si en cambio, la persona que está recibiendo el coaching ejecutivo se muestra renuente a dar los pasos necesarios para cosechar éxitos, entonces todo habrá sido una pérdida de tiempo y dinero.

Por eso es que insistimos en que debe existir una necesidad de querer cambiar. De querer  hacer las cosas de otra forma para obtener resultados distintos, para que el coaching ejecutivo rinda sus frutos.

 

 

Logotipo de "El Trampolín Coaching y Comunicación"

 
Avenida de Nazaret 13A
28009-Madrid
Telf contacto: +34910757492

 

 

,

Que es la Glosofobia?

Glosofobia

Que es la Glosofobia?

Cómo superar la glosofobia para disfrutar hablando en público?

Definamos lo que es la glosofobia, la definición práctica para esta palabra, no es otra que la de miedo escénico. Ese viejo saboteador al que le achacamos nuestra presencia o deficiencia de habilidades para hablar en público.

Este miedo, a su vez, tiene diversas escalas, que limitan, más o menos, el buen desempeño a la hora de hacer una presentación efectiva. Nos basamos en las categorías de Mira y López (1984), para que puedas identificar tu nivel de miedo escénico:

Categorías del miedo escénico:

Prudencia: aquí entra la clásica persona que pasa “bajo perfil”. Por lo general, no habla y proyecta una imagen de ser reflexiva. Sospecha que si menciona alguna palabra, entonces tendrá que exponerse públicamente.

Cautela: el estado de inseguridad se manifiesta con una aparente calma, pero a diferencia de la primera categoría, la persona se muestra espontánea, como si no le preocupara el hecho de hablar en público. Para ello utiliza comportamientos distractores como silbar, hacer comentarios “graciosos”, mostrar risas nerviosas, tocarse las manos o pies, etc.

Alarma: aquí la glosofobia se hace más evidente porque la persona pierde claridad de pensamiento y adopta actitudes vacilantes como torpeza en sus movimientos, dificultad al hablar y otros rasgos notorios.

Pánico y terror: aunque no son lo mismo, decidimos agruparlas ya que se parecen bastante. En ambos casos, puede haber respuestas agresivas y la aparición de la “fuga hacia adelante”. En el primero de los casos, la persona puede recordar con mucha dificultad lo sucedido y en el segundo, puede llegar al desmayo o a la amnesia específica del capítulo donde debía hablar en público.

 ¿Nacemos con miedo escénico o lo aprendemos?

Todos los mamíferos nacemos con una batería básica de emociones, entre ellas, el miedo. Piénsalo, hace 10 mil años un grupo de humanos estaba en la sabana terminando su comida y un león se acercaba a su campamento, ¿qué sería de ellos sin el miedo? Quedarían sus huesos, y poco más, para el recuerdo. El miedo nos sirve para defendernos o huir, para salvaguardar nuestra vida.

El miedo, aunque algunos digan lo contrario, es positivo si cumple con su rol. Ahora bien, ¿qué pasa si aparece o se desborda ante situaciones que no representan un peligro “real”?

A que nos referimos?

Nos referimos exactamente al hecho de hablar en público. ¿Cuántos leones hay sentados frente a un orador? Ninguno ¿Qué posibilidad hay de que seamos, literalmente, devorados? Ninguna.

Nacemos con miedo pero las fobias las aprendemos. Así que cuando sufrimos la glosofobia, estamos ante una respuesta aprendida. Si no, ¿cómo se explica que seamos lo suficientemente espontáneos cuando niños, como para cantar utilizando el peine de micrófono improvisado? ¿Cómo es que animamos las fiestas familiares con bailes de cualquier tipo y sin vergüenza alguna?

Dicho esto, podemos reducir la magnitud del miedo a un evento que puede ser beneficioso si, como dice la PNL, lo ponemos a nuestro favor. Así, pues, cabe la siguiente pregunta:

¿Para qué nos sirve eso que llamamos miedo escénico?

Un enfoque positivo, por ejemplo, sería ver al miedo como algo que nos permite respetar a nuestra audiencia. Nos preparamos de la mejor manera posible, documentándonos tan bien como podamos. Practicamos varias veces hasta que dominemos el tema. O hacemos un curso de hablar en público donde puedan ayudarnos con técnicas específicas para desenvolvernos con soltura en el escenario.

Glosofobia

Glosofobia: Podemos llegar a bloquearnos o desmayarnos

 ¿Cómo superar la glosofobia?

Hay un sinnúmero de consejos que puedes poner en práctica. Sin embargo, cualquier técnica pasa por una revisión previa de los juicios que tienes sobre el hecho de hablar en público.

Nuestros miedos referentes a este tema son diversos, miedo a equivocarnos, al fracaso, a que nos regañen, a las experiencias nuevas. ¿Qué pasa sin continuamos reencuadrando las interpretaciones acerca de la glosofobia?

Una de las presuposciones de la PNL es error vs retroalimentación. En vez de pensar en una presentación pública como algo donde vayamos a fracasar, podemos verlo como un aprendizaje, desde el planteamiento inicial hasta el desarrollo del proceso. Todo es una oportunidad para extraer conocimientos y lecciones valiosas.

¿Cuán importante es para mí lo que piensen los demás?

Solemos poner nuestra atención en lo que los demás piensan. Tenemos un marco referencial externo muy amplio donde damos cabida a las opiniones de otras personas y nos enfocamos poco en lo que pensamos acerca de nosotros mismos.

Es común que sobreestimemos los comentarios ajenos o que nos concentremos en aquellos que son ofensivos o negativos. En la medida en la que atendamos mejor a cómo nos sentimos frente a un público y filtremos lo que otros dicen acerca de nuestra labor, nos desempeñaremos de mejor forma. Al fin y al cabo

¿qué ha logrado en materia de hablar frente a un público esa persona que nos critica sin compasión?

Muchas veces, nada.

Si el miedo escénico raya en la fobia, entonces hay diversas técnicas que resultan efectivas en muy alto porcentaje. La psicología nos ofrece la posibilidad de realizar terapia de exposición, la cual puede hacerse de forma gradual para interactuar de forma controlada con la situación que desencadena el miedo. Digamos que es una forma de poner, poco a poco, el cuerpo bajo la ducha.

Desde la PNL, la técnica de “Cura de fobias” resulta efectiva y, sobre todo, rápida. Si la indagación sobre el miedo es la adecuada, una fobia puede curarse hasta en una sesión de 15 minutos.

En caso de que desees revisar qué es lo que piensas acerca del hecho de hablar en público y cuáles son esas limitaciones que te autoimpones, entonces, un coach ontológico puede ayudarte a descubrir cuáles son los juicios que te determinan como orador / expositor y acompañarte a que los fundamentes para que decidas si te son útiles o no.

Como estas, hay muchas otras posibilidades, que se potencian siempre que revises la imagen que tienes sobre ti. Muchas veces la glosofobia no es más que la muestra de una autoestima baja.

Me permito aprender a hablar en público

En la medida en la que te permitas avanzar con tus miedos de la mano y mejorar tus respuestas ante su aparición, podrás comenzar a disfrutar de hablar en un escenario, de exponer tus ideas en público, de presentar mejor tus informes orales y, ¿por qué no? de convertirte en una persona más espontánea y con mejor autoestima.

 

Logotipo de "El Trampolín Coaching y Comunicación"

 
Avenida de Nazaret 13A
28009-Madrid
Telf contacto: +34910757492

 

,

Elevator Pitch, el arte de transmitir nuestras ideas

logotipo El Trampolin Coaching y Comunicación

Elevator Pitch: como transmitir el ADN de un proyecto

Que es el “Pitch” o “Elevator pitch”

Elevator pitch y el ADN. Nuestro ADN tiene toda nuestra información genética. Es irrepetible para cada uno de nosotros, pero al mismo tiempo, contiene todos los datos necesarios que se van a transmitir de generación en generación. Eso es, justamente, lo que debe ser un “elevator pitch”  un discurso que versa sobre la esencia de un proyecto.

Debe ser un discurso original, pues, ahí es donde estará el valor distintivo del proyecto que quieras vender, y debe tener esos datos precisos y relevantes de los que se va a enterar quien te escuche porque, precisamente, son esos rasgos particulares los que van a causar impacto una vez que los transmitas.

Usa lenguaje sencillo y define aquellas palabras poco conocidas

Es común que algunas personas pretendan parecer más importantes, o con más conocimientos, a través del uso de palabras complejas que pocas personas conocen. ¿El resultado? Una audiencia que no se entera sobre qué le están hablando. Si eres de los que hace esto, estás saboteando tus propias aspiraciones de vender tu proyecto. Mantenlo simple

La ventaja de utilizar un lenguaje claro, es que nadie tendrá que dedicarle energía a pensar en qué significa determinada palabra, manteniendo su enfoque en lo verdaderamente relevante, o sea, en lo que ofreces. Si hay alguna palabra poco conocida o poco usada en tu “elevator pitch”que debas mencionar, defínela de forma sencilla.

Usa gestos ilustradores para impactar con tus cifras y conceptos

¿Sabías que más de 80 mil perros son abandonados cada año en España? Eso equivale a la misma cantidad de gente que cabe en el Santiago Bernabéu con todos sus asientos llenos”

Este es solo un ejemplo de lo que puede lograr una cifra explicada con un escenario que cualquiera se imagina. Y es que el cerebro humano piensa en imágenes. Por lo cual es mucho más sencillo que imagines cosas que conozcas y que sean un punto de referencia bien establecido. Aprovecha este tipo de recursos para elaborar tu “Elevator Pitch”

Esto aspecto es muy útil si vas a pedir una contribución porque permitirá que, quien tenga dudas en contribuir, vea la cifra que solicitas como algo de lo cual se pueda desprender fácilmente.

Por ejemplo: “Un niño del tercer mundo puede alimentarse todos los días, durante 2 semanas con tan sólo 8 euros, lo mismo que gastas en un bocadillo o en un par de cafés”.

Elevator Pitch o elevator speech

“Elevator Pitch” o “Elevator Speech”

El momento más adecuado: entorno y circunstancia

Si está programado que tengas una intervención en un evento, entonces este punto no tendrá particular relevancia.

Pero como nunca se sabe cuando aparece una oportunidad para exponer tus ideas y vender tu proyecto, es importante que entiendas que no siempre va a ser adecuado que hagas tu elevator pitch”.

Imagina que consigues que esa persona con la que habías deseado hablar desde hace mucho tiempo te escuche. Sin embargo, su cara de hoy es de muy poco amigos. No hay otra,,, mantienes la estrategia pero cambias la táctica?…

Que hacer entonces?

Es preferible que dejes para otra oportunidad ese discurso tan valioso porque pudieras llegar a resultar inoportuno o antipático. Como la primera impresión es la que cuenta, no te te arriesgues a crear una imagen desfavorecedora sobre ti. Esto te cerraría posibilidades en un próximo encuentro.

Si, en cambio, juzgas que el riesgo de tener un contacto verbal es más bien de nivel medio, muéstrale empatía y comienza tu diálogo con unas disculpas (la cortesía es un gran ablandador de ceños fruncidos) Pídele su tarjeta o número de contacto y pregunta por un momento en el que puedas hablarle (para que no caigas en la vieja trampa del “no te preocupes que yo te llamo”) 

Usa este tipo de verbos y persuade mejor con tu “elevator pitch

Somos seres de acción. Nos cuesta estar sin nada que hacer. Aún cuando creas que no estás haciendo algo, estás pensando. Esto es algo a lo que le puedes sacar mucho provecho.

La línea entre persuadir e imponer es muy delgada, así que usa verbos en imperativo, pero revisa el entorno y la circunstancia.

Un verbo en imperativo es aquel que motiva a la acción. Ej” Haz, piensa, párate, abrázame.”

Pero es importante que cuides las formas para que puedas aprovechar esta posibilidad. Si abusas de este tipo de verbos, habrá quien se pueda ofender.

Digamos que este elemento de la oración es efectivo como mandato. Una vez que tienes una conexión con la otra persona o con la audiencia. Los verbos en imperativo son ideales para cerrar diálogos. Ej: “Ahora que ya conoces cómo puedes ayudar a las personas sin techo, rellena el formulario… Haz tu donativo y ayúdanos a tener un mundo mejor”

Menos palabras son más efectivas

Sé breve con tu mensaje. Un “elevator pitch” no debería sobrepasar los 3 minutos. La cantidad de palabras ideales para mencionar durante este lapso es de aproximadamente 550. Esta recomendación se desprende de un estudio realizado por la profesora Emma Rodero de la Universidad Pompeu Fabra (UPF). Afirma que la velocidad a la que deberíamos hablar es de unas 170 palabras por minuto. La comunicación humana es bidireccional así que concluímos que ante esta cantidad de palabras el cerebro humano puede prestar mayor atención a un determinado mensaje.

Ordena tu discurso y guía a tu audiencia

Como en toda historia o narración que hagas, el esquema básico consiste en una introducción, un desarrollo y un final. Lo importante de que ordenes las ideas según un orden, ed manera que la audiencia tendrá mayores posibilidades de mantenerse concentrada siguiendo el hilo argumental.

Por poco que parezca el tiempo para un “elevator pitch”, tres minutos con una coherencia narrativa, resultan muy poderosos si los esquematizas de esta forma.

No es lo que dices, sino como dices tu “Elevator Pitch”

Aristóteles ya hablaba del Pathos (capacidad de generar emociones a través de las palabras) hace más de 2000 años. Sin embargo, el término también se utiliza para el carácter que se le imprime a un discurso.

Algunas cifras afirman que solo el 7% del resultado de la comunicación, tiene que ver directamente con las palabras. Entonces, ¿qué pasa con el porcentaje restante?

Hay una serie de elementos no verbales paralelos al lenguaje que intervienen para que un “elevator pitch” sea realmente efectivo. Por ejemplo, el tono y volumen de la voz, la gestualidad, la dicción, la energía que se le imprima al discurso.

Los grandes líderes del mundo son conocidos por hacer presentaciones cargadas de emocionalidad. Por citar un par de ejemplos, están el recordado Steve Jobs y el ex presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Barack Obama.

El entrenamiento y la práctica hacen al maestro

Dar un discurso o hacer un “elevator pitch” no es una tarea sencilla. Lo cual no significa que sea imposible o tortuosa. En la medida en la que te abres a aprender o hacer un curso y a practicar vas a poder dominar toda una serie de elementos que te harán persuadir mejor con tus ideas. Si ya estás aquí, es porque acabar de dar el primer paso. si quieres más sugerencias puedes considerar lo que GANANCI tiene que decirte sobre el elevator pitch

 

Logotipo de "El Trampolín Coaching y Comunicación"

 
Avenida de Nazaret 13A
28009-Madrid
Telf contacto: +34910757492

 

,

Inseguridad. Cómo puede afectar la inseguridad a tu círculo social?

Inseguridad emocional

Inseguridad, descubre como puede afectar la inseguridad a tu círculo social

Dentro de un círculo social, ya sea grande o pequeño se encuentran personas de distintos gustos y actividades. También de diferentes actitudes y formas de ver la vida, el problema es que no todos se toleran. Por eso cuando existe inseguridad en una o mas personas, el círculo social se ve afectado.

Inseguridad ¿Qué es?

La inseguridad tiene varias definiciones, pero en general es la falta de seguridad en una persona o decisión. Pero la inseguridad puede ser hasta una condición emocional que sufren algunas personas por el miedo a que las cosas no salgan acordes a sus expectativas.

La inseguridad se puede presentar en distintos casos, por ejemplo, antes de entrar en una zona desconocida física o emocionalmente. También existe en el campo laboral, cuando no estamos seguros de lo que hacemos en el trabajo. Pero hoy te hablaremos de aquellas personas que adoptaron la inseguridad como una actitud. La “inseguridad en un o mismo”.

Esa inseguridad que algunos llaman “emocional”, una sensación de temor, nerviosismo y hasta malestar. La inseguridad es capaz de llevarte a un estado de autodevaluación de tus capacidades y actitudes.

Inseguridad emocional

En algunas personas la inseguridad se convierte en una actitud crónica

Como afecta en tu círculo social

Existen muchas maneras de ver un círculo social, pueden ser amistades o incluso tu familia. Todos tienen distintas actitudes, formas de pensar y gustos, pero se complementan para llevarse bien. El problema es cuando una persona siente inseguridad y lo transmite a este círculo social. Ahí empiezan a verse ciertas situaciones como soledad, contagio y malas actitudes. Si hay alguien en nuestro círculo social con estas actitudes, probablemente ya has visto esto:

  • Soledad

Las personas inseguras tienden frecuentemente a no querer hacer ciertas cosas. Cuando se trata de un grupo y existe una persona insegura, simplemente se aleja de los planes y conversaciones. Eso empieza a generar soledad en las personas inseguras, ya que no todos toleran este tipo de actitud.

Cuando te quieras dar cuenta, las personas no te tendrán en cuenta ni siquiera para hacer cosas banales. Es una actitud que a algunos se les contagia y a algunos les atemoriza. Te podrías quedar solo… si tú eres la persona insegura del grupo.

Recordemos que las personas que sufren de inseguridad le tienen temor a muchas cosas y no tienen auto confianza. Tratan de evitar a toda costa hacer algo con otras personas y eso no es una actitud para nada sociable. Por lo general, las personas inseguras tienden a quedarse con un círculo social muy pequeño.

  • Contagio de actitud

Cuando las actitudes de inseguridad en una persona dentro de un círculo social son muy fuertes, se pueden contagiar. Este es el problema más grande de una persona insegura dentro de un círculo social, ya que sin intención de hacerlo, puede contagiarlo y lo hace y se crea una mala influencia.

Es como una mala energía a la que empieza a afectar no a uno, sino a varias personas. El círculo social funciona con actitudes, emociones y la energía de cada una de las personas. Si contagias a la primera persona, probablemente el grupo va a empezar a llenarse de inseguridad.

Es lo mismo que ocurre cuando hay una persona muy optimista dentro de un grupo. Todos se contagian, hacen cosas optimistas y el grupo empieza a funcionar de otra manera (Si lo aplicas a una persona insegura suena como la peor idea que jamás se te haya ocurrido 😉

  • Malas relaciones

No estamos hablando específicamente de las relaciones amorosas, sino de las relaciones con otras personas. Cuando eres muy inseguro, esa misma inseguridad te lleva a conocer y sentirte atraído por personas igual de inseguras o más que tú y te empiezas a relacionarte mucho más con ellos por un principio de atracción de las actitudes.

¿Qué significa todo esto? Que tu inseguridad va a crecer más de lo normal. No solo eres inseguro, sino que te empiezas a relacionar con personas que pueden tener más inseguridad que la tu mismo. Esto genera un círculo social totalmente inseguro y salir de ese “sitio”, es más difícil de lo que piensas.

Un círculo social negativo y con actitudes inseguras, te genera más inseguridad de la que tienes. No aporta nada bueno para tu vida ni para tu progreso como persona. Y cuando te encuentras dentro de este círculo social hasta puedes llegar a sentir inseguridad con la familia.

Pudiste leer con detenimiento? Ser inseguro o conocer a alguien inseguro puede ser negativo para el círculo social pero no por eso vamos a dejar de socializar con ciertas personas. Debemos tener presente que si no quieren progresar, no nos va a aportar nada bueno a nosotros ni a las personas presentes en nuestro círculo social. Si tú eres esa persona, deberías buscar ayuda o la manera de mejorar esta actitud mediante un proceso terapéutico .

 

 

El Trampolin Coaching y Comunicación

Avenida de Nazaret 13A
28009-Madrid
Telf contacto: 910757492

 

 

 

 

 

,

Resiliencia. 4 Características de las personas resilientes

Resiliencia, distingue esta cualidad de algunas personas

La parte psicológica de una persona lo es todo: Como se comporta, como habla con las demás personas, como enfrenta al trabajo e incluso como se divierte… Algunos quedan marcados por las cosas del pasado, pero la resiliencia puede ser muy practica para superarlas y hacerse más fuertes. Implica una gran capacidad para superar experiencias del pasado.

¿Qué es la resiliencia?

Etimológicamente, la resiliencia es el término utilizado para las personas que han sufrido situaciones traumáticas y las han superado.

La resiliencia no es una cualidad innata, existen cualidades que se transmiten entre las generaciones de una familia. Esta cualidad se puede incluso aprender con tratamientos psicológicos adecuados. Ya que el término fue aplicado a las ciencias sociales y el comportamiento humano, como mencionamos anteriormente.

Se basa en como afrontamos situaciones del pasado sin afectarnos en el presente. Es una especie de flexibilidad para que las situaciones “traumáticas” no se reflejen en nuestro comportamiento. Existen personas que nacen con esta cualidad de que “no les afecte nada”. Sin embargo, muchos se pasan la vida aprendiéndola.

No existe edad para la resiliencia

La resiliencia se puede reconocer incluso en niños de hasta 5 años, ya que muchos nacen con esta cualidad. Es decir puede verse en todas las edades del hombre desde niños a ancianos, sin restricción y de forma natural. Pero dentro es recomendable que se enseñe a los niños desde la edad más temprana.

Hablamos de aplicarlo, ya que la resiliencia puede ser enseñada con prácticas psicológicas. Si se empieza a aplicar en los niños en época de desarrollo puede ayudar a afrontar las situaciones cotidianas. Que no te de miedo que tu hijo aprenda sobre la resiliencia ya que le va a servir para su futuro.

Los padres que enseñan la resilencia a niños menores a 10 años, tienen más probabilidades de que se superen a sí mismos en etapas de socialización con otros niños. Por eso la resilencia es tan importante en los niños, recuerda que no hay edad para aplicarla.

Hábitos de personas con resiliencia

A las personas resilientes se las diferencia del resto de las personas gracias a ciertas características y hábitos. Los estudios psicológicos provienen de los años 60, incluso el termino ha sufrido algunos cambios. Anteriormente la resiliencia se conocía como una cualidad innata, que solo algunos podían estar beneficiados de ella:

  • Son muy flexibles:

    No solo para aceptar las situaciones del pasado, sino para las situaciones actuales. No se dejan llevar por una opinión, en realidad analizan todas las posibilidades antes de actuar. Incluso son capaces de cambiar su opinión, aceptan que se equivocaron y son muy confiables.

  • Sin límite de creatividad:

    El 90% de las personas resilentes tienen esta característica envidiada por muchos. Esta característica de la creatividad sobrepasa el promedio de personas “creativas”, incluso se piensa que mucho de los visionarios en el mundo de la innovación, son personas resilentes gracias a su creatividad.

  • Siempre positivos:

    Las personas resilentes siempre se encuentran en un estado positivo y optimista. También tienen un círculo muy optimista, su círculo social es muy parecido  como son ellos para evitar descontentos. Piensan que al rodearse de personas optimistas y positivas, pueden lograr un mejor progreso y mantener la misma actitud.

  • No son controladores:

    Las situaciones a veces se salen de control, pero las personas resilentes no intentan controlarlas a la fuerza, en realidad son más flexibles ante las situaciones. Una persona resiliente sabe que se puede tener el control de alguna situación, pero no de todas.

Después de ver 4 de los hábitos más frecuentes de las personas con esta cualidad es fácil distinguir la diferencia entre una persona común y una persona con esta cualidad. Si quieres aprender más sobre los hábitos de las personas resilientes te invitamos a que sigas leyendo este post.

La resiliencia se puede trabajar

Todos podemos convertirnos en personas resilientes con un poco de esfuerzo

¿Cómo se puede aprender?

Es cierto que es una cualidad que puede aprenderse, pero no todo el mundo tiene la capacidad de aprenderla. Sin embargo, para eso están los psicólogos y los terapeutas, para adaptar los tratamientos a cada tipo de persona. Para aprender acerca de la resiliencia, el primer paso es visitar a uno de ellos.

No porque tengamos un problema o porque estemos “locos”, sino para adaptarnos a procesos específicos. La resilencia incluso se puede aprender por cuenta propia, siempre y cuando se tenga la voluntad. Aunque si hace falta motivación y hay baja autoestima  probablemente será un poco más difícil y necesitemos un poco más de ayuda.

Aprender acerca de la resiliencia, es aprender de las situaciones, errores y aciertos de nuestro pasado. A través de la terapia gestalt podemos convertirnos en verdaderos resilientes. Siempre habrá un pequeño recuerdo que nos hace característicos, como somos realmente, pero se trata de superarlo. Las personas resilientes no tienen problema al superarse a sí mismas, hay que poner muy buena voluntad en ello.

Quieres saber más sobre la resiliencia?

logotipo El Trampolin Coaching y Comunicación

 
Avenida de Nazaret 13A
28009-Madrid
Teléfono: 910757492

Cómo integrar al equipo para tener una organización más productiva

Cómo integrar al equipo para tener organizaciones más productivas

Como afecta la motivación del equipo a la marcha de la organización?

El mundo empresarial requiere cada vez más de equipos cohesionados que avancen en una misma dirección. Las exigencias de las organizaciones son el fruto de una evolución histórica que tiene como punto de partida la revolución industrial. Crecen de manera exponencial con la revolución digital.

Desde aquel momento, mucho hemos recorrido hasta el día de hoy, pero los objetivos de las empresas siguen siendo muy similares.

Ante esta situación y el avance del enfoque humanista, se hace indispensable el desarrollo de estrategias que armonicen estos dos aspectos.  Después de todo…

Las organizaciones marchan al ritmo al que lo hace su personal y los equipos que la conforman.

Un equipo tiene rasgos distintivos que lo hace único. Hay historias  que lo determinan, modos operativos, rasgos lingüísticos, creencias y modos de ver el mundo. Una vez que nos detenemos y adentramos sobre estos rasgos,  tenemos un bosquejo básico de lo que es su cultura organizacional.

Ahora bien, ¿por qué es importante conocer este concepto? Porque nos servirá para conocer la personalidad de la organización. Las características de las personas y los equipos que deberían integrarla. Es frente a este planteamiento que aparece la primera cuestión, ¿es este equipo coherente con una cultura organizacional determinada?

Una primera idea sobre la cultura del equipo

A veces confundimos lo profundo con lo complejo. Un primer acercamiento a la cultura de una organización, pasa simplemente por sondear a la parte más antigua del equipo, porque son ellos quienes conocen los relatos fundadores, las creencias más arraigadas, los casos de éxito y también los de fracaso.

Teniendo esta información podemos hacernos una idea básica de los comportamientos generales de la organización y de un equipo determinado. Los absolutismos son poco eficaces para ampliar posibilidades, así que aclaramos que los datos recabados en esta parte del proceso no siempre aplican al resto de las personas. A veces, ni siquiera se corresponden con la cultura mencionada. Son solo un primer acercamiento donde pueden comenzar a aparecer contradicciones, y con ellas, las consecuentes desmotivaciones que no permiten tener equipos alineados con un objetivo en común.

Integración de equipo es igual de productividad

La cohesión del equipo se traduce en una mayor productividad.

¿Cómo mantener motivado a un equipo?

Una vez que tenemos trazas del marco en el que cohabita un equipo, es fundamental entender su naturaleza humana. Y es que en ocasiones pensamos en personas que desempeñan una labor y olvidamos que su vida es amplia en otros aspectos, pareja, hijos, familia, economía, etc.

La motivación de un equipo no es algo que se pueda trabajar sobre terreno inestable. Es necesario reconocer cuáles son las situaciones que le inquietan. Aquí vamos siempre de lo particular a lo general, de la base a la punta. Por eso es necesario saber lo que le pasa a las personas, y para ello, lo ideal es indagar a través  de encuestas (muchas de ellas anónimas) que sirvan para conocer la visión y el enfoque de cada integrante.

Por supuesto, una encuesta como mero formalismo pierde su sentido. Las acciones consecuentes deberían ser proactivas y brindar retroalimentación al equipo. 

Personas más felices y atendidas, son personas que producen mejores resultados.

Es importante hacer un inciso sobre el apartado de los resultados. Esta variable no depende exclusivamente de la atención a las necesidades de satisfacción de las personas, sino que también a sus capacidades y habilidades para desempeñar su rol.  Un equipo bien capacitado, podrá desempeñar mejor sus labores. Para motivar a los equipos conviene realizar actividades de team building periódicamente.

Otro aspecto a destacar es el planteamiento de “objetivos ecológicos”, esto es, aquellos que beneficien a las personas  del equipo y a la organización.

Cada objetivo debe estar enmarcado dentro de condiciones de satisfacción y garantía claras. Con un plazo consensuado y establecido, de preferencia, en conjunto.  Cuando la opinión de alguien es tomada en cuenta, su cerebro genera hormonas de la gratificación. Es un hecho antropológico: “nos gusta pertenecer  a un clan”, a un equipo. Entonces, mayor sentido de pertenencia equivale a mayor motivación.

Cuando se fijan metas con fechas límite, se genera un compromiso mucho más fuerte, lo cual hace que el equipo priorice sus actividades y se predisponga a la consecución de los objetivos. Además, se deben incluir estándares que permitan reconocer cuando el equipo alcance lo que planeó. ¿Cómo saber cuándo un edificio está terminado si antes no hemos aclarado cómo debe lucir cuando esté listo? ¿Qué pasaría si alguien o el equipo completo no logran su cometido con las condiciones planteadas? Todo ello debe ser descrito antes de cualquier proyecto.

La comunicación efectiva

El tema de describir los puntos clave nos da pie a otro aspecto relevante para tener equipos motivados: es la comunicación efectiva.

Aunque este sea un apartado muy extenso para incluirlo en este artículo, es necesario recalcar la importancia de usar modelos comunicativos flexibles, donde no se imponga solo el mandato de un líder.

En resumen, todo lo que ya mencionamos confluye en uno de los roles principales dentro de una organización, el líder. No navega un barco sin su capitán. Tampoco lo hace un equipo ni la organización sin un líder que se preocupe por el éxito y el bienestar de su gente. Este rol es de vital importancia y debe estar a cargo de una persona capacitada.

Beneficios de tener equipos cohexionados

En un equipo bien integrado los beneficios son múltiples. Los errores terminan convirtiéndose en retroalimentación que redunda en el desarrollo de sus integrantes.

Cada opinión cuenta y termina aportando soluciones a las diversas situaciones que se presenten en una organización. Las ideas se consiguen con menos embudos y circulan más libremente generando nuevas visiones. El respeto por la visión del mundo de cada integrante termina por convertirse en la norma.

En materia de resultados,  es notoria la mejoría que se da en la utilización de recursos y materiales físicos de la organización y en materia de productividad.  Una vez más, nos referimos al sentido de pertenencia para señalar cómo disminuyen casos de robo y degradación de la infraestructura por parte del personal  . Cada empresa se encargará de hacer el balance inicial para tener estándares con los cuales comparar sus propios beneficios.

Un equipo integrado, en cualquiera de las líneas de la organización, funcionará como una argamasa resistente. Será capaz de afrontar y solventar los retos constantes que aparezcan.

 

logotipo El Trampolin Coaching y Comunicación

 
Avenida de Nazaret 13A
28009-Madrid
Telf contacto: 910757492