El análisis DAFO en el Coaching

Análisis DAFO

El análisis DAFO en el Coaching

Actualmente existen técnicas o entrenamientos para mejorar el rendimiento y las habilidades de las personas. Este grupo de técnicas es conocido como coaching. Con este proceso, la persona crea un aprendizaje interno, de autoconocimiento que aunado a la aplicación del análisis DAFO puede ayudarle a lograr resultados satisfactorios en el ámbito personal, en el trabajo o cualquier otra faceta que quiera mejorar.

Entonces, el coaching es un conjunto de acciones coordinadas que trabajan para mejorar el desenvolvimiento de una individuo, logrando conseguir sus logros y metas en el ámbito personal y laboral.

Al referirnos al ambiente laboral podemos encontrar herramientas más específicas para llevar a cabo el correcto funcionamiento de una empresa o de un proyecto desarrollado por una organización. Estamos hablando del análisis DAFO O FODA, pero este lo veremos con detalle más adelante.

 

Primero vamos a conocer más cuáles son los Objetivos del Coaching:

  • Autoconocimiento: estas herramientas buscan que aprendas a conocer tus debilidades y fortalezas, para que trabajes en base a ellas. Al conocer que debes mejorar y en lo que puedes apoyarte te llevará a la superación personal y a definir qué pasos debes seguir para cumplir con tus metas.
  • Cubrir vacíos existentes: con ayuda del coaching la persona logra ampliar su campo de visión para cubrir la incertidumbre que pueda existir entre lo que es y lo que quiere ser en un futuro. Ayuda a los individuos a tomar en cuenta más oportunidades que los lleven al mismo objetivo.
  • Mejorar la comunicación: al conocerte a ti mismo y tener confianza en tus decisiones, podrás mantener una comunicación adecuada con aquellos que formaran parte de tu plan de acción. Es necesario que aprendamos a comunicar de manera clara cuáles son los pasos a seguir o cuáles son los resultados que esperamos de algún proyecto para que todos trabajen en armonía.
  • Aumento de conciencia: estas herramientas te hacen perder el miedo de desenvolverte en nuevos ambientes de trabajo que te permitan contar con mejores opciones. Además te da el impulso que necesitas para decidir lo que es mejor para ti ya que tu nivel cognitivo, físico y emocional se encuentran totalmente desarrollados.
  • Definir qué es lo quieren: para las empresas el coaching es una herramienta de mucha ayuda para lograr que sus empleados y clientes definan sus objetivos y establezcan un plan de acción para lograrlos. Muchas veces el fracaso de los proyectos se deben a que no todos los integrantes conocen con claridad cuáles son los pasos para llevarlo a cabo y cuál debe ser su aporte a este.

Ahora que conocemos qué es el coaching y cómo funciona, hablaremos de las herramientas para llevarlo a cabo. Nos centraremos específicamente en el análisis del DAFO.

¿Qué es el análisis del DAFO?

El DAFO es una herramienta de coaching que puede ser aplicada en una situación personal, en un producto, empresa o proyecto, como motivo de estudiar la situación de este en un determinado tiempo. Esta herramienta suele utilizarse como un bosquejo que ayuda a plantear posibles acciones efectivas para llevar a cabo la actividad. Sin embargo, como mencionamos anteriormente, puede ser empleada en cualquier punto de desarrollo del proyecto. La estrategia DAFO está conformada por dos partes que permiten analizar todos los factores que pueden influir en el desenvolvimiento de las actividades.

  • El primer paso es realizar un Análisis interno, donde se estudiarán las fortalezas y debilidades de la empresa y de los individuos que la conforman. Las fortalezas son las capacidades con las que cuenta la empresa o una persona y que le permitirán sobresalir del resto del mercado. Se deben resaltas las cualidades que poseen los miembros del equipo y qué actividades desarrollan positivamente. Conocer las fortalezas permitirá la correcta distribución de tareas logrando que cada persona cumpla efectivamente con su parte del trabajo.

Las debilidades son factores que pueden posicionar a la empresa o individuo de forma desfavorable frente a la competencia, como los recursos que no poseen, las habilidades o capacidades que no se desarrollan eficazmente. Además, conociendo las debilidades podremos trabajar sobre ellas, así no sólo se alcanzarán los objetivos, sino que también cada uno de los individuos logre mejorar sus puntos débiles.

Otros elementos que se deben tomar en cuenta al momento de realizar el análisis interno de la empresa o individuo son: producción, marketing, finanzas y personal con el que cuenta la empresa.

  • Luego, se lleva a cabo el Análisis externo, donde se toman en cuenta las amenazas y oportunidades que desde el mundo exterior pueden tener un efecto sobre el proyecto que se está desarrollando. Las oportunidades son factores que resultan positivos o explotables para la empresa y que permiten obtener ventajas competitivas. Al tener en cuenta las oportunidades que nos brinda el mercado exterior estaremos alertas para no dejarlas pasar.

Por otro lado, las amenazas son aquellas situaciones que pueden atentar con la estabilidad de la empresa, incluso pueden llegar a atentar contra la permanencia de la misma. El DAFO nos permite estar preparados para superar las amenazas que se presenten.

También se deben tomar en cuenta los siguientes factores: mercado, sector, competencia y el entorno económico, político, legal, social y tecnológico que rodea a la empresa.

Es importante que las estrategias que desarrollemos nos ayuden a resaltas las fortalezas, corregir las debilidades, afrontar o controlas las amenazas y beneficiarnos de las oportunidades.

También, se aconseja realizar estos análisis de forma sucesiva y periódica, comparándolos con el anterior para conocer si se están cumpliendo eficazmente con los objetivos que se plantearon. Debemos tomar en cuenta que los factores externos se encuentran siempre en constante cambio y muchas veces debemos hacer modificaciones mínimas a nuestro plan de acción para que siga siendo eficaz.

Pasos para llevar a cabo el análisis del DAFO:

  • Evalúa las estrategias a seguir: es indispensable que se definan claramente qué estrategias se utilizará para aprovechar los elementos que fueron identificados durante el análisis. Una vez introducidos y organizados los datos en los 4 elementos que componen el DAFO, se puede establecer un plan de acción para realizar los proyectos en donde estos se relacionen. Las Estrategias que pueden surgir a partir de los factores del DAFO son:
  • Estrategias Ofensivas: surgen de combinar las Fortalezas con las Oportunidades como forma de crecimiento. Su objetivo es relacionar los puntos fuertes con los que cuenta la empresa, tanto los internos como los externos, para mejorar y optimizar el funcionamiento de esta.
  • Estrategias Defensivas: se obtienen relacionando las Fortalezas con las Amenazas, su objetivo es aprender a reaccionar ante los problemas que se presenten. Se toman los puntos fuertes internos para contrarrestar las amenazas del exterior que puedan afectar el correcto desenvolvimiento de los proyectos en la empresa.
  • Estrategias Adaptativas: es la combinación de las Debilidades con las Oportunidades, cuyo fin es reorientar las estrategias para desarrollar los proyectos. Se trabaja sobre las Debilidades para mejorarlas y poder aprovechar las Oportunidades que se le presenten a la empresa.
  • Estrategias de Supervivencia: surgen de la relación entre las Debilidades y las Amenazas, con el objetivo de combinar los puntos débiles internos y externos para definir cuál es la situación de la empresa en comparación con la competencia en el mercado y así crear planes de acción para revertir los daños y posicionarse más arriba en el mercado.

 

Para entender mejor las estrategias que podemos realizar en base al análisis DAFO, veamos el siguiente ejemplo:

 

Tenemos una empresa que domina el mercado de las ventas con un producto determinado (fortaleza), y sube la demanda de este (oportunidad), la empresa debe emplear Estrategias Ofensivas para lograr un aumento significativo en las ventas de dicho producto. Por otro lado, imaginemos que la demanda de este producto baja (amenaza), entonces la empresa debe aplicar Estrategias Defensivas, creando nuevos productos para seguir participando en el mercado.

Ahora imaginemos otro escenario, la empresa vende un producto que en lugar de generar ganancias, se traduce como una pérdida para esta (debilidad), la empresa debe poner en práctica las Estrategias Adaptativas con las cuales se detecten las deficiencias del producto y se cree un plan de acción para mejorarlas. Y si debido a esta pérdida los clientes de dicha empresa se han ido con la competencia (amenaza), esta deberá generar Estrategias de Supervivencia que le permitan recuperar a los clientes y que reposicione a la empresa en el mercado.

 

Es necesario que se les asigne un orden de prioridad a estas estrategias, de esta forma, en función al valor que se le asigne a cada una, tendrán mayor o menor importancia y se llevarán a cabo en este orden.

 

  • Diseña un plan de acción para desarrollar las estrategias planteadas: es importante que se lleve un desarrollo sistemático de las acciones o actividades que se llevarán a cabo en cada estrategia. Se deben definir claramente los objetivos, las actividades, quienes serán los responsables de llevarlas a cabo y el tiempo en el que se deben realizar, incluyendo siempre los 4 elementos evaluados anteriormente.
  • Revisar que la empresa cuente con los recursos: se debe asegurar que la empresa cuente con los recursos económicos, tecnológicos y con el personal capacitado para ejecutar las estrategias.
  • Ejecutar el plan de acción y realizar un seguimiento periódico del plan de trabajo: luego de contar con las estrategias necesarias, claramente definidas, y que todo los individuos que participaran en el desarrollo del proyecto estén al tanto de cuál es su función dentro del proyecto, es momento de poner el plan de acción en marcha. Es muy importante que el coach mantenga un seguimiento de cerca de todas las actividades que se realicen. Este debe realizar chequeos cada cierto tiempo para asegurarse que los 4 elementos estudiados en un principio, no hayan cambiado, y que el plan de acción que se está desarrollando siga siendo efectivo para lograr los objetivos propuestos.
Análisis DAFO

Análisis DAFO

 

Importancia del análisis DAFO en el coaching

La importancia de trabajar en base a un análisis DAFO radica en que este nos da la oportunidad de analizar y buscar, de manera eficaz y proactiva, las opciones o variables que forman parte del negocio con el fin de tener más conocimientos y manejo del mismo al momento de realizar la toma de decisiones o de definir un plan de acción.

Como Coach (entrenador) permite que este tenga completo conocimiento del ambiente donde se encuentra para lograr identificar con qué recursos cuenta, en qué puntos debe esforzarse más, qué puede afectar el desarrollo de sus planes y cuáles serán sus oportunidades en el camino.

Al Coachee (persona en entrenamiento) le da la oportunidad de aclarar dudas sobre los proyectos, posicionarse en las actividades donde puede sobresalir y triunfar y crecer de manera personal al mejorar las debilidades que presenta en el camino.

Entre los beneficios que adquirimos al utilizar la estrategia DAFO, encontramos:

  • Aumentar los ingresos.
  • Ahorrar tiempo y dinero.
  • Ganar experiencia en Marketing
  • Aumentar los conocimientos sobre su negocio.
  • Contar con un equipo capacitado que participe al momento de tomar decisiones.
  • Eficiencia en las decisiones de marketing.
  • Conocer por anticipado el monto exacto de la inversión.
  • Conocer los recursos con los que cuenta.
  • Utilizar las oportunidades que se presentan de forma adecuada.

 

Podemos concluir diciendo que el análisis de DAFO es una de las herramientas más útiles para lograr un coaching eficaz en una organización o persona, ya que nos permite cumplir con los objetivos que el coaching requiere. El DAFO realiza un análisis completo, interno y externo, de las herramientas con las que cuenta o no el individuo u organización que pueden ser mejoradas por los coaches, así como analizar aquellas que no dependen directamente del coachee, con el fin de trabajar sobre ellas y llevar a cabo proyectos de manera eficaz.

 

Permite también conocer a todos los individuos que forman parte del plan de acción, y ayudarlos a que estos se conozcan y se superen, destacando sus fortalezas y mejorando sus debilidades. Es una herramienta que bien aplicada enriquece tanto al Coach como al Coachee.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 1 =